15-09-2020 / Cine y género

“Si la historia la escribieron los hombres, ahora la volvemos a contar las mujeres”

Entrevista a Judith Battaglia, guionista y directora, cocreadora de la primera productora de contenido audivisual feminista de Rosario.


El Pez ha muerto. Es una historia poética y estéticamente muy lograda que transcurre entre dos escenas en la que Pamela anda en bicicleta por un camino solitario. Afirmándose en esa soledad, en un despertar existencial sobre dos ruedas. Foto: Gentileza.
+1



Damián Pettinari
redaccion@miradorprovincial.com


“Si la historia la escribieron los hombres, ahora la volvemos a contar las mujeres. Volver a contar la historia desde otro lugar, desde las mujeres olvidadas” nos dice Judith Battaglia, creadora junto a María Langhi de Rosaria Producciones, la primera productora de contenido audiovisual feminista de Rosario.

Judith, licenciada en Comunicación Audiovisual (UNR), es guionista y directora. Se considera una trabajadora de la cultura. Entre sus realizaciones se encuentran los cortometrajes Siento Sandro (2005), Peras y Estrellas (2011) y El Pez ha muerto (2014), guión ganador de Historias Breves 2011; el documental Mary Terán, la tenista del pueblo (2014), ganador del concurso Telefilm del Incaa y el largometraje documental Grito Sagrado (en desarrollo), ganador del premio para desarrollo de Espacio Santafesino.

El milagro que no fue
El Pez ha muerto (2014, 13m) forma parte de Historias breves 9 (INCAA), una serie de largometrajes que promovían a los futuros talentos de la industria cinematográfica argentina. Esta contado desde la mirada de Pamela, que tiene 9 años y está por tomar la primera comunión. Con una gran fe intenta realizar un milagro, pero falla. La pregunta es: ¿qué es lo que falla? “El dolor nos dice que existimos; el dolor nos dice que existen aquellos que amamos; el dolor nos dice que existe el mundo en que vivimos” afirma el filosofo Miguel de Unamuno en “Del Sentimiento trágico de la vida” (1912), escrito bajo la influencia del danés Kierkegaard.

Pamela sufre la enfermedad de su abuelo y decide hacer algo. “El dolor es la ausencia de la vida y la raíz de la personalidad, pues solo sufriendo se es persona”, continua Unamuno, y agrega: “lo que a los seres nos une es el dolor, la sangre universal o divina que por todos circula. Eso que llamamos voluntad, ¿qué es sin dolor?” Creer en Dios es querer que Dios exista.

Esos conceptos de principios del siglo XX están presentes en El Pez ha muerto. Es una historia poética y estéticamente muy lograda que transcurre entre dos escenas en la que Pamela anda en bicicleta por un camino solitario. Afirmándose en esa soledad, en un despertar existencial sobre dos ruedas.

El olvido es una derrota
Mary Terán, la tenista del pueblo (2014, 49m) es un documental que rescata la historia de una rosarina nacida en 1918, que era la hija del bufetero del Rowing Club y gracias a esa circunstancia pudo practicar tenis, el llamado "deporte blanco", ajeno por aquel entonces a personas de su clase social.

Fue la primera top ten argentina (en 1950 periodistas británicos especializados la ubicaron Nº 10 del mundo, no existía el ranking oficial), ganando 28 títulos internacionales, entre los que se destacó el Plate de Wimbledon.

Pese a la relevancia deportiva, su historia permaneció olvidada durante muchos años, padeciendo una cruel persecución política. Fue encargada del Ateneo Deportivo Eva Perón y asesora de la Dirección de Campos Deportivos Metropolitanos de la ciudad de Buenos Aires durante el primer peronismo. Desde allí buscó acercar a las mayorías populares al tenis, un deporte tradicionalmente elitista, rebelándose contra una sociedad injusta y machista.

“Yo llegué a la vida argentina 20 años antes. Si a Evita no le perdonaban ser mujer, conmigo no iba a ser menos. Yo, además de peronista, era una mujer que había logrado destacarme mundialmente en un deporte que, acá, era exclusividad de una élite masculina y esas cosas en este país no se perdonan”, dijo alguna vez Mary.

El documental de Battaglia busca rescatarla del olvido inspirado por el poeta español Félix Grande, quien en Memoria del flamenco (Espasa Calpe, 1976) escribió: “la memoria comporta una moral: que el olvido es una derrota, e incluso un epitafio”.

Un intimista almuerzo entre viejos militantes peronistas sirve de hilo conductor para atravesar el arco narrativo que va desde el apogeo de la tenista durante el primer gobierno de Perón hasta su persecución luego del golpe de Estado de 1955, que derivó en su exilio y posteriormente en la exclusión de la vida publica y deportiva, lo que sumado a la muerte de su madre la llevó a un trágico desenlace.

El material de archivo y las entrevistas incluidas logran enriquecer el relato, de tal forma que incluso entregan un interesante contrapunto relacionado con la supuesta propuesta matrimonial que le habría realizado Perón, luego de las muertes de Eva y de Heraldo Weiss (esposo de Mary), ambas ocurridas en 1952. Su mayor virtud es correrse del mero registro historiográfico y lograr trasmitir la pasión militante y el sentimiento encarnado por un movimiento de masas que aún hoy marca la historia política argentina.

Judith Battaglia, en primera persona
- Arrancaste con Rosaria en 2013, ¿como fue el origen del proyecto?

- La idea de la productora con perspectiva de género es de María (Langhi). Ella se encarga de la producción y yo de la escritura. Con María somos muy amigas y creamos esta productora con perspectiva de género. En ese sentido mi militancia en el feminismo se relaciona con la escritura.

- Teniendo en cuenta el crecimiento del movimiento feminista en el país, ¿mejoraron las condiciones para realizar contenidos que aborden la problemática de género?
- Sigue siendo difícil, recién ahora empezamos a mover la redes y tenemos un Instagram y un Facebook. Estamos iniciando ese camino de la difusión y paralelamente de mover los materiales. 5RTV (Canal Público de la Provincia de Santa Fe) compró dos pasadas de Mary Terán y de Ni Una Menos. Son contenidos feministas y deberían tener mucha más difusión y la realidad es que no. En esta convocatoria de Industrias Creativas es la primera vez en la que se habla de paridad de género, en ese sentido creo que ahora si va a haber un cambio.

- En El Pez ha muerto se narra el despertar existencial de una nena y su relación con la fe, ¿qué te llevó a contar esa historia?
- Lo que me llevó a contar esa historia son vivencias personales, uno no puede escapar de lo que le pasó. Yo siempre fui a colegios católicos y creía mucho en Dios. Leía La Biblia y creía fervientemente que la fe podía mover montañas. Y una vez intenté hacer un milagro y no funcionó (risas). Es eso el Pez, una nena de 8 años intentando hacer un milagro y no funcionó. Vos leés Nietzsche y decís Dios no existe y te acordás de cuando tenías 8 años y leías La Biblia y trataste de hacer el milagro, y decís ya me había dado cuenta en aquel momento. Es un dolor, porque uno quisiera que exista. La religión es como una muleta que uno tiene. Una se muere y los otros se mueren y si Dios existe tenés a quién recurrir y si no lo tenés, te largás sola. El Pez ha muerto es en realidad Dios ha muerto.

- Stella Bruzzi ve al cineasta como a alguien que invade un espacio real y lo marca para dejar atrás la ilusión del “cine objetivo”. Dice que los documentales son “actos performativos cuya verdad solo surge en el momento de la filmación”. ¿Puede decirse que Mary Terán se planteó en ese sentido?
- Mary Terán no es para nada un documental objetivo, ni pretende serlo, no creo en eso. Es un documental de amor. Fue una mujer que tuvo los ovarios para meterse en la política, siendo tenista y queriendo popularizar el tenis, en un ambiente de hombres. Podría no haberlo hecho. Podría haber sido Mary Terán, la tenista brillante y todo el mundo la podría haber amado. Todo el mundo te ama porque sos tenista y fuiste la numero 1 del mundo, de Argentina, sos linda, todo fantástico. ¿Para qué te hacés odiar por todo el tenis? Porque todo el tenis era antiperonista. Te hacés odiar profundamente por la mitad del país. Eso es lo que a mí me conmueve.

Una mujer que optó por comprometerse y hacerlo de esa forma con todo lo que conlleva. Tuvo que estar exiliada, que la dejen sola en la cancha. Me conmovió su valentía, toda la gente valiente a mí me conmueve, porque quizás yo no lo haría. Por eso escribo sobre esa gente valiente. Si la historia la escribieron los hombres, ahora la volvemos a contar las mujeres. Volver a contar la historia desde otro lugar, desde las mujeres olvidadas.

- La narración se articula alrededor de la comida de viejos militantes peronistas en un club de barrio, el registro es muy intimista y natural, ¿cómo fue dirigir a estos no-actores?
- Esos militantes peronistas que llevan adelante el relato, nunca vi tanto compromiso, militando con mucho amor y bondad, realmente los admiro. Cuando les conté la historia me recibieron de la mejor forma, me recibieron con mucho amor, el mismo que tienen por Perón y que trasladaron a Mary Terán. Se organizó cómo se iba armar la charla, pero no estaba muy guionado para que fuera natural.

- Hacés una gran utilización del plano detalle, ¿cuál es la búsqueda detrás de la utilización de ese recurso?
- Amo el plano detalle. Me gustan los planos cerrados. En un plano detalle se puede contar toda una idea, y en otras me gustan por cuestiones estéticas, porque me gustan los planos cortos. También tiene que ver con que los planos detalle me gustan mucho más para el montaje porque le da un ritmo mucho más dinámico y te permiten armar cortes. Por ejemplo en El Pez ha muerto el moño de la nena que cae al piso es la pureza cayendo en la tierra, es algo premonitorio. En el plano detalle de la nena escarbando la tierra con la cruz del rosario me parecía interesante mostrar cómo la inocencia de la niñez juega, se burla o le importa nada aquellos símbolos que luego en la adultez se vuelven sagrados. En Mary Terán no fueron pensados en cuanto al significado, sino como partes de un ritmo que se quería dar en el montaje. Dios está en los detalles, decia Ludwig Mies van der Rohe, el arquitecto.

- ¿Cómo fue el proceso de investigación para recabar el material que formó parte del documental?
- Tuve la suerte que encontré al sobrino de Mary Terán que me dio todo el archivo y lo pude digitalizar. También de dar con Victor Lupo, que escribió Historia política del deporte argentino (Corregidor, 2004). La documentación de los ateneos femeninos deportivos Evita desapareció después del golpe del ’55. Eran complejos deportivos donde las mujeres dictaban sus propias políticas deportivas, eso era maravilloso y en momentos donde recién las mujeres podían votar, lo decía Marta Antunez, especialista en género y deporte.

- Tengo entendido que estás trabajando en el guión de un nuevo proyecto, ¿podés adelantarnos algo?
- Presenté un nuevo proyecto en industrias creativas, lo que antes era espacio santafesino. Es una ficción. Está ambientada en los años ’90 y es la historia de una chica que es acosada por una banda de chicos. Inspirada por su abuela decide enfrentarlos, y hacer que sean ellos los que empiecen a tener miedo.

- Tenés un documental en desarrollo, ¿en qué estado está Grito Sagrado?
- El documental originalmente era cómo alguien de clase media ve cómo alguien que estuvo en la cárcel se reinserta y trata de volver a ser libre. Yo ya no quiero hacer esa película. Quiero hacer un documental que sea Natalí y yo, acerca de mi amiga Natalí, a quien yo adoro y admiro, por lo valiente que es.




+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia
El jueves 17 se realizó el estreno virtual de las cuatro obras producidas en el marco de la experiencia Proyecto Casa. La propuesta contó con gran aceptación del público y alcanzó las 880 reproducciones, 160 comentarios y 100 reacciones. Esta noche se realizará una charla sobre los desmontajes y el proceso creativo en la que participarán los artistas que formaron parte de la iniciativa.

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia

Hasta donde la pasión las llevó
El rugby las unió en Paraná y ellas, decidieron ir mucho más allá. Inés Delgado y Marianela Lell se casaron hace dos años y hoy, están radicadas en Irlanda. A raíz de su entusiasmo por el deporte, continúan vinculadas a la disciplina que las encontrara en Entre Ríos y relacionara tan estrechamente.

Hasta donde la pasión las llevó

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas
El single pertenece a Alejandro Lauphan, un joven músico nacido en Rosario pero criado en Entre Ríos. Su letra fue el estandarte de varias movilizaciones entorno a la quema de humedales. Además fue convocado por Greenpeace para formar parte de la Marcha Virtual “Fuego Cero”, en la que también participaron Pedro Aznar, Lali Espósito, Natalia Oreiro, Fabiana Cantilo, entre otros artistas.

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas

También en los medios hay un reconocimiento ausente
Durante la semana en que Latinoamérica recuerda el lugar de las mujeres y disidencias en medios de comunicación, repasamos algunas cifras y entrevistamos a la comunicadora y periodista entrerriana Gisela Romero. Dialogamos sobre su experiencia con el portal Telaraña y reflexionamos sobre el escenario actual regional en materia de paridad de género en los medios.

También en los medios hay un reconocimiento ausente

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos
El universo deportivo de buena parte de la provincia no acepta la continuidad de los estímulos precompetitivos fuera de sus espacios habituales. Refuerza su postura en la ausencia de casos de Covid-19 en los ámbitos de práctica, tras aplicar exitosamente –en el lapso permitido– los protocolos de bioseguridad aprobados. La paralización de actividades afecta principalmente a las categorías infantiles, fundamental sustento de las disciplinas. Es la conclusión que revela la encuesta exclusiva de MIRADOR ENTRE RÍOS luego de extender su observación a ocho disciplinas deportivas de Paraná y zona, más algunos puntos de los corredores occidental, central y de la costa del Uruguay.

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos