Con 1.400 libros

América Elda Nancy: la primera biblioteca de arte privada de Rosario

La ciudad cuenta con una nueva biblioteca y archivo de arte que, a pesar de la pandemia, sigue creciendo como lugar de encuentro e intercambio.

18-08-2021 | 14:47
Lucía Dozo


Con el objetivo de abrir una biblioteca y archivo de arte en la ciudad, Federico Gloriani y Julia Levstein se pusieron en contacto, indagaron y movilizaron a todo un colectivo artístico. Esa experiencia tuvo como resultado el nacimiento, a mediados del año pasado, de la Biblioteca y Archivo de Arte Contemporáneo América Elda Nancy. El espacio, una joya escondida en el barrio Abasto, cuenta con más de 120 socios y un catálogo de 1.400 libros. Gloriani es artista y docente, estudió en la Universidad Nacional de Rosario y actualmente está cursando un posgrado en Artes de la Universidad Nacional de Córdoba. Trabaja en relación con los medios de comunicación y las tecnologías obsoletas. Por su parte, Levstein es artista visual, estudió en la Universidad de Córdoba y participó del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella 2019. En sus obras trabaja en relación a la escritura y el dibujo.

Ubicada en España 2.045, la biblioteca busca poner en valor las publicaciones, libros, folletos, posters y material editorial en general realizado por artistas, curadores, investigadores y trabajadores de la cultura. El espacio abrió al público en junio de 2020, después de un año de investigación y encuentros con personas vinculadas al arte y al mundo editorial. “Las motivaciones principales de la biblioteca tienen que ver con el encuentro: por un lado la reunión de material editado vinculado a las artes (libros, fanzines, revistas, posters, folletos). Hacer foco en ese modo de aproximarnos al arte desde el papel, desde lo escrito, desde las imágenes que circulan por libros, desde la poesía y los libros de artistas. Y por otro lado, el encuentro de personas en la biblioteca, generar una comunidad de socios y socias, posibilitar actividades que conecten el arte con el mundo editorial, que posibiliten reflexiones colectivas, como por ejemplo curadurías de libros, talleres de lectura y de escritura, encuentros de poesía, residencias de artistas, ciclos de cine”, explica su directora.

En diálogo con Mirador Provincial, Federico Gloriani y Julia Levstein dan detalles sobre el detrás de escena de un refugio cultural que logró crecer en la ciudad a pesar de la pandemia:
-¿Cuál es la propuesta que impulsan?
-El rasgo distintivo de nuestro proyecto es que es una biblioteca abierta al público, especializada en arte contemporáneo con un archivo y una colección de arte en construcción. Todas las semanas abrimos de miércoles a viernes de 16.30 a 20.30 para quien quiera venir a consultar los libros en nuestra sala de lectura y también para retirar libros. Además, en la biblioteca se realizan talleres, grupos de lectura, muestras, residencias y otras actividades.

-Realizaron diversos proyectos con distintos artistas plásticos de la ciudad, ¿cómo se viene desarrollando ese trabajo?
-Quienes coordinamos la biblioteca y sus distintas actividades somos Julia Levstein y Federico Gloriani, ambos somos artistas visuales. Una parte de los socios y las socias de la biblioteca son artistas de la ciudad y también de otras ciudades. A veces pensamos y proponemos nosotros las actividades y otras veces son propuestas que nos llegan de los socios. Nos parece importante que la biblioteca funcione como un espacio de circulación de producciones e ideas en relación al arte local, pero también nacional e internacional.

Hasta el momento hicimos dos muestras: una, en abril, del fotógrafo Guido Leveratto y otra, en julio, curada por Catalina Silvetti en la que participaron Cande Roselló, Majo Badra, Juan Ignacio Cabruja, Irene Depetris, Fede Gloriani, Josué Gómez, Vir Molinari, Damián Monti Falicoff, Pau Punto y Vishanas. También hicimos tres residencias de libros, es decir, libros que no son parte del acervo de nuestra biblioteca ingresan como visitantes por un tiempo. Visitaron la biblioteca libros de Nicolás Balangero, artista y editor cordobés; de Maxi Masuelli, artista y editor rosarino, y la Pequeña Biblioteca, proyecto de Camarada, colectivo conformado por las fotógrafas Andrea Ostera, Cecilia Lenardón, María Crosetti, Paulina Scheitlin y Gabriela Muzzio. Y por último, llevamos a cabo un ciclo de residencias de artistas. La primera fue en mayo, del colectivo de artistas conformado por Gisella Mailén Scotta y Julia Levstein, y la segunda, que inicia el 16 de agosto, del artista Damián Monti Falicoff.

-La biblioteca tiene un catálogo muy diverso, ¿qué materiales locales y nacionales destacan? ¿E internacionales?
-En la biblioteca hay material de distintos tipos, todo vinculado al arte contemporáneo. Nos interesan mucho las publicaciones independientes de artistas, donde lo editorial se piensa como un soporte para el arte. También hay catálogos de exhibiciones de arte, nacionales e internacionales, y libros de ensayo, teoría y pensamiento sobre el arte. También tenemos revistas, posters y un archivo donde vamos organizando todo el material gráfico que se produce para las exposiciones, como folletos, tarjetones y hojas de sala.

La biblioteca tiene 1.400 volúmenes y este número va aumentando semana a semana. Estos son algunos de los títulos: “Juan Grela G.”, escrito por Ernesto B. Rodríguez, editado en conjunto por las editoriales Iván Rosado y Yo Soy Gilda en el año 2013. Esta publicación se encuentra agotada y es una edición enmendada del texto original publicado por Editorial Biblioteca en el año 1968 (del que también tenemos un ejemplar en la biblioteca); “El nombre de un país”, publicación que acompañó el envío a la 58º Bienal de Venecia de la artista rosarina Mariana Tellería, en 2019; “Parpadeo luminoso”, un libro objeto diseñado por Dani Rodi, artista de La Pampa que trabaja vinculando poesía con fotografía; “Eva Hesse”, escrito por Lucy R. Lippard a pocos años del fallecimiento de la artista en la década del ‘70 y reeditado recientemente en español por la editorial mexicana Alias (hace poco hicimos una gran compra a esta editorial extranjera que no tiene distribución en Argentina); “Arte y norma”, de Lars Bang Larsen, libro de ensayo donde el curador e historiador del arte danés piensa al arte en su relación con el mercado. Fue editado por Cruce Casa Editora; “Les dormeurs”, un libro objeto de la artista Sophie Calle que da cuenta de una obra performática en la que se retrata a personas durmiendo.

-¿Cómo pueden asociarse los interesados y cuáles son las opciones disponibles?

-La biblioteca se sostiene fundamentalmente a partir de los aportes mensuales de sus socios. Existen distintos tipos de membresías, que van desde 300 pesos mensuales en adelante. Todos y todas los socios, sin importar su membresía, pueden retirar libros de la biblioteca y usar el espacio de lectura. Los libros pueden consultarse en sala o retirar a domicilio si se está asociado. Para más información pueden revisar nuestro Instagram (https://www.instagram.com/america_elda_nancy/) y escribirnos por mensaje privado o también al mail (america.elda.nancy@gmail.com).


Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Todo listo para una nueva edición de la fiesta de la playa
La Delio Valdez, Abel Pintos, Soledad, Los Palmeras, Lisandro Aristimuño y Los Totora serán parte de la edición Nº 33 de esta fiesta nacional que ya es parte de la historia e idiosincrasia uruguayense. Los espectáculos artísticos se realizarán desde el 19 al 23 de enero en el Predio Multieventos, mientras que los eventos deportivos se desarrollarán en el balneario Banco Pelay.

Todo listo para una nueva edición de la fiesta de la playa