14-09-2020 / Una voz en el teléfono

Trabajadores municipales realizan seguimiento telefónico de casos positivos de coronavirus

Forman parte de la estrategia sanitaria dispuesta por el Municipio rosarino. Se llama en forma periódica a quienes están aislados y se les ofrece información, acompañamiento y sostén.


Mirador Provincial
redaccion@miradorprovincial.com


El Municipio de Rosario cuenta con diversas estrategias sanitarias para hacer frente a la pandemia por Covid-19, entre ellas creó equipos de llamadores y llamadoras que trabajan todos los días para informar a las personas hisopadas que su resultado dio positivo, pero además, para acompañarlas en la evolución de la enfermedad.

Son 234 trabajadores municipales y un grupo de estudiantes de la Universidad Gran Rosario los que se capacitaron para tareas de seguimiento telefónico. Hasta la fecha fueron contactadas 5.667 personas entre casos positivos y contactos estrechos.

El equipo de acompañamiento está dividido entre primeros llamadores y seguidores. Los primeros llamadores son quienes a través de la recepción de la ficha epidemiológicas avisan el resultado del hisopado positivo. En ese llamado, corroboran los datos personales y comienzan el trabajo para rastrear con quienes esas personas tuvieron contacto estrecho. Para que luego los seguidores se comuniquen con esos contactos.

Las voces
María del Sol Acosta trabaja en el Centro de Salud Ceferino Namuncurá y está operada del páncreas y del vaso, lo cual le impide estar trabajando de manera presencial desde que se declaró el aislamiento obligatorio. Le ofrecieron desde la Secretaría de Salud participar en los primeros llamados y los seguimientos de los equipos de salud. María del Sol no dudó de la importancia de este trabajo y aceptó de inmediato.

"Yo soy primera llamadora. Ese momento es muy duro, porque tienen miedo de haber contagiado a otras personas que quieren. Por supuesto surgen muchas dudas e incertidumbres, porque es un tema del cual hay sobreinformación, más que nada en los medios de comunicación. Hay momentos de incertidumbre y de cómo cuidar a los más cercanos y qué hacer", menciona.

Y agrega: "En el primer llamador le damos un certificado de aislamiento y los seguidores son quienes continúan haciendo los llamados durante los catorce días. Ellos son quienes, después de ese plazo, le otorgan el certificado de alta a los contactos estrechos siempre que no presenten fiebre las 48 horas previas. El seguimiento es todos los días, es un trabajo colectivo. Hoy no hay vacuna y la única vacuna es el distanciamiento social, hacemos mucho hincapié en eso, no imponiendo nada por supuesto, pero sí hablamos de la responsabilidad social que tenemos cada persona en esta pandemia. La responsabilidad, la empatía y también para sostener el sistema de salud público que tenemos, los cuidados que debemos mantener".

Beatriz Claus trabaja en el Distrito Norte, la coordinadora de Salud ese distrito envía las fichas epidemiológicas y ella es quien, como coordinadora de su grupo, comparte ese listado para dividir entre sus compañeros los números para comenzar con los llamados. "Antes de empezar a ser llamadora, estaba en licencias por la edad y porque soy paciente oncológica, entonces desde marzo que estoy encerrada en mi casa y dejé de ir a trabajar. Estaba licenciada. Realmente, sintiéndome no del todo bien, ya que este iba a ser mi último año porque mi intención es jubilarme el año que viene. Amo trabajar en atención primaria, amo la salud pública y tengo compañeros excelentes, y tengo que pasar todo este tiempo lejos de ellos, lejos de hacer lo que me gusta. Entonces me convocaron y no lo dudé", señala Beatriz.

Por otro lado, Leandro González, es también quien hace ese primer llamado para contactarse con la persona que le ha dado positivo el hisopado, y resalta: "Es muy importante que las personas se sientan contenidas en este contexto, incluso más los adultos mayores, porque aparecen los miedos y las angustias. En general es muy gratificante ver cómo se van modificando ciertos preconceptos. Y para uno, que estaba licenciado en el trabajo, poder hacer justamente esta tarea tan importante también repercute en nosotros. Creo que es un trabajo muy bueno por parte de la Secretaría de Salud, porque no en todos lados se hace. También es alivianar a quienes están trabajando en la trinchera".

Además, los llamadores son quienes se ocupan de preguntar si la persona tiene la posibilidad de hacer el aislamiento en su casa. "Es importante recordar que la salud integral implica no solo la salud clínica de la persona sino la social, la psíquica y la emocional. En el caso de que no tenga la infraestructura correspondiente en su casa para hacer el aislamiento, pasamos al equipo distrital esa información para que se le pueda dar a la persona alojamiento en un Centro de Aislamiento. También es importante el tema de la asistencia alimentaria, en ese sentido se le comunica a la secretaría de Desarrollo Humano los casos que la necesiten", explica María del Sol.

Acompañamiento y sostén
Según Beatriz, es muy importante el trabajo que llevan adelante con los llamados, "es estar cerca de otra manera". Y cuenta: "Al principio cuando empecé con los llamados a los pacientes me daba la sensación que invadía su vida privada, luego con el correr de los días me di cuenta la función fundamental que cumplíamos los llamadores porque es una forma de decir: 'no estás solo, estamos con vos, te estamos acompañando'. Yo soy de hablar mucho y aparte los habilitaba a que en cualquier momento, a cualquier hora me mandaran un mensajito y yo los llamaba por teléfono. Luego se transformó en una necesidad el hecho de llamarlos, de decirle que estamos cerca".

"La recepción siempre, en todos los casos, fue muy buena, siempre me presento diciéndoles mi nombre y apellido, me esperan, me saludan, terminamos haciendo una relación, son muchos días de llamados cotidianos y las personas se van aferrando a ese llamado, por eso intento llamar siempre a la misma hora, hay gente que si me atrase un poquito me dicen que estaban esperando mi llamado. Tengo en el celular muchos mensajes de agradecimiento, porque cuando les mando el alta y el certificado, son muy agradecidos. Las personas están con muchas angustias, una trata de calmarlos, y de acompañarlos en el proceso", desarrolla.

Asimismo, María del Sol coincide en que hay situaciones muy duras, de llantos que obviamente le repercute en su jornadas de trabajo y que la interpela y más en estas semanas que la curva de contagios creció tanto.

"La alegría de las altas se vive como una alegría propia, en conjunto. Las personas, en su mayoría, son muy agradecidas por haber transitado junto a ellos esos días de aislamiento. Así que eso es también muy gratificante y vemos cómo los días van pasando y van cambiando su ánimo, lo notamos en la voz. Es una alegría ser esa voz en el teléfono, una persona que lleve tranquilidad a la situación. Hay mucha información pero a quien recibe la noticia se le generan muchas dudas. Son muy importantes los cuidados que tenemos que tener para que no continúen los contagios", cuenta.

Además, Leandro agrega que en los llamados aparecen los silencios, las angustias, las dudas: "Pero intentamos siempre contener a quien está del otro lado, porque más allá de cómo está esa persona sintomatológicamente, también son importantes las cuestiones subjetivas. Vamos trabajando los sentimientos, para poder abordar la situación y después del segundo y el tercer llamado se va generando un vínculo. E incluso ellos, nos dan fuerzas a nosotros para continuar con el trabajo, es muy emotivo".

En primera persona

Mariana es contadora, tuvo Covid-19 y recibió el llamado y el seguimiento día tras día. "La verdad que es súper necesario, es muy difícil tener información certera, y que alguien te llame y te oriente, te pregunte cómo estás, te acompañe día a día, la verdad que es muy importante. En mi caso, las personas fueron muy amables y la atención fue excelente", cuenta la joven, quien atravesó el virus junto al acompañamiento de los llamadores.




+ Noticias

Guardianas de los libros
Son 23 las bibliotecas populares que cobijan libros y vecinos en la ciudad de Rosario. En el día que celebran su existencia, y tras medio año de encierro y protocolos, con la dificultad económica de mantener los espacios con gastos de servicios y alquiler, todas permanecen activas, en contacto con la gente, y reconvertidas en formatos virtuales de diversos modos.

Guardianas de los libros



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia
El jueves 17 se realizó el estreno virtual de las cuatro obras producidas en el marco de la experiencia Proyecto Casa. La propuesta contó con gran aceptación del público y alcanzó las 880 reproducciones, 160 comentarios y 100 reacciones. Esta noche se realizará una charla sobre los desmontajes y el proceso creativo en la que participarán los artistas que formaron parte de la iniciativa.

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia

Hasta donde la pasión las llevó
El rugby las unió en Paraná y ellas, decidieron ir mucho más allá. Inés Delgado y Marianela Lell se casaron hace dos años y hoy, están radicadas en Irlanda. A raíz de su entusiasmo por el deporte, continúan vinculadas a la disciplina que las encontrara en Entre Ríos y relacionara tan estrechamente.

Hasta donde la pasión las llevó

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas
El single pertenece a Alejandro Lauphan, un joven músico nacido en Rosario pero criado en Entre Ríos. Su letra fue el estandarte de varias movilizaciones entorno a la quema de humedales. Además fue convocado por Greenpeace para formar parte de la Marcha Virtual “Fuego Cero”, en la que también participaron Pedro Aznar, Lali Espósito, Natalia Oreiro, Fabiana Cantilo, entre otros artistas.

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas

También en los medios hay un reconocimiento ausente
Durante la semana en que Latinoamérica recuerda el lugar de las mujeres y disidencias en medios de comunicación, repasamos algunas cifras y entrevistamos a la comunicadora y periodista entrerriana Gisela Romero. Dialogamos sobre su experiencia con el portal Telaraña y reflexionamos sobre el escenario actual regional en materia de paridad de género en los medios.

También en los medios hay un reconocimiento ausente

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos
El universo deportivo de buena parte de la provincia no acepta la continuidad de los estímulos precompetitivos fuera de sus espacios habituales. Refuerza su postura en la ausencia de casos de Covid-19 en los ámbitos de práctica, tras aplicar exitosamente –en el lapso permitido– los protocolos de bioseguridad aprobados. La paralización de actividades afecta principalmente a las categorías infantiles, fundamental sustento de las disciplinas. Es la conclusión que revela la encuesta exclusiva de MIRADOR ENTRE RÍOS luego de extender su observación a ocho disciplinas deportivas de Paraná y zona, más algunos puntos de los corredores occidental, central y de la costa del Uruguay.

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos