Miércoles 26.02.2020 | 11:28 hs


31-01-2020 / Entrevista a Soledad Artigas, directora ejecutiva de Mujeres y Disidencias

Santa Fe: cada día, piden auxilio unas 15 mujeres víctimas de violencia de género

El número preocupa, pero la funcionaria asegura que cada vez hay más mujeres que se animan a denunciar maltratos. De qué forma rediseñó la política con perspectiva de género la nueva gestión municipal, el “nudo conflictivo” con los botones de alerta y un trabajo fuerte con el colectivo LGTBIQ. Cómo y dónde denunciar.


Luciano Andreychuk
redaccion@miradorprovincial.com


En la oficina hay dos pequeñas réplicas de obras de Benito Quinquela Martín y un mapa enorme con toda la ciudad, lleno de esos papelitos amarillos tipo “pegatina” que tienen anotaciones escritas con letra de médico. Sobre el escritorio, papeles administrativos y copias de ordenanzas señaladas con marcador flúor: “Vení, pasá... ‘Usurpemos’ por un rato este lugar”, bromea María Soledad Artigas, flamante directora ejecutiva de Mujeres y Disidencias. En su mochila hay atadito un pañuelo verde, la bandera más identificable del movimiento feminista. Hace un mate amargo y convida. Es el primer piso del Palacio Municipal.

Ex funcionaria provincial de la gestión socialista, siempre dentro de áreas como educación y desarrollos socioculturales, el intendente Emilio Jatón le encomendó la tarea de “rediseñar” las políticas públicas con perspectiva de género; la prevención, concientización sobre el tema, y la asistencia y contención permanente en la sede de la dirección (25 de Mayo 2.884) a las mujeres que llegan o llaman pidiendo auxilio, porque fueron maltratadas (ver Dónde pedir ayuda).

“Hace poco más de un mes que estamos, y hoy tenemos un promedio de 15 o 16 situaciones de violencia de género por día. Son mujeres víctimas de la violencia machista. El número preocupa pero, ¿sabés qué? Cada vez hay más mujeres que se animan a denunciar. Rompen el miedo”, dice Artigas en diálogo con Mirador Provincial.

El segundo punto es que la dirección —que reemplaza al Área de la Mujer y Diversidad Sexual de la gestión municipal anterior— agrega en su denominación el nombre “Disidencias”. Es decir, habrá un trabajo con el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, queer (LGTBIQ+), que será otro de los nortes a los que apuntará —“fuertemente”, asegura— al frente de su gestión.

Trabajo intenso en la oficina
— ¿Cree que con la creación del Área de la Mujer y Diversidad, de la gestión anterior, se dejó una base para trabajar en las problemáticas de género? ¿Cuáles serán sus metas trazadas al frente de la dirección ejecutiva?

— Hay una primera mirada que es cómo pensar políticas públicas con perspectiva de género. El intendente (Jatón) nos expresó su voluntad de que las políticas sobre este tema sean protagonistas durante su gestión, y vamos en esa línea. A la creación del Área de la Mujer (anterior), que tiene pocos años, nosotras sinceramente la vimos con muy buenos ojos. Las sucesivas gestiones le fueron dando cada vez más importancia. Y sobre esa base, entendemos que hay que respetar que el trabajo que se realizó hasta acá es muy bueno; es además producto de las luchas de las mujeres y del movimiento feminista.

La oficina trabaja desde las 7 hasta las 20. Nuestras compañeras están muy bien capacitadas y son excelentes profesionales. Es un trabajo intenso y sin pausa de asistencia a mujeres en situación de violencia, que están en un estado de vulneración de derechos muy grave: algunas llegan con crisis de angustia, otras a veces golpeadas. Y el equipo de gente responde todo el tiempo a esa demanda urgente.

Lamentablemente estamos viviendo tiempos violentos: el patriarcado está fuerte, actúa y reacciona. Pero hay más mujeres que se animan a denunciar, y eso es muy bueno. Antes, las mujeres eran muy temerosas en contar lo que padecían. Además, creo que estamos más hermanadas: esto quiere decir que ninguna de nosotras es indiferente al tener conocimiento de que alguna amiga o vecina, o una piba en la calle, etcétera, es víctima de violencia de género: lo advierte, lo denuncia.

Botones de alerta
— Según la última información difundida por ex funcionarios de la gestión anterior, a agosto de 2019 había 945 mujeres que tenían el botón de alerta (ante una medida judicial de distanciamiento respecto del agresor, la mujer activa ese botón y éste da aviso al centro de monitoreo municipal). ¿Cuál es la situación actual de la aplicación de estos dispositivos? ¿Cuántos están activos?

— El tema de los botones de alerta es uno de los nudos conflictivos con los que nos encontramos, tema sobre el cual deberemos trabajar. ¿Qué ocurre? De los entregados hoy, vemos que hay un porcentaje muy alto de botones que no están activados, que están apagados y así se ven en el sistema, o que están perdidos. También, casos en que al terminarse el plazo de protección, una mujer considera que no necesita utilizarlo más, pero no lo devuelve. Es un problema importante: los botones son dispositivos caros.

Hoy tenemos una lista de espera, y (este tema de los botones de alerta) es una cuestión que deberemos trabajar, sobre todo con el sistema de justicia. Porque no somos nosotras las que decidimos las medidas de protección que le daremos a una mujer en situación de violencia: nosotros las acompañamos, asesoramos, pero es la justicia la que determina cuántos son los días de la medida de restricción, entre otras cuestiones.

Creo que debemos encontrar un consenso a partir del cual esté puesta la mirada en la protección y el cuidado real de las mujeres, y no que desde los diferentes estamentos estatales se derive cada situación de violencia “para otro lado”. Municipio, Provincia, Justicia, Defensoría del Pueblo, organizaciones sociales, juzgados de Familia y Ministerio Público de la Acusación (MPA) tendremos que encontrar un punto de acuerdo para definir cómo se interviene (ante una situación de maltrato), y bajo qué criterios.

Un ejemplo: sabemos que se entregaron botones de alerta por dos años, cuando por lo general las medidas de restricción son por 180 días. En dos años, quizás esa mujer se fue a su casa, y no siguió la denuncia ni el juicio contra su agresor. Entonces, necesitamos tener con periodicidad contacto y noticias sobre esa mujer.

Protocolo
— Hay un protocolo de actuación. ¿Cómo se actúa ante un caso de violencia de género?

— Todos los protocolos responden a la Ley Nacional de Protección Integral a las Mujeres (N° 26.485/2009), y se van activando de acuerdo a los casos. A nivel local, cualquier persona que tenga una sospecha o que esté en efecto viviendo una situación de violencia de género, o si sabe que tiene una conocida o amiga —por ejemplo— que está padeciendo esa situación, puede ir a nuestra dirección de Mujeres y Disidencias municipal, abierta de 7 a 20 todos los días, también hay horarios las guardias.

Una vez que la mujer violentada llega a o se comunica con la oficina, siempre de acuerdo a cada situación, la escuchamos y le damos todas las herramientas para que pueda activar el sistema de cuidado personal. Ahí, las profesionales de nuestro equipo saben qué protocolo tienen que aplicar: por ejemplo, acompañar a esa mujer en la ruta de la denuncia; en otras ocasiones, necesita acompañamiento psicológico, o asesoramiento en cuestiones legales puntuales. Son muy variadas las consultas que se hacen. Cada caso es distinto y activa un determinado modo de proceder.

En este sentido, tenemos —en función de cada situación—, varias entradas: una es la denuncia espontánea, o sea una mujer que se nos acerca para ver qué herramientas tiene y qué puede hacer ante la situación de violencia que padece. Y después hay otros protocolos que se activan: a través de las comisarías, desde la cual se comunican con nosotros para advertirnos de una eventual situación de maltrato. En ese caso, si la persona viene a la dirección, iniciamos el proceso de entrevistas y acompañamiento.

Si eso sucede por la noche o madrugada, hay una guardia que funciona desde las 20 hasta las 7 del otro día (sábados, domingos y feriados también). Ahí, actúan nuestras compañeras, acompañadas con una abogada y una psicóloga, quienes van a entrevistar a la mujer en la comisaría, y le indican los pasos a seguir.

Después hay otras situaciones: hay mujeres que no pueden retornar a sus domicilios porque el agresor está ahí. Se busca, en esos casos, una alojamiento temporal (el domicilio de una amiga, una compañera de trabajo, de un familiar). También tenemos una casa de protección (para aquellas que no tienen adonde ir), o bien se articula el trabajo con Provincia, que también tiene casas de protección. Y si el caso es muy complejo, se opta por alojar a esa mujer víctima fuera de la ciudad, porque hay mucho riesgo. Todo depende de la gravedad en casa situación.

Lo que tiene que quedar en claro es que cualquier mujer que hace una denuncia (por violencia de género) en una comisaría, desde allí nos derivan el caso. Y nosotros estamos para ayudar. O bien, cualquier persona puede acercarse a nuestra dirección, y va a recibir el asesoramiento y acompañamiento adecuados.

Y sumado a todo lo que se puede hacer —es decir, la acción inmediata—, es fundamentar la prevención y concientización: ése es el gran desafío en todos los estamentos estatales. Tenemos que poder poner un poco el ojo sobre cómo generamos en nuestro caso una ciudad libre de violencia, que sea accesible para las mujeres: que podamos circular libremente, y que vivamos sin sentir todos los días que, al ir por la calle, nos puede pasar algo.

Entrenar el ojo

¿Y qué pasa en los boliches con las situaciones de abuso contra las chicas? “Bueno, creo que hay que trabajar directamente con los privados para que se entrene a los guardias de seguridad que están en los boliches. Porque este personal quizás está más preocupado en ‘alumbrarte’ con ese puntero de luz láser cuando estás fumando un cigarrillo, por ejemplo. Lo cual está bien, porque no se puede fumar en espacios cerrados”, dice la directora.

“Pero ahora bien, ¿por qué no se los capacita también, teniendo en cuenta ese ojo tan entrenado que tienen los agentes de seguridad para ver a una persona entre mil que enciende un cigarrillo, en advertir si alguien está acosando a una piba en el boliche?”, se pregunta Artigas. “Esto es lo mismo que capacitar a choferes de taxi, de remises y de colectivos, sobre todo, para que adviertan y actúen correctamente ante eventuales situaciones de abuso callejero y en lugares de concurrencia pública, que están a la orden del día y lo sabemos. Hay que entrenar esos ojos”, agrega.

Un perfil

Soledad Artigas tiene 37 años. Desde 2008 acompañó la primera gestión provincial del FPCyS en diferentes ámbitos: en el Ministerio de Educación, y en el Ministerio de Innovación y Cultura (desde 2009 hasta 2019). Fue directora provincial de Programas Socioculturales en la anterior gestión socialista: participó de la creación de los Aleros (el de Coronel Dorrego, por ejemplo). Coordinó el proyecto de La Esquina Encendida.

Dónde pedir ayuda

La Dirección Ejecutiva de Mujeres y Disidencias queda en 25 de mayo 2.884, y funciona de lunes a viernes de 8 a 20. Hay una guardia nocturna todos los días del año, de la hora 20 a las 7. Teléfonos: 4571525 / 4571666; 0800 777 5000 (Línea de Atención Ciudadana, todos los días las 24 horas); Línea gratuita 144 (todos los días, las 24 horas). Email: mujer@santafeciudad.gov.ar.




+ Noticias

Nuevo Torino tendrá iluminación led en el 80% de la localidad
Esta iniciativa impulsada por el Ejecutivo local llegará gracias a la instalación de 116 nuevas luminarias que se suman a las 64 que ya funcionan en los accesos al pueblo. La inversión superior al millón de pesos llegó tras el convenio que el Ejecutivo local firmó con el gobierno nacional en la gestión de Mauricio Macri.

Nuevo Torino tendrá iluminación led en el 80% de la localidad


En Portada / Santa Fe

Se reuniría el jueves la asamblea de Amsafe
Mientras hoy la Nación presenta "una propuesta para fijar el salario inicial de los docentes de todo el país" que sirve de marco también para la discusión santafesina, los plazos para bajar una propuesta, tratarla y aceptarla están "justos": hoy, mañana y el viernes. El lunes comenzarían -o no- las clases.

Se reuniría el jueves la asamblea de Amsafe

En Portada / Entre Ríos

Hasenkamp, tierra de carnavales
Al ritmo de las comparsas Marumbá y Malibú, se llevaron adelante los tradicionales carnavales de Hasenkamp, que convocaron a más de 4 mil personas por noche. Los presidentes de ambas delegaciones, César Espinosa y Fabiana Battisti, dialogaron con Mirador Entre Ríos sobre este gran evento turístico, considerado el más importante de la costa paranaense, además de ser bien familiar.

Hasenkamp, tierra de carnavales

Entre los de elite
La 55° Semana Internacional del Yachting, el tradicional certamen argentino, volvió a dejar un saldo favorable para los entrerrianos Agustín Krevisky y Octavio Dorbessan, tras lograr el primer y tercer lugar, respectivamente, en la Clase F18. Su presente y futuro. Serios objetivos en la mira de los nautas paranaenses.

Entre los de elite

La marea verde vuelve a inundar la agenda pública
El miércoles se realizó un “Pañuelazo Federal” que convocó a cientos de personas en distintos puntos del país al unísono por el reclamo de la despenalización y legalización del aborto en nuestro país. Entre Ríos se hizo eco y la marea verde inundó también las calles de nuestra provincia.

La marea verde vuelve a inundar la agenda pública

Marcos Rojo, el primer jugador trans del fútbol argentino
Es de Gualeguaychú y tiene 20 años. A los 15, antes de cambiar su identidad, ya jugaba de centrodelantera en un equipo de mujeres. Fue la goleadora y la mejor del torneo. Hoy, conservando la posición, juega en un equipo masculino de Unión del Suburbio y participará de una liga afiliada a la AFA.

Marcos Rojo, el primer jugador trans del fútbol argentino