Jueves 13.08.2020 | 09:14 hs


19-07-2020 / Mariano Panozzo planea una aventura montado a una bicicleta

La vida junto a una mochila

El ex volante central integró el equipo de Palermo campeón de la Liga Paranaense de Fútbol en el año 2006. Formó parte de planteles ganadores del futsal de la capital entrerriana. Hoy está en Australia, donde dice extrañar cosas de Paraná pero feliz por la vida que eligió.


Con 18 años Mariano Panozzo aparecía como uno de los jóvenes proyectos del fútbol liguista. Logró el histórico campeonato conseguido por Palermo en el año 2006.
+2




Juan Manuel López

Mariano Panozzo tiene 32 años y formó parte de una camada de jugadores categoría 1988 del Club Palermo muy conocidos en el ambiente del balompié de Paraná. Daniel Campanini, los mellizos Leonardo y Leandro Lorenzón; y el goleador Iván “Braca” Aguilar se forjaron a la par de él. Con ellos y algunos jugadores con más experiencia (Matías Romero, Alejandro Pérez, Cristian Céspedes y Gustavo Escobue por nombrar algunos) el “carcelero” logró uno de los momentos más felices de su larga historia, cuando logró el Campeonato Oficial de la Liga Paranaense de Fútbol, de la mano del joven entrenador Alejandro Gómez.

Mariano jugó desde muy chico en la primera “Sangre y Luto”, también incursionó en el futsal de la capital entrerriana, donde integró los planteles de Español y La Salle, ambos multicampeones.
Con una edad donde podía estar a pleno en la actividad deportiva, el volante de marca y de buen pie, se agobió de la rutina, probó los sabores de conocer nuevos lugares y aprendió a vivir de otra manera. Viajando sin brújula, eligiendo sus destinos sobre la marcha y con todas sus pertenencias y su vida dentro de una mochila.

“Hace cinco años aproximadamente hice mi primer viaje hacia el norte argentino. Después cruce a Bolivia, al salar de Uyundi, el desierto de sal más grande del mundo. Ahí terminé en Machu Picchu, Perú”, comenzó diciendo desde Australia (lugar donde se encuentra en este momento) Panozzo en diálogo con Mirador Entre Ríos.

El paranaense contó que ese fue el detonante de todo lo otro que vino después. “En ese viaje me picó el bichito viajero. Después de esa primera aventura, que lo había realizado con una novia, empecé a viajar solo. Fui un par de veces a Córdoba como mochilero y al año siguiente del primer viaje, nos fuimos con un amigo a dedo para Brasil”, continuó relatando el pibe de Barrio AATRA III.
Sobre ese viaje, el primero que emprendía a dedo y como mochilero, contó: “Hicimos dedo desde Colonia Avellaneda hasta Porto Alegre (Brasil) y desde ahí nos tomamos un avión para Europa. Fuimos a Francia, a París, estuve tres meses ahí, recorriendo, buscando trabajo, intentando ver que salía. En ese viaje conocí Barcelona (España) y Lisboa (Portugal)”, a lo que agregó: “A la vuelta de ese viaje, hice dedo desde Foz de Iguazú hasta Concordia y ahí me di cuenta que quería seguir haciendo eso”.

De vuelta a la rutina

Después de la experiencia en Europa, Mariano quiso volver a la vida de siempre, en su ciudad natal, pero esto duraría poco. “Volví a Paraná, retomé la rutina. Volví a trabajar un par de meses, cuando llegaron las vacaciones me fui a Uruguay, ahí recorrí toda la costa hasta llegar a Brasil y cuando tenía que volver a trabajar, decidí no volver. Falté, me quedé en Uruguay y cuando regrese decidir que mi vida sería de esta manera, viajando”, contó con emoción el Argentino que pasa la pandemia en Oceanía.

El viaje por tierras uruguayas tuvo un significado especial, sobre la importancia de este dijo: “Después de ese viaje me cambió la vida, ya no volví a ser el mismo. Ahora cuando regreso a Paraná es para reencontrarme con mis amigos, ver la familia. Podemos decir que de vacaciones”.

Sumando destinos

“En estos cinco años estuve en 13 países: Perú, Bolivia, Brasil, Uruguay, Ecuador, Colombia, México, Guatemala, Estados Unidos, Francia, España, Portugal y ahora estoy en Australia. La mayoría de esos países los recorrí a dedo. Llevo más de 7.000 kilómetros recorridos a dedo. Esa es la experiencia que más me gusta y me llama la atención”, comentó Panozzo sobre los lugares a donde ha llegado. Luego completa: “A algunos de esos países he vuelto varias veces. A Estados Unidos fui tres veces, a México dos. A Perú y Bolivia regresé en cuatro oportunidades. No tengo un recorrido pactado, voy viendo donde quiero estar y viajo”.

Pandemia light

A la hora de hablar del Covid-19 y donde lo encontró la pandemia, el ex futbolista manifestó: “Me tocó estar estos meses en Sidney, Australia. Hacía un mes que estaba acá y vino el Lockdown (similar a la cuarentena). Las medidas que se tomaron fueron diferentes, se aplicó el distanciamiento social y demás, pero te permitían salir a correr, caminar o hacer deportes. Te podías mover en la vía pública”.

“Los clubes cerraron, hubo mucho menos trabajo. Los restaurantes y otros comercios gastronómicos trabajaban con comidas para llevar solamente. Dentro de todo bastante bien. Yo estaba trabajando en Uber Eats, que es un servicio de entrega de comidas en bicicleta eléctrica, así que me la pasé trabajando todos los meses de pandemia, siempre en la calle, en contacto con la gente”, aseguró el entrerriano, haciendo hincapié en el trabajo que realiza en el país de Oceanía.

Las consecuencias del coronavirus fueron importantes en Australia, pero el gobierno de ese país actuó diferente al nuestro. En relación a esto, Mariano confesó: “Si bien acá hubo muchos contagios, el gobierno hizo cerca de dos millones de test, así que se controló bastante. Tengo conocidos que tuvieron coronavirus. A ellos los llevaban a un hotel y les daban comida y todo lo que necesitaban durante el tiempo de aislamiento. Bastante normal fue acá, nada que ver como pasó en Argentina que llevan más de cien días encerrados”.

“Se extraña mucho la familia y los amigos”

El joven se muestra feliz con la vida que eligió y la experiencia que está cosechando. Pero a la hora de hablar de las cosas que extraña de Paraná se emocionó y manifestó: “Se extraña mucho la familia. Mi viejo, mi hermano, mis perros y los amigos. Sin duda es eso lo que más hace falta. Yo generalmente iba a comer al mediodía a la casa de mis padres, la comida de mamá, los domingos de asados, las juntadas con amigos. En algunas fechas en particular se extraña más de lo normal, pero con el pasar de los años estando afuera, estoy focalizado en esto que elegí, es consecuencia de la decisión que tomé en su momento”.

“Los entrenamientos del último tiempo con el equipo de futsal también se extrañan. Cuando me tocó estar viajando me perdí torneos nacionales y provinciales de primer nivel, donde podría haber participado. Los seguí desde afuera y festejé los logros de los equipos de Paraná”, aseguró el ex hombre de Palermo, para completar contando: “Me gusta volver a la ciudad. Cada un año y medio o dos trataré de volver, para recargar energías y continuar viajando”.

El deporte y los nuevos rumbos



Otros de los temas que abordó Mariano con Mirador Entre Ríos están vinculados a su actualidad con el deporte y lo que vendrá una vez que la pandemia acabe.

“Con el deporte siempre voy a estar ligado, es imposible después de tantos años de practicarlo dejarlo de un día para otro. Sigo entrenando individualmente, por ahí juego algún picado o partido informal con la gente que uno cruza. En Ecuador empecé a practicar en un equipo de futsal. Siempre que puedo hago caminatas en las montañas, me voy tres o cuatro días a hacer esas actividades, subí a volcanes, todo esto con una importante exigencia física”, indicó el ex Alumno de la Escuela Don Bosco, sobre las actividades que realiza en su lugar de residencia.

En la continuidad del diálogo hizo hincapié en su trabajo, que en parte está ligado a la actividad física. “Ahora que estoy con Uber Eats, con la bicicleta, estoy haciendo 40 kilómetros por día. Eso despertó que próximamente puede hacer un viaje por todos los continentes en bicicleta. Es lo que estoy planeando”, expresó Mariano para continuar diciendo sobre el tema: “Todavía no definí la ruta, quiero hacer todos los continentes, así que seguramente vendrá Asia y posiblemente también África. Estoy juntando coraje para hacerlo en bicicleta y sino lo haré a dedo. El destino final será Colombia, tal vez instalarme ahí, tengo un proyecto y la idea es que sea en el caribe colombiano”.

En la cabeza de Panozzo está terminar sus aventuras en tierra colombiana, donde lo espera Maxi, el amigo con que hace unos años hicieron el primer viaje a dedo y que terminó con un avión rumbó a París. “Me gustaría hacer algo relacionado al futsal en Colombia. Ahí la disciplina es profesional, pero en la zona donde yo me quiero instalar, en la costa del caribe, son todos pueblos y no se juega mucho”, dijo el ex mediocampista.

“Cuando salí de Argentina no hablaba nada de inglés. Pero trabajando en hoteles y restaurantes vas aprendiendo. Ahora vine a Australia para aprender a hablar bien fluido y estoy en proceso de aprendizaje. Todo el día hablo inglés pero todavía me falta. En México, trabajando en un hotel, aprendí mucho”, terminó diciendo Mariano sobre la forma en que se comunica durante sus viajes.


+ Noticias

El Centro de Asistencia Médica de la UNR recibe 50 consultas diarias
La quema indiscriminada de pastizales frente a Rosario ya repercute de manera seria en la salud de la población, que todos los días debe respirar smog producto del humo que emanan los incendios. De esta manera, el centro de asistencia exclusivo para afecciones respiratorias que habilitó la UNR no da abasto.

El Centro de Asistencia Médica de la UNR recibe 50 consultas diarias

Venado Tuerto: 48 casos activos de Covid-19
El secretario de Salud y Desarrollo Social de Venado Tuerto, Marcelo Krenz, informó que hasta el momento en esta ciudad existen 48 casos activos de Covid-19 y dos personas fueron dadas de altas tras recuperarse en el Centro de Aislamiento.

Venado Tuerto: 48 casos activos de Covid-19


En Portada / Entre Ríos

La planta recicladora vende 100 mil kilos cada 20 días
La cooperativa "La Esperanza", con esfuerzo y trabajo de los 30 socios, no solo pudo alcanzar las metas propuestas sino que los recicladores pudieron acceder a viviendas dignas. Los integrantes aspiran a mejorar cada día, a través de capacitaciones e incorporación de más herramientas.

La planta recicladora vende 100 mil kilos cada 20 días

Un tiempo para encontrar el equilibrio
Más allá de lo negativo que resultó esta temporada para el deporte argentino a raíz del receso obligado por la pandemia, al paranaense Matías Rivera, el mejor jugador entrerriano de la actualidad, el parate le valió para encontrar una armonía y reproyectarse en vistas a lo que viene.

Un tiempo para encontrar el equilibrio

La cultura entrerriana, movilizada para reclamar por la emergencia
Desde la Municipalidad de Paraná a Casa de Gobierno se movilizaron los trabajadores del arte para reclamar que se declare la emergencia cultural. La marcha se realizó el miércoles y recorrió las calles de la capital provincial para culminar frente a la sede del gobierno provincial, con un petitorio. Los asistentes contaron con las medidas de precaución para evitar el contagio del Covid-19.

La cultura entrerriana, movilizada para reclamar por la emergencia

Quieren ser parte de la solución
Profesionales del deporte y la actividad física realizaron una charla abierta virtual, en la cual expusieron las consecuencias de las decisiones tomadas por autoridades y asesores gubernamentales ante el Covid-19. Basados en su experiencia y en conocimientos científicos, sostienen que la actividad física es la mejor manera de recuperar la deteriorada salud de la población y ofrecen colaboración.

Quieren ser parte de la solución

En Portada / Santa Fe