Lunes 15.07.2019 | 22:58 hs


02-07-2019 / Medioambiente

Concepción del Uruguay: buscan impulsar la separación de residuos y reciclaje

El proyecto surge como respuesta a la necesidad de realizar un tratamiento de basura y la inquietud por la generación de energías alternativas. A pulmón y por el cuidado del planeta, uruguayenses llevan adelante “Recicla Cdelu”.

Eugenia Delorenzi
redaccion-er@miradorprovincial.com

La problemática de los residuos en lo general y en lo particular en Concepción del Uruguay siempre ha estado acompañado de la desinformación o la falta de interés en la importancia del tratamiento correcto de los residuos, desde que se generan dentro del domicilio hasta que llegan al basural.

En el caso de La Histórica, que cuenta con una planta de residuos sólidos urbanos, la problemática persiste a la hora de pensar en la separación de residuos, ya que algunos vecinos decidían ocuparse de lo propio en sus domicilios, pero a la hora de ser retirados, al no existir la recolección diferenciada, los esfuerzos resultaban en vano.

Ahora, desde principios de 2019, el técnico agrónomo uruguayense Juan Martín Braslavsky llevó su inquietud por la generación de energías alternativas con el reciclaje a un proyecto que responde a la necesidad de quienes se suman, cada vez más, día a día a la separación de los residuos para reciclaje.

Con una planta de compactación ubicada en calle Uncal 282 de Concepción del Uruguay, el uruguayense se ofrece a los vecinos para que acerquen sus residuos reciclables; ó, a través de un número telefónico de Whatsapp, da la posibilidad que se le dé la dirección del domicilio y él pasa por el lugar a retirar los materiales, para concluir con el proceso de reciclaje.

Un paso para la transformación

Sin dudas que esta iniciativa propone un cambio, desde una mirada ambiental y de la responsabilidad ciudadana para con los residuos que genera, los vecinos y recolectores de basura.

En una entrevista con Mirador Entre Ríos, el uruguayense Juan Martín Braslavsky, que lleva adelante el proyecto, habló sobre el trabajo que desarrollan.

—¿Cómo fue tu acercamiento a este tema?

—Empecé con el reciclaje porque que me interesaban las energías alternativas e hice algunas visitas al basural local para ver si podía realizar una planta de biogás con un proyecto de biogás con RSU orgánico y la mezcla de algunos desechos industriales. Después de cuatro o cinco visitas, vi que eso no era viable. Intenté, pero la verdad no con toda la intensidad porque no contaba con el financiamiento necesario para eso.

Justo en los mismos días me llamó una chica con la que teníamos conocidos en común, para ver si yo no le alquilaba un galpón para hacer el reciclaje de plásticos porque a ella le interesaba el reciclaje de PEP yo le conté que me interesaba hacer este tipo de trabajos con el basural y a partir de allí empezamos las tratativas e hicimos una sociedad. Alquilamos un galpón en el mes de octubre de 2018, ahí en el barrio San Isidro, pensando exclusivamente trabajar con PEP.

—¿Con qué compromiso te encontraste?

—Con el tiempo vi que no había el volumen necesario de material, que la gente no se comprometía ni se conseguía cantidad y no se podía traer del basural porque no se hace separación de residuos en la ciudad, empezamos a hacer todos los materiales.

La campaña

Respecto de cómo llegó a ser “Recicla Cdelu” un hecho, el uruguayense contestó: “Luego de eso nos dieron la concesión de lo reciclado en Caseros, Entre Ríos y prácticamente nos trasladamos allá. Después de estar unos dos o tres meses trabajando allá nos dimos cuenta que no eran compatibles nuestras formas de trabajo y disolvimos esa sociedad y me volví a Concepción del Uruguay a trabajar con ‘Recicla Cdelu', que ya en realidad se llamaba ‘Recicla Cdelu y Caseros' y comencé el trabajo en el nuevo galpón y con una nueva metodología que es a través de redes sociales y Whatsapp, que realizo el retiro de materiales reciclables en domicilios y empresas. Me van avisando y después gente que se acerca a la planta a traernos cosas”.

—¿Hay buena recepción de la propuesta?

—Noto buena recepción de la gente. Hay mucha gente que separa sus residuos, o mucha que los separaba y dejó de hacerlo porque el Estado no le brindaba la posibilidad de hacerlo. Porque ellos se tomaban el trabajo de separar los residuos y luego veían como los camiones de basura se llevan todo junto y eso comenzó a desilusionar un poco, y bueno, daban por finalizada la separación. Es como que vine a traer la solución a esa gente que practica la separación de residuos. Y se comprometen y se comprometen bastante.

—¿Cómo funciona la planta?

—Trabajo con tres personas más que están en el depósito haciendo separación, clasificación y compactación y se envían esos productos a la fábrica. Tenemos un sector de recepción donde ponemos todo lo que va viniendo. Ahí empezamos a clasificar y lo de la máquina que te decía es porque necesitaríamos una cinta donde ir poniéndolos y separando, pero bueno por ahora lo hacemos en una mesa que tenemos, en bolsones o tachos y después se va poniendo en sectores. En cada sector va cada tipo de material.

Nosotros hacíamos una compactación manual con una estructura metálica a la que le poníamos peso y la atábamos. Ahora pasamos a una prensa hidráulica en la que en este momento estamos usando para el cartón que es el material que más lugar nos ocupa en la planta y nos va generando espacio nuevamente.

—¿Cómo percibís la problemática de los residuos en la ciudad?

—Creo que es una problemática muy grave y el Estado se está ocupando pero no en buscar una solución que disminuya el volumen que aproveche ese residuo, sino en solamente buscar otro basural y seguir con la misma técnica o metodología que tienen hasta ahora que no es muy eficiente porque no se hacen todos los trabajos que se deberían hacer y bien gestionado podría disminuirse en volumen la cantidad de residuos final, de forma considerable. Y también podría alargar la vida útil de este basural y no hacer uno nuevo en el cual va a haber una problemática nueva con los vecinos, con la contaminación con las distancias; porque ya hoy las distancias que hay de los vecinos al basural es muchísima. Los camiones son chicos y por más compactadores que sean deben hacer muchos viajes para llevar el material y el material voluminoso que sería lo reciclable se podría reciclar en otro lugar y hacer como transferencias o compactar o llevar la recolección diferenciada después que los vecinos hagan la separación domiciliaria.

—¿Reciben ayuda del municipio?

—No recibo ninguna ayuda del Estado. Voy a ver si puedo gestionar alguna ayuda para conseguir una máquina que estamos necesitando. Ahora es todo a pulmón y con el financiamiento de un depósito muy grande de Paraná, que nos permitieron traer una compactadora y estamos trabajando todos los materiales.

Como estamos en un período de prueba viendo si esto es viable o factible, estoy gestionando todo lo que es inscripciones y demás que no tenía hasta ahora porque yo estaba inscripto como productor agropecuario y me di de baja a fines del año pasado y por una cuestión de tiempos, aparentemente cuando te das de baja del registro tenés que esperar seis meses para inscribirte en AFIP nuevamente. Eso sucede cuando te das de baja, no cuando cambiás de actividad, claro. Y esto hace que, al no tener aún ninguna personería jurídica que se me habilitaría en el mes de julio, no puedo iniciar los trámites en el municipio, pero eso está en carpeta. Por ahora somos como una asociación, una ONG, pero sin personería. Tampoco nos han presentado problemas desde el municipio, por el contrario, materiales que por ejemplo el municipio lleva y por cuestiones de traslado se rompen o lastiman como el vidrio, ellos nos han recomendado para trabajar esas zonas en las que querían el retiro de ese material.

—¿Cómo sumarse?

—Las personas que deseen sumarse a la iniciativa que busca proteger el medioambiente, evitar la contaminación y posibilita la producción de energías alternativas, pueden separar sus residuos y aquellos plásticos, cartones, latas papeles, entre otros reciclables, acumularlos en bolsas y comunicarse por llamadas o Whatsapp con Juan Martín Braslavsky, al 3442602403, para que él los retire. O bien, pueden acercarse a Uncal 282, de 8 a 12 y de 15 a 19, a acercar los materiales.

Reciclar en casa

Reciclar es transformar los materiales que fueron desechados a través de procesos que permiten elaborar nuevos productos, entonces, si los residuos domésticos son separados y clasificados, pueden convertirse en recursos en lugar de basura.

La implementación de esta práctica es importante porque la generación de basura trae consigo graves problemas ambientales, ya que aunque sea recogida de las casas, sólo pasa a otro lugar. Algunas de las complicaciones son la contaminación del agua, del suelo y del aire, lo que a su vez genera un encadenamiento de consecuencias que afectan a la salud y el bienestar del planeta, la fauna, la flora y los humanos.

Aunque hay varios espacios donde se ocupan de separar y reciclar los materiales que acerca la gente, un paso muy eficiente para comenzar con esta práctica es hacerlo desde cada hogar.
Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) se componen mayormente de restos orgánicos, lo que se consideran que es alrededor del 50 por ciento de los desechos. El otro 50 por ciento es la fracción inorgánica, la que incluye diversos restos que pueden convertirse en materia prima de otros procesos y reutilizarse o reciclarse, dando una nueva oportunidad al material, evitando la extracción de recursos naturales y contribuyendo de esta manera al cuidado del ambiente y al empleo de quienes trabajan en las distintas etapas de la cadena del reciclado.

—¿Cuánto se podría reducir la bolsa de RSU?

—De acuerdo a los datos arrojados por la Dirección de Medioambiente, a través de esta práctica de separación en origen se podrían reducir hasta en un 80% aproximadamente los residuos sólidos urbanos.

Resulta interesante conocer que con la fracción orgánica además es posible realizar compostaje domiciliario, por lo que se pueden hacer composteras de distintos tipos según las necesidades de cada hogar, ya sea sobre el suelo en un pedacito de patio, en cajones de madera o de plástico que tengan ingreso de aire o armando una estructura con maderas y alambre tejido. En todos los casos es fundamental que tengan aire, que se mantenga la humedad, se recomienda que reciba sombra, que se agregue parte de la fracción verde (césped, hojas verdes, cáscaras de frutas y verduras) y parte de la marrón (hojas secas, virutas, aserrín, papel y cartón triturado, cáscaras de frutos secos, cáscaras de huevo).

Por su parte, con la fracción inorgánica es posible acercar algunos materiales a los sitios de separación de materiales, siempre considerando que cada material posee un circuito diferente de acondicionamiento y posterior venta, por lo que es necesario entregarlos separados, limpios y secos.

—¿Cómo organizarse en casa con tanto?

—En el hogar, se debe adaptar el sitio de disposición de RSU según la estrategia de separación que se utilice. Lo más recurrente es contar con dos tachos para destinar uno a los orgánicos y basura en general, y otro a los recuperables. En las casas que se haga compost y se lleven los materiales inorgánicos a algún sitio de separación, se debería contar al menos con dos o tres recipientes.

Para seguir los pasos tener tres tarros: uno para los residuos inorgánicos recuperables, los que el día que se entregan al sitio de separación se deben separar entre sí por tipo de material; el otro para los residuos orgánicos compostables (hojas secas, pasto cortado y otros restos vegetales del jardín, aserrín, ceniza, cáscaras o frutas y verduras, plumas, cáscaras de huevos, semillas y carozos, polvo que se junta al barrer, café, yerba y saquitos de té, entre otros). Para ello se puede contar con un tarro pequeño y al final del día vaciarlo en la compostera.

Mientras que en el tercero pueden colocarse los residuos que no se recuperen y tengan como destino la recolección domiciliaria que dispondrá estos RSU en el relleno sanitario.

Clasificación y tratamiento

Una de las reglas básicas para empezar es separar los residuos orgánicos de los reciclables. Entonces, el primer paso es entender qué es basura y qué es reutilizable para poder clasificarlos. Así, por un lado estarán el plástico, papel, cartón, vidrio, metal, ropa y telas, que pueden ser recuperados; y por otro, los orgánicos que son restos de comida, plantas, también el plástico, papel y cartón con restos de comida, vidrios y trapos y telas sucios. En este grupo suelen encontrarse los restos húmedos o mojados.

Una vez clasificados, los residuos reciclables necesitan un procedimiento especial, ya que antes de tirarlos es importante lavarlos y dejarlos secar. Aunque al principio puede resultar trabajoso, cuando la metodología es incorporada a la rutina se termina convirtiendo en un hábito simple.

Por ejemplo, al terminar de usar algún envase o frasco, directamente lavarlo y dejarlo limpio. Se puede usar para otra función en la casa o directamente colocarlo en el recipiente de materiales reutilizables para luego llevarlo a algún Punto Limpio, a la Cooperativa de Recuperadores Urbanos, al Taller Protegido o el Ciane.


+ Noticias

El culo del mundo
Llegar a Erice, a 750 metros de altura, en Sicilia, por un camino en zigzag desde el llano de la isla, tiene lo suyo. Uno se pregunta, en estos sitios, con 40°C de temperatura qué hace aquí.

El culo del mundo

La nafta y el gasoil más caro de Santa Fe está en Venado Tuerto
El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) volvió a poner sobre la mesa los “números de la crisis”. Y en el rubro “combustibles”, la ciudad de Venado Tuerto se posiciona otra vez como el lugar de la provincia donde la el litro de nafta y gasoil es el más caro.

La nafta y el gasoil más caro de Santa Fe está en Venado Tuerto

VGG: avances en el ensanchamiento de calle Córdoba
El intendente de Villa Gobernador Gálvez, Alberto Ricci, supervisó las obras de ensanchamiento de calle Córdoba en el tramo comprendido desde avenida Juan D. Perón hasta el bajo nivel de calle Nogués.

VGG: avances en el ensanchamiento de calle Córdoba


En Portada / Entre Ríos

Paranaenses tuvieron viento a favor en el Mundial de F18
Los navegantes Agustín Krevisky y Octavio Dorbessan tuvieron una destacada actuación en el certamen disputado en España. Entre más de 120 embarcaciones quedaron en el sexto y en el vigésimo quinto lugar, respectivamente. La cita ecuménica contó con medallistas olímpicos y participantes de 23 países.

Paranaenses tuvieron viento a favor en el Mundial de F18

Solidarios, los clubes abren sus puertas
En el Club Paraná, un grupo de 10 amigos voluntarios se encargan de recibirlos. Los alojan desde las 19.30 a 7.30 de la mañana. Se pueden duchar, y les brindan ropa limpia, cena y desayuno. Necesitan donaciones de alimentos y artículos de higiene personal.

Solidarios, los clubes abren sus puertas

Que La Laguna se convierta en un río de esperanza
“Apelamos a la colaboración de la comunidad y las autoridades para que estos chicos puedan terminar el día con una sonrisa luego de jugar al fútbol y con la panza un poco llena y calentita como se lo merecen”. Una frase contundente y que refleja una dura realidad que por suerte muchos quieren cambiar.

Que La Laguna se convierta en un río de esperanza

En Portada / Santa Fe