Link completo de la nota: http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=201385

06-07-2019
Iniciativa de la Aehgar y el municipio rosarino

Tras capacitarse en hotelerķa, inician una nueva etapa laboral

Tras capacitarse en hotelerķa, inician una nueva etapa laboral
Participantes del programa Nueva Oportunidad recibieron capacitación en hotelería y culminaron sus estudios. La iniciativa gestada desde el Consejo Económico y Social, con ayuda de la Municipalidad, brinda una herramienta para insertarse en el mercado formal.

Hernán Alvarez
halvarez@miradorprovincial.com


Es una chica joven, humilde. Lleva a cuestas a su hijo. Culminó su capacitación como camarera y llega a buscar su certificado a la sede de la Aehgar (Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario) de calle Paraguay al 300. Se llama Patricia Madariaga. Es una de las más de 20 personas sobre un total de 40 inscriptos que terminaron este aprendizaje de dos meses para trabajar como mozos y mucamas. Una enseñanza que les puede llevar a una mejora en su vida a través de generar mayores ingresos en mejores condiciones laborales.

La iniciativa propuesta desde el Aehgar a fines de 2018 dentro del Consejo Económico y Social local tuvo aceptación. La capacitación se plasmó con personas que participaron previamente del programa estatal Nueva Oportunidad y ya están los primeros graduados. Es probable que esto se replique en el segundo semestre para brindarle oportunidades a más personas.

“Está muy bueno. No participé de todas las clases, pero aprendí bastante”, le dice Patricia a Mirador Provincial. “Me gusta en verdad y por eso participé”, agrega. La idea de ella ahora es dejar currículums para ver si puede comenzar a trabajar de lo que se preparó.

Jonatan Cepeda, un joven que también participó, comenta: “Yo estaba pasando un momento muy complicado. Estaba en la calle y me dieron una ayuda para poder salir. Hoy en día puedo tener un trabajo. A mí me ayuda a salir de la calle, de lo que es la droga. Estoy agradecido porque hoy puedo tener un trabajo estable”. Cepeda se capacitó como mozo durante 60 días. “Lo más importante es que casi todos los chicos consiguieron trabajo igual que yo. Nos dieron una ayuda para salir adelante. Podemos cambiar de pensamiento”, afirma Jonatan.

Más historias
Cristian Maximiliano Rosales también participó de los cursos: “Hoy gracias a Dios también estoy trabajando. También salí de la calle, salí de la droga. Me da una mano para poder esforzarse y seguir laburando que es lo que yo quiero. Lo importante es que hay laburo”. Rosales asegura que la experiencia es recomendable: “Se puede salir adelante. Solamente hay que esforzarse”.

En tanto, Mariana Mansilla hizo el curso de mucama: “Fue una experiencia nueva. La profesora María de los Ángeles es muy buena. Nos ayuda una ‘banda’. Ya estuvimos tirando (currículums), ya nos han llamado. Es una salida laboral. Nos ayuda cuando uno va a enfrentarse a una entrevista”.

Clases teóricas y prácticas

Marina Roldán y María de los Ángeles Campos fueron las docentes que impartieron los cursos. Ellas presentaron un programa que fue aceptado y comenzaron con el dictado de clases. “Nos pareció muy interesante la idea de hacer teóricos y prácticos dentro de un establecimiento donde ellos se pueden desenvolver como el Apart Urquiza”, dice Campos. “Los chicos respondieron muy bien. Nos piden más material para seguir capacitándose”, asegura la profesora.
Roldán afirma: “Mostraron muchísimo interés más allá de pedir más material. Realmente se ve poco hoy en día. Sobre todo con chicos tan jóvenes. Eso es sumamente alentador. Creo que van a andar más que bien en este rubro”.

Por su parte, Carlos Mellano, presidente de la Aehgar, comenta: “Es para que personas que están fuera del sistema, que son vulnerables, tengan un oficio. Nuestra actividad es muy dinámica. Nosotros somos gente que receptamos este personal. Acá llegan a través de una capacitación, que es importante tenerla”.




 



miradorprovincial.com - Copyright 2019