Pesca furtiva

Preocupa la depredación en el río Uruguay y vuelven a pedir “medidas urgentes”

Otra vez en Concordia hay reclamos por la cantidad de peces que se retiran del río en grandes cantidades. Esta vez, Salto también se unió al pedido. No alcanza con los controles de Prefectura y temen que el problema crezca cada vez más.

20-07-2021 | 16:48
Belén Fedullo
redaccion-er@miradorprovincial.com

Durante el primer fin de semana de julio, pescadores deportivos viralizaron videos en los que se veían grandes redes con peces atrapados en el río Uruguay. Lograron liberar algunos, pero otros murieron.

Luego de la publicación de las imágenes, contaron que es una situación que se repite año tras año y que todavía esperan una respuesta y soluciones. Además, aseguraron que una sola persona del área de “Flora y fauna” controla el sector y que hace falta más rigurosidad.

Desde Prefectura, indicaron que llegaron a secuestrar 4 mil metros de redes y que a los infractores no les importa nada, incluso ponen en riesgo sus vidas.

El problema no afecta solo a Concordia. En Salto, los pescadores también denunciaron “depredación” y hasta convocaron a una marcha para pedir que también en la otra orilla hagan controles y tomen decisiones para evitar que esto suceda.

La situación no cambia 

Mariano Bradanini es guía de pesca y pescador deportivo. Lleva toda una vida vinculado al río y sabe que lo que se viralizó en ese video es algo habitual. “Pesco desde que tengo uso de razón. Me acuerdo de tener 4 o 5 años y sentirme impresionado por ver trasmallos, ahora tengo 41 y estoy seguro de que lleva todo este tiempo pasando lo mismo y quizás más”, dijo, en diálogo con MIRADOR ENTRE RÍOS.

“Ante una falla o falta de controles hay días en que se intensifica esto. Lamentablemente hay pescadores que no cuadran como artesanales ni deportivos, son pescadores furtivos que ingresan en la zona de seguridad de la represa de Salto Grande, lanzan redes de arrastre, tal vez aprovechando sobre todo las mañanas de niebla, y dejan eso allí. Lo que hacen está prohibido, en un área de seguridad no se puede pescar, eso está establecido, sobre todo cuando hay una represa cerca”, explicó.

Según contó, la escena “se repite todos los años” y los pescadores tratan de impulsar un trabajo de control concreto, ya que necesitan que haya una medida segura, firme. “Ha habido trabajos de control por parte de la Prefectura, pero después vuelve a pasar esto que estamos viendo y es realmente triste. La última vez encontramos tres redes y sabemos que son más. Por esa acción se perdieron las redes con un promedio de 25 dorados adentro, peces de entre 12 y 25 kilos. A una de esas redes la encontró un guía de pesca y logró liberar a más de 30 dorados, mientras que alrededor de 15 murieron, ya que el luchar los desgasta”, mencionó.

La publicación de videos y fotos genera un resultado, pero es a corto plazo. “Los pescadores hacemos ver esta situación y logramos que hagan controles, pero jamás hemos podido lograr que sean regulares, que sean permanentes, es una lucha interminable contra algo que ocurre desde siempre, a la vista de todos, y que sería muy fácil controlar. Necesitamos medidas urgentes”.

—¿Quién debería hacer estos controles e implementarlos?

—Ahí es zona de trabajo de Prefectura, ellos se encargan, pero a veces falla y eso quedó a la vista. A los controles los tienen que hacer en el lugar, no desde la distancia. En Concordia, el Uruguay es un río madre que tiene 350 ó 400 metros en la zona en que es más ancho y después no tienen en dónde esconderse los que se dedican a la pesca furtiva. El problema, desde hace muchísimos años, es la falta de decisión política a la hora de controlar. Tenemos pedidos y no es que necesitamos 20 inspectores, pero tampoco alcanza con uno, como hay ahora. Si hubiera una lancha con un inspector y algún oficial nadie pondría redes, nadie se pasaría del cupo que permite la ley. Es complejo, pero no es imposible.

Hemos tenido muchísimas reuniones, hicimos pedidos concretos, pero siempre la respuesta es la misma: que faltan recursos, que falta personal, vehículos, entonces no sabemos qué más se puede hacer.

—¿Es difícil encontrar a los culpables? ¿Alguna vez intervino la Justicia?

—Claro que nos conocemos todos y quienes tienen que controlar saben quiénes son, a qué hora entran, a qué hora salen y hasta en qué botes van. Se hicieron muchísimas multas, secuestros de redes, cañas, Recursos Naturales controla que todos compren la licencia de pesca, pero no tienen un trabajo fijo para controlar que no exista esta depredación. Creo que deberían trabajar con un poquito más de rigor de la ley. Hoy en día, secuestrar una red no hace mucho, porque cuando ven que sacan esas, compran otras. Los que se dedican a eso venden el kilo de dorado a 200 pesos como mínimo y sacan pescados de entre 12 y 25 kilos. Hablamos de mucha plata en juego, porque llegan a sacar hasta 45, y por eso las multas comunes no le generan un problema al que se dedica a la pesca furtiva. No es necesario castigar, es necesario que haya presencia.

—¿Cambió algo luego del hallazgo de las redes y la difusión de imágenes?

—Sí, claro, como siempre. Por una o dos semanas cambia para porque empiezan los controles y caemos todos. Tal vez hay una persona que fue a pescar por única vez y no sacó la licencia y justo lo multan o algo. Pero eso no dura mucho.

Sin final feliz

¿Cuál podría ser el desenlace de toda esta situación?, consultó MIRADOR ENTRE RÍOS al guía de pesca Mario Bradanini. Y su respuesta fue contundente: “No queremos imaginarlo, pero la depredación puede terminar con las especies que tenemos. La pesca ha nacido desde sus inicios para abastecer la necesidad de comer y la gastronomía de la zona. Si alguien pesca con esa intención y dentro de los límites permitidos es respetable, pero hoy estamos ante la problemática de un crecimiento de la densidad poblacional. Hasta hace pocos años había unas 10 lanchas que pescaban en Concordia, hoy son unas 1.000. Mucha gente va a pescar, y eso afecta, porque el río es el mismo. No dejamos crecer las especies del río, en nuestra provincia no se trabaja en la cría de peces que en los países desarrollados cubren por el consumo de pescados de agua dulce, a eso le agregamos que está habilitada la exportación de estos pescados, entramos en un círculo vicioso y podemos terminar muy mal”.

Mirador Provincial en


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia
La Confederación Argentina de Atletismo confirmó que avanzaron las negociaciones para obtener los boletos de los cinco atletas -entre ellos los entrerrianos Dylan Van Der Hock y Sebastián Tomassi- clasificados a la Copa del Mundo para menores de 20 años. Viajarían el 10 de agosto.

La delegación argentina rumbo al Mundial U20 de Kenia

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte
Gabriel Bonasola es uno de los protagonistas del momento. Con una racha vencedora, su nombre ganó lugar entre los primeros puestos de las carreras que corrió y no se detiene. Aunque es joven, la experiencia lo guía y piensa en un futuro con llegada internacional.

Cosecha victorias y fija la mirada hacia el Norte

En Portada / Santa Fe