Domingo 09.08.2020 | 03:09 hs


12-12-2019 / Hockey sobre césped

¿Practicar deporte dejó de ser un valor?

Dos proyectos de desarrollo deportivo están frenados por una polémica intervención de grupos de vecinos, que se impuso a normativas emanadas desde autoridades. Afectan a campos de juego de hockey sobre césped de los clubes Paraná Rowing y Paraná Hockey, apelando a falacias y amenazas, y contando con una sugestiva pasividad de los mismos funcionarios que los habían aprobado.

Luis Gómez

Los beneficios de la práctica deportiva son múltiples, avalados por la ciencia pero también por las sensaciones que experimentan quienes no se especializan en estudiarlo. Desde mejorar las condiciones física y mental, hasta colaborar con el desarrollo integral, en armonía con su entorno, son universalmente aceptados.

Aunque parece que es tan así, al menos para algunos sectores paranaenses opuestos a emprendimientos de hockey sobre césped.

Febrero de 2019: docentes sindicalizados y padres impiden que se ejecute un convenio por el cual un predio del Consejo General de Educación (CGE) será cedido en comodato al Paraná Rowing Club (PRC) para construir una cancha de hockey sobre césped sintético.

Octubre de 2019: vecinos del barrio José Gazzano se oponen a que el Paraná Hockey Club (PHC) ocupe una porción del parque ecológico de ese lugar para emplazar un campo de juego.
En esas fechas, dos casos similares disparan un ejercicio reflexivo, precisamente el protagonista ausente en estas historias.

¿Se trata solo de sectores minúsculos o representan el pensamiento de la mayoría?

A propósito: los más ¿avalan estas conductas de los menos, al no involucrarse?

Por otro lado, si ambos proyectos habían sido sometidos a revisión antes de aprobarse, ¿cómo es posible que una reacción espontánea y con argumentos falaces logró revertirlos?

En cuanto a las autoridades: ¿por qué no hubo pronunciamientos oficiales, cuando se amenaza a políticas de Estado que permanentemente se declaman? ¿Hay un trasfondo político-partidario en estas historias?

Una solución de la deserción

Hace cuatro años, el proyecto De la Escuela al Club a escala país tuvo su réplica en Paraná. Por el mismo, se propiciaba captar talentos en estudiantes, invitándolos a practicar en instituciones deportivas.

En la capital entrerriana, la Asociación Paranaense de Hockey sobre Césped (APH) solventó instructores y elementos de juego para enseñar esta disciplina a educandos de 14 escuelas en las cuatro canchas de césped sintético existentes.

El entusiasmo de los beneficiarios motivó que directivos de la Escuela Secundaria Nº 19 Raúl Záccaro propusieran, en 2016, construir una cancha de césped en un sector de su predio. Se pretendía aprovechar el vínculo entre esta comunidad y el PRC para reducir los índices de deserción y, a la vez, potenciar la especialización en Educación Física del establecimiento.
Así se gestó un proyecto por el cual la escuela mencionada y la Primaria Nº 206 Los Constituyentes (que comparten predio) disponían de un terreno ocioso y el club de un campo de césped sintético. Por el mismo, las entidades educativas utilizarían el lugar para practicar educación física en sus turnos y la institución deportiva para hockey sobre césped fuera del horario lectivo.

La comunidad educativa (docentes, padres y alumnos) avaló la propuesta, que fue presentada exitosamente en la Dirección Departamental de Escuelas y en el CGE. Luego de la conformidad, la Escribanía Mayor de Gobierno estableció el comodato que comprometía al Paraná Rowing a realizar la inversión y a las escuelas a ceder el terreno por 30 años.

En la oportunidad, se dejó asentado que la superficie mantenía pertenencia perpetua al Estado, a lo que se sumaría lo edificado durante el periodo de convenio.

Vida en vez de desidia

Después de ocho años de peregrinaje por distintos lugares de la ciudad, la familia de Paraná Hockey encontró un lugar donde echar raíces. O al menos eso pensó, al presentar un proyecto presentado para construir una cancha de hockey sobre césped para el club y también poner en funcionamiento una escuelita municipal.

El lugar propuesto era una porción abandonada del parque ecológico José Gazzano y tuvo dictamen positivo, mediante decreto del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM), encaminándose a lograr una extensión en el Honorable Concejo Deliberante (HCD) al comodato aprobado de dos años.

Según el documento oficial, desde las Direcciones General de Escribanía y de Programas Especiales de la comuna se estimó que “el uso deportivo es compatible con el perfil del parque”, recibiendo la aprobación de la Dirección de Diseño Urbano Arquitectónico y de la comisión de Preservación y Defensa del Patrimonio Urbano.

Allí mismo se especificó que las especies arbóreas del predio estaban “excluidas” del plan, que debía reservarse lugar para canalización de excedentes pluviales y que cualquier obra civil pretendida debía tener la aprobación del municipio.

Así, el espacio lindante con la pista de la Asociación Paranaense de Bicicross (Apabi) volvería a estar aprovechable, tras varios años de desidia que lo convirtieron en un minibasural.

Pero…

Luego del cuadro de situación, vale referirse a los hechos de conflicto.

En el caso del predio educativo, la renovación del plantel docente coincidió con las tareas de preparación del terreno. Nuevos pensamientos convencieron a los lugareños de lo inconveniente de ejecutar el convenio.

Términos erróneos o dolosos (según la interpretación), como que el Paraná Rowing es un “club privado” y que el espacio quedaría para éste al finalizar el comodato fueron replicados por los voceros hasta en medios de comunicación. En tanto, los dirigentes deportivos que asistieron a una asamblea fueron interrumpidos y amenazados hasta que debieron retirarse.

Resultante: desde el Consejo General de Educación se dejó sin efecto el convenio. El lugar apenas sirve como playón de estacionamiento (cuando no llueve) y el resto del sector reiteradamente se puebla de malezas.

En cuanto a la superficie que integra el sector verde tratado líneas arriba, horas antes de que los dirigentes de deportivos presenten el pedido de extensión del comodato a 40 años, otra casi espontánea movida lo abortó. Voceros vecinalistas y ambientalistas apelaron al mismo método, cambiando entidades civiles sin fines de lucro por “clubes privados”, ahora para referirse a Paraná Hockey.

Pero eso no fue todo, también acusaron a sus integrantes de “apoderarse de espacios públicos” –obviando que la Comuna paranaense le incumplió un decreto de cesión de terreno en 2011– y de “afectar al medio ambiente” –cuando, durante su estancia en el ex Hipódromo Municipal, a quienes cuidaron ejemplarmente de especies gramíneas y arbóreas–.

Mientras se manifestaban ante las cámaras, a sus espaldas lo único que seguía atentando contra un ambiente sano eran los residuos arrojados por los mismos lugareños.

¿Habrá solución?

Así planteadas las cosas, la disputa entre vecinos y dirigentes deportivos por espacios no tendrá fin mientras las autoridades públicas se mantengan en actitud pasiva.

Es cierto que la coyuntura política favoreció esta inacción, aunque bien podría haberse evitado sin especular con finalización o comienzo de un mandato, según el sector desde donde se deba intervenir.

Por lo pronto, centenares de gurises y jóvenes practicantes del hockey sobre césped están privados de derechos inalienables, como la educación, la salud, la protección, la recreación y el esparcimiento.

El deporte, quiérase o no, recobra valor como política de estado para una mejor sociedad.


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Un festejo rimbombante para una editorial pequeña
La editorial Abrazo, sostenida por Maxi Sanguinetti y Fernanda Puglisi, cumple 10 años y lo celebra con encuentros virtuales semanales en el que toman contacto con escritores que componen su catálogo y los lectores que los han acompañado durante este tiempo.

Un festejo rimbombante para una editorial pequeña

Franqueando barreras
Los integrantes del Programa de Deportes para Personas con Discapacidad de Paraná realizan actividades físicas, a pesar de la imposibilidad de concurrir a su habitual sede por las medidas de aislamiento social. Los docentes suben videos explicativos a una red social y sus familiares los ayudan a realizar las tareas. Mientras, desde la institución, se les entregaron materiales.

Franqueando barreras

En Concordia, una ONG quiere un  hospital público para mascotas
El grupo de Concordia, que se formó hace años, comenzó con una campaña en las redes sociales. Buscan generar recursos para poder abrir un lugar en el que se atiendan las urgencias y necesidades de los animales de manera gratuita. Aunque otras instituciones lo intentaron y no prosperó, confían en que esta vez podrá materializarse.

En Concordia, una ONG quiere un hospital público para mascotas

En Portada / Santa Fe