COPA LIGA PROFESIONAL

A seguir por ahí, Patrón

Patronato parece haber recuperado la memoria y está intentando volver a ser el equipo aguerrido y ordenado que le permitió llegar desde el Argentino B hasta la Primera División. Se acerca el final de la Copa de la Liga Profesional y se avecina una temporada que será determinante para el futuro Rojinegro. El Santo ya sabe cuál es el camino que debe tomar.

30-04-2021 | 11:26
Víctor Ludi 


Después de mucho tiempo se ven las primeras chispas para encender una llama de esperanza. De a poco, Patronato empieza a despertarse como equipo y a despertar ilusiones de que la permanencia es posible, cuando hasta hace poco más de un mes parecía que el destino ya estaba marcado.


Para argumentar debemos contextualizar que luego de aquel domingo 7 de abril de 2019, cuando el Negro derrotó 2 a 1 a Argentinos Juniors y logró la agónica salvación en la última fecha de la, por entonces, Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2018-2019, el Santo entró en un declive que se fue acentuando con el correr del tiempo.


En el campeonato siguiente, tras un comienzo que amagó con ser prometedor, Patrón entró en una meseta que derivaron en la salida de Mario Sciacqua, el entrenador con el que había logrado la permanencia tiempo atrás. Con la llegada de Gustavo Álvarez el equipo denotó una mejoría a finales del 2019 y principios de 2020, pero luego de la interrupción de la competencia -en marzo del 2020- como consecuencia de la pandemia de Covid-19, el panorama se tornó cada vez más oscuro en barrio Villa Sarmiento.


Tras el regreso de la actividad, a finales de octubre del año pasado, y con la tranquilidad de que cualquiera que sea su performance nada influiría en los promedios, Patronato armó un equipo extremadamente flojo para la Copa Diego Armando Maradona. Carente de jerarquía individual, vulnerable en la defensa y en el arco, sin juego ni garra en el mediocampo y con escasísima cuota de gol. Esto se vio reflejado en el campo de juego y el Negro realizó una campaña muy mala, que dictaminó la salida de Álvarez.


La vuelta de Iván Delfino, el técnico con el que Patrón logró el ascenso a Primera en 2015, sumada a la llegada de futbolistas de renombre, fue esperanzadora para los simpatizantes del elenco Rojinegro. Sin embargo, las siete derrotas consecutivas en las primeras siete fechas del campeonato, pusieron en duda la continuidad del Viejo, que mostró su enojo tras la derrota ante Lanús.


El equipo se mostraba vulnerable, frágil anímicamente e incapaz de remontar un resultado adverso, dando la sensación de que todo lo que se había logrado con mucho esfuerzo se estaba tirando a la basura en los últimos dos años.


Pero la festejada victoria ante Aldosivi pareciera marcar un punto de inflexión. Tras superar al Tiburón en la fecha 8, eliminó a Lanús por Copa Argentina, goleó a Gimnasia y Esgrima La Plata y, derrota ante Newell’s mediante, se impuso ante un rival directo como Sarmiento de Junín. Nueve puntos de 12 en juego, todos ganados como local. Que Patronato vuelva a hacerse fuerte en el Grella es recuperar parte de esa mística que lo llevó desde el ostracismo del relegado Argentino B hasta las luces de la Primera División. Es importante que vuelva a mostrarse como un equipo sin un juego vistoso quizá, pero ordenado y aguerrido. Eso es parte del ADN Rojinegro.


Demás está decir que aún falta mucho por mejorar, claro está. También se sabe que, el próximo certamen será sumamente difícil y que Patrón jugará partido tras partidos con la calculadora en la mano, sabiendo que la posibilidad del descenso estará latente, como desde su primer partido en la elite, allá por febrero del 2016. Pero si le toca irse, que sea batallando hasta el final, muriendo de pie y no mostrando la imagen de un equipo que sabía que iba a ser derrotado desde antes de que comenzaran los partidos.


Esta tarde será una buena oportunidad para ratificar sus virtudes y poder sumar por primera vez como visitante de visitante antes de finalizar su participación en el campeonato. Enfrente estará un Vélez ya clasificado a la instancia final de la Copa de Liga de Fútbol Profesional y que debe enderezar su rumbo en la Copa Libertadores.


Un buen resultado en Liniers sería un envión anímico importante para afrontar su último partido ni más ni menos que ante Boca, ante el que intentará despedirse con una alegría que renueve las esperanzas.
Pase lo que pase, sabemos cuál es el camino. A seguir por ahí, Patrón.

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Aúlla por su manada
Rosa Reinoso se quedó con ganas de ser campeona nacional con Gimnasia y Esgrima La Plata, pero eso no la desvía de su foco de luchar por mejores condiciones para sus pares. La paranaense retomó sus estudios de Medicina, mientras ansía la convocatoria al seleccionado nacional y competir en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Aúlla por su manada

Capacitación para docentes de educación inicial y primaria
El municipio de Concepción del Uruguay y la Universidad Autónoma de Entre Ríos impulsan la realización de un ciclo de capacitación para docentes de los jardines municipales, orientado a “Metodología de la Investigación como herramienta para la Educación Inicial y Primaria”.

Capacitación para docentes de educación inicial y primaria

Iniciarán sumario al médico acusado de violencia en el hospital
El Ministerio de Salud de Entre Ríos abrió una investigación sumarial al médico Franco Tomé, de 43 años, quien este lunes fue detenido, acusado de los delitos de daños y amenazas en contexto de violencia de género contra la directora del Hospital San Miguel, de Bovril. La titular del nosocomio es su expareja.

Iniciarán sumario al médico acusado de violencia en el hospital

En Portada / Santa Fe