Jueves 13.08.2020 | 07:35 hs


22-07-2020 / Habrá una reglamentación nacional

El autocultivo del cannabis, por la salud y contra los prejuicios

Ahora que el Ministerio de Salud de Nación presentó un borrador para reglamentar el autocultivo en la Ley de Cannabis Medicinal, vale la pena regresar sobre la experiencia de Silvia Encinas, referente y activista entrerriana.


Silvia Encinas es una de las referentes que permanentemente ayuda a visibilizar una problemática repleta de prejuicios.
+1



Guillermina Ferraris
redaccion-er@miradorprovincial.com

El miércoles pasado, el Ministerio de Salud presentó el borrador de la nueva reglamentación de la Ley 27.350 de Cannabis Medicinal, a las organizaciones y actores fundamentales que conforman el Consejo Consultivo Honorario. De la reunión para revisarlo participaron representantes del INTA, CONICET e INASE, entre otros, y representantes de las siguientes organizaciones: CeCCa, CaMeDa, Ciencia Sativa (Bariloche – Río Negro), AUPAC (Rosario – Santa Fe) y Cannabis Medicinal Río Negro.

La novedad que presenta este documento es que el Estado finalmente autorizará a los usuarios medicinales de cannabis a que autocultiven la planta, cultiven solidariamente o “en red”. Además, se buscará producir marihuana en el ámbito público y garantizar el acceso gratuito a pacientes que no tengan obra social o prepaga.

Los memoriosos recordarán que la provincia de Entre Ríos adhirió a la Ley de Cannabis Medicinal en el año 2018. Así, lo que ocurra en los próximos días puede definir el destino y la calidad de vida de muchas personas, ya que, al ser una reglamentación nacional, involucra automáticamente a las provincias que ya hayan adherido anteriormente. Para analizar la readaptación que se tendrá que llevar a cabo para estar a la altura de la circunstancia MIRADOR ENTRE RÍOS dialogó con Silvia Encinas, una cultivadora y referente cannabica de Rosario del Tala que, con 63 años, cultiva la planta de manera solidaria para regalarle aceite a quienes la necesiten.

Durante 20 años Silvia trabajó en distintos lugares del sector político, fue secretaria del CGE y los últimos cuatro años del gobierno de Urribarri ocupó un cargo en la secretaría privada. Esto no significó ningún tipo de protección, por el contrario, tuvo que mantenerse en silencio hasta que sintió que debía encontrar la manera de proteger a quienes estaban cultivando, tanto recreativa como medicinalmente. Actualmente se visibiliza abiertamente como activista y cultivadora de cannabis.

Antes de comenzar, la entrevistada agradeció el espacio para hablar del cannabis “porque esto es lo que realmente nos hace perder los miedos, los pruritos y los prejuicios que se tienen sobre algo que la naturaleza nos provee”.

Ser madre y cultivadora

Consultada sobre cómo inició y qué vínculo tuvo con la planta de cannabis, compartió que “empecé hace muchos años a interesarme por las bondades de la planta porque tenía muchos comentarios de gente adulta que fumaba un pucho de marihuana a la noche y reconocía que realmente se sentía muy bien, les resolvía algunas patologías como por ejemplo el insomnio, la depresión, la tristeza, la melancolía”.

“Siempre lo hablé con mis hijos. Era una época difícil, muy distinta, donde estos temas se tocaban con mucho pudor, con mucho miedo, había que "tener cuidado con la junta", etc. Yo traté de entablar un lazo de confianza con ellos y sus amigos, de tal forma que pudieran hablar también desde la curiosidad, desde lo que les podían llegar a ofrecer. Nunca prohibiendo, sino que pudieran contarme con confianza. No sé si lo habrán hecho tanto, creería que no. Fueron teniendo su propia experiencia porque es lógico, en aquellos tiempos, hace más de veinte años, era bastante difícil poder planteárselo a los padres o a alguien mayor”, explicó.

“Si bien con el tiempo fui viendo que no habían tenido problemas, siempre me ocupé de que no entren en el mundillo de la crueldad con que algunas personas hacen una venta de esto. Lo pensé siempre y ahora lo sigo sosteniendo, porque creo que ahí está el porqué de la legalización del autocultivo, la razón por la que tenemos que desdramatizar el cultivo y tener nuestra propia planta de marihuana” confesó.

Solidaridad contagiosa

Consultada sobre sus inicios en el cultivo, cuenta que “Atravesé un cáncer hace mucho tiempo y me pasó una vez en el consultorio de mi oncólogo, que una madre me contó que ante la desesperación había empezado a darle aceite de cannabis a su hijo y lo había empezado a producir ella misma para asegurarse de darle lo mejor. Me despertó la curiosidad mucho más cuando me contó el hostigamiento que recibía permanentemente incluso de su propia familia”.
“Luego de ese día comenzamos a relacionarnos y a acompañarnos, y nos fuimos incentivando mutuamente. Luego comencé también a cultivar y me fui acercando a las ONGs, como Mamá Cultiva. Me interesó, además, comenzar a golpear puertas de las comunidades científicas y médicas”, subrayó.

Acerca de cómo fue notando los efectos en su organismo, cuenta que “en ese momento yo luchaba para mí y hacía mi propia experiencia. Iba consumiendo, probando distintas maneras hasta que fui notando alivios y sobre todo que me estabilizaba emocionalmente en algunos momentos en los que la cabeza se nos dispara, al tener por diagnóstico un cáncer: es algo que le sucede a todo el mundo pero yo con esto lo controlaba”.

Visibilizarse y politizar

–¿Cuándo decidiste “salir a la luz” y visibilizarse como cultivadora?

–En el 2015, ante un allanamiento que se produjo en Paraná y al ser consciente del desabastecimiento que iba a sufrir un chico culpa de la Policía, me produjo tal indignación que decidí "blanquearme" para acompañar a esas madres. Comencé a visibilizar que cultivo, que hago aceite y regalo, que tengo científicamente comprobado el uso porque me ha dado resultado en mi propia patología y que tengo vínculo con las comunidades médicas que están trabajando en esto que es la Facultad de Medicina de La Plata, donde se dicta el primer posgrado en Endocannabidiología del país.

En una entrevista televisiva conté que yo cultivaba, que hacía aceite y pedí por favor que no atosiguen a las madres ni a la gente que cultiva solidariamente. “Vengan por mí que yo les voy a dar la explicación de por qué hay que legalizar el cultivo de cannabis”, les dije. La repercusión fue muy buena, me llamaron algunos médicos, científicos y bioquímicos después, algunos que venían haciendo trabajos experimentales con cannabis en distintos laboratorios, de diferentes lugares de la provincia.

–¿Qué clase de repercusión hubo?

–Cuando lo comuniqué no hubo revuelo alguno. Lo entendieron desde una postura muy marcada porque también dije que acordaba con el uso recreativo. Sabía por estudios de la OMS, que la marihuana en ninguno de sus usos producía muertes, como sí lo hace el tabaco y otras drogas que son de venta libre o las receta un médico. Me amparé en ese argumento que siempre estuvo, pero que nadie lo dice.

De estrategias y allanamientos

Hacia el final, aclara que “lo que siempre marqué como postura es que debemos hacerlo de manera solidaria, debemos compartir lo que sabemos y dar nuestros nombres porque eso nos va a dar protección. Puedo entender por qué las mamás no lo hacen, y es porque los hostigamientos continúan a pesar de la noticia reciente acerca de la autorización del presidente Alberto Fernández a cultivar cannabis con fines medicinales”.

Consultada sobre la situación de persecución a los cultivadores en Tala, precisó que “antes de la noticia de la nueva reglamentación para autocultivar, el hostigamiento continuaba siendo sistemático; no sé si tan perverso o duro, pero los había. Yo vivo en Rosario del Tala, a donde nos conocemos todos y hace tres meses hubo un allanamiento a un chico que todos sabemos que cultiva, tiene dos hermanitos con problemas y le sacaron los cogollos que estaba secando para fabricarles aceite además de unos plantines que no medían ni 15 cm”.

Para cerrar, luego de una reflexión, expresó que “necesitamos escuchar y estudiar más el caso de Uruguay. Pepe Mujica es muy clarito, él achicó el narcotráfico legalizando y permitiendo algunas cuestiones, también recreativamente. Y fundamentalmente no tuvo problemas de excesos. El poder tener la planta en tu casa genera que vos no tengas que salir a comprarla, en algunos casos que no tengas que salir a robar para comprarla. O tener que acudir a un sector que te está mintiendo en lo que te está vendiendo. Cuando accedes de forma natural y solidaria acabas con esas cuestiones que son las que sí dañan la salud”.


+ Noticias

El Centro de Asistencia Médica de la UNR recibe 50 consultas diarias
La quema indiscriminada de pastizales frente a Rosario ya repercute de manera seria en la salud de la población, que todos los días debe respirar smog producto del humo que emanan los incendios. De esta manera, el centro de asistencia exclusivo para afecciones respiratorias que habilitó la UNR no da abasto.

El Centro de Asistencia Médica de la UNR recibe 50 consultas diarias

Venado Tuerto: 48 casos activos de Covid-19
El secretario de Salud y Desarrollo Social de Venado Tuerto, Marcelo Krenz, informó que hasta el momento en esta ciudad existen 48 casos activos de Covid-19 y dos personas fueron dadas de altas tras recuperarse en el Centro de Aislamiento.

Venado Tuerto: 48 casos activos de Covid-19


En Portada / Entre Ríos

La planta recicladora vende 100 mil kilos cada 20 días
La cooperativa "La Esperanza", con esfuerzo y trabajo de los 30 socios, no solo pudo alcanzar las metas propuestas sino que los recicladores pudieron acceder a viviendas dignas. Los integrantes aspiran a mejorar cada día, a través de capacitaciones e incorporación de más herramientas.

La planta recicladora vende 100 mil kilos cada 20 días

Un tiempo para encontrar el equilibrio
Más allá de lo negativo que resultó esta temporada para el deporte argentino a raíz del receso obligado por la pandemia, al paranaense Matías Rivera, el mejor jugador entrerriano de la actualidad, el parate le valió para encontrar una armonía y reproyectarse en vistas a lo que viene.

Un tiempo para encontrar el equilibrio

La cultura entrerriana, movilizada para reclamar por la emergencia
Desde la Municipalidad de Paraná a Casa de Gobierno se movilizaron los trabajadores del arte para reclamar que se declare la emergencia cultural. La marcha se realizó el miércoles y recorrió las calles de la capital provincial para culminar frente a la sede del gobierno provincial, con un petitorio. Los asistentes contaron con las medidas de precaución para evitar el contagio del Covid-19.

La cultura entrerriana, movilizada para reclamar por la emergencia

Quieren ser parte de la solución
Profesionales del deporte y la actividad física realizaron una charla abierta virtual, en la cual expusieron las consecuencias de las decisiones tomadas por autoridades y asesores gubernamentales ante el Covid-19. Basados en su experiencia y en conocimientos científicos, sostienen que la actividad física es la mejor manera de recuperar la deteriorada salud de la población y ofrecen colaboración.

Quieren ser parte de la solución

En Portada / Santa Fe