Domingo 25.08.2019 | 13:09 hs


17-04-2019 / Personajes

El dueño de la camiseta

Boca Juniors ha tenido en su historia variados diseños de su remera deportiva. El paranaense Horacio Werner se encargó de conseguir casi todas las casacas. Desde la primera en 1905, a la utilizada en Madrid por la final de Copa Libertadores 2018. Posee 115 casacas entre réplicas y originales.

Ezequiel Re

Se necesita un amplio lugar para poder colgar todas las camisetas de Boca Juniors utilizadas en Primera División. Desde torneos locales, Copas Internacionales o amistosos.

Y también se necesita un local de importantes dimensiones para exponer la colección personal del paranaense Horacio Werner, quien totaliza 115 casacas del Xeneize de todos los tiempos. Esta búsqueda frenética de la remera del equipo va de la mano con el corazón del hincha que nació en la infancia y que ahora comparte con su familia, todos socios de Boca.

Son 115 remeras entre réplicas y originales. Werner las tenía guardadas en valijas hasta que un día las expuso en una cena de la Peña de María Grande. Ahora le piden que siga presentándolas en otros encuentros. Es que detrás de cada camiseta está la historia de Boca.

La primera remera de bastones negros y blancos (1905), la primera que tuvo el nombre de los jugadores inscripta (1978), la del primer sponsor (Vinos Maravilla, década del 80), con la que le ganó la Copa Intercontinental al Real Madrid (2000), la famosa de color rosa que fue eje de algunas burlas, pero en realidad fue una campaña de concientización. Obvio que también guarda, más allá que el recuerdo no sea el mejor, la que usó en la final de la Libertadores ante River (2018).

El inicio

Por cuestiones de seguridad y por no contar aún con un espacio físico Horacio tiene guardadas en valijas su valiosa colección. Pero la semana anterior accedió a mostrarla en exclusiva para un canal de tv local y Mirador Entre Ríos. En un amplio quincho se montó la colección que además de las 115 camisetas, mostró pelotas y camisetas firmadas por glorias de Boca y un cuadro con las réplicas de los 67 torneos ganados. Algunos invitados especiales y la música con temática Xeneize amenizaron el encuentro, donde la historia, se puso la camiseta.

Los inicios

Horacio Werner cuenta cómo empezó la colección: “Es una sensación especial, muy particular poder verlas y compartirlas con amigos. Si bien no hace mucho que las estoy exponiendo me llena de orgullo y satisfacción. Especialmente para los chicos que no conocen y es una forma de poder reflejar cómo ha ido mutando la camiseta a través de los años, de las telas, los colores, las publicidades que son las que sostienen el profesionalismo. Cuando era chico mis padres viajaban a Buenos Aires y de regalo me traían algo de Boca, un par de medias, una camiseta de tela pique, y eso me marcó. Fui creciendo y por cuestiones laborales me tocó ir a Buenos Aires y allá se vive el fútbol de otra manera, más apasionada, más marketing. Y se me fue pegando. Un día me regalaron un par de camisetas, que nunca usaba porque eran muy lindas. Y así fue que empecé a guardarlas, comprando otras y coleccionándolas sin saber para qué”.

Hasta 2018 dormían en unas amplias valijas, hasta que llegó el momento de salir: “El año pasado me invitaron desde la Peña de Boca Juniors en María Grande y no sabían qué poner para la fiesta, para adornar el salón. Y les dije que tenía un par de camisetas, así que las llevé a un salón de fiestas donde expusimos sobre un sector de 15 metros de largo. Lo lindo que todos los años vamos agregando algo. En esa oportunidad eran 115”.

Todo sirve

Werner no tuvo una sola fórmula para ir armando su colección. Algunas de regalo, otras las adquirió en eventos del club, también acude a Mercado Libre o las casas de venta de indumentaria Xeneize. Así puede decir con orgullo que tiene desde la primera camiseta (1908) y la última (2019). La historia resumida en esas casacas de distintos diseños, estilos y colores.

“Son todas réplicas y reediciones en caso de las más antiguas y en caso de las nuevas son adquiridas y son oficiales. Faltan algunas pero están casi todas”, concluye.

Luego agrega que “soy vintage, me gustan más las retro, las de tela de pique con la que nació Boca por ejemplo. Una tía de un jugador (Manuela) las cocía a mano y según se dice no eran todas iguales por el tema de la tela. Las nuevas son atractivas por el tipo de tela”.

Entre las que admira se encuentra la que usó Boca ante el Real Madrid en la histórica final Intercontinental de 2000. Pero todas tienen su recuerdo. Por ejemplo una con la banda (símil al clásico rival River) que usó en un amistoso en 2005 y que en realidad fue una reedición de la que usó Boca en 1908”.

Es la única muestra casi itinerante del interior del país. Según menciona “por internet me contacto con algunos coleccionistas pero son más comerciales lo mío es de apasionado, nunca vendí ninguna remera aunque me ofrecieron comprarlas. Por ahora siguen en las valijas y siendo itinerantes. En algún momento tal vez logre exhibirlas en un lugar fijo, no me lo he planteado, pero por la cantidad y la gente que pide que las muestre, tendré que pensarlo”.

Familia xeneize

Horacio está casado Marita y del matrimonio llegaron cuatro hijos: María Emilia, Oto, Augusto y Eric. “Me acompañan en todo esto. A veces se dejan cosas de lado para adquirir un trapo porque no deja de ser un trapo, pero para mí tiene gran significado y valor. Todos somos socios y vamos a ver a Boca cada vez que podemos, tratamos de no faltar. Se hace difícil por lo económico y las responsabilidades”, confesó.

Frases
*“Cuando uno compra una camiseta, también va aprendiendo. La de la Copa Intercontinental de 1978 fue la primera camiseta donde un equipo puso el nombre de los jugadores en la espalda”.
*“La remera rosa fue famosa por dos cosas, primero porque no le gustó a nadie y segundo porque era una camiseta para mujer decían los jugadores, había mucha resistencia. En realidad Boca accedió porque había una campaña en contra del cáncer de mama, la usó en un partido oficial y dos amistosos. Luego la retiró, pero paradójicamente es la camiseta que mas vendió Boca, fueron más de 50.000”.
*“Vinos Maravilla fue el primer sponsor de Boca. En la década del 80 las arcas del club estaban muy mal y futbolísticamente no ganaba nada. Entonces recurrieron a la publicidad para poder mantenerse. El primer sponsor fue Vinos Maravilla y luego semillas Dekalb”.
*“Coca Cola la única vez que puso publicidad en la camiseta de Boca fue en un amistoso que disputó Diego Maradona en 1992”.

El equipo de todos los tiempos

Horacio Werner se animó a armar un tentativo de Boca de todos los tiempos: “Técnico Bianchi. No podrían faltar Gatti, Ibarra, Mouzo (único jugador que vistió solamente la camiseta de Boca), Ribolzi y Tarantini o Arruabarrena; Serna o Rattin, Maradona, Riquelme; Palermo, Guillermo Barros Schelotto y Rojitas. Soy contemporáneo de Riquelme, a Maradona lo vi en su epílogo, pero lo que hacía Diego muy pocas veces lo vi”.


+ Noticias

Casilda: arranca el servicio de ómnibus a la Capital Federal
El martes 20, en la estación de ómnibus Posta La Candelaria”, se reunieron autoridades locales, directivos de la empresa El Pulqui, y público en general para la presentación del micro que desde este jueves 22 unirá diariamente nuestra ciudad y la ciudad de Buenos Aires.

Casilda: arranca el servicio de ómnibus a la Capital Federal


En Portada / Entre Ríos

Un gigante dormido a medio completar
En anfiteatro Héctor Santángelo es un hito arquitectónico en el Parque Urquiza, punto de encuentro para deportistas (que aprovechan a pleno las escaleras) y grupos de amigos que se reúnen para matear o charlar. La impresión es que es atractivo hasta para recorrerlo, aunque lamentablemente la agenda de propuestas culturales luce –desde hace largo tiempo- vacía de propuestas.

Un gigante dormido a medio completar

El lápiz clandestino de Juan
El escritor paranaense Juan Henares, radicado en Colonia Avellaneda, presenta dos relatos con tintes deportivos de su obra Lápiz Clandestino, su primer libro de cuentos: Cuestión de Prioridades y La orden.

El lápiz clandestino de Juan

Gaspar Benavento, poeta y maestro
En “Benavento”, Mario Daniel Villagra presenta una compilación que permite un recorrido panorámico por la obra y la vida del destacado poeta entrerriano. El trabajo es resultado de una investigación que el autor –nacido en Villaguay y radicado en París– publicó a través del sello Azogue libros.

Gaspar Benavento, poeta y maestro

En Portada / Santa Fe