Domingo 09.08.2020 | 22:55 hs


29-07-2020 / En Concordia se unen para pedir por seguridad

“Salvemos a los clubes”

En plena pandemia otra pandemia sacude a los clubes de la capital del citrus: los continuos robos. Solicitan soluciones para poder seguir.

Belén Fedullo

Fueron víctimas de robos y destrozos durante los últimos días. A pesar de la cuarentena, personas ingresan y se llevan lo que con esfuerzo lograron tener para avanzar en la formación de deportistas. Unidos, piden soluciones y se dan ánimo para seguir.

Son cinco los clubes que terminaron cruzando sus caminos por la inseguridad: Social y Deportivo La Bianca, Estudiantes, Salto Grande, Club Sarmiento y Los Espinillos, quienes aún no volvieron a los entrenamientos de las distintas disciplinas, pero los dirigentes tuvieron que ir a sus sedes en medio de la cuarentena porque fueron víctimas de robos y destrozos.

A pesar del aislamiento obligatorio preventivo que fue impuesto por el gobierno nacional y que debe cumplirse para resguardar la salud en medio de la pandemia por coronavirus, personas ingresaron en las instalaciones de los clubes y causaron daños que resultan realmente significativos. 

Instituciones que con esfuerzo intentan llegar al mejor nivel vieron cómo en poco tiempo sus inversiones se vieron frustradas, pero, después de atravesar el trago amargo, se brindan apoyo y piensan en salir adelante.

Hubo un ataque que llamó la atención. El predio que el Club Salto Grande tiene para el entrenamiento de rugby está alejado de la ciudad, emplazado en la zona del Perilago, a la que es casi imposible acceder por el control en el acceso de la ruta que conduce hacia ese lugar. Aunque también hay una comisaría cerca, quienes ingresaron se las ingeniaron para llevarse objetos de todos los tamaños, incluidas aberturas, sin ser vistos ni dejar rastros que posibiliten saber cómo llegaron hasta allí o quiénes fueron.

Los dirigentes del club aseguraron: “Perdimos muchos elementos que habíamos comprado con el esfuerzo de todos. No hicieron distinciones, se llevaron de todo”. Luego detallaron: “Nos faltan las garrafas, dos termotanques de 100 litros, duchas eléctricas, una bomba de agua sumergible, luminarias, cables, aberturas y hasta los elementos de cocina que teníamos”.

“Lo que queremos pedirle a la comunidad es que si les ofrecen algo denuncien y no lo compren. Es raro que se hayan llevado tantas cosas con tanta tranquilidad”, aseguraron.

A pesar del panorama negativo, desde el equipo que dirige el rugby se muestran confiados. “Aunque son muchas cosas, confiamos en que las vamos a recuperar. A todos esos elementos los tenemos gracias al esfuerzo, lo único que queremos ahora es seguridad”, indicaron.

Cansancio y solidaridad

Luego del ataque a las instalaciones del Club Salto Grande, otros clubes que pasaron por lo mismo se solidarizaron y mostraron su hartazgo. Ese robo fue la gota que colmó el vaso y llevó a iniciar la movida.

Andrés Piñol, presidente del Club Los Espinillos, que había sido robado a fines de mayo, contó de qué se trata la iniciativa. “Nuestro club se solidarizó con Salto Grande, nosotros lo vivimos hace poco y sabemos lo que es. Entendemos que los valores que aprendemos en el rugby tienen que ser puestos en práctica y por eso nos pusimos a disposición”, dijo a Mirador Entre Ríos y agregó:
“No es fácil, menos en estos tiempos en que todo es tan incierto, así que unirnos vendrá bien”.

“En mayo robaron en nuestro predio, nos sacaron cosas que nos había costado muchísimo comprar. De un día para el otro nos encontramos con los candados de un container en el que guardamos las cosas cortados y todo desordenado. Se llevaron herramientas de mano, un compresor, una motoguadaña, y todo lo que teníamos para seguir manteniendo nuestro predio. La sensación de desprotección es horrible”, aseguró.

“Nuestro slogan es ‘salvemos a los clubes, no a la inseguridad’. Creemos que, si tenemos que quedarnos en casa, es necesario que nos cuiden, que sepamos que cuando podamos volver vamos a tener todo lo que teníamos cuando dejamos de ir a entrenar”, concluyó.

Al igual que a los clubes de rugby, el Club Estudiantes y el Club La Bianca sufrieron robo de herramientas en sus centros deportivos. En ambos casos, aún no hay novedades de los elementos y contabilizan miles de pesos para reponerlos.

El Club Sarmiento es noticia continuamente, y este lunes volvió a sufrir un robo en los baños y cañerías. Ubicado en la zona sur, una de las más postergadas de Concordia, sufrió numerosos robos y destrozos en el último año. “Nos da impotencia, sabemos quiénes son y lamentablemente es gente vecina. Ahora se llevaron canillas, una pileta, caños y rompieron el muro. La droga arruina muchas vidas, y también arruina al club por el que pasan los pibes”, aseguró Enrique Braga, el presidente de la institución.

“Estamos cansados, nos saca las ganas de seguir, si volvieran los entrenamientos y partidos no se si podríamos, costaría mucho poner todo en condiciones; pero intentaremos volver a empezar, sobre todo porque son 4 familias dañinas contra 400 chicos que vienen al club y a las dos escuelas que funcionan acá. Ahora confiamos en que nos van a escuchar y van a cuidar más a las instituciones deportivas, es lo que venimos esperando hace años”, indicó.


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

La impronta judía en la colonización del centro
La combinación del ferrocarril y la colonia agrícola resultaron una estrategia de asentamiento poblacional formidable para Entre Ríos. En ese esquema inmigratorio se destacan las protagonizadas por comunidades judías en el centro provincial.

La impronta judía en la colonización del centro

Tacleando las viejas construcciones culturales
Beltrán Horisberger es un activista paranaense, radicado en Buenos Aires, que luchó contra el machismo y la homofobia en el deporte de la ovalada. Actualmente, lleva adelante su activismo a través de las redes sociales. Además, es modelo de talla grande y columnista en la TV Pública.

Tacleando las viejas construcciones culturales

La juventud entrerriana se puso la 10
En Crespo comenzaron las acciones del Voluntariado Ambiental, que busca generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. La primera actividad consistió en la recolección de residuos por caminos vecinales. En Libertador San Martín, un grupo de autoconvocados decidió juntarse los domingos a limpiar los arroyos.

La juventud entrerriana se puso la 10

Un festejo rimbombante para una editorial pequeña
La editorial Abrazo, sostenida por Maxi Sanguinetti y Fernanda Puglisi, cumple 10 años y lo celebra con encuentros virtuales semanales en el que toman contacto con escritores que componen su catálogo y los lectores que los han acompañado durante este tiempo.

Un festejo rimbombante para una editorial pequeña

Franqueando barreras
Los integrantes del Programa de Deportes para Personas con Discapacidad de Paraná realizan actividades físicas, a pesar de la imposibilidad de concurrir a su habitual sede por las medidas de aislamiento social. Los docentes suben videos explicativos a una red social y sus familiares los ayudan a realizar las tareas. Mientras, desde la institución, se les entregaron materiales.

Franqueando barreras

En Portada / Santa Fe