Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico Ernesto de Larrechea

Marcadas por la danza: las bailarinas rosarinas que triunfan en el exterior

En el marco de los festejos del Día Internacional de la Danza, Rosario celebra a diversas artistas que, con formación local, desarrollaron sus carreras en distintos países del mundo.

11-05-2022 | 11:14
Lucía Dozo


En sus casi cien años de historia, por la Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico Ernesto de Larrechea pasaron miles de alumnos. La Escuela se convirtió así en un semillero de artistas de la danza y las artes escénicas, que después de años de formación, decidieron apostar a convertir su interés y su pasión en una profesión estable. Entre ellos se pueden mencionar a la creadora de comedias musicales del Teatro El Círculo, Nora González Pozzi; a Marcela Braganglo, bailarina que reside actualmente en Nueva York; a Tatiana D’Agate, actriz radicada en Buenos Aires, y a Marcela Ruiz, integrante del grupo de improvisación actoral The Jumping Frijoles.

Cada año, la escuela municipal cuenta con 800 alumnos en su matrícula, que asisten tanto a las clases de danza como a las de teatro. Nora González Pozzi, creadora de la Escuela de Comedias Musicales del Teatro El Círculo, contó su paso por la institución municipal que marcó su camino y su estilo de trabajo.

Cuando era pequeña, su madre la llevó a audicionar a los altos del Mercado Central, donde se ubicaba la Escuela en aquel entonces. “Cuando empecé a asistir, el director de la institución era Ernesto de Larrechea. Durante doce años fui prácticamente todos los días a bailar danza clásica, folclore, danzas españolas y teatro. Era mi programa preferido de todas las tardes después de ir a la escuela, porque no solo era estudiar sino que también preparábamos espectáculos y los llevábamos los fines de semana a hospitales, a distintos barrios de la ciudad, porque la idea de Ernesto siempre fue realizar presentaciones para las personas que normalmente no tenía acceso al arte”, recordó con orgullo.

Para Nora, Ernesto de Larrechea era un ejemplo a seguir ya que transmitía en todo lo que hacía una gran pasión. “Dicen que la infancia marca la vida de las personas y, justamente, el paso por la Escuela Municipal marcó mi trayectoria, fue a raíz de observar a Ernesto dirigir cuando nació mi vocación por tener una escuela y dirigir, que es finalmente lo que logré en el Teatro El Círculo”, concluyó.

Todos los fines de semana, la actriz rosarina Marcela Ruiz participa de las funciones del consolidado grupo de improvisación teatral The Jumping Frijoles. Su historia en las tablas se remonta a mediados de los 90 cuando era alumna de la escuela Larrechea. Marcela recuerda con cariño a María José, María Esther y Patricia, sus tres maestras. Cuenta que aún tiene amigas de aquellos años e incluso trabaja junto a otros ex alumnos que participan del grupo de improvisación. “Fue el puntapié inicial en mi carrera y celebro que después de tantos años siga funcionando, renovada y de pie”, señaló.

Alrededor del mundo
Además de los egresados que apostaron a seguir trabajando en la consolidación de la cultura y el arte local, se pueden contar otros tantos ex alumnos de la escuela que han desarrollado su carrera fuera de la ciudad e incluso fuera del país.

Ese es el caso de Marcela Braganglo, bailarina y pedagoga rosarina que vive hace varios años en Nueva York, donde enseña y recorre las principales capitales de ballet. Marcela comenzó con once años, “venía de una escuela de barrio en Parque Field y esta institución fue mi primera experiencia porque fue ahí donde me di cuenta de que el ballet podía ser algo profesional en mi vida”, aseguró.

Recuerda la calidad y calidez de la Escuela y cuenta que después le fue difícil encontrar ese mismo ambiente profesional en otros países. Hace algunos meses pudo volver a Rosario para dar clases en la Larrechea y, luego de esa experiencia, recibió la visita de una de las alumnas, Dana, en su estudio en Nueva York, mostrando la calidad de los lazos que se establecen entre profesores y alumnos.

El recuerdo es también compartido por Tatiana D’Agate, actriz, directora y productora teatral que vive en Buenos Aires y se formó con reconocidos creadores como Cristina Banegas y Mauricio Kartun. “Empecé cuando tenía ocho años y fue una educación troncal en mi vida”, dijo sobre la Escuela. Tatiana comenzó en el año 1995 y menciona a las tres profesoras que tuvo en esos años: María José Sesma, Patricia Gualino y María Esther Lucero: “Cada una con su impronta me marcó, desde la actuación, la expresión corporal y la literatura. Patricia me hizo descubrir lo que era escribir, gracias a ella hoy en día escribo. Ella me dio las herramientas para imaginar. María José fue una persona muy generosa conmigo porque cuando terminé la escuela quedé muy enganchada y quería estar y participar, por eso me daba tareas extras, la asistía en sus clases, y desde lo pedagógico me dio muchas herramientas para enseñar teatro. Finalmente, las clases de María Esther eran muy divertidas, teníamos un baúl con vestuario que amábamos, nos encantaba porque nos hacía actuar, era hermosa cuando relataba, contaba historias, me parecía la mejor actriz del mundo”, relató emocionada. Para Tatiana, la Escuela Municipal representa lo más importante de su infancia y adolescencia. “Con los años me di cuenta de lo completa que fue la formación, no solo en cuestiones técnicas sino en la calidad humana al enseñar; a esta institución le debo mi formación”, aseguró.

Koi Ballet: distinción internacional
Dos jóvenes alumnas de la Escuela de arte Koi Ballet, Jazmín Arrieta y Estefanía Ontanilla, resultaron finalistas del concurso Youth America Grand Prix (YAGP), el reconocido evento internacional de danza.

De esta manera, Rosario reafirma su lugar en el mundo como semillero de grandes talentos: "Para que todos entiendan, el YAGP es como el mundial de fútbol de la danza. Todo estudiante de ballet muere por ir al YAGP”, explicó Carina Odisio, bailarina, maestra, directora y productora en Koi Ballet.

Con esa comparación trató de que se dimensione el logro de las alumnas de su escuela, que funciona en el Club Español (Rioja 1052) y fue reconocida en 2019 como Institución Distinguida por el Concejo Municipal.

Debido a la pandemia, la final del certamen internacional que tradicionalmente se realiza en Nueva York, se desdobló y habrá otra instancia decisiva más en Europa. De esta manera, Jazmín Arrieta, de 13 años, resultó finalista del YAGP que tendrá lugar entre el 11 y el 15 de julio en Génova, Italia, en tanto Estefanía Ontanilla, de 16 años, como solista, y la pieza grupal Libertango, interpretada por 10 bailarinas rosarinas, quedaron finalistas del YAGP de Nueva York, todavía con fecha a confirmar. Sobre esta clasificación, Odisio subrayó: “Las únicas representantes de Argentina en Nueva York son las del Koi Ballet”.

La escuela Koi Ballet nació en el año 1995 con el nombre de Ballet Juvenil de Carina Odisio, y desde la fecha participa año a año de numerosos festivales nacionales e internacionales. En la ciudad, los espectáculos se desarrollan en diferentes teatros y centros culturales.

A partir del 2002 el grupo pasó a denominarse Koi Ballet, nombre elegido a partir de la coreografía Koi, creada en 1993 por Silvina Biselli para Carina Odisio (esta palabra, en japonés, significa amor). La función inaugural se realizó el 10 de noviembre del 2002 en el Teatro Auditorio Fundación Astengo, con la participación especial del bailarín del teatro Colón Leonardo Reale.


Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Una mujer en estado reservado luego de chocar en la Autovía Artigas
Un nuevo accidente de tránsito tuvo lugar este sábado en proximidades al acceso a Federación por Autovía Artigas. En este lugar, un automóvil Chevrolet Aveo impactó con el guardabarros trasero izquierdo de un camión Scania que estaba estacionado. Producto del impacto, la acompañante del auto fue trasladada al nosocomio de Federación.

Una mujer en estado reservado luego de chocar en la Autovía Artigas