Martes 25.06.2019 | 12:43 hs


10-04-2019 / Entrevista

De Venado Tuerto al corazón de barrio San Martín

Tras casi nueve años siguiendo de manera ininterrumpida las campañas de Atlético Paraná, Matías Serrano se tomará un descanso y dejará de seguir al Gato desde la cabina. El Pelado cautivó con sus relatos a los hincha del Decano y éstos lo adoptaron como un hijo pródigo del club.

Víctor Ludi

Nació y se crío en Venado Tuerto, una ciudad al sur de la provincia de Santa Fe. Desde chiquito lo apasionaba el deporte y, sobretodo, el relato. Su vida estuvo marcada por dos camisetas: la de San Lorenzo de Almagro, el equipo de sus amores, y la de Olimpia de su ciudad, conjunto al que acompañó estoicamente en sus consagraciones en la Liga Nacional de Básquetbol y la Liga Sudamericana, ambas en la temporada 1995-1996. Pero en su corazón había lugar para albergar otros dos colores que, años más tarde, el destino le cruzaría en su camino.

Después de terminar la escuela secundaria dejó su tierra para dirigirse a Buenos Aires con un claro objetivo: ser periodista deportivo. Ya transcurría el nuevo milenio cuando, en uno de los tantos institutos privados, cursó los dos primeros años, pero una materia le impidió acceder al tercer y último año de la carrera, por lo que decidió volverse a Venado Tuerto sin haber podido alcanzar su propósito.

Tras unos meses en sus pagos le surgió la posibilidad de irse a probar suerte a Europa y no la dejó pasar. Estuvo alrededor de dos años, tiempo que se repartió trabajando en Italia y España (donde lo alojó el ex NBA Walter Herrmann, coterráneo y amigo de su infancia, quien en ese entonces se desempeñaba en Unicaja Málaga).

Durante su estadía en el viejo continente conoció a una paranaense a través de Internet y entabló una relación de amistad. Por diversos motivos, regresó a Argentina y, tras un breve período, decidió visitar la capital entrerriana para conocerla personalmente.

Tiempo después se radicó en Paraná, se casó y en marzo del 2006 nació su primera hija, Abril. Por razones de la vida su relación no funcionó y al poco tiempo decidió ponerle fin a la misma, pero se quedó en la ciudad para estar cerca de su hija.

Trabajó en una reconocida farmacia local y se enteró que en Paraná existía un instituto de periodismo deportivo, por lo que le interesó finalizar el ciclo que había comenzado tiempo atrás. Retomó la carrera en segundo año, en 2008 se recibió de Técnico Superior en Periodismo Deportivo y, de inmediato, buscó que lo reconocieran por eso que soñó cuando era un niño: ser relator.

Narró partidos de vóley, básquet y, especialmente, fútbol, algunas veces para la televisión y, en su gran mayoría, para distintas emisoras de radio hasta que en 2010 encontró su lugar en el mundo del relato: Atlético Paraná. Su debut transmitiendo al Decano fue en un partido contra Defensores de Pronunciamiento, como visitante, por los playoffs del Torneo del Interior. Fue reemplazando al colega Juan José Noguera, quien habitualmente transmitía el certamen. En ese campeonato el Gato logró el ascenso al antiguo Argentino B y, luego, Juanjo Noguera no pudo continuar siguiendo la campaña del elenco Rojiblanco, por lo que al venadense Matías Serrano se le abrió una puerta de la que sería su segunda casa.

“Mi primer partido relatando a este club fue Depro 0-Paraná 1. No me lo olvido más porque generó cerca de 18 jugadas de gol y pudo convertir solo uno gracias a Juan Manuel Lazaneo. Era el equipo de Daniel Veronesse”, le contó a Mirador Entre Ríos el Pelado, quien comenzó a seguir de manera regular la campaña del equipo en la temporada 2010-2011 y formó una dupla inseparable con Darío Albertini en los comentarios.

Con carisma y pasión en sus relatos generó una identificación inmediata con simpatizantes y dirigentes de la entidad de barrio San Martín, que rápidamente lo adoptaron como un hijo pródigo. Ante la consulta del porqué se ganó tan rápido el cariño, reconoció que “fue raro lo que pasó, porque yo era un desconocido que llegué al club desde otra ciudad. Mi relación con los hinchas, que en su mayoría eran oyentes, creció tan rápido que me hicieron una bandera con mi cara y una frase mía, lo cual no es común que ocurra con un relator. Creo que fue porque prácticamente hemos arriesgado la vida siguiendo al equipo, ya que la pasamos mal en un montón de canchas en las que nos tocó ir de visitante, sobre todo en las semifinales del Federal A, cuando fuimos a Andalgalá, Catamarca, donde realmente tuve mucho miedo porque nos trataron muy mal. Mi relato puede gustar o no, pero me deja tranquilo saber que dejé la piel en cada transmisión y eso el hincha me lo valora”.

“Muchas veces fuimos el único medio que transmitió los partidos y la única manera que tenía el hincha de conectarse con el equipo era a través de nosotros –prosiguió-. El punto de quiebre creo que fue un miércoles por la noche, cuando Paraná le ganó 2 a 0 a Guaraní Antonio Franco en Posadas con goles de Leo Acosta y Osvaldo Ramírez. Aquella vez fueron tantos los mensajes que recibí que me di cuenta que se estaba generando algo muy lindo, que se fue acrecentando partido a partido. Como relator me ponía muy feliz y yo también me fui encariñando con los hinchas, que siempre me trataron de la mejor manera”.

En medio del vértigo que genera el mundo del fútbol, en 2011 Matías conoció a su actual pareja, Verena, quien cumplió un rol fundamental acompañándolo durante todos estos años en los que recorrió miles y miles de kilómetros de ruta. Al respecto, sostuvo que seguir la campaña de un equipo por todo el país es “una cosa de locos. En una vida ideal para una persona soltera, sin demasiadas obligaciones o compromisos familiares porque te permite conocer muchos lugares hermosos y otros no tanto; pero cuando uno tiene una familia se complica porque es una actividad que te demanda mucho tiempo, además del riesgo que implica salir a la ruta. Por suerte, Vere siempre me entendió y acompañó y, junto con mis viejos, Marta y Ángel, y mis hermanos, Gonzalo y Rocío, se convirtió en uno de mis pilares”.

La gloria desde la cabina

Tantas horas invertidas en transmisiones tuvo su recompensa. El destino dictaminó que Matías Serrano sea el encargado de transmitirle al Pueblo Decano los momentos más importantes de su historia futbolística: los ascensos al Torneo Federal A -en junio del 2014- y a la Primera B Nacional -en diciembre de ese mismo año-, cuando inmortalizó su latiguillo “imaginalo, sentilo, gózalo” que repetía eufórico cada vez que Atlético Paraná marcaba un gol.

“Seguir al Club Atlético Paraná me permitió tocar el cielo con las manos desde el punto de vista laboral –acotó con una cuota de nostalgia-, porque pude acompañar los años de oro de una institución tan importante. Recuerdo que, al volver de Formosa luego del ascenso a la B Nacional, había una caravana de kilómetros y kilómetros de hinchas esperando al plantel. Cuando bajamos de la camioneta, la gente me abrazaba y me pedían fotos a mí, incluso más que a los jugadores que habían logrado algo histórico. Fue porque el día anterior se habían emocionado hasta las lágrimas escuchando mi relato”.

Tanto los goles en Formosa como el penal atajado por Damián Serrano contra Unión de Villa Krause que le dio el ascenso al Federal A fueron acompañados por los conmovedores relatos del Pelado, aquellos que quedaron en la historia grande del periodismo deportivo paranaense y que él mismo reconoció que “pocas veces los volví a escuchar. Quizá cuando se acerca un aniversario de aquellos logros y siento nostalgia. Lo que sí me ha pasado es estar en algún negocio y que una persona los tenga como ringstone en su celular. Son cosas que no tienen precio”.

El ocaso

Como reza un viejo dicho popular, nada es para siempre. Así lo fue para el Gato, que tras un lustro dorado que culminó con una estupenda campaña en la segunda división del fútbol argentino en 2015 (NdeR: finalizó séptimo con 58 puntos y, por momentos, jugando un fútbol de alto vuelo), empezó un declive futbolístico que provocó los descensos al Federal A en 2017, y el reciente al Torneo Regional Amateur en marzo del 2019. Esta última caída caló hasta lo más profundo en el corazón de cada persona ligada al Decano, entre ellas Serrano, quien se vio obligado a replantearse algunos puntos de su vida actual.

Es que, como a gran parte de los comunicadores deportivos, le resultó imposible subsistir de la profesión que ama, por lo que debió tomar otros caminos laborales y dejar el relato como un hobby que le permitía ganar algunos pesos, pero que a su vez le provocaba un desgaste físico y mental que se fue acrecentando en los últimos tiempos.

Además, la llegada de su segundo hijo, Lorenzo –nombre puesto en homenaje al Ciclón de Boedo-, en agosto del 2016, le empezó a demandar un mayor tiempo que la profesión le imposibilitaba, sobre todo los fines de semana.

Este cúmulo de razones, una vez consumado el reciente descenso, generaron que el Pela decida parar la pelota y dejar de relatar (al menos por un tiempo indeterminado) la campaña del Decano, generando un vacío difícil de suplir para la audiencia Rojiblanca.

“Me voy a tomar unos meses para descansar y pensar en qué me puede deparar el futuro. Quiero dedicarle más tiempo a mi familia, ya que durante años los sábados y domingos fueron días de cancha”, explicó su decisión y aclaró que “seguiré yendo a la cancha a acompañar al equipo y para que Lorenzo vaya adquiriendo ese sentido de pertenencia desde chico”.

Ante la consulta sobre si se imagina siguiendo la campaña de otro equipo, la respuesta fue contundente: “No. Tal vez alguna temporada de San Lorenzo (risas)”.

“El descenso se veía venir”

“Cuando la Juve empató y dio vuelta el resultado se me llenaron los ojos de lágrimas y, después del 3-1, apagué todo. No quería hablar con nadie porque estaba muy triste. Fue crónica de una muerte anunciada. El descenso se veía venir porque la cuestión no estaba bien. Lamentablemente se tomaron decisiones erróneas desde lo dirigencial y, obviamente, los jugadores no están exentos. Y a Hugo Fontana (DT) le llegó tarde su oportunidad como para revertir la situación. Sentí como una patada al corazón”. ” (En alusión al descenso de Paraná, tras darse la victoria de Juventud de Gualeguaychú ante Sportivo Las Parejas”


+ Noticias

Rosario: dos empresas se presentaron para mejorar las instalaciones de La Fluvial
En Rosario, se busca que haya un mayor tráfico de pasajeros a través del río Paraná. Es por eso que se conocieron las dos empresas interesadas en concesionar la zona de La Fluvial, en la costa central, para mejorar y ampliar el servicio en tierra. Esto posibilitaría la llegada de cruceros y otras embarcaciones a la Cuna de la Bandera. Dos compañías se presentaron al llamado.

Rosario: dos empresas se presentaron para mejorar las instalaciones de La Fluvial

Circunvalar Ferroviario: confirman el financiamiento de una empresa china
El Ministerio de Transporte de la Nación ratificó la ejecución del proyecto. La obra demandará una inversión de U$D 100 millones y será financiada entre esa cartera nacional y la empresa china CMEC. El plazo estimado de ejecución de los trabajos es de dos años y medio: comenzarían en diciembre.

Circunvalar Ferroviario: confirman el financiamiento de una empresa china


En Portada / Entre Ríos

Hay otra actitud hacia nuestro entorno natural
Con más de 500 estudiantes secundarios, instituciones, ong’s y colegios de profesionales, se realizó la jornada conmemorativa por el Día del Ambiente, organizada por el gobierno provincial, que incluyó charlas sobre educación ambiental y agroecología y distintos stands.

Hay otra actitud hacia nuestro entorno natural

“Tengo el sueño de ser campeón mundial”
Tras una extensa carrera como púgil amateur, en la que representó a Argentina en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, el concordiense Leandro Blanc debutará como profesional. Si bien no tiene una fecha confirmada, su estreno sería el sábado 3 de agosto, en el estadio de la FAB.

“Tengo el sueño de ser campeón mundial”

Sin descanso a la vista, hay nueva partida en marcha
El propio gobernador Gustavo Bordet está experimentando los alcances de la sentencia aquella según la cual los triunfos no dan sino responsabilidades: no terminó de celebrar el buen resultado del 9 de junio que ya arrancó la campaña nacional.

Sin descanso a la vista, hay nueva partida en marcha

Chernobyl: “la ciudad fantasma”, desde adentro
Jano Colcerniani, actual fotógrafo oficial del Gobierno de Entre Ríos, estaba en Europa aquel 26 de abril de 1986 cuando explotó un reactor. En el último año visitó en dos oportunidades uno de los lugares más radioactivos del mundo. En diálogo con Mirador Entre Ríos contó sus experiencias y compartió parte de su trabajo en la zona de exclusión.

Chernobyl: “la ciudad fantasma”, desde adentro

En Portada / Santa Fe