Domingo 25.08.2019 | 12:56 hs


20-04-2019 / Entrevista a dora barrancos

Las mujeres, las ciencias y los espacios por ganar

La historiadora feminista, socióloga e investigadora principal del Conicet, Dora Barrancos, disertó sobre la equidad de género en el mundo de la producción y el trabajo. En el encuentro, que tuvo lugar en el Salón Blanco de Casa de Gobierno de Santa Fe, Barrancos dejó a su paso una larga lista de frases y reflexiones, suficientes para generar nuevos debates y próximas conferencias, también de este lado del río.


Mirador Entre Ríos
redaccion-er@miradorprovincial.com

Rotunda en sus definiciones, clara en la exposición y amena en el discurso, Barrancos confió en que “haya un cambio en la conducción del rumbo del país”, con lo que cosechó nuevos aplausos, e insistió en que “hay retrocesos en derechos y reasignación de programas que han sido catastróficos”, a la vez que asimiló este momento a la situación en los ‘90”

–¿Cuántos escalones tiene el Conicet?

–Son los siguientes: Asistente, Adjunto, Independiente, Principal y Superior. Esos son los cinco escalones.

–En la conferencia usted dijo que hay un alto porcentaje de mujeres en los tres primeros

–En el Conicet hay mayoría de mujeres y habrá que ver cuántas ingresan ahora, y la mayor parte se hospeda en Asistentes, Adjuntos e Independientes. El salto es muy severo para darlo hacia Principal y Superior.

–¿Qué es lo que impide que ese salto se produzca?

–Primero hay problemas en la evaluación. Las evaluaciones están muy sesgadas de manera inconciente. No digo que haya actos concientes segregativos; por eso digo que hay segregaciones implícitas. Una mujer que ha tenido hijos y ha tenido que desempeñarse en tal o cual indispensable tarea doméstica, obviamente puede tener alguna imposibilidad de tener el número de papers que tiene un varón. El número de papers es un problema grave en la evaluación. Obviamente hay algunas comisiones y miembros de comisiones que suelen sortear esta apreciación. Los varones no tienen el mismo compromiso doméstico y reproductivo, más allá de los cambios que se están produciendo. Es una manifestación flagrante donde lo que debe observarse es la racionalidad. Porque es altamente irracional que un proceso evaluativo no tenga en cuenta las circunstancias típicas del género femenino. Hay algunas tendencias a corregir esta situación y es ahí donde el Conicet, como institución, puede estimular y crear las situaciones ambientales para estos cambios. Pero no puede entrar en la cabeza de cada evaluador y meterse a decir “esta evaluación no está fundada en razón”.

Razones

–¿Es optimista en este sentido?

–Sí, porque las científicas están cambiando y tienen una actitud diferente respecto de sí mismas de la que tenían diez años atrás. Hace 5 ó 6 años a una mujer de 55 años y más que se destacaba o hacía tareas científicas, cuando se le preguntaba si había sido discriminada, lo negaba rotundamente. No se daba cuenta. Fijate el orden de la cristalización de los valores patriarcales. Porque si manifiesta que fue discriminada, parece que hay una avería en la objetividad de la ciencia. Entonces, las mujeres prefieren mantener en clausura ese presupuesto, en el sentido de que la ciencia pierde objetividad si reconocen esa “avería”. Hoy han cambiado mucho las cosas, sobre todo las más jóvenes están claramente comprometidas en una perspectiva diferente.

–Y va a tener que ser así porque el Índice de Participación de las Mujeres en áreas de ciencia y técnica, por lo que nos contaban hace pocos días...

–...sigue subiendo.

–Sí, pero es bajo respecto de otras áreas…

– El desempeño en Stem (término que define al campo de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) hay una gap (brecha de género) grande. Pero podríamos decir que las áreas de conocimiento que están con mayores problemas son Matemática y Física. En las otras áreas hubo cambios notables: Biología es una disciplina que se ha llenado de mujeres en cualquiera de las ramas del saber. Las médicas tenían mejor acogida en la vida universitaria que las abogadas pero las químicas también: son egresadas históricas. Ingeniería en Alimentos tiene muchas mujeres. Ahora, Informática tiene pocas mujeres, pero ahí hay que volver a lo que dije y es que cuando una disciplina científica se envilece desde el punto de vista de la retribución se llena de mujeres. Y cuando una disciplina puede tener mayor capacidad y se puede ofrecer mayor retribución, se llena de varones. Y en Informática ocurre eso.

–¿Ahí es donde considera que tiene que intervenir el Estado; por ejemplo en la inserción de ingenieras en el mercado de trabajo?

–Ahí el Estado tiene mucho que hacer. En Europa se han dado incentivos fiscales. Entonces, puede haber un reconocimiento fiscal que a las empresas les interesa mucho. Pensemos lo siguiente: disminuye la carga impositiva a una empresa que toma más ingenieras y ahí hay un incentivo claro.

Revival

Reconocida escritora, docente, historiadora y socióloga feminista argentina, Dora Barrancos es especialista en perspectiva de género. Es investigadora principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y coordina la Cátedra Abierta de Género y Sexualidades de la Universidad Nacional de Quilmes.

Es autora de “Inclusión/exclusión. Historia con mujeres”, “Las mujeres y sus luchas en la historia Argentina”, y “Mujeres, entre la casa y la plaza”, entre otros títulos.

–En la conferencia comparó al momento actual con los ‘90, ¿piensa que volvimos a esa década?

–Si, creo que estamos exactamente igual que en los ’90.

–¿En qué?

–En todo, y lo más grave es que tenemos un deterioro institucional que no teníamos en los ’90. Hay una circunstancia gravísima que está llegando a niveles más altos del poder. Me refiero, sobre todo, a la tentativa de manipulación - tentativa y más- en relación nada menos que con el sistema de Justicia; y eso es gravísimo. En los ’90 hubo servilletas y demás, pero no se encontró una abdicación tan enorme en la separación de los tres poderes.

–¿En el ámbito científico cuál es la situación?

– En el ámbito científico estamos en un proceso gravísimo. Tenemos un presupuesto en el Conicet equivalente al de 2016/2017. Con eso lo digo todo. Este año hubo unos recursos para la sostenibilidad de reuniones científicas, pero el directorio había determinado en febrero que no había recursos para eso. Luego apareció un cierto refuerzo. Pero estamos con una situación gravísima de sostenibilidad de nuestras unidades ejecutoras de doble dependencia en general. Con un déficit grave de recursos para funcionamiento.


+ Noticias

Casilda: arranca el servicio de ómnibus a la Capital Federal
El martes 20, en la estación de ómnibus Posta La Candelaria”, se reunieron autoridades locales, directivos de la empresa El Pulqui, y público en general para la presentación del micro que desde este jueves 22 unirá diariamente nuestra ciudad y la ciudad de Buenos Aires.

Casilda: arranca el servicio de ómnibus a la Capital Federal


En Portada / Entre Ríos

Un gigante dormido a medio completar
En anfiteatro Héctor Santángelo es un hito arquitectónico en el Parque Urquiza, punto de encuentro para deportistas (que aprovechan a pleno las escaleras) y grupos de amigos que se reúnen para matear o charlar. La impresión es que es atractivo hasta para recorrerlo, aunque lamentablemente la agenda de propuestas culturales luce –desde hace largo tiempo- vacía de propuestas.

Un gigante dormido a medio completar

El lápiz clandestino de Juan
El escritor paranaense Juan Henares, radicado en Colonia Avellaneda, presenta dos relatos con tintes deportivos de su obra Lápiz Clandestino, su primer libro de cuentos: Cuestión de Prioridades y La orden.

El lápiz clandestino de Juan

Gaspar Benavento, poeta y maestro
En “Benavento”, Mario Daniel Villagra presenta una compilación que permite un recorrido panorámico por la obra y la vida del destacado poeta entrerriano. El trabajo es resultado de una investigación que el autor –nacido en Villaguay y radicado en París– publicó a través del sello Azogue libros.

Gaspar Benavento, poeta y maestro

En Portada / Santa Fe