Martes 16.07.2019 | 00:06 hs


05-07-2019 / En Islas del Ibicuy

En el aula flotante se capacitan más de 20 alumnos sobre energías renovables

La embarcación taller es la primera del país y comenzó sus clases a fines del año pasado. Los estudiantes que no pueden llegar por tierra son buscados en lancha para que puedan estudiar. Las capacitaciones tratan sobre sistemas eléctricos que funcionan con el sol y el viento. En esta zona isleña la mayoría utiliza grupos electrógenos que son muy caros, por eso el objetivo será tener autonomía energética, a través de los recursos naturales.

Tomás Rico
redaccion-er@miradorprovincial.com

El acceso a la educación técnica era una complicación en la zona de Islas del Ibicuy. Empero, desde que se puso en funcionamiento la primera aula flotante de Argentina, los pobladores tienen un sendero más llano y sin obstáculos para acceder a talleres formativos y que servirán para fortalecer la calidad de vida de toda la comunidad ribereña.

“El año pasado sólo tuvimos un mes de clases, pero desde este abril ya estamos dando los cursos de sistemas eléctricos en energía renovable (solar y eólica) y una capacitación de instalador del sistema fotovoltaico —que empezó días atrás—”, comentó Máximo Goeminne, coordinador designado para el Aula Taller Móvil Flotante, en una entrevista con Mirador Entre Ríos, sobre los cursos que se dictan a bordo de la embarcación que fue asignada a la escuela Nº 96 Conscripto Georgi del departamento Islas del Ibicuy y que duran seis meses.

“Tenemos 15 alumnos en el curso de energías renovables y 9 hacen la capacitación de instaladores. Son todos del Departamento Islas del Ibicuy, la mayoría es de la misma cabecera departamental y el resto llega en lancha desde otras localidades”, informó el coordinador. El aula-taller flotante posee una lancha auxiliar para poder buscar a los alumnos y docentes que no puedan llegar por tierra, ya que la movilidad para los 8 mil habitantes que viven en zonas ribereñas (15 mil es el total de habitantes del departamento, según el censo del 2010), es uno de los desafíos que deben enfrentar a diario.

Los estudiantes tienen más de 18 años y hasta hay uno que tiene 65. “Al ser formación profesional, no es necesario tener el secundario terminado porque el curso no entrega matrícula”, aclaró el coordinador. Lo que sí reciben, una vez aprobados, son certificados que tendrán, además de la validez provincial, alcance nacional contemplados por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

“Para los alumnos es una oportunidad inmejorable porque para hacer un curso de estas características, tienen que viajar hasta Zárate—Campana (Buenos Aires) y sale $5.000 mensuales. En cambio a estos cursos los tienen de forma gratuita, en su localidad y con reconocimiento nacional”, sostuvo Goeminne.

Beneficios para toda una comunidad

Islas del Ibicuy es el departamento de Entre Ríos al que más abrazan los distintos afluentes que atraviesan la provincia. Por sus localidades circulan ríos de gran caudal como el Uruguay; el Paraná Guazú; el Paranacito; y el Ibicuy. Además de los diferentes arroyos que bañan sus costas. En este contexto, muchas veces los pobladores quedan aislados en cuanto a los diferentes servicios, sobre todo del suministro eléctrico, por lo que deben rebuscársela para generar la energía con recursos como el sol o el viento, por ello estos cursos realzan su valor social. “La instalación de los paneles para la energía solar es nueva en la zona y para los alumnos este tema les viene muy bien. El profesor que viene a dar los cursos tiene una empresa de instalación y él decía que su mercado se puede expandir para estos lugares porque ahora va a tener personal local capacitado”, valoró Goeminne.

Sobre la escasez de los suministros, el isleño señaló: “Hay lugares que no tenés agua potable y tampoco tenés acceso al tendido eléctrico, por eso sí o sí hay que usar grupos electrógenos y el costo de mantenimiento es altísimo porque gasta 8 litros de combustible cada tres horas. Por eso gracias a la instalación de los sistemas que están aprendiendo los alumnos vamos a poder tener autonomía las 24 horas y a un costo mucho menor”.

Cómo sigue

Los cursos tienen un total de 250 horas cátedras, 100 de ellas son de cursos teóricos y 150 de prácticas profesionales —es decir que aplican lo aprendido—. Sobre la continuidad de estos talleres, Goeminne detalló que “al ser cursos semestrales está pensado abrir una nueva inscripción para una nueva cohorte de energías renovables; una inscripción para dos cohortes de mecánica de motores naúticos; y una para dos cohortes más de informática”.

Estos nuevos cursos están pensados para comenzar luego de las vacaciones de julio, “siempre dependiendo de las autorizaciones del Estado, a través del Consejo General de Educación, que tiene que firmar los contratos de obra con los profesores”, aseveró el coordinador.

Más detalles

Esta embarcación —amarrada en el camping Islas Malvinas de Ibicuy—, es una especie de balsa y se construyó en el marco de la Red Nacional Aulas Talleres Móviles, que ya cuenta con 128 unidades distribuidas en todo el país, pero a diferencia de las demás, es la única acuática.

La escuela de estas características surgió a partir del trabajo realizado en la Mesa Federal de Educación Técnica Profesional y el INET, y los referentes provinciales de formación profesional que impulsaron en ese momento la posibilidad de contar con Aulas talleres Móviles con el fin de llegar a lugares donde no existen Centros de Formación Profesional y no llega la oferta de educación técnica.

Cómo está equipada

El aula-taller flotante se compone de dos ambientes principales destinados a las actividades pedagógicas, otro destinado al personal docente y un núcleo sanitario compuesto por baño y cocina. Además, cuenta de una segunda embarcación con asientos para quince personas para su traslado, una sala de taller donde se localizarán las herramientas, zona de dirección y camarotes para descanso de los docentes.


+ Noticias

El flamenco andino atraviesa el país para pasar el invierno en Santa Fe
El próximo sábado, la localidad de Melincué (cabecera del departamento General López) será sede de una jornada especial de avistaje de aves. Los protagonistas de la actividad serán los flamencos andinos, aves rosadas que año tras año decoran el espejo de agua y sus márgenes con peculiar belleza.

El flamenco andino atraviesa el país para pasar el invierno en Santa Fe


En Portada / Entre Ríos

Paranaenses tuvieron viento a favor en el Mundial de F18
Los navegantes Agustín Krevisky y Octavio Dorbessan tuvieron una destacada actuación en el certamen disputado en España. Entre más de 120 embarcaciones quedaron en el sexto y en el vigésimo quinto lugar, respectivamente. La cita ecuménica contó con medallistas olímpicos y participantes de 23 países.

Paranaenses tuvieron viento a favor en el Mundial de F18

Solidarios, los clubes abren sus puertas
En el Club Paraná, un grupo de 10 amigos voluntarios se encargan de recibirlos. Los alojan desde las 19.30 a 7.30 de la mañana. Se pueden duchar, y les brindan ropa limpia, cena y desayuno. Necesitan donaciones de alimentos y artículos de higiene personal.

Solidarios, los clubes abren sus puertas

Que La Laguna se convierta en un río de esperanza
“Apelamos a la colaboración de la comunidad y las autoridades para que estos chicos puedan terminar el día con una sonrisa luego de jugar al fútbol y con la panza un poco llena y calentita como se lo merecen”. Una frase contundente y que refleja una dura realidad que por suerte muchos quieren cambiar.

Que La Laguna se convierta en un río de esperanza

En Portada / Santa Fe