02-01-2021 / Ambos atraviesan un buen pasar en la Copa Maradona

Central-Newell's: por ahora hay clásico rosarino, pero ¿se animan?

Entre hoy y mañana, canallas y leprosos pueden sellar su clasificación a un partido en el que hay mucho más para perder que para ganar.


Daniel Domínguez
deportes@miradorprovincial.com


Otros tiempos, donde las tribunas desbordaban de hinchas y la pandemia no existía. Hoy el fútbol mundial ha modificado sus escenarios rotundamente, a la espera del reencuentro.

Después de una primera fase mala, Central y Newell's se transformaron en protagonistas de la Zona Complementación y este fin de semana pueden sellar su clasificación al partido decisivo para decidir cuál de los dos jugará con el perdedor de la Zona Campeonato por un boleto a la Sudamericana 2022. Pero, ¿se animarán?

Esta pregunta no busca generar polémicas vacías, simplemente centrarse en los pro y los contra que afrontan ambos equipos en caso de jugarse un clásico en el que parece hay mucho más para perder que para ganar en un inicio de año por demás de movido.

El torneo post pandemia no los trató para nada bien. Los canallas se llevaron un chasco y quedaron afuera de una zona en la que River hizo la lógica y Banfield sorprendió (y sigue sorprendiendo), mientras que los rojinegros expusieron sus limitaciones contra Boca con doble derrota y Talleres, con un empate de local en el que corrieron atrás de los cordobeses todo el partido.

Pero algo cambió en la segunda parte de esta copa. Quizás agarraron ritmo, quizás se sacaron la mochila de jugar por algo o simplemente se aprovecharon de rivales sumamente endebles y cumplieron con la obligación de sumar de a tres.

Ambos equipos vienen obteniendo buenos resultados, aunque en el juego están lejos de mostrarse como equipos sólidos y confiables, y cualquier contratiempo los hace tambalear.

Las estructuras tampoco están sólidas. Se sabe, los proyectos en Argentina no existen y solo se trata de ganar el domingo o salir lo menos dañado posible.

Un arranque con derrota ante el rival de toda la vida, podría trastocar los planes de ambos entrenadores, quienes, casualmente, hace varios días le están pidiendo un "esfuerzo" a sus dirigentes para reforzar sus respectivos equipos.

Tanto Central como Newell's vienen apostando por los pibes y, hasta ahora, el balance es positivo. La fecha pasada, la Lepra pudo superar a Central Córdoba de Santiago del Estero con los ingresos de Manuel Llano, Juan Sforza y Luciano Cingolani, mientras que los canallas aprovecharon el poder de gol de Alan Marinelli para traerse los tres puntos de Mar del Plata frente a Aldosivi.

¿Son los pibes el futuro de los clubes? La respuesta no debería representar duda, tendría que ser un sí rotundo, pero también es cierto que con un plantel plagado de jóvenes no se puede apostar a la doble competencia.

Entonces, con lo que les cuesta promover valores de la cantera a ambos, ¿será conveniente exponerlos con apenas un puñado de partidos en un torneo que no da nada y en un partido que tampoco asegura nada?

¿Cómo se leerá puertas adentro que tanto el Kily González como Frank Kudelka pidan nombres de jerarquía para encarar la Sudamericana y mientras tanto echen mano a los de abajo?

Claro que también está la otra mirada. La de potenciarlos, la de "acostumbrarlos" a jugar partidos importantes. Pero, ¿Llano, Cingolani, Sforza, Marinelli y tantos otros chicos, también serán protagonistas en el plano internacional o eso quedará reservado para los experimentados?

El ganador del clásico seguramente saldrá fortalecido y se jactará de que el proyecto está dando sus frutos, pero en realidad no ganará nada, por lo menos desde lo reglamentario. Es que quien se imponga en el encuentro entre los rivales de siempre, apenas dará otro paso para encontrarse con el perdedor de la Zona Campeonato, jugar otros noventa minutos y recién ahí saber si se vuelve copero en 2022 o se queda con la alegría de complicarle la vida al vecino de enfrente.

En Rosario se vive así. El que gana tiene varios partidos permitidos, ya no importan demasiado las formas ni lo que está juego, solo importa no ser el derrotado, el que se va a replantear su existencia, su modelo, su historia. Excesivo, desmesurado, incomprensible. Sí. Real, también.

Con todo esto sobre la mesa, a esta altura y mirándolo desde afuera, jugar un clásico por la Zona Complementación es casi como querer apretarse los dedos con la puerta todos los días. Pero el morbo también vende y no nos olvidemos que el fútbol es un producto, uno que viene con varias fallas de fábrica, pero producto al fin.

Todas estas preguntas podrán tener alguna respuesta esta misma tarde cuando Central reciba a Defensa y Justicia desde las 17.30 en el Gigante de Arroyito. Si los de Arroyito ganan, quedarán con un pie y medio adentro del partido decisivo, ya que solo una derrota catastrófica ante Lanús en la última fecha y una victoria por goleada del Halcón contra Aldosivi lo podría bajar de la cima.

Por eso, el encuentro de esta tarde servirá para que los del Kily den una nueva muestra de actitud y también para tirarle toda la presión a los del Parque.

Hasta el momento, los canallas golearon a Patronato en su mejor partido de la campaña, empataron con Unión en un frenético 2-2 y lo dicho, vencieron al Tiburón en La Feliz, haciendo uso y abuso de la efectividad.

Entre tantas preguntas, para esta tarde quedará responder o conocer, con qué Central nos encontraremos. Si con el que no dejó dudas frente al Patrón, con uno ciclotímico y endeble como frente al Tatengue o con uno que supo jugar en un contexto adverso como sucedió en Mar del Plata, donde en varios pasajes del encuentro la pasó mal y transformó a su arquero Marcelo Miño en figura.

Por otra parte, la Lepra jugará mañana frente a Vélez en el Coloso y ganando se asegura directamente la clasificación, aunque en caso de empatar tanto ante los de Liniers como frente a Racing en la última jornada también sellaría el primer puesto ya que llegaría a once unidades y Vélez incluso ganando su encuentro de esa jornada (vs. Godoy Cruz) alcanzaría los diez puntos.

Los dirigidos por Kudelka hilvanaron una racha de cinco triunfos consecutivos contando la última fecha de la Zona Campeonato, el encuentro por Copa Argentina y los tres de esta fase. Una cifra que no conseguía desde hacía siete años, más precisamente desde el Torneo Final 2013 con Alfredo Berti como entrenador.

El escollo no aparece nada sencillo. Pese a la derrota frente a Estudiantes, los dirigidos por Mauricio Pellegrino están realizando una buena temporada, tanto que se encuentran en las semifinales de la Sudamericana, donde chocarán contra otro argentino, Lanús.

Quizás esta doble "mentalidad" de torneo y copa le haya jugado en contra a los velezanos y, quizás también, pueda ser esta un arma a aprovechar para Newell's.

¿Cómo tomarían los hinchas que uno de los dos se "caiga" en estas dos fechas? ¿Qué balance harían ambas instituciones si juegan el mano a mano, pero no clasifican a la Sudamericana 2022? ¿Se conformarán con las chicanas, con las bromas de redes sociales?

Cuando los objetivos de una institución están claros, no hay clásico que pueda hacer temblar las convicciones, pero cuando la cosa depende de un buen resultado para "sostener" o "sostenerse" aparecen los miedos y todas las preguntas antes mencionadas.

En los últimos años esta locura clásica quedó en evidencia de manera notoria. Es que, mientras los canallas disfrutaron las mieles de una racha que los tiene como amplios dominadores (ganaron ocho de trece, con una sola derrota y eliminación en Copa Argentina para consagrarse campeones), los de Parque tuvieron cambios de técnicos, renuncias masivas y hasta un pedido de elecciones anticipadas.

Si de verdad Central y Newell's quieren ser protagonistas, esta es la jornada, pero no solo para jugar el clásico, sino para seguir creciendo como equipos, para animarse de una vez por todas, para dejar de conformarse con alguna alegría esporádica y empezar a pelear como en los ochenta contra los poderosos, dejar de ser invitados a fiestas ajenas y que la fiesta vuelva a Rosario. ¿Se animarán?

Copa Argentina

Central hará su debut por Copa Argentina el próximo 13 de enero en San Nicolás ante Boca Unidos de Corrientes, elenco que milita en el Federal A.

Los del Kily González apostarán por su torneo "fetiche" ya que, pese a la tempranera eliminación de la temporada pasada a manos de Sol de Mayo de Viedma, se coronaron en 2018 y jugaron tres recordadas finales ante Huracán (derrota por penales), Boca (el polémico arbitraje de Diego Ceballos) y River (luego de ir en ventaja en dos oportunidades).

Los correntinos son viejos conocidos de los auriazules, con quienes se enfrentaron en seis ocasiones en la B Nacional con un registro muy parejo: tres victorias para Central, dos para Boca Unidos y un empate.

El torneo post pandemia no los trató para nada bien. Los canallas se llevaron un chasco y quedaron afuera de una zona en la que River hizo la lógica y Banfield sorprendió (y sigue sorprendiendo), mientras que los rojinegros expusieron sus limitaciones contra Boca con doble derrota y Talleres, con un empate de local en el que corrieron atrás de los cordobeses todo el partido.

Si de verdad Central y Newell's quieren ser protagonistas, esta es la jornada, pero no solo para jugar el clásico, sino para seguir creciendo como equipos, para animarse de una vez por todas, para dejar de conformarse con alguna alegría esporádica y empezar a pelear como en los ochenta contra los poderosos, dejar de ser invitados a fiestas ajenas y que la fiesta vuelva a Rosario.




+ Noticias

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"
Fueron once los casos positivos en el plantel de "Los Tigres" de Sunchales, que se detectaron en la previa al partido frente a Comunicaciones por la Liga Nacional de Básquetbol. "Viajamos a Buenos Aires con todos PCR negativos", explicó el DT de calle Dentesano.

Saborido: "Me pegó bastante fuerte los primeros días"

Felipe Michlig reclamó intensificar las medidas contra el delito rural
El senador provincial Felipe Michlig, canalizó a través de un Proyecto de Comunicación un nuevo pedido al Poder Ejecutivo Provincial para que "el Ministerio de Seguridad, intensifique y profundice las medidas de prevención y control del delito en el departamento San Cristóbal, ante la reiteración de hechos de inseguridad, en particular de abigeato (hurto de ganado o cuatrerismo), que afectan a los productores rurales con grandes pérdidas en sus explotaciones".

Felipe Michlig reclamó intensificar las medidas contra el delito rural



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Patronato y sus datos de Primera
Julián Gómez, integrante del Departamento de Prensa de Patrón, a través de su red social de Twitter, comenzó a compartir números luego de cada encuentro del Rojinegro. Muchos son particulares y curiosos. Es un trabajo que comenzó hace 5 años: “Mi idea, en un futuro, es que se conozca al club de una manera diferente”, le dijo a Mirador Entre Ríos.

Patronato y sus datos de Primera