Cine

La película de Maximiliano Schonfeld ganó el Premio Latinoamericano del Festival de Mar del Plata

El joven cineasta oriundo de Crespo resultó ganador con su película “Jesús López”, de costumbrismo mágico, del segundo premio oficial más importante, al ser elegida en primer lugar de la Competencia Latinoamericana, este sábado 27 de noviembre.

Schonfeld, en la ceremonia de premiación, rodeado de su equipo técnico y los dos protagonistas de la película premiada.
+1



28-11-2021 | 13:10
HAGAR BLAU MAKAROFF
redaccion-er@miradorprovincial.com


Cuando el día ya se hizo noche frente a la playa Bristol este sábado, frente a un teatro Auditorium repleto se anunciaron las películas ganadoras del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, y en la Competencia Latinoamericana, segundo premio oficial más importante, resultó ganadora la magnífica “Jesús López”, del realizador audiovisual entrerriano Maximiliano Schonfeld, quien en los agradecimientos destacó la nueva Ley de Cine de Entre Ríos aprobada el pasado jueves.

Schonfeld nació en 1982 en Crespo, y estudió cine y TV en la Universidad Nacional de Córdoba y luego se graduó en la ENERC. Entre sus largometrajes se encuentran Germania (2012), La helada negra (ganadora de la sección Work In Progress en la 30° edición de este Festival) y La siesta del tigre, que participó de la Competencia Argentina en la edición 31° del mismo.

En esta 36° edición, con esta película que roza entre el costumbrismo y lo fantástico de una forma magistral, con el valioso aporte de la –también entrerriana– escritora Selva Almada, considerada una de las escritoras recientes más importantes de Argentina y América Latina, se llevó nada menos que el Premio Astor Piazolla al Mejor Largometraje, y la justificación del jurado fue “por su valentía en sostener y seguir creyendo en un relato clásico, asumiendo las formas de su contemporaneidad, poniendo la brillante puesta en escena y la actuación al servicio del espectador”.

En la ceremonia de premiación, y rodeado de su equipo técnico y sus dos protagonistas, un movilizado Schonfeld dijo: “Qué sorpresa y qué alegría. En primer lugar, gracias al festival, a los programadores por hacernos parte de esta fiesta. Gracias al equipo, que está acá presente, que nos han acompañado, a las productoras de Murillo Cine, que sin ellas era imposible hacer esta película que era una aventura”.

Continuó destacando que se siente emocionado también porque “esta semana después de 15 años y cuatro intentos, por fin tenemos Ley de Cine en Entre Ríos”. Y el público estalló en aplausos cerrados. Y finalmente cerró su discurso con una febril expresión de deseo: “Ojalá las provincias que todavía no tienen una ley de cine puedan aventurarse a tener su propia ley, así tenemos un fomento realmente federal, inclusivo y con perspectiva de género”, pidió.

El pasado jueves, la Cámara de Diputados de Entre Ríos dio sanción definitiva por unanimidad al proyecto de ley que promueve el desarrollo de la industria audiovisual de la provincia. La norma tiene como objeto estimular, fomentar y promover el desarrollo pleno de la Industria Audiovisual en el territorio de la Provincia de Entre Ríos.


LA PELÍCULA


En el argumento de la película ganadora en cuestión, Jesús López es un prometedor piloto de carreras que muere en un accidente de tránsito con su moto. Su primo Abel, joven campesino solitario y sin rumbo, empieza a habitar los espacios de Jesús. Se muda con los tíos, ocupa su habitación, empieza a vestirse igual que él, se relaciona con sus amigos, frecuenta recitales y motoencuentros, y también a la ex novia del corredor. Pero la mímesis alcanzará límites imprevisibles, que lleva a una inesperada y misteriosa transformación.

Enmarcada en un impreciso pueblo litoraleño de Entre Ríos, esta historia sucede durante el proceso de cambio de producción agrícola a mayor escala, con utilización de glifosato y la resistencia de algunos campesinos a esta nueva ola.

La historia cumple con un tempo propio muy particular, con atmósferas enrarecidas y a su vez una rápida identificación con los vínculos de esta familia atravesada por un duelo, donde sin embargo no hay drama sobrante, y donde aparece un guiño certero a las creencias populares y religiosas para marcar el tono místico de la narración.

En diálogo con el público durante la presentación de su film en el Paseo Aldrey el pasado jueves, Schonfeld contó que “lo fantástico surge por la necesidad de conectar el misterio del paisaje con las historias que habitan en ese lugar. El monte, la tierra, el río, los atardeceres. Nunca nos detuvimos en la belleza contemplativa sino que intentamos abrir un diálogo con el duelo, los jóvenes que se van, las ausencias, los pequeños actos cotidianos. Todo eso que quizás puede sonar a cierta melancolía insular, para nosotros sigue siendo una atracción inexplicable. Lo fantástico en el orden de lo cotidiano, de lo simple, nacido de los miedos más primitivos, como la muerte o el miedo a estar solo”.

Consultado sobre el gran trabajo de guion de la película que el director hizo codo a codo con la escritora y periodista Selva Almada, ya reconocida por sus obras escritas que cruzan con lo fantástico y el paisaje natural y costumbrista (que ella misma ha referenciado en Horacio Quiroga), el director de “Jesús López”, recordó las idas y venidas del proceso: “Cuando empezamos a trabajar en el proyecto la historia era mucho más larga. Había un personaje que recorría la provincia, como la parábola del hijo pródigo, y la historia del primo muerto era solo una parte del viaje ‘iniciático’ de este joven aldeano. Después de muchas idas y venidas con la escritura, decidimos con Selva que lo mejor era concentrar la pulsión narrativa en ese terreno baldío que deja un joven muerto y en cómo otro ocupa su lugar. El trabajo con Selva principalmente fue la construcción de los personajes. Yo armaba pequeños arcos dramáticos y ella se encargaba de componer los personajes de una manera más literaria y darles sustancia con la forma que tenemos de hablar los entrerrianos”.

Como los protagonistas son corredores de carreras en la trama, hay varias escenas que muestran aquella costumbre que al día de hoy es usual en muchos pueblos del litoral entrerriano y también santafesino. Y sin ánimo de spoiler, en el final del film hay una gran carrera con escenas realmente épicas, con suspenso, tono y drama. Sobre esta última, Schonfeld precisó: “La secuencia la planteamos como una película en sí misma. Hay otro tipo de narración, de elementos en juego, una premisa más clásica si se quiere. Entonces nos vimos obligados a cierto entrenamiento, a trabajar con referencias de otras películas, a despegarnos del tono de la otra parte de la película. Además, teníamos muy poco tiempo para filmarla, pero contamos con un equipo técnico muy sensible, de esos que conviven con la calma incluso en los momentos más complejos”, destacó.

Además de “Jesús López”, en el Festival de Mar del Plata participó otro film de Maximiliano Schonfeld. Se trata de “Luminum”, que participó de la competencia En Tránsito Work in Progress.

En el argumento de esta película, Silvia y Andrea son reconocidas ufólogas y son también madre e hija. Juntas llevan adelante un grupo de investigación del fenómeno ovni y montan guardia persiguiendo las luces sobre el río Paraná.

Luminum es un documental sobre ciencia y también sobre ficción, de personajes espejados que se conectan con la materia viva de la humanidad: la amistad.


FICHA TÉCNICA


Guion: Selva Almada, Maximiliano Schonfeld
Fotografía: Federico Lastra
Edición: Ana Remón
Dirección de Arte: Tatu Ravotti
Sonido: Sofía Straface
Música: Jackson Souvenirs
Producción: Georgina Baisch, Cecilia Salim, Maximiliano Schonfeld
Compañías Productoras: Murillo Cine, Luz Verde
Duración: 90 min.
País: Argentina, Francia
Año: 2021
Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Un verdadero camino al cielo
Dos paranaenses celebraron la llegada del nuevo año recorriendo la cadena andina, en Mendoza. Florencia Chaparro, la mamá, y Tobías Campos, uno de sus hijos, recorrieron los senderos hasta la cima de los cerros Obispo y otros del parque provincial Aconcagua, en plena cordillera andina. Al retornar, compartieron con MIRADOR ENTRE RÍOS una historia que abre mentes y motiva al cambio de conductas.

Un verdadero camino al cielo

En Portada / Santa Fe