En Capital Federal

El poeta santafesino Marcelo Cutró, premiado en un concurso nacional de cuentos

El viernes 3 de diciembre se dieron a conocer los nombres de los ganadores del certamen literario “Amé dieciocho veces, pero solo recuerdo tres”, organizado por el Museo del Libro y de la Lengua de Buenos Aires, y la Biblioteca Nacional en homenaje a Silvina Ocampo.

05-12-2021 | 9:35
Álvaro Javier Marrocco


El concurso de cuentos de amor “Amé dieciocho veces, pero solo recuerdo tres”, en homenaje a la escritora argentina Silvina Ocampo, fue un éxito, se presentaron 2.449 relatos. Organizado por el Museo del Libro y de la Lengua de Buenos Aires, la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (BNMM) y el Ministerio de Cultura de la Nación. El jurado estuvo integrado por la escritora chilena residente en el país Cynthia Rimsky, Gabriela Cabezón Cámara y Cristian Wachi Molina. Entre los ganadores se encuentra el santafesino Marcelo Cutró.

La celebración llevada a cabo el viernes 3 de diciembre por la tarde en la plaza Boris Spivacow del Museo del Libro y de la Lengua, se dieron a conocer los ganadores del concurso organizado por el museo, la Biblioteca Nacional y el Ministerio de Cultura de la Nación. La escritora María Moreno en relación al concurso escribió: “Concurso de cuentos de amor... la expresión inspira fáciles asociaciones: hay amores que son puro cuento, otros que necesitan un mínimo de cuento para sobrevivir, otros que no son capaces de contar el cuento -de tan frágiles-. Y hay cuentos que, sin ser de amor, lo son por amor a la lengua y sus bellas figuras… Que el concurso lleve el nombre de Silvina Ocampo nos absuelve de toda culpa: ella supo de amor y celos, contándolos con el mayor antídoto, el humor. Para eso estuvo enamorada durante años de alguien cuyo nombre tenía cómicamente por iniciales las tres primeras letras del alfabeto: ABC (Adofo Bioy Casares)”.

Uno de los jurados con gran presencia en Rosario por su actividad ligada a las letras, Cristian Wichi Molina, dijo: “Hay otras posibilidades y tradiciones que se abren para el amor en estos cuentos. Para nosotros fue una alegría encontrar estos textos que permiten pensar nuevas direcciones para el amor y para los cuentos. Laura Arnés, del Museo del Libro y de la Lengua, contó que recibieron 2.449 cuentos de todo el país: “Estamos muy contentos porque el resultado final da cuenta de la diversidad de participantes”. “También estamos muy contentos con la recuperación de María Moreno. Esto se debe a ella”. Por otra parte, Juan Sasturain, director de la Biblioteca Nacional, dijo: “Este evento es una fiesta. Y también celebramos la recuperación de María Moreno”. Martín Bonavetti, del Ministerio de Cultura, dijo que “necesitábamos que las instituciones públicas promovieran la generación de contenidos”.

Premiaciones
El primer premio, de 100.000 pesos, lo obtuvo el platense Francisco Sendra (1988), por “La noche tiene la forma de lo que falta” y hubo dos segundos premios de cincuenta mil pesos para Analía Fernández (1985) y Marcelo Cutró (1967), por “El ladrido de los perros por las noches” y “Hasta que nos encuentren”, respectivamente. “Flamenca”, de María Cecilia Rodríguez (1968), recibió una mención.

También se dieron a conocer los títulos de los relatos seleccionados que, junto con los de los ganadores, aparecerán en una antología publicada por la editorial de la BNMM. Los autores son Nicolás Gugliemone, Márgara Averbach, Belén Mentasti, Silvana Liello, Ulises Cremonte, Ezequiel Villarroel, Rodolfo Serio, Juan Manuel Burgos, María Carolina Biscayart, María Zulema Lázaro, Natalia Milocco, Héctor D’Onofrio, María Paz Schechtel, Alejandra Toronchik y Emilene Núñez Campos. Según trascendió, participaron autores de todo el país.

Un santafesino premiado
Marcelo Cutró obtuvo el segundo lugar por “Hasta que nos encuentren”. Sobre el cuento de Cutró, el jurado remarcó “su procedimiento cuidado, preciso y eficaz que despista al lector y genera la emergencia de un modo de amor que se destaca del resto de los cuentos presentados”. Nacido en Santa Isabel, provincia de Santa Fe, en 1967. Publicó los siguientes libros de poemas: Los lugares con noche (Editorial La entrepierna del sábalo, Rosario, 1993), Santa Isabel (Editorial Los lanzallamas, Rosario, 2003), Espina de agua (Ediciones en Danza, Buenos Aires 2008) y Rumania-Santa Isabel (Ediciones en Danza, Buenos Aires, 2012).

Integró las antologías Los que siguen, 21 poetas rosarinos (Editorial Los lanzallamas, Rosario 2002), Felicidades también, 18 poetas (Edición de los autores Buenos Aires, 2005) y 19 De Fondo, poéticas de la construcción, (Gato Grille Ediciones, Rosario, 2008).

Marcelo Cutró en una entrevista pasada decía en relación a sus referencias poéticas: “mis referencias iniciales fueron cantantes: Jorge Fandermole y Alberto Muñoz. De Jorge, sigo disfrutando sus composiciones. La vida me regaló la oportunidad de estudiar Poética con el enorme maestro que es Alberto. Luego, el abanico se desplegó de manera considerable: desde Pizarnik, Héctor Viel Temperley, Juan L. Ortiz, Juarroz y Susana Thénon hasta Eduardo Mileo, Arturo Carrera, Arnaldo Calveyra, Humberto Díaz Casanueva, Alejandro Pidello, Susana Villalba y muchos más”. La poesía lo ha llevado a varios lugares, en relación a eso agregó: “Podría establecer un mapa, por llamarlo de alguna manera, de lugares concretos. Me ha llevado a Buenos Aires, para estudiar Poética; así como a muchos y diversos pueblos y ciudades de nuestra provincia, incluido el de mi nacimiento, motivando más de un título para mis poemarios. La ciudad de Santa Fe, por citar otro punto de nuestra geografía, siempre me ha recibido muy bien gracias a la enorme generosidad y talento de Gabriela Schuhmacher”.


Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Unas 10 mil personas disfrutaron de la Fiesta Nacional de la Sandía
Luego de dos años de pandemia, las fiestas regionales volvieron a la presencialidad. Esto fue lo que ocurrió en Santa Ana, con la séptima edición de la Fiesta Nacional de la Sandía. En su inauguración oficial se resaltó el trabajo de todo el personal municipal. Se recordó además que la fiesta se realiza hace más de tres décadas, primero como regional, después provincial y ahora nacional.

Unas 10 mil personas disfrutaron de la Fiesta Nacional de la Sandía