Semblanza

A vos Chelo, gracias

Se nos fue un gran reportero gráfico como lo fue Marcelo Miño, pero también nos dejó un amigo, un compañero incondicional, una persona que sonrió siempre, al que jamás lo vi enojado, que dejó valores de una persona de bien, humilde, servicial, compañero.

18-06-2021 | 17:17
GABRIEL OBELAR
redaccion-er@miradorprovincial.com


A Marcelo Miño lo conocí a mediados de julio de 2018, justo en el momento en el que comencé hacer mis primeras armas en Mirador Entre Ríos. Tarde fría en La Capillita, jornada de entrenamiento vespertino, previa a la primera nota para gráfica de mi vida.

Llegué antes de que inicie y él ya me estaba esperando en su auto. Como siempre, cámara en mano y la sonrisa que fue su principal característica en estos pocos años que lo conocí, no en profundidad, pero que dejó valores muy grandes en este pibe de 25 años que no entiende (o no quiere hacerlo) que ese consejero y compañero de momentos, partió.

“Antes que nada, entendé que estás acá porque lo merecés y por algo. No le des cabida a lo que digan los demás, sé feliz, hacé lo que te gusta y disfrutá”. Casi tres años del primer consejo, que aún lo tengo grabado en mi cabeza y que de ahí en más, sirvió para entender lo que hago de otra manera.

Porque Miño era así, la persona que tenía palabras justas para los momentos en que lo necesitabas pero sin saberlo, con quien se podía hablar de lo que sea, que se abrió siempre conmigo y con quien queríamos seguir creciendo.

¿Qué puede decir este chico que sólo compartió casi tres años con Marcelo? La realidad es que no tuve el honor de conocerlo en profundidad, de viajar con él, de comer un asado, pero fue ese tipo que va a quedar grabado y que golpea, porque si algo me enseñó Marcelo, es su sonrisa. Esa sonrisa que siempre estaba cuando llegaba algún lugar de la ciudad para hacer fotos en una nota, con la que también se despedía, rompía el hielo, conversaba. Hasta cuando hablabas por mensaje era ese tipo que jamás tenía problemas y tenía una palabra o consejo justo cuando le hacías cualquier tipo de consulta.

Pero lo que deja Marcelo son valores mucho más grandes, la ayuda al prójimo y de manera desinteresada, el tipo que por sobre todas las cosas puso delante de todo a su familia. Así era él, el tipo que se ganó el respeto dentro de un ámbito de soberbia, que no se llevó mal con nadie y que no tuvo problemas con nadie (si los tuvo, no se sabía); una persona de bien, bondadosa, que nunca negó a estrechar su mano, que siempre le dio valor a la palabra y que hasta el último momento ayudó a los que podía desde una pantalla, como quién escribe este recuerdo.

Gracias a vos Chelo, aprendí que la profesión y lo que uno eligió se tiene que hacer con una sonrisa, que lo ajeno es lo ajeno, que lo importante es lo que uno genera para la familia haciendo lo que le gusta. Aprendí que siempre hay que dar una mano sin pedir nada a cambio, que la palabra vale y que los amigos están como vos lo hiciste conmigo. Me ayudaste a valorar, a darle poca importancia a lo irrelevante, a esforzarme, a estar y a reír. A vos Chelo, gracias eternas.
Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia
La Confederación Argentina de Atletismo confirmó que avanzaron las negociaciones para obtener los boletos de los cinco atletas -entre ellos los entrerrianos Dylan Van Der Hock y Sebastián Tomassi- clasificados a la Copa del Mundo para menores de 20 años. Viajarían el 10 de agosto.

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte
Gabriel Bonasola es uno de los protagonistas del momento. Con una racha vencedora, su nombre ganó lugar entre los primeros puestos de las carreras que corrió y no se detiene. Aunque es joven, la experiencia lo guía y piensa en un futuro con llegada internacional.

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte

En Portada / Santa Fe