Link completo de la nota: http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=213573

06-11-2019
Artes marciales mixtas

Quiere hacer temblar la jaula

Quiere hacer temblar la jaula
Francisco Solá realizará su segundo combate como luchador profesional. Tras haber ganado en en su debut en el deporte rentado, Pancho se presentará el sábado 16 de noviembre en Hurlingham, donde se enfrentará con el bonaerense Mariano Pupi en un combate que será televisado por DirecTV Sports.

Víctor Ludi

Años atrás fue una de las promesas del boxeo paranaense y, como pugilista aficionado, logró consagrarse campeón provincial. En la actualidad vive un presente vertiginoso y de franco crecimiento en el mundo de las artes marciales mixtas (MMA, según sus siglas en inglés), en las que tras un breve período como luchador amateur -etapa en la que realizó cinco combates- ya debutó exitosamente como profesional, ni más ni menos que en Brasil.

Y para seguir demostrando todo su potencial, Francisco Solá tendrá su segundo combate en el deporte rentado el sábado 16 de noviembre, en la localidad bonaerense de Hurlingham, donde se enfrentará con Mariano Pupi del gimnasio GOA -una de las escuelas de mayor renombre que hay en Argentina-, en la categoría hasta 61 kilos. Como si fuese poco, la pelea de Pancho (o Gatillo, como lo conocen adentro de la jaula) será televisada por la señal de DirecTV Sports, por lo tendrá la oportunidad de mostrar sus cualidades para un sinfín de seguidores de este ascendente deporte.
Mirador Entre Ríos visitó a Solá luego de su entrenamiento en el gimnasio ProFigther de la capital entrerriana, donde se ejercita bajo las órdenes de Claudio Pioto.

-¿Cómo te estás preparando para este compromiso?

-Me estoy entrenando mucho, de la mejor manera posible. Estoy realizando muchas sesiones de sparring, entrenando jiu jitsu, lucha y boxeo. Voy a llegar muy bien y estoy preparado para dar un buen show.

-¿Es un plus que la pelea sea televisada?

-Sé que todas las peleas son importantes. No minimizo a ningún rival, ni a ningún compromiso. Esta pelea será muy importante para mí y que sea televisada permitirá que más gente me conozca en el ambiente. Pero no me pesará mucho eso, sino que voy a estar concentrado en hacer bien mi trabajo. Además, una vez dentro de la jaula, estás sólo con tu rival y en lo que menos podes pensar es en las cámaras.

-¿Qué pudiste ver de Mariano Pupi, tu rival?

-Es faixa (cinturón) violeta en jiu jitsu, o sea que es luchador de suelo. Además, tira buenos rodillazos en el clinch. Tendré que hacer bien mi trabajo de striker (proponer una pelea más de golpes que de agarres), que es lo que practicamos siempre. Pero si tengo que luchar en el piso también estaré listo.

-Tenes una buena base que te dio tu paso por el boxeo. ¿Sentís que sacás ventaja sobre tus rivales cuando la pelea se desarrolla de pie?

-Sí. El boxeo me ha ayudado mucho porque, junto con el jiu jitsu, son las bases del MMA. Obviamente que tengo que trabajar otros aspectos y complementarlos a todos.

-Venís de pelear en Brasil y ganaste como visitante. ¿cómo fue esa experiencia?

-Peleé con un brasilero que es faixa preta (cinturón negro). Tenía mucha más experiencia que yo y un nivel increíble. Me sirvió mucho de experiencia porque me mostró dónde estoy parado. Además pude definir la pelea en el suelo, lo cual me dejó muy contento.

-Estás por realizar tu segundo combate, ¿se pueden trazar ya objetivos como luchador profesional? ¿Y cuáles serían?

-Tratar de llegar a lo más alto, seguir sumando experiencia y, si es posible, poder desarrollar una carrera en el plano internacional.

-¿Cuál es el nivel de las MMA en Argentina?

-Si bien lleva algunos años, no deja de ser un deporte nuevo. Viene muy bien, con mucha actividad de los peleadores. Ojalá pronto haya muchos en los primeros planos a nivel mundial.

La palabra del entrenador

A la hora de enumerar las virtudes de su pupilo, lo primero que Claudio Pioto destacó fue que “él tiene una gran predisposición al entrenamiento, sin importar el clima ni la intensidad del trabajo que realicemos. Viene siempre al gimnasio y cumple sin problemas con el peso porque se cuida con las comidas”.

“Si bien hace un tiempo que estoy alejado de mi etapa como luchador, trato de transmitirle mi experiencia y él capta muy bien lo que se le dice”, continuó.

Además, cuando se le consultó sobre cómo lo definiría, el entrenador remarcó varios aspectos: “es un boxeador nato y tiene un boxeo indiscutible. Cuando hacemos sparring no se puede boxear contra él porque marca mucho la diferencia. Pero, además de eso, hace como cuatro años que está practicando jiu jitsu sin faltar a ninguna clase y también lo puedo definir como un muy buen luchador. Tiene mucha experiencia en el boxeo y saca ventajas cuando la lucha es de pie, pero también es muy bueno a la hora de ir al piso”.

El cambio de disciplina

Pancho Solá también contó cuál fue la razón que lo motivó a dejar el boxeo y meterse en las artes marciales mixtas: “fue en un tiempo en el que no salían peleas y estuve parado, lo cual no me servía. Le dije a Claudio de arrancar a practicar y él me convenció de pelear. Una cosa fue llevando a la otra”.

“Me costó acomodarme un poco, más con el tema de las patadas. En la lucha, en cambio, entendí rápido el concepto y no me tuve problemas en adaptarme”, prosiguió con su explicación.
Por último, consultado sobre si los riesgos ahora son mayores, sostuvo que “por suerte no me ha tocado nunca terminar muy lastimado. Puede ser que con los guantes más chiquitos y el vendaje profesional se sientan un poco más los golpes, pero hay que saber bancársela porque son los riesgos de este deporte, que me gusta mucho”.


 



miradorprovincial.com - Copyright 2020