Sequía eterna

La bajante del Paraná bate récord histórico en Rosario

Pese a los esfuerzos de las autoridades para lograr captar más agua y evitar merma en el suministro del servicio, admiten que en los próximos meses será necesario evitar el derroche del líquido vital, ya que la sequía se sostendrá, por lo menos, hasta el verano.

Foto: Marcelo Manera.
+1



18-06-2021 | 15:25
Ignacio Pellizzón


Desde hace más de dos años que la bajante del río Paraná se sostiene sin signos de recuperación. Ante la falta de lluvias en los países limítrofes del norte, la cuenca se sigue secando y las autoridades ya advierten que habrá que tener un “uso responsable” en el consumo del agua en Rosario de cara al futuro.

Según explicó a Mirador Provincial el gerente de relaciones institucionales de Aguas Santafesinas (Assa), Guillermo Lanfranco, “la situación es complicada porque se está viviendo la mayor bajante histórica del río desde que se tiene registro desde 1884 en la ciudad de Rosario y nunca habíamos tenido una situación de estas características”.

De hecho, “tampoco en la cantidad de tiempo que la venimos sufriendo”, señaló y agregó: “Hace más de dos años que se mantiene constante el río por debajo de sus niveles, cuando por lo general se mantiene durante tres meses. Estamos ante un comportamiento distinto del río, es como si fuera otro y no el que conocíamos”, expresó Lanfranco.

Entre las medidas que están tomando para evitar caída en el suministro de agua potable, se están enfocando en la “captación de agua”, porque los equipos de bombeo demandan mayor esfuerzo ante este contexto, por ende, son propensos a mayores roturas y pierden capacidad de rendimiento.

Por eso, frente a esto “estamos incorporando más equipo de bombeo, reemplazando algunos antiguos por otros modernos. Son procesos que demandan tiempo, hay que modificar estructuras y mientras tanto estamos con esta alerta de que en las próximas semanas podemos llegar al récord más bajo de altura del río”, puntualizó el representante de Assa.

Actualmente la empresa cuenta con siete plantas potabilizadoras desde Reconquista norte hacia Rosario al sur, sobre la cuenca del Paraná. “En unas cinco de estas plantas necesitamos tomar medidas”, pero sin dudas la que mayores dificultades puede enfrentar “es la planta más grande que tenemos que alimenta a la ciudad de Rosario y localidades vecinas”, destalló.

Si bien incorporaron una nueva bomba y están trabajando para sumar más equipos, sucede que la producción tiene un límite. “Por ejemplo, si yo produzco 100 y la demanda es de 120 o 150, nunca voy a poder atenderla. En ese sentido, estamos pidiendo que haya un uso responsable y solidario del servicio y evitemos los usos secundarios”.

Los pronósticos del Instituto Nacional del Agua (INA), que siguen el comportamiento de la cuenca, no son buenos. Desde allí señalan que por lo menos hasta el verano “vamos a tener pocas lluvias”, porque el problema justamente es que no llueve en Brasil, Bolivia, Paraguay, por lo tanto, los ríos no se alimentan del agua que necesitan.

“Nosotros no prevemos un escenario en el que no podamos producir agua. Sí, eventualmente, en una situación muy extrema, puede darse que no tengamos la cantidad suficiente de agua. Eso se reflejaría en tener menor presión en el servicio, pero no una ausencia. Estamos trabajando para que esto no suceda”, concluyó Lanfranco.

Récord histórico
Lo que está sucediendo con la bajante del Paraná es un hecho histórico. En base a los datos aportados por el presidente del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Carlos Bertoni, a Radio 2, la sequía no tiene antecedentes desde que existen registros hídricos desde 1884. Si se suma lo registrado en lo que va del año con lo ocurrido en 2020, el efecto de la seca en este bienio supera a la marca histórica de 1944.

“Analizamos el comportamiento de todos los ríos y la bajante hidrológica en los principales ríos: Paraguay, Iguazú, Paraná y en menor medida en el Uruguay", afirmó Bertoni.

“El Paraná es lo más crítico en este momento. Del análisis de los registros, la actual bajante tiene características absolutamente extraordinarias”, calificó y precisó: “Rosario tiene datos hidrológicos desde 1884. En el año 2020, ya tuvimos una bajante importante, fue la sexta más importante en cuanto al nivel del río. En lo que va de 2021, tenemos la segunda bajante más importante de la historia”.

“Ahora, si juntamos los dos años, el bienio 2020-2021 se constituye en el más crítico registrado en la actualidad desde 1884. Y la previsión es que continúe bajando porque lo que estamos observando desde la cuenca alta, junto con Brasil, es la escasez absoluta de lluvia, por debajo de lo normal y ya desde el año pasado”, agregó.


Mirador Provincial en


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia
La Confederación Argentina de Atletismo confirmó que avanzaron las negociaciones para obtener los boletos de los cinco atletas -entre ellos los entrerrianos Dylan Van Der Hock y Sebastián Tomassi- clasificados a la Copa del Mundo para menores de 20 años. Viajarían el 10 de agosto.

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte
Gabriel Bonasola es uno de los protagonistas del momento. Con una racha vencedora, su nombre ganó lugar entre los primeros puestos de las carreras que corrió y no se detiene. Aunque es joven, la experiencia lo guía y piensa en un futuro con llegada internacional.

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte