Concordia

La subsecretaria de Cultura aseguró que no restringirán a los malabaristas

Luego de los dichos del responsable del Estacionamiento Medido, la subsecretaria de Cultura aclaró lo que sucede y calificó como “equivocadas” las expresiones del funcionario.

01-08-2022 | 18:31
BELÉN FEDULLO
[email protected]


La semana pasada, el responsable del Estacionamiento Medido en Concordia, Fernando Rouger, se había referido a las actividades llevadas a cabo por cuidadores de coches y artistas callejeros y dijo que “generan quejas de los concordienses y turistas”.

El funcionario había asegurado que “son múltiples las denuncias realizadas, por lo que el municipio apuntaría a terminar legalmente con la actividad de los trapitos en la zona céntrica y las actuaciones de malabaristas y otros artistas callejeros en diferentes puntos de la ciudad”.

Consultada al respecto, la subsecretaria de Cultura del municipio de Concordia, Silvana De Sousa Frade, fue contundente y negó que se vaya a tomar alguna medida en detrimento del arte callejero en la ciudad.

“La cultura no es un delito, fueron declaraciones equivocadas” dijo De Sousa Frade este lunes 1° de agosto y señaló: “Me llamó Fernando Rouger y me dijo que había habido una confusión en sus declaraciones”.

La funcionaria garantizó que no habrá medidas para terminar con la cultura callejera y señaló que lo dicho por Rouger “deberá circunscribirse al ámbito del Estacionamiento Medido”.

“De hecho, nosotros desde la Subsecretaría organizamos y avalamos eventos que incluyen a artistas callejeros”, explicó y descartó las presuntas medidas contra malabaristas y artistas de calle de todo tipo.
Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

En Portada / Santa Fe

Colón: es imposible que se pueda jugar peor
Por momentos, la imagen del equipo fue patética. Ni siquiera lo salvan los dos tiros en los postes (uno de Wanchope y otro del Pulga). En definitiva, fueron oasis en medio de una actuación que inunda de preocupación e incertidumbre.

Colón: es imposible que se pueda jugar peor