Lunes 01.06.2020 | 09:34 hs


22-05-2020 / Calistenia

Reemplazó las pesas por su cuerpo

Mirador Entre Ríos se comunicó con Alejandro Soñez, un joven paranaense que desde hace seis años practica calistenia. Esta disciplina es un sistema de entrenamiento sin peso adicional más que el de su propio cuerpo. “Es un complemento perfecto para cualquier otra actividad, para el día a día”, explicó.

Víctor Ludi

La calistenia es una disciplina que, por el momento, es poco conocida en Paraná, pero que a nivel global viene creciendo considerablemente durante los últimos tiempos. Su nombre tiene origen griego: kallos (belleza) y sthenos (fortaleza). ¿Pero de qué se trata? Se la podría catalogar como un sistema de entrenamiento que se vale principalmente del peso corporal para lograr un desarrollo muscular y mejorar el trabajo cardiovascular, sin la necesidad de cargas o resistencias adicionales.

A la mayoría de las personas que están relacionadas con esta actividad se las puede ver realizando trabajos en barras, donde se ejercitan y ponen a prueba su destreza con distintos movimientos.

Por ejemplo, en la capital entrerriana, muchas personas que se interesaron en esta actividad se entrenan en la estructura de barras ubicadas en las instalaciones del Parque Escolar “Enrique Berduc”. Y uno de ellos es Alejandro Soñez, quien se acercó a la calistenia en 2014 y la ha practicado desde entonces.

Para conocer más sobre esta actividad, Mirador Entre Ríos se comunicó con el joven de 21 años, quien explicó que esta disciplina “hace mucho énfasis en el movimiento de grandes grupos musculares. La calistenia es un arte callejero, que se podría decir que es un derivado de la gimnasia artística deportiva. Los ejercicios se dividen en tres: los básicos, para fortalecer el cuerpo; los estáticos, que consisten en mantener una posición durante un tiempo; y los dinámicos, en los que se realizan balanceos, giros y saltos. El ejercicio se adapta a las capacidades de las personas”.

-¿Cómo empezaste con esta actividad?

-De chico solía jugar mucho al fútbol hasta que me pisaron y me fracturaron el peroné y también se me dañó el cartílago. Estuve un año y medio sin poder caminar y, luego de esto, como no me gustaba estar sin hacer alguna actividad, busqué algo que no involucrara el uso de las piernas. Yo jugaba al fútbol en el Parque Berduc y recordé que al lado hay unas barras, así que fui y me colgué. Empecé haciendo algunas cosas, me fui enganchando en la movida y seguí.

-¿Hubo alguien que te enseñe o fuiste autodidacta?

-Se podría decir que fui autodidacta porque, si bien la calistenia se está expandiendo mucho, es algo que aún no se conoce demasiado. No había nadie que me pudiera enseñar o ayudarme a entrenar, por lo que empecé a averiguar por cuenta propia en blogs y videos de internet.

-¿Seguís estando solo o encontraste a otras personas que también practican?

-A medida que fui entrenándome fui viendo a otras personas que estaban en la misma que yo, e hice contacto con distintos grupos. Si bien en Paraná no contamos con muchos espacios para poder trabajar bien, hay algunos lugares chiquitos. Así se fueron formando distintos grupos de entrenamiento, con diferentes niveles.

-¿Hay competencias de calistenia?

-Si bien no está considerada un deporte, sino que puede ser una disciplina o un arte que uno puede adoptar como un estilo de vida, hay competencias en distintas escalas. Por ejemplo, la que realiza la Organización Mundial de Calistenia, que para participar tenes que haber ganado el torneo nacional. En Santa Fe se hace un encuentro y también hay competencias en Córdoba y Buenos Aires.

-¿Has participado de alguna?

-Me han invitado a los encuentros de Buenos Aires y Santa Fe, pero no participé porque no es a lo que apunto, no siento el gusto por competir.

-¿Vos o las personas con las que practicas han pensado en enseñarla?

-Con chicos como Leandro Ledesma o Javier Rubio, que también practican, hemos notado que mucha gente se acerca a preguntar y nos pide consejos. Siempre tratamos de promover esto en grupo, pero no con un fin comercial sino que intentamos dar a conocer la disciplina porque ayuda a llevar un mejor estilo de vida.

-¿En qué ayuda?

-Tiene muchos aportes para el cuerpo, que van desde resistencia, fuerza, movilidad y flexibilidad. Es un complemento perfecto para cualquier otra actividad, para el día a día. Y tiene muchos beneficios, tantos físicos como para el sistema cardiovascular. Los kinesiólogos suelen recomendarlo para personas que sufren de escoliosis, hernia de disco y demás, ya que no hay impacto.

-¿Qué le dirías a alguien que le llamó la atención y duda si empezar a practicar o no?

-Primero, que no hay límites de edad, sino que el principal requerimiento es la voluntad. Después le recomendaría que se informe sobre lo que es la disciplina, para que vea todo lo bueno que tiene. Como recomendación también le marcaría que tiene que prestar mucha atención a la técnica de ejecución.

-¿Y cómo hacés para mantenerte activo durante la cuarentena?

-Estoy un poco ansioso por volver a entrenar y dar clases de calistenia. A pesar de no poder salir sigo entrenándome en mi casa, pero hay limitaciones en cuanto a lo que estaría necesitando para entrenar bien, como por ejemplo una barra fija.


+ Noticias

Presos: de las comisarías a los pabellones de aislamiento
La medida es transitoria, hasta que se generen plazas en los penales de la provincia que ya están superpoblados. La reubicación obedece a la decisión de Marcelo Sain de prohibir de aquí en más el alojamiento de detenidos en dependencias policiales.

Presos: de las comisarías a los pabellones de aislamiento


En Portada / Entre Ríos

"Apoyamos la extensión de la cuarentena, pero la realidad del interior es otra"
Galimberti contó cómo es el desafío de gobernar, en tiempos de pandemia, una de las ciudades más pobladas del norte entrerriano. "Hemos trabajado en la confección de protocolos pidiendo que se habiliten diferentes actividades, algunas lo logramos y otras no todavía, pero seguiremos intentando", reconoció. Chajarí cumplió este jueves 148 años y lo festejó de forma virtual.

"Apoyamos la extensión de la cuarentena, pero la realidad del interior es otra"

En break point
El aislamiento social producto de la pandemia del nuevo coronavirus obligó a la inactividad a todo el deporte. Los complejos padelísticos son de los más afectados, ya que dependen directamente de la apertura para continuar en pie. ¿Cuántos están al borde de la quiebra?

En break point

El desafío de cómo educar a los más chicos con una pandemia entre medio
Las salitas, esos espacios maravillosos donde conviven las risas, las canciones, los dibujos, las galletitas, las peleas por un juguete y las lágrimas por un empujón, llevan más de 70 días sumidas en el más absoluto y entristecedor silencio. ¿Cómo hacen las maestras jardineras para mantener el vínculo con los más chiquitos del sistema educativo?

El desafío de cómo educar a los más chicos con una pandemia entre medio

“Acá se tomó conciencia y hubo pocos casos”
Facundo Zabala está dando sus primeros pasos en el fútbol. El rosarino llegó con 20 años como refuerzo de la Liga Deportiva Alajuelense. En diálogo con Mirador de Entre Ríos, contó cómo es volver a jugar al fútbol en épocas de Covid-19.

“Acá se tomó conciencia y hubo pocos casos”

En Portada / Santa Fe

Timbúes tiene un hospital público de  primera hecho con fondos propios
El presidente comunal de Timbúes, Amaro González, lo anunció en su momento en la campaña; pero la pandemia aceleró la decisión política de establecerlo en tiempo récord: en menos de dos meses, erigieron este hospital que es un lujo para el pueblo y que auxilia -desde abajo, con fondos propios y sin pedirle a nadie- al sistema de salud regional y provincial.

Timbúes tiene un hospital público de primera hecho con fondos propios