Juan Kubero Díaz

“La alegría de una canción es fundamental en estos días oscuros y extraños que nos toca vivir”

Kubero Díaz es una de esas leyendas caminantes del rock nacional. El nogoyaense formó parte de La Cofradía de la Flor Solar, comunidad hippie que llegó a editar un disco. Registró un álbum solista en 1973 y tocó junto a Miguel Cantilo.

Un ícono del rock nacional, nacido en Nogoyá.
+1



07-06-2021 | 19:35
Gisela Mesa
redaccion@miradorprovincial.com

Juan Kubero Díaz (nacido en Nogoyá, Entre Ríos, el 7 de noviembre de 1949), legendario guitarrista del rock argentino, fue integrante de la mítica comunidad hippie y grupo La Cofradía de la Flor Solar, además de grabar un único disco solista en 1973.

El virtuoso guitarrista no se detiene ni en pandemia. Sus amistades lo reconocen como un tipo adelantado a su época, humilde y de mucho material para dar. En un ida y vuelta vía correo electrónico, Mirador Provincial habló con el músico de estilos, de su melodía antes y después de Los Abuelos de la Nada.

Pandemia

—En tiempos de Covid-19 segunda ola esta frase nos viene como anillo al dedo “Lo importante es la alegría de las canciones, la gente lo necesita”. ¿Cómo estás viviendo este momento de incertidumbre mundial?

—La alegría de una canción es fundamental en estos días oscuros y extraños que nos toca vivir, en esta incertidumbre mundial. Este es el momento para empaparnos de buena música. Pese a este momento tan difícil, nunca dejé de hacer música compuse y grabé una canción que se llama “La china de 5to G”, que se la fui pasando a distintos amigos músicos, entre ellos a Ricardo Mollo (guitarra y voz), Gustavo Gregorio (Bajo), Javier Casalla (violín) y Valentín Iturat (baterista español), el video lo pueden ver en Youtube gracias a un amigo (Néstor Puppo) que nos ayudó a realizarlo. También participé de un video/grabación que hicimos junto a distintos amigos del mundo del tema de Jhon Lennon Imagine, que produjo mi amigo Gustavo Gabetta. Y por último, junto al guitarrista y cantautor Christian Van Lake hicimos un streaming bellísimo que se llama “Canciones del ser, Canciones del Sur” que también pueden verlo en Youtube. Son algunas canciones mías de la época que viví en El Bolsón en los años setenta y otras de Christian. En este material participaron Juan Raviolli quien también estuvo a cargo de la producción junto a Mauro Taranto y el armonicista que me acompaña en algunos shows Nahuel Castrillón.

Inicios

—¿Cómo fueron tus inicios con la guitarra y la música?

—Arranqué de muy chico, exactamente a los 6 años, me enamoré de la guitarra criolla de mi padre que tenía una marca tango y ahí comencé a tocar, luego me mandó a hacer una guitarra más chiquita para que yo pueda tocar con más comodidad. A los 12 años descubrí a Tom Jobin y la música de Brasil y de ahí siempre adoré la alegría musical de los brasileros; así estén tristes transmiten alegría. De hecho a los 15 años mi primera composición fue una bossa nova y como destino de la vida, años más tarde, viví unos años allá y logreé empaparme de su música tocando junto a grandes artistas como por ejemplo, mi hoy amigo, Broder Bastos (bajista de Ciro y Los Persas). Por otro lado, ya de más adolescente y pese a que mis raíces musicales venían del folklore, The Beatles lo fueron todo para mí, primero readapté una guitarra criolla y le puse cuerdas de metal, hasta que llego a mi primera guitarra eléctrica para tocar con el grupo “Los Grillos” que formamos en mi pueblo natal Nogoyá.

—Los músicos generalmente hablan de sus éxitos pero muy pocos recuerdan sus comienzos, el barrio, su familia. ¿Nos hacés un recorrido de tu historia barrial, familiar?

—Mi familia fue una familia artística, mi padre tocaba muy bien la guitarra, pero solo para él. Mi hermano Carlitos era un armonicista extraordinario que tenía su grupo. Mis hermanas Hilda Díaz y Delia Díaz cantaban y junto con ellas y un amigo que tocaba el bombo legüero y hacía la voz grabe, que se llamaba Cesar Sapera, formamos un cuarteto vocal cuando yo tenía 13 años. Otra persona muy importante fue Miguel Pulstilnik, amigo de mi hermano Carlitos, que era un enorme guitarrista, al cual lo admiré muchísimo ya que tenía una gran sutileza y perfección al tocar la guitarra.

—Háblanos del tío Perico Flores...

—Tal como dije antes, vengo de una familia de artistas y mi tío Perico no fue la excepción a la familia, él era concertista y me dio algunos datos para la mano derecha, era muy bueno para ejecutar trémolos y otras cosas casi flamencas. También mi tío tenía un grabador Geloso de cinta abierta y a veces íbamos a su casa a tocar con él, con lo cual mi tío fue una persona importante en mi vida musical.

Guitarras y pasiones

—¿Cuál fue tu primera guitarra? ¿Aún la tenés?

—Mi primera guitarra fue la que comenté antes que me readapto mi padre y la tiene una pariente mía.

—¿Cuándo te diste cuenta de que ibas a dedicar una parte muy importante de tu vida a la guitarra, ese día que dices “esto es lo mío”?

—No hubo un día en particular, sí el momento que no toqué un par de días y me sentí completamente vacío y descolocado, así que inmediatamente busqué la guitarra nuevamente. Fue salvo conducto, incluso podía tocar hasta en la oscuridad, lo cual fue un aprendizaje genial.

—Hablemos de guitarras. ¿Cuál es tu favorita en este momento?

—Creo que si tuviera que elegir una guitarra, sería la que tengo Gibson Les Paul (es maravillosa), también me gusta la Fender Startocaster y adoro tener una buena guitarra acústica ya que juego mucho con las afinaciones abiertas y eso me encanta.

—¿Cómo te definirías a vos mismo como guitarrista?

—Soy un guitarrista atípico, eso creo. Porque se puede reconocer mi estilo. Creo que todo tiene que ver de haber mamado el folklore, luego dedicarme al rock y haber tocado música brasilera y creo que eso, hace que sea atípico.

—¿Qué espera un productor del trabajo de un guitarrista?

—Creo que debe haber un par de razones, la principal, que sea un éxito y conseguir buena plata para poder continuar produciendo al artista. También hay producciones que ayudan al artista cuando creen en él y lo ponen todo.

—¿Qué referentes tenías como guitarristas?

—Atahualpa, Falú, Spinetta, Hendrix, Harrison, Joni Mitchell, Pappo, entre otros. Con el Flaco nos quedó la cuenta pendiente de hacer algo juntos, pero de todas formas le hice un humilde homenaje en mi último material discográfico “Amaneceres” un tema llamado A.L.A.S. Por otro lado, con Pappo nos conocimos en Sótano Beat y a partir de ahí aprendí a tocar blues de otra manera.

El mito

—¿Qué podés contarnos de La Cofradía?

—La Cofradía tuvo muchísimas anécdotas, como la aparición del Rey “PIN” Violinista Único! Ricardo Cohen (Rocambole), amigo de él, lo trajo una tarde a la Cofra y a conocernos. Y todo termino en que abandono su casa y a la orquesta de cámara de Teatro Argentino de La Plata, tiró su corbata, abandonó su traje y se vino a rockear con nosotros. El gran Jorge Pinchevsky. También tuvimos como colaborador espontaneo, con el cual pasábamos el rato zapando e intercambiando info, nuestro amigo Skay Beillinson, que era más chico que nosotros.

—¿Cómo conociste a Miguel Cantilo?

—Con Miguel Cantilo nos conocimos porque teníamos el mismo manager (Pier Bayona) y nos armó una serie de conciertos en el Teatro La Comedia de Mar del Plata donde tocábamos con La Cofradía de la Flor Solar, Pedro y Pablo y un dúo que recién estaba empezando Sui Generis. Luego las vueltas de la vida hicieron que termine participando en composiciones y grabaciones de Pedro y Pablo y una amistad con Miguel.

—¿Qué historia hay detrás de tu primer disco solista en 1973?

—Fue una sesión de grabación que consiguió y produjo Billy (Billy Bond) para que grabemos varios músicos de la pesada de rock and roll. En ese disco participaron Billy, Alejandro Medina, Claudio Gabis, Jorge Pinchevsky, Issak Portugheis y Miguel Cantilo. También dentro de los discos de La Pesada del Rock and Roll hay bonus track llamado La Pálida Ciudad, que es de mi autoría que pronto lo podrán escuchar en la serie Okupas, que se estrenará en la plataforma de series y películas Netflix. Por otro lado y después de tantos años, el disco (en vinilo) de Kubero Díaz y La pesada se reeditó en 2019 y está a la venta.

Recuerdos

—¿Cómo era Miguel en persona?

—Miguel Abuelo era brillante e imparable (risas). Para mí fue una maravillosa aparición, podía estar sorpresivamente con nosotros en diferentes lugares, Amsterdam, París o Ibiza. Era realmente mágico. Encontrarnos era ponernos a cantar, a tal punto que luego entre Miguel Cantilo, Abuelo y yo hicimos un trío Vocal, Su LP ET NADA, es uno de los discos más valiosos de nuestro rock. Un día yo la estaba pasando muy mal por causa del asma y no tenía el bombín (asmopul) y Miguel salió corriendo y me consiguió el remedio sin receta. Pude respirar nuevamente. Diría que ese día Miguel me salvó la vida. Así era Miguel Abuelo, un verdadero saltimbanqui maravilloso y su andar era poesía pura. Cuando me hizo escuchar su disco “Buen día, día”, no dudé en acompañarlo en cualquier aventura musical, me había dedicado una maravillosa canción “Los días de Kuberito Díaz”.

—¿Cómo afrontaste la enfermedad de Miguel?

—La verdad fue un momento muy duro para mí. Algo triste y muy fuerte. Miguel era un gran amigo. Lo llamativo de esto fue que un año antes Miguel nos había preguntado si él desaparecía, la banda seguía, yo quería seguir pero lamentablemente no pudimos, hasta 30 años después que nos volvimos a juntar.

—Se dice que te apasiona el dibujo, la pintura… ¿De dónde proviene esa pasión?

—Desde chico y apareció naturalmente, tanto mi padre era un buen dibujante y mi hermano Carlitos un capo total. Con esa influencia familiar, me apasioné por hacer retratos y pinturas, es un cable a tierra. La pintura para mí es un viaje personal, mientras la música es compartida. El año pasado hice varios cuadros que me encargaron, algunos de Charly, otro de Spinetta y otros de amigos.

Anécdota

—Me intriga saber que pasó en ese famoso show en Vélez en 1985 junto a Nina Hagen e INXS.

—Así como conté antes, llego en 1985 a la Argentina y Miguel me invita a tocar en Vélez con ellos, ese día fue el del famoso botellazo que le pegaron a Miguel mientras cantaba, así y todo siguió cantando (único e irrepetible). Ahí llegué a la conclusión de que los españoles tenían razón, este es un país más que salvaje. Ahí compusimos más tarde con los abuelos, la canción “Región dura”. También dentro del disco “Cosas mías” compusimos con Miguel el tema “Padre soltero” que tiene una emotiva y gran letra de Miguel Abuelo, que yo muchas veces toco acústico.

Europa

—¿Cómo fue tu vida en Europa?

—La verdad que no que fue nada fácil, pero por lo menos estábamos protegidos de alguna forma, nos habíamos alejado del terror de la dictadura militar de Argentina, que no se cansaba de perseguirnos y lo que ya sabemos. Un año en Holanda (Ámsterdam) y luego me radiqué en Ibiza (España) durante nueve años, donde toqué y conocí muchísimos músicos. Y si bien mi intención era irme a India, un día apareció Miguel Abuelo (con el que compartimos muchas cosas en Europa) para que me integre a la nueva formación de Los Abuelos de la Nada y que vuelva a la Argentina, cosa que yo no había imaginado y no estaba en mis planes en lo más mínimo, pero bueno era mi amigo Miguel, esto fue en 1985.

Lo que se viene

—¿Qué planes tenés para estos tiempos tan inciertos que nos está tocando vivir?

—Dios sabrá, está muy complicado todo en este momento, nuestra gira de Los Abuelos de la Nada quedó trunca hasta nuevo aviso, solo conseguimos tocar en 2020 en Perú y luego comenzó esta pesadilla, confiamos en este año, pero ya ves, solo conseguimos tocar en el Teatro Ópera y chau. Creo que no hay mucho tiempo para hacer planes, hay que actuar ya sin pensarlo demasiado, trabajando dentro de casa, pero con amigos músicos del planeta y adaptarnos a esta nueva realidad. Ya hice varios trabajos por internet. Por ejemplo en este momento me encuentro grabando unas guitarras para un pianista inglés (Mark Springer) que se encuentra grabando un disco. Y por otro lado encaré un disco instrumental que lo vengo craneando de hace años, con un montón de material que tenía, en el cual me está ayudando mucho Juan Raviolli en su estudio. Estoy muy entusiasmado, concretando ideas musicales. Todo esto pasará y volveremos a juntarnos para disfrutar música y canciones que nos alegren el corazón, pero que sea al sol. Y por último y adaptándome a este nuevo mundo de las redes sociales de millennial y centennials, quería decirles que tengo Instagram. Es @kuberodiaz en el cual pueden contactarme.


Mirador Provincial en


+ Noticias

El mundo teatral de las hermanas Marull
Las mellizas rosarinas Paula y María Marull produjeron “Lo que el río hace: El documental”, desprendimiento de la pieza inspirada en la ciudad de Esquina, Corrientes, que iba a estrenarse en 2020 en el Teatro San Martín y debido a la pandemia lo convirtieron en “un diario sobre el proceso creativo de la obra”. En comunicación con Mirador Provincial, las actrices y directoras nos contaron cómo fue el proceso de realización. Donde hacemos un recorrido de su destacada trayectoria.

El mundo teatral de las hermanas Marull

Vuelven las clases presenciales en 107 pequeñas localidades santafesinas
De esta manera el sistema bimodal se implementa en 253 puntos de la provincia, los cuales tienen baja densidad demográfica y no han superado los diez contagios en los últimos 14 días. La medida tendrá vigencia a partir del miércoles 16 de junio y comprende a los niveles inicial y primario.

Vuelven las clases presenciales en 107 pequeñas localidades santafesinas


En Portada / Entre Ríos

Repercusiones por el fallecimiento de una docente en La Paz
Nancy Hill falleció el domingo 13 de junio en el hospital 9 de Julio, de La Paz, y su historia trascendió a la opinión pública por el pedido de su familia para que se instale una Unidad de Terapia Intensiva en esa ciudad. El reclamo creció y el diputado provincial Sergio Castrillón salió a aclarar que se está trabajando sobre eso.

Repercusiones por el fallecimiento de una docente en La Paz

A vos Chelo, gracias
Se nos fue un gran reportero gráfico como lo fue Marcelo Miño, pero también nos dejó un amigo, un compañero incondicional, una persona que sonrió siempre, al que jamás lo vi enojado, que dejó valores de una persona de bien, humilde, servicial, compañero.

A vos Chelo, gracias

Se iniciaron celebraciones del Día Olímpico
Con la apertura de charlas del ciclo Cinco Anillos, Cinco Semanas, Cinco Conversatorios, la comunidad olímpica dio inicio a la evocación de la fundación del Comité Internacional (COI). La iniciativa parte de la Asociación de Participantes de la Academia Olímpica Argentina (Apaoa) y busca poner en valor la función del dirigente deportivo.

Se iniciaron celebraciones del Día Olímpico

En Portada / Santa Fe

La bajante del Paraná bate récord histórico en Rosario
Pese a los esfuerzos de las autoridades para lograr captar más agua y evitar merma en el suministro del servicio, admiten que en los próximos meses será necesario evitar el derroche del líquido vital, ya que la sequía se sostendrá, por lo menos, hasta el verano.

La bajante del Paraná bate récord histórico en Rosario

Rafaela: el Concejo habilitó el pase a planta permanente de 40 contratados
Finalmente en la sesión virtual del miércoles, se aprobó el proyecto de ordenanza para aumentar la planta permanente del Municipio, aunque no incluyó 80 cargos como pedía el oficialismo. La oposición, que es mayoría, dispuso que solo 40 contratados regularicen su situación laboral. Además, se aprobó la adhesión a la Ley “Yolanda”.

Rafaela: el Concejo habilitó el pase a planta permanente de 40 contratados