Domingo 07.06.2020 | 06:26 hs


10-05-2020 / Cine entrerriano

Una pantalla local para ver cómo soñamos y sentimos

Entre Ríos es cuna de realizadores audiovisuales que producen películas con un anclaje local. En sus películas plasman el arte de contar historias de nuestro territorio con la gente que los habita mostrando al mundo nuestra provincia. Guillermo Barbarov y Nicolas Herzog cuentan sus experiencias como realizadores audiovisuales.

Aldana Badano
redaccion-er@miradorprovincial.com

El cine entrerriano continúa creciendo y cada vez más directores eligen contar historias locales con paisajes entrerrianos y la gente que los camina todos los días. El anclaje local se deja ver en cada película, en las narrativas, en el vocabulario, en los paisajes, el equipo técnico y los actores.
Guillermo Barbarov y Nicolas Herzog son dos realizadores audiovisuales entrerrianos que cuentan sus experiencias en torno a la producción de cine.Guillermo Barbarov es un realizador audiovisual entrerriano que estudió la Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Entre Ríos, luego viajó a España para estudiar en la Asociación de Emisoras Municipales de Radio y Televisión de Andalucía (EMARTV).

En Sevilla, alrededor del 2008 funda su productora MediaLata Films que prontamente comienza a dar sus primeros pasos. En conjunto con estudiantes y graduados de otras partes del mundo comienza a contar historias universales que trascienden fronteras geográficas y temporales. “Medialata Films es el nombre, un poco de fantasía, bajo el cual he ido centralizando mis producciones. La idea es que se convierta en una productora concreta, por ahora es la marca con la que me identifico”.

A su regreso al país, decide contar historias del territorio que lo vio nacer y crecer. Así es que filma “Noches de Fútbol” una película de 30 minutos que cuenta la historia de un bar de pueblo que funciona como punto de reunión para los vecinos. La reunión está mediada por la excusa del fútbol, del amor a la camiseta y al equipo. Con el humor que lo caracteriza, Barbarov retrata una disparatada reunión que podría llevarse a cabo en cualquier parte del mundo, pero que está contada desde nuestra provincia, con actores locales y con los regionalismos típicos.

Este cortometraje resultó ganador en la primera edición del Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (Ficer). Escrito y dirigido por Guillermo Barbarov, es una historia mínima, cotidiana, que sucede en algún punto poco frecuentado del campo entrerriano. El corto se rodó en Colonia Nueva (cerca de Villa Urquiza) y contó con las actuaciones de Juan Carlos Gallego, Koky Sattler, Marcelo Atelman y Andrés Brollo, más una decena de extras y otros tantos técnicos. La película se puede ver el youtube y hace algunos días Elonce TV la emitió en el programa “Once directores”.

Frente a la pregunta del surgimiento de su interés por el cine, Barbarov comenta: "me gusta contar historias y un día quise que esa historia sea contada en lenguaje audiovisual”. Luego agrega “me considero una suerte de comediante y humorista, porque antes de meterme en lo audiovisual, desarrollé mis inquietudes en otras áreas, escribí cuentos, un tiempo estuve en la radio, siempre haciendo humor".

En cuanto a su experiencia de producción audiovisual el director paranaense comenta que el cine comercial está tan estudiado por el mercado que da muy pocas libertades porque “está pensado de antemano y plagado de clichés. En cambio en el cine entrerriano se plasma la identidad local y eso te brinda muchas más libertades”.

El realizador explica que las superproducciones hollywoodenses acostumbraron a que la audiencia consuma un cine que cuenta una realidad ajena a la nuestra. Posiblemente las problemáticas sean universales y por eso nos sentimos identificados: como el amor o la tristeza por la muerte de un familiar, pero el paisaje, el lenguaje, los actores y la mirada del equipo técnico es muy distinta en Paraná y en Los Ángeles. En ese sentido el director destaca que “viendo películas producidas en Hollywood nos miramos en un espejo ajeno, que está pensado en Estados Unidos”, mientras “cuando producís películas en Entre Ríos poder ver en la pantalla la realidad que transitas todos los días”.

El cine como unión

Nicolás Herzog es un realizador audiovisual, considerado concordiense por una serie de factores, entre ellos el afectivo. Tiene una amplia trayectoria en el campo y entre sus películas se destacan “Orquesta roja” (2009), “Vuelo Nocturno” (2016) y “La sombra del gallo” (2019). Si bien actualmente vive en Buenos Aires, el director nació y creció en nuestra provincia, lo que le brindó una mirada especial en sus producciones e historias.

Cuenta su niñez y juventud y cómo llegó al séptimo arte. “Desde chico fui un gran consumidor de cine, soy de la generación de VHS y en casa teníamos una reproductora. A los 15 empecé a estudiar teatro en Concordia y luego de la secundaria me fui a Buenos Aires a estudiar actuación, música, comunicación y cine”. Luego de su paso por diversas carreras, Herzog encuentra en el cine la unión de sus placeres, intereses y vocación.

Frente a su experiencia de producir cine desde Buenos Aires y en comparación con la realidad que vivimos en nuestra provincia, el concordiense explica: “no creo que se pueda vivir de la producción audiovisual en nuestra provincia. Somos muy pocos los entrerrianos que podemos darnos ese lujo porque lamentablemente aun no contamos con una Ley de Fomento a la industria audiovisual. Si bien llevamos varios años trabajando en esa ley y hasta redactamos un borrador aún no se sancionó. De todas formas, tarde o temprano creo que va a salir porque llevamos muchos años produciendo películas y tenemos mucho potencial en el región”.

“Hay provincias que tienen leyes de fomento de cine y que están funcionando muy bien y que realmente ayudan al sector a producir, como es el caso de Córdoba, Santa fe, Mendoza, Neuquén, San Luis. Entre Ríos parece quedarse un poco atrás en ese sentido y lo lamentamos”.

En este sentido, Herzog explica que es fundamental que la administración provincial apoye y fomente la producción audiovisual para generar una cultura de trabajo en cine, ya que es una industria que genera muchos puestos de trabajo. “Algo se estuvo haciendo a través del FICER pero es algo de carácter eventual y necesitamos algo que sea más permanente”.

Para finalizar, el entrevistado brinda algunas palabras a los realizadores entrerrianos que se están animando a explorar el campo: “es un rubro muy difícil y hay que tener mucha paciencia, perseverancia, trabajo en equipo, tener capacidad de trabajar el día a día y poder proyectar en el tiempo. Es necesario trabajar con mucha pasión y entrega y como es un rubro que aún no está instalado en la provincia es necesario ponerle el doble.”

El cine por la tv

Once Directores es un programa de Elonce TV dedicado a realizadores audiovisuales de la región para que puedan compartir sus producciones.

Se trata de un valioso acercamiento a películas que se realizan en la provincia y que muchas veces no llegan al público local, realizaciones que han tenido distinciones y reconocimientos en festivales y concursos internacionales. Once Directores, bajo la conducción de Eliana Sánchez y Franco Giorda, es un ciclo que se compone de 11 programas de 60 minutos, a emitirse los martes a las 23 y los sábados a las 21.30.

En el primer programa se compartió “Noches de Fútbol”, una película de Guillermo Barbarov. En su segunda edición mostraron la película “Crespo. La continuidad de la memoria”, de Eduardo Crespo.

La laboriosa realización de un producto audiovisual

La materialización de un proyecto audiovisual tiene sus implicancias, por ejemplo que se necesita planificar la producción, lo que incluye la eventualidad de imprevistos que siempre ocurren.

“Creo que uno tiene que ir con la mayor cantidad de cosas resueltas y optimizar los recursos. Hay que reducir los márgenes de lo imprevisto. Para esto es muy bueno tener un equipo de producción atrás”, señaló el Guillermo Barbarov, en relación a la planificación que requiere una producción. A esto agregó: “El guion técnico es fundamental porque si uno va sin guion técnico a grabar puede estar todo el día y no avanzar ni un solo plano. Es lo que te organiza. Uno puede plantar la cámara y hacer 70 planos”.

También se refirió al proceso realizativo como tal. “Al momento de comenzar a hacer algo, por más simple que sea, hay que imaginarlo, visualizarlo y después ver cómo se hace para que eso se vea en la pantalla. Yo ya lo vi pero quiero que lo vean los demás. Todo el tiempo que uno se toma antes, es tiempo que no se pierde al momento de grabar”.

Luego recurrió a un juego de palabras, para dar cuenta del largo proceso de filmación. “Una película se hace muchas veces. Primero, cuando uno la imagina. Segundo, cuando uno escribe el guion literario. Tercero, cuando se hace el guion técnico. Ahí bajás a la realidad y ves qué podés hacer con tu capacidad de producción. Ese es el gran punto. Uno toma conciencia de dónde está y de lo que tiene. Se escribe una vez más cuando se graba. También se la escribe cuando se edita”.

Una carrera en pleno desarrollo

Nicolás Herzog nació en 1979 en la ciudad de Santa Fe. Vivió su infancia y adolescencia en Concordia, Entre Ríos. Egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires. Guionista, productor y director de cine, trabajó varios años en comerciales, videoclips y televisión. Formó parte del proyecto Acua Mayor, el primer canal de Latinoamérica dedicado a los adultos mayores, y dirigió la serie 3D. Tres décadas de democracia para Canal Encuentro. En 2010 fundó su productora Rumba Cine y dirigió los films Orquesta roja (2010), Vuelo nocturno (2016) y La Sombra del gallo (2019). Todas sus películas participaron en festivales internacionales y obtuvieron diversos premios y reconocimientos.

Cuando presentó “La sombra del gallo”, Nicolás Herzog, fue consultado por el hecho de que recurrentemente elija a Concordia como ese escenario de sus filmes. “En primer lugar, porque Concordia es la ciudad a la que vuelvo constantemente”, refirió, no sin agregar que “tengo una vida bastante nómade: nací en Santa Fe (en 1979), viví en Corrientes, a los ocho años llegué a Concordia y me quedé muchos años. Después me fui a vivir a Buenos Aires y mis vueltas siempre fueron a Concordia. Parte de mi familia vive acá, o sea que hay algo del retorno”

También analizó al pasaje de las docuficciones a la ficción como tal. “Fue algo orgánico desde el punto de vista narrativo. Por supuesto que fueron completamente distintos los diseños de producción. En el documental yo arranco a filmar y después escribo, monto, vuelvo a filmar, reescribo, armo el proyecto y vuelvo a filmar hasta que más o menos tengo un material cerrado para definitivamente montar. En este caso de la ficción fue completamente distinto porque luego de muchos años de trabajo de escritura, llegué con un guion muy aceitado al rodaje. Era la única manera de poder filmarla. El presupuesto, con suerte, terminó siendo para cuatro semanas de una película que en sí era para filmar en cinco, entonces tuve que afilar muchísimo los últimos meses. Eso hizo que no haya muchas posibilidades para la improvisación, fue un plan de rodaje muy justo con un equipo de casi 30 personas, lo cual ameritaba ser muy organizados en el plan de rodaje”.



“La realización audiovisual es un camino complejo y como toda producción artística busca la belleza y que sea una experiencia satisfactoria."
Guillermo Barbarov, realizador audiovisual.

“A diferencia de lo que ocurre en otras provincias, en Entre Ríos lamentablemente aun no contamos con una Ley de Fomento a la industria audiovisual”
Nicolás Herzog, realizador audiovisual.


+ Noticias

Servicio doméstico y oficinas se habilitaron "sin uso de colectivos"
El transporte público es uno de los temas epidemiológicos y económicos más desafiante. Santa Fe extendió excepciones para actividades ya habilitadas en el interior provincial. Pero el gobernador quiere hablar con intendentes antes de abrir el juego al deporte y las reuniones familiares.

Servicio doméstico y oficinas se habilitaron "sin uso de colectivos"


En Portada / Entre Ríos

El futuro de un pueblo, un enigma
Los sanjaimenses Ulises Colombo, Andrea Segovia y Daniel González, referentes y representantes del deporte en San Jaime de la Frontera, expresaron sus sensaciones sobre la crisis que cruzan las instituciones de la localidad. Señalaron las dificultades en este período y destacaron los aspectos culturales positivos.

El futuro de un pueblo, un enigma

De competir en Master Chef a enamorarse de Entre Ríos
Hace cinco años, Francisco Taverna saltaba a la fama tras participar en el reconocido programa televisivo, donde con sus platos llegó a emocionar a Donato de Santis, Germán Martitegui y Christophe Krywonis. Hoy, radicado en General Ramírez, el chef disfruta de los sabores y el paisaje de nuestra provincia. En un mano a mano con Mirador Entre Ríos, el creador de la pizza a la parrilla más grande, contó detalles del exitoso reality show, su nueva vida después de haber bajado más de 100 kilos y los proyectos ligados a la gastronomía.

De competir en Master Chef a enamorarse de Entre Ríos

Gala virtual de vigilia por el 25 de Mayo
En Villaguay el homenaje fue virtual y estuvo protagonizado por artistas locales y la banda del regimiento 1 Brandsen. La intendente Claudia Monjo pronunció palabras alusivas enfocadas en el tiempo actual y el compromiso de asumir el legado de los cabildantes y el camino de unidad en tiempos difíciles.

Gala virtual de vigilia por el 25 de Mayo

“Quiero demostrar el sentido de pertenencia en Patronato”
Hace seis años que Tomás Cáceres forma parte de las divisiones inferiores de Patrón a nivel nacional, incluso siendo considerado por el DT Mario Sciacqua, hasta que afrontó una operación en la pierna derecha que le demandó siete meses de recuperación, previo a la pandemia. “La lesión me hizo abrir los ojos”, sentenció el concordiense.

“Quiero demostrar el sentido de pertenencia en Patronato”

En Portada / Santa Fe

Sancti Spiritu: Pusieron en marcha una fábrica de ladrillos
Lo que empezó con varios interrogantes sobre un anotador de papel, se transformó con el paso de los años en un proyecto real. Los trazos del lápiz en las hojas empezaron a tomar forma y ahora tienen vida material: se convirtieron nada más y nada menos que en casas nuevas para un pueblo en el sur provincial.

Sancti Spiritu: Pusieron en marcha una fábrica de ladrillos