Link completo de la nota: http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=213416

05-11-2019
Historias de vida

Solari, entre la Academia y el Patrón

Solari, entre la Academia y el Patrón
Juan Esteban Panchi Solari jugó en Racing y Patronato. El santafesino, actual entrenador de las inferiores de Gimnasia y Esgrima La Plata, cuenta además sobre el momento en que se cruzó con Diego Maradona en el Lobo platense.

Ezequiel Re

Un partido es fiel disparador de distintas historias, que remontan recuerdos. Juan Esteban Solari no será titular esta tarde en el partido que por Superliga animarán Patronato y Racing, pero jugó en los dos equipos. Y ese hecho, siempre es un disparador para un llamado y a través de las preguntas, que se suelten nombres poseídos por el pasado. Volver al pasado, es sin dudas pasar revista a las bases que forjaron este presente. El presente de Patronato y que tiene que ver con aquello. Con el pasado.

-¿Cómo llegas a Racing?

-Llegué a Racing para jugar en inferiores de la mano del papá de Ivar Stafuza, ex jugador de Boca, amigo de la infancia y el colegio en Reconquista. Jugué en cuarta división directamente ya que la quinta estaba formada y no tenía lugar. Al año siguiente, 1981, volví a jugar en cuarta, salimos campeones de AFA, convertí cinco goles y debuté en primera frente a Huracán en cancha de los quemeros el 19 de noviembre de 1981. Fui parte de los planteles de Primera en los años 82 y 83, jugando un total de 50 partidos como titular de lateral por derecha, también por izquierda y en algunos partidos de volante por derecha. Convertí dos goles, uno a Newell´s en el Parque Independencia y otro a Independiente en el viejo Estadio de la Doble Visera. 

Estuve un año en la B y después pasé a Gimnasia y Esgrima la Plata, donde jugué algunos amistosos y luego una lesión me dejó un año fuera de las canchas. 

En la temporada 87-88 jugué en Talleres de Córdoba, compartiendo plantel con Daniel Valencia, Luis Galván, dos Campeones del Mundo 1978. También era parte de ese plantel Ángel David Comizzo, que después pasó a River, Hugo Gottardi, Luis Luquez, Víctor Heredia, entre otros. 

-¿Después?

-En la temporada 91-92 fui parte del plantel campeón de Central Córdoba de Rosario con ascenso al Nacional B, después pasé por varios equipos del interior de Entre Ríos como Ñapindá de Colón, Libertad y Ferro de Concordia y Patronato de Paraná.  

-En inferiores de Racing, estuviste con Tita Mattiussi, ¿cómo la definirías?

-Era la madre de todos los chicos que alguna vez jugaron en inferiores y vivieron en la pensión debajo del Cilindro. Fui un afortunado, conocí a Tita y viví cuatro años debajo de las tribunas del estadio de Racing. Etapa muy linda, muchas dificultades para vivir por la situación que pasaba el club, pero inolvidable por cierto. Tita nos cuidaba, nos protegía, nos aconsejaba, nos retaba, en síntesis cumplía el papel de madre.  Este 19 de noviembre cumpliría 100 años, ya salió el libro contando su historia. Siento una linda emoción porque estoy en muchas de las páginas de ese libro, contando anécdotas de esa linda etapa de mi vida.

-¿Y Patronato? 

-Patronato es una deuda pendiente ya que si bien pude jugar en el equipo que participaba en la Liga Paranaense, no pude hacerlo en el Torneo del Interior por las lesiones que soporté durante mi paso por el club. Un recuerdo muy lindo a pesar de mi poca participación, pero yo sabía íntimamente que Patronato iba a llegar al lugar donde está, porque se trabajaba con seriedad, con responsabilidad y siempre pensando en el futuro que un día llegó y depositó a Patronato en este lugar, Superliga. 

-En Patronato te dirigió otro ex Racing, Alcides Batata Merlo.

-Fue quien me llevó a Patronato y quien me dijo que yo iba a ser técnico, ya que durante mi etapa de jugador lesionado él me enviaba a ver a los rivales y le tenía que traer un informe detallado de los jugadores rivales. Después me dirigieron Carlos Trullet, Juan Etchecopar y Hugo Pedraza. Ver a Patronato donde esta es muy lindo, porque se del esfuerzo que hicieron para llegar. Me hubiera gustado ser más participativo en esa etapa, pero no se dio ya que me lesioné y no pude ayudar desde adentro de la cancha, pero sí desde afuera donde puse mi granito de arena en lo que podía. Seguí todo el proceso hasta su llegada a Primera e incluso casi fui parte del cuerpo técnico de inferiores en su comienzos en AFA, pero no se dio, aunque la espina me quedó y ojalá algún día pueda saldar esa deuda interna de trabajar como técnico de inferiores. Incluso cuando me recibí de técnico, fue el primer equipo de Liga que dirigí.

-Ahora en Gimnasia de La Plata.

-Sí, trabajando en inferiores, y viviendo algo muy lindo, ya que pude cumplir un sueño, el de conocer y sacarme una foto con el 10, con un tal Diego Maradona. 

Fue emocionante, es muy fuerte estar a su lado. Al menos a mí me pasó eso, transpiraba las manos, se me cayeron lágrimas, en verdad lloré como un chico y lo cuento sin vergüenza ya que para mí Diego fue el más grande jugador que vi en una cancha de fútbol y no quiero entrar en comparaciones. Es poco lo que puedo contar, ya que los entrenamientos son casi todos a puertas cerradas y no es fácil acceder a ellos, pero se dio una posibilidad y la pude aprovechar. Gracias a Dios. 


 



miradorprovincial.com - Copyright 2020