Lunes 01.06.2020 | 09:09 hs


07-05-2020 / Contribución a la batalla contra el coronavirus

Un bioingeniero arregla respiradores para equipar clínicas de Gualeguaychú

Marcelo Argot desde hace un mes se ocupa de reparar los "ventiladores" usados que el Colegio Médico compró para instalar en los establecimientos de salud de la ciudad.

Sabina Melchiori
redaccion-er@miradorprovincial.com

A principios de marzo, las autoridades del Colegio Médico de Gualeguaychú anunciaron la reserva de 20 respiradores artificiales a una empresa cordobesa y solicitaron a vecinos e instituciones que realicen un aporte monetario para adquirirlos. La adquisición se frustró cuando desde el Gobierno Nacional establecieron que los respiradores podrán ser comprados exclusivamente por el Estado y distribuidos según las necesidades en cada punto del país. Para ese entonces, ya contaban con dinero suficiente para comprar 14 respiradores, pero debieron devolver cada centavo y poner en marcha el plan B: buscar respiradores averiados, arreglarlos y entregarlos a las clínicas privadas y, en caso de que sea necesario, también al hospital Centenario. En este punto es que empezó a escucharse el nombre del bioingeniero Marcelo Argot, la persona que recibe esos respiradores artificiales y los reacondiciona para su uso.

Marcelo Argot tiene 52 años, nació en Gualeguay y está casado con Silvina, quien lo ha acompañado desde que estudiaba. Desde hace 20 años, residen en Gualeguaychú, donde han cosechado muchas amistades. Sus dos hijos ?Gonzalo de 21, y Facundo de 19 años? estudian ingeniería en la UBA y como se encuentran cumpliendo el aislamiento social en Gualeguaychú, ayudan a Marcelo en la reparación de los respiradores en desuso que el Colegio Médico de la ciudad ha ido comprando para hacerle frente a la pandemia.

Hasta el momento, gracias a esta campaña encabezada por las autoridades del Colegio Médico, que ha contado con el acompañamiento económico de particulares, se ha logrado duplicar la cantidad de camas con respiradores que hay entre las tres clínicas privadas de la ciudad (Pronto, San Lucas y Luis Jeannot Sueyro), pasando de 10 a 20 camas en total, pero el objetivo es seguir comprando y reparando respiradores. Además, han conseguido 30 bombas de infusión nuevas y dos monitores multiparamétricos, también nuevos. En el hospital Centenario están acondicionando dos salas para colocar allí 15 camas de terapia intensiva, que se sumarán a las seis con las que cuenta el nosocomio.

La necesidad del momento

-¿Qué rol le toca cumplir en esta pandemia?

-En este momento estoy trabajando en la ampliación de redes de gases medicinales en algunos establecimientos, instalación de equipos, con la finalidad de aumentar la capacidad de alojar pacientes con respiradores. Estoy colaborando con el Colegio Médico de Gualeguaychú en lograr aumentar la cantidad de respiradores disponibles en la ciudad, la opción más viable fue la de conseguir respiradores un poco más antiguos pero no menos confiables, para sumar unidades. Se consiguieron comprar equipos, los cuales fueron evaluados y controlados, existían equipos que estaban rotos y los estamos reparando, y algunos que anteriormente los alquilaba, también los incluimos.

En hospitales del interior de la provincia, que también tengo una larga relación, estoy siempre a disposición por cualquier consulta o lo que pueda aportar.

-¿Qué tantos respiradores había reparado antes de esta situación?

-Antes de esta situación realicé servicios en UTI durante mucho tiempo. Vi la evolución de los diferentes equipos, hace 25 años se utilizaban respiradores muy diferentes. Trabajé como representante de venta y servicio técnico de primeras marcas.

-¿Qué tan complejo es y qué tiempo te lleva reparar uno?

-Con respecto a la reparación hace falta el criterio en la evaluación de las fallas que pueda tener, siguiendo las instrucciones del fabricante y la capacidad de interpretarlas por supuesto, en este punto destaco la formación del bioingeniero, que es lo que permite interpretar aspectos referidos tanto a la maquinaria como a la parte fisiológica.

Entonces, dado el contexto de hoy, en el cual no es posible la compra por la gran demanda mundial y la escasez, la línea en la que decidimos enfocarnos es conseguir equipos de primera marca usados, confiables, simples y con los cuales, además, cuento con experiencia previa e información técnica. En este caso las reparaciones son relativamente rápidas, siempre y cuando se cuente con los repuestos necesarios, que suelen ser las principales trabas.

-¿Qué diferencia tienen los respiradores que ha arreglado con uno nuevo?

-Las diferencias entre los respiradores que se incorporaron y hemos reparado, con los nuevos, es que: pueden contar con modos ventilatorios diferentes (forma de suministrar el aire en los pulmones); interface con el usuario más amigable; tecnología en componentes más desarrollados; pantallas con gráfica de parámetros; entre otras cosas. Sin embargo, según lo que transmiten los médicos que lo usan, un aspecto importante es la confiabilidad a la hora de que cumplan con las metas o parámetros que se le indican, y vimos una aceptación en este aspecto en estos equipos usados.

-¿Creyó alguna vez estar haciendo esto en un contexto como este?

-La verdad no es nada distinto a lo que hago y he hecho. En esta pandemia cambiaron muchas cosas, ahora naturalmente este tema pasó a ser importante y nos tocó estar acá parados, ante esa necesidad e incertidumbre. Me siento un poco preocupado pero al mismo tiempo motivado de poder ayudar en esta causa de que no supere la demanda al sistema de salud.

¿En qué consiste un respirador artificial?

También se les llama "ventiladores". Son máquinas que ayudan a realizar una función que no puede realizar una persona por sí sola, como un bastón para alguien que no puede caminar.
Ventilar los pulmones adecuadamente es cambiar constantemente el aire. Cuando estamos sanos, el aire entra y sale en cada respiración, el objetivo principal, entre otros, es oxigenar la sangre que pasa por el pulmón.

Cuando el pulmón se enferma no puede cumplir bien su función, el respirador o ventilador es el bastón del sistema respiratorio, es una máquina que introduce aire en forma controlada y lo extrae de los pulmones, a ese aire le puede agregar oxígeno, lo puede calentar y humidificar, puede regular exactamente el volumen en cada respiración, como la velocidad, la presión, entre muchos parámetros importantes, con el fin de mejorar la función que tiene el sistema respiratorio y darle tiempo a que se sane.

Un respirador, básicamente, consta de una máquina que tiene de entrada aire comprimido y oxígeno, y la salida que se conecta al pulmón. Esa máquina se encarga de suministrar una mezcla de aire y oxígeno en forma totalmente controlada al paciente. Tiene muchos controles que el medico maneja, tiene muchas alarmas que indican cualquier cambio en el paciente o falla.


+ Noticias

Presos: de las comisarías a los pabellones de aislamiento
La medida es transitoria, hasta que se generen plazas en los penales de la provincia que ya están superpoblados. La reubicación obedece a la decisión de Marcelo Sain de prohibir de aquí en más el alojamiento de detenidos en dependencias policiales.

Presos: de las comisarías a los pabellones de aislamiento


En Portada / Entre Ríos

"Apoyamos la extensión de la cuarentena, pero la realidad del interior es otra"
Galimberti contó cómo es el desafío de gobernar, en tiempos de pandemia, una de las ciudades más pobladas del norte entrerriano. "Hemos trabajado en la confección de protocolos pidiendo que se habiliten diferentes actividades, algunas lo logramos y otras no todavía, pero seguiremos intentando", reconoció. Chajarí cumplió este jueves 148 años y lo festejó de forma virtual.

"Apoyamos la extensión de la cuarentena, pero la realidad del interior es otra"

En break point
El aislamiento social producto de la pandemia del nuevo coronavirus obligó a la inactividad a todo el deporte. Los complejos padelísticos son de los más afectados, ya que dependen directamente de la apertura para continuar en pie. ¿Cuántos están al borde de la quiebra?

En break point

El desafío de cómo educar a los más chicos con una pandemia entre medio
Las salitas, esos espacios maravillosos donde conviven las risas, las canciones, los dibujos, las galletitas, las peleas por un juguete y las lágrimas por un empujón, llevan más de 70 días sumidas en el más absoluto y entristecedor silencio. ¿Cómo hacen las maestras jardineras para mantener el vínculo con los más chiquitos del sistema educativo?

El desafío de cómo educar a los más chicos con una pandemia entre medio

“Acá se tomó conciencia y hubo pocos casos”
Facundo Zabala está dando sus primeros pasos en el fútbol. El rosarino llegó con 20 años como refuerzo de la Liga Deportiva Alajuelense. En diálogo con Mirador de Entre Ríos, contó cómo es volver a jugar al fútbol en épocas de Covid-19.

“Acá se tomó conciencia y hubo pocos casos”

En Portada / Santa Fe

Timbúes tiene un hospital público de  primera hecho con fondos propios
El presidente comunal de Timbúes, Amaro González, lo anunció en su momento en la campaña; pero la pandemia aceleró la decisión política de establecerlo en tiempo récord: en menos de dos meses, erigieron este hospital que es un lujo para el pueblo y que auxilia -desde abajo, con fondos propios y sin pedirle a nadie- al sistema de salud regional y provincial.

Timbúes tiene un hospital público de primera hecho con fondos propios