13-07-2020 / Alejandro y Milo, un nuevo aniversario

A tres años de una operación que conmovió al fútbol

Alejandro Benítez atendió a Mirador Entre Ríos. Recordó lo que significó el trasplante para salvarle la vida a su sobrino Milo, quien hoy, juega a la par con su hijo Paulino: “Espero algún día volver a jugar en Central Larroque”, confesó.


Alejandro junto con Milo y Paulino, sus motores en la vida.
+1



Gabriel Obelar

La pequeña localidad de Larroque, situada en el departamento de Gualeguaychú, mañana volverá a estar de festejo y, seguramente, será nombrada en varios periódicos, programas televisivos, radios y en los simples recuerdos que a cualquier habitante le figura en Facebook.

Este lunes, hace exactamente 3 años atrás, la ciudad de 10 mil habitantes, sufrió un cambio rotundo, luego de lo que fue el gesto de Alejandro Benítez, más popularmente conocido como “Lulo”, quien le donó parte de su hígado a su sobrino Milo, que a los 9 meses, corría peligro su vida.

Un 6 de Julio del 2017, Lulo ingresó al quirófano para realizar el trasplante de una parte de su órgano, para que su sobrino hoy, pueda jugar con su hijo Paulino: “Todos los días recordamos ese momento. Lo veo todos los días a Milo y ver como está ahora, me llena de orgullo”, confesó Alejandro.

Actualidad

“Pasa el tiempo muy rápido”, añadió con una sonrisa que se podía sentir del otro lado del teléfono, de un hombre humilde, que continúa trabajando en el frigorífico, pero cuando esta fecha llega, se hace difícil pasar por alto lo sucedido.

“Somos una familia que si hay que dejar la vida como lo hice, la dejamos. Después del trasplante, la relación con mi hermana cambió, somos mucho más pegados, más unidos. Hoy hasta para mis viejos soy un orgullo”, confesó Lulo.

Más allá del gesto, la vida lo recompensó, a los pocos días de la operación supo que sería papá por primera vez: “Para mí la llegada de mi hijo fue una bendición y el motivo por el cual me recuperaba. Mi novia se pegó a mí desde que tomé la decisión del trasplante, hasta cuando salí del quirófano. El amor que tengo para con mi familia, es un amor diferente al de un hijo”.

“Después del trasplante y verlo jugar a Paulino con Milo, me hace muy feliz. Somos vecinos, así que lo tengo metido todo el día. Para mí, es un hijo más”, subrayó Alejandro.

Cambios

En esta fecha, el celular de Alejandro explota, no solo por sus allegados, sino también por los medios, que no se olvidan del gesto: “A mí me asombra siempre la repercusión que tuvo ese simple acto”.

“Vinieron periodistas de Qatar o a invitarme a un programa en Italia. Jamás pensamos que esto podía llegar a donde llegó. Siempre digo, que si hubiera jugado bochas, lo que hice tal vez no se conocía. El fútbol mueve el mundo”, contó.

A sí mismo, asimiló el cambio en su pueblo: “Larroque tiene 10 mil habitantes y siempre me sacan el tema de Milo y ni hablar que cambió la relación con todos”.

Recuerdos

Todavía en la actualidad, los recuerdos en aquel 2017 no se olvida: “Uno de los recuerdos que tengo presente fue el bautismo de Milo, que fue muy triste. Le hicieron una operación en el Hospital Gutiérrez para destaparle las arterias que comunicaban al hígado y salió mal, por lo que entró en lista de espera. Ese bautismo fue muy triste”.

“Después, el recuerdo cuando lo veo por primera vez en el quirófano, ese momento de felicidad, que no se borra más. Era verlo, porque era otro nene”, sostuvo, mientras contó una vivencia típica hoy en día: “Hoy a Milo le preguntan que está comiendo y dice que lo hace porque tiene el hígado del tío Lulo”.

Frente a la consulta si él continúa sintiéndose el “Gran Héroe”, como lo describió su cuñado, expresó: “No soy un héroe, el gesto que tuve lo puede tener cualquier con un ser querido, yo lo hice sin pensarlo, sin pensar en la repercusión que tuvo y la otra porque se moría Milo y teníamos que hacerlo sí o sí. La madre era compatible, pero al ser operada del corazón no podía, el papá tiene otra sangre”.

El fútbol

La noticia de este trasplante, surge de medios nacionales y también internacionales, que hace tres años, titulaban: “El jugador que se retira para donarle un hígado a su sobrino”; “El delantero que deja el fútbol por la vida”; “Benítez hizo el gol de su vida”.

En la actualidad, la pelota sigue siendo el anhelo, o lo era hasta la pandemia: “Este año había comenzado la pretemporada, para volver a reencontrarme con mis compañeros, con el grupo de siempre, la relación quedó. Vivo a dos cuadras de Central Larroque y siempre se charla con todos”.

“Después de la operación tuve prácticamente 1 año sin jugar, luego jugué hace poco un torneo de papi fútbol, pero no había hecho nada de fútbol, pero este año quería hacer la pretemporada y ver si tenía chances, pero la cuarentena me tiró para atrás. Ja. En cualquier momento hago el partido despedida. Ja”, sentenció.

En otro pasaje de la entrevista, jugando a la imaginación, no se vio como un futuro exitoso con la redonda, más allá de romper redes con Central Larroque: “El fútbol acá es muy amateur, nosotros aspirábamos a jugar o pelear buscar estar en Juventud Unida de Gualeguaychú”.

“Me probé en Juventud cuando estaba en el Argentino A. Había quedado, pero tenía que dedicarme de lleno al fútbol y dejar el trabajo y apenas nos daban para el pasaje y un par de pesos”, narró.

“Decidí dedicarme al trabajo y seguir jugando en Larroque, porque no iba a dejar diez años de sacrificio en el frigorífico para a los 30 años jugar en Juventud”, sentenció.

Deseos

Lulo siente que ganó vida, que hizo ganar una vida. Sigue siendo la misma persona, que lo reflejó a la hora de contar sus sueños para lo que viene, sus deseos, en la que resaltó: “La salud es impagable. Más problemas del que tuvimos, lo más importante y lo que quiero a futuro es la salud, de mi familia y tratar de que no surja nada”.


+ Noticias

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"
Fueron once los casos positivos en el plantel de "Los Tigres" de Sunchales, que se detectaron en la previa al partido frente a Comunicaciones por la Liga Nacional de Básquetbol. "Viajamos a Buenos Aires con todos PCR negativos", explicó el DT de calle Dentesano.

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"


En Portada / Entre Ríos

Patronato y sus datos de Primera
Julián Gómez, integrante del Departamento de Prensa de Patrón, a través de su red social de Twitter, comenzó a compartir números luego de cada encuentro del Rojinegro. Muchos son particulares y curiosos. Es un trabajo que comenzó hace 5 años: “Mi idea, en un futuro, es que se conozca al club de una manera diferente”, le dijo a Mirador Entre Ríos.

Patronato y sus datos de Primera

El legado de Pedro Lemebel en Entre Ríos
Una nueva Feria de Editoriales Independientes y Cartoneras Pedro Lemebel tiene lugar este fin de semana en la galería comercial del barrio El Sol de Paraná. Nora Aracil contó la historia de la Biblioteca Lemebel y su rol clave como divulgadora de la literatura disidente en la provincia de Entre Ríos.

El legado de Pedro Lemebel en Entre Ríos

Equinoterapia: estimular a través de talleres lúdicos
Las actividades en la Escuela de Equinoterapia La Merced tuvieron variantes cada semana y pudieron ensamblarse entre ellas para dar continuidad a los diferentes conocimientos adquiridos por los chicos y poder participar de momentos recreativos de mucha acción.

Equinoterapia: estimular a través de talleres lúdicos

En Portada / Santa Fe

Venado Tuerto: inauguraron nuevas luminarias led
La Municipalidad de Venado Tuerto dejó inauguradas las nuevas luminarias led en avenida 2 de Abril y el puente peatonal, acto que fue encabezado por el intendente, Leonel Chiarella, autoridades de la Cooperativa Eléctrica (CEVT), el apoyo del senador Lisandro Enrico, miembros del Gobierno Municipal, concejales y vecinalistas.

Venado Tuerto: inauguraron nuevas luminarias led