26-12-2020 / Análisis 2020

Central y Newell's, unidos por la irregularidad en un año histórico

Arrancaron peleando el descenso, se clasificaron a la Sudamericana, pero estuvieron siempre lejos de la pelea grande.


El fantasma del descenso de principios de año pudo alejarse y ahora Central mira el futuro con mayor optimismo. Foto: Archivo/prensa Rosario Central.
+1



Daniel Domínguez
deportes@miradorprovincial.com


Un año atípico. Histórico. La pandemia de coronavirus atravesó nuestras vidas y, por un momento, el mundo se detuvo. Palabras como confinamiento, cuarentena, burbuja o tapabocas se volvieron parte de un lenguaje que hasta no hace mucho era por todos desconocido.

El fútbol, claro, no fue la excepción. El deporte más popular del planeta sufrió las consecuencias devastadoras del virus. Dentro y fuera de la cancha. Los clubes de todo el mundo dieron pérdidas millonarias y hasta el Barcelona de España quedó al borde de la quiebra tras cientos de decisiones erradas y los efectos pandémicos.

Entonces, si uno de los clubes más importantes del mundo sufre problemas económicos, qué decir de los clubes argentinos. A la ya lamentable improvisación, planificación y falta de capacidad dirigencial de todos los años, se le sumó un hecho sin precedentes que puso contra las cuerdas todas las estructuras.

Algunas ligas del mundo estuvieron paradas dos, tres y hasta cuatro meses. Otras dieron por finalizadas sus competencias con las posiciones que se registraron hasta antes del aislamiento y algunas dejaron sin efecto la temporada completa. ¿En Argentina? En el fútbol doméstico se jugó una fecha de la Copa de la Superliga para luego dejarla sin efecto (aunque sí contó esa primera jornada), desapareció la marca Superliga, llegó la Liga Profesional de la mano de Marcelo Tinelli, se rompieron contratos firmados y con algunos partidos postergados se entregaron boletos para las competiciones internacionales del año próximo.

Pero claro, para llegar a este episodio, antes también hubo un torneo medianamente normal y en el medio de tanta confusión, Central y Newell's sacaron provecho como nunca.

En este juego de tener "peso" en la AFA, los elencos rosarinos siempre se sintieron lejos de algún favoritismo. Episodios como la final de la Copa Argentina entre Boca y los canallas con la actuación estelar del árbitro Diego Ceballos, agigantó las dudas y las persecuciones internas.

Entonces, en un año en el que arrancaron como candidatos a irse al descenso y terminaron clasificando a la Sudamericana y sin tener que sacar cuentas por la desaparición momentánea de los promedios, hace pensar que el 2020 para Rosario fue bueno. Pero, ¿fue bueno de verdad?

Sin dudas que Central fue de mayor a menor. El equipo que empezó dirigiendo Diego Cocca pareció que se quedó sin nafta. Arrancó el año con una agónica victoria frente a Huracán, pero enseguida recibió un mazazo difícil de digerir: 5-0 ante Independiente en el Libertadores de América.

A partir de allí nada fue igual. La sensación del equipo que podía pelear por otra cosa que no sea el descenso se esfumó y las primeras dudas sobre el DT, que hasta ahí gozaba de total aceptación, empezaron a instalarse.

La pesada mochila del descenso terminó de quedar en el camino con la victoria frente a Gimnasia en el Gigante y allí otra vez, la chance de ir por algo más pareció renacer.

Pero, otra vez, una goleada en contra, esta vez un categórico 3-0 propinado por Defensa y Justicia en Florencio Varela, echó por tierra cualquier otra cosa que no sea esperar a terminar la temporada sin sobresaltos.

El ciclo de Diego Cocca en Central se terminaría con dos nuevas caídas, esta vez frente a Argentinos Juniors en la última fecha de la Superliga y contra Colón en la única fecha disputada de la Copa Superliga.

Pese al interés del entrenador de continuar en el cargo y flexibilizar el tema económico, los dirigentes le soltaron la mano al proyecto y al DT, y fueron decididos por un hombre de la casa: Cristian Kily González.

El Kily, que llevaba dos años dirigiendo la reserva, llegó con todas las ganas al primer equipo y prometió ir por la gloria desde el primer partido, pero, otra vez, la realidad fue demasiado cruel.

Central se quedó afuera de la Zona Campeonato de la naciente Copa Diego Maradona, no dio la talla en un grupo en el que solo River aparecía como "cuco" y se llevó una goleada de Banfield en el Gigante por 4-1.

A favor del entrenador, es que está haciendo sus primeras armas como profesional y en ese mientras tanto está promoviendo jugadores de la cantera que a futuro le pueden dar grandes satisfacciones a los hinchas y ganancias a las empobrecidas cajas de tesorerías.

Juan Romero, Rafael Sangiovani, Gino Infantino, Lautaro Blanco, Francesco Lo Celso, Luciano Ferreyra, Alan Marinelli, Luca Martínez Dupuy, Rodrigo Villagra, Ignacio Russo, entre otros, fueron apareciendo en la máxima categoría y prometen brindarse al máximo en este nuevo ciclo.

Un año en el que el primer objetivo, el del salvarse del descenso, se cumplió dentro de la cancha y de la mano de Cocca. Un año en que se consiguió la clasificación a la Sudamericana por las indescifrables decisiones de la AFA y sus algoritmos. Un año en el que lejos estuvo de pelear por la gloria, pero que puede servir como puntapié para formar algo que identifique al pueblo auriazul, ese que acompaña incondicionalmente y necesita volver a sentirse protagonista.

En la vereda de enfrente
En el Parque Independencia la cosa no fue tan diferente. Mal que les pese a unos y otros, Central y Newell's son mucho más parecidos de lo que creen.

Los rojinegros encontraron cierta regularidad de la mano de Frank Kudelka como entrenador y un grupo que se comprometió desde el primer minuto a sacar al equipo de los puestos de descenso.

Pero, al igual que sus pares de Arroyito, en cada oportunidad en que la Lepra podía dar el salto de calidad, tropezaba y terminaba con la rodilla en el suelo.

La victoria ante San Lorenzo con un golazo de la joven promesa Aníbal Moreno, parecía que cortaba esa tendencia, pero varios empates insípidos lo dejaron lejos de la pelea grande, aunque en una buena posición de cara a las copas.

Sin saberlo, Newell's conseguiría el triunfo más importante de la temporada en Santiago del Estero ante Central Córdoba en la primera (y lo dicho, única) fecha de la Copa de la Superliga. Es que, con esos tres puntos, los de Kudelka sellaron su boleto a la Sudamericana sin depender de ningún otro resultado, ni, sobre todo, decisiones de escritorio en medio de la pandemia.

Lejos de ser algo positivo, esto pareció jugarle en contra a un plantel que mantuvo la base, pero que de a poco se fue destiñendo.

La salida de Cristian Lema en la defensa es, hasta hoy, un problema que el DT no puede resolver. Para colmo de males, perdió por lesión a Alan Aguerre y a Ignacio Scocco, quien regresó a su casa tras su consagratoria etapa en River, y apenas marcó un gol en la derrota en Córdoba ante Talleres antes de sufrir la fractura de la clavícula en el duelo contra Boca.

El juego "leproso" pareció involucionar después de la cuarentena. La solidez, la imagen de equipo bien plantado, se trastocó por uno espeso, sin sorpresa, que por momentos deambula por el campo.

Algunos buenos pasajes en las dos victorias contra Lanús parecieron encausar el camino, pero hoy la Lepra está disputando la Zona Complementación más de compromiso que por convicción.

Con poco en juego, Kudelka dejó en claro que el gran objetivo del 2021 es la Sudamericana, pero también explicó que los dirigentes deberán sincerarse y decidir entre mantener un presupuesto austero en cuanto a refuerzos para sostener la economía o hacer un esfuerzo y armar un equipo que esté a la altura de la competencia internacional que, por primera vez, tendrá el mismo sistema de disputa que la Libertadores, es decir, zonas de grupos primero para luego acceder a las llaves de eliminación directa.

Esta declaración de principios del experimentado entrenador no hace más que dejar en evidencia que la clasificación a la copa puede ser hasta un dolor de cabeza si no se tiene en claro qué rumbo tomar.

Newell's viene encarrillando un club que parecía condenando y mucho tuvieron que ver Kudella y los jugadores, con Maxi Rodríguez como abanderado, con Julián Fernández ganándose al hincha por entrega y sacrificio, con la calidad en defensa de Santiago Gentiletti y con un puñado de pibes que, con aciertos y errores, se bancaron el lío que otros dejaron. Jerónimo Cacciabue, Moreno, Facundo Nadalín y Alexis Rodríguez son algunos de los que soportaron el hecho de jugar con la soga al cuello cada partido de la temporada y lo superaron con creces.

Ahora le toca a la comisión directiva. En sus manos estará la decisión de si quieren un club con proyección internacional o un club que todos los años salga a la cancha con la calculadora en la mano a sumar por los promedios del descenso.

En este juego de tener "peso" en la AFA, los elencos rosarinos siempre se sintieron lejos de algún favoritismo. Episodios como la final de la Copa Argentina entre Boca y los canallas con la actuación estelar del árbitro Diego Ceballos, agigantó las dudas y las persecuciones internas.

Entonces, en un año en el que arrancaron como candidatos a irse al descenso y terminaron clasificando a la Sudamericana y sin tener que sacar cuentas por la desaparición momentánea de los promedios, hace pensar que el 2020 para Rosario fue bueno. Pero, ¿fue bueno de verdad?




+ Noticias

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"
Fueron once los casos positivos en el plantel de "Los Tigres" de Sunchales, que se detectaron en la previa al partido frente a Comunicaciones por la Liga Nacional de Básquetbol. "Viajamos a Buenos Aires con todos PCR negativos", explicó el DT de calle Dentesano.

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"

Felipe Michlig reclamó intensificar las medidas contra el delito rural
El senador provincial Felipe Michlig, canalizó a través de un Proyecto de Comunicación un nuevo pedido al Poder Ejecutivo Provincial para que "el Ministerio de Seguridad, intensifique y profundice las medidas de prevención y control del delito en el departamento San Cristóbal, ante la reiteración de hechos de inseguridad, en particular de abigeato (hurto de ganado o cuatrerismo), que afectan a los productores rurales con grandes pérdidas en sus explotaciones".

Felipe Michlig reclamó intensificar las medidas contra el delito rural



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

Venado Tuerto: inauguraron nuevas luminarias led
La Municipalidad de Venado Tuerto dejó inauguradas las nuevas luminarias led en avenida 2 de Abril y el puente peatonal, acto que fue encabezado por el intendente, Leonel Chiarella, autoridades de la Cooperativa Eléctrica (CEVT), el apoyo del senador Lisandro Enrico, miembros del Gobierno Municipal, concejales y vecinalistas.

Venado Tuerto: inauguraron nuevas luminarias led

En Portada / Entre Ríos

Patronato y sus datos de Primera
Julián Gómez, integrante del Departamento de Prensa de Patrón, a través de su red social de Twitter, comenzó a compartir números luego de cada encuentro del Rojinegro. Muchos son particulares y curiosos. Es un trabajo que comenzó hace 5 años: “Mi idea, en un futuro, es que se conozca al club de una manera diferente”, le dijo a Mirador Entre Ríos.

Patronato y sus datos de Primera

El legado de Pedro Lemebel en Entre Ríos
Una nueva Feria de Editoriales Independientes y Cartoneras Pedro Lemebel tiene lugar este fin de semana en la galería comercial del barrio El Sol de Paraná. Nora Aracil contó la historia de la Biblioteca Lemebel y su rol clave como divulgadora de la literatura disidente en la provincia de Entre Ríos.

El legado de Pedro Lemebel en Entre Ríos