Link completo de la nota: http://www.miradorprovincial.com/?m=interior&id_um=216327

29-11-2019
En Villaguay

Recrearon competencias reales en los Juegos Olímpicos de la Niñez

Recrearon competencias reales en los Juegos Olímpicos de la Niñez
En un trabajo notable de integración, poniendo en práctica los conocimientos adquiridos y buscando evaluar de manera creativa, la Asociación Educativa Integral para Personas con Discapacidad creó una especie de Juegos Olímpicos para nivel inicial.

Ceferino Azambuyo
redaccion-er@miradorprovincial.com

Este año, un grupo de docentes de la Escuela Elsa Ovando de Villaguay organizó los primeros juegos para niños de ocho salas de 3, 4 y 5 años de la Unidad Educativa Nº35 “Mi Casita”. Allí los alumnos de la institución se encargaron de cada detalle del antes, durante y después de todo el evento.

La idea surgió ante la iniciativa de evaluar de una manera creativa a los alumnos, en pautas donde se reflejara el aprendizaje y trabajar en materia organizativa. De ahí se pensó en crear un entorno similar al de los Juegos Olímpicos (JJOO) donde se reflejaran la instancias que muestran los JJOO desde el transporte de la antorcha hasta la entrega de medallas.

Algunas calles de Villaguay se convirtieron en una verdadera Villa Olímpica y los sueños de los inocentes competidores volaron en distancias, figuras, saltos y muchos sueños compartidos en el recorrido de la maratón, tomados de la mano de alguna persona mayor como apoyo de los pequeños.

120 niños y niñas de jardín pudieron vivenciar las competencias con el aporte del presidente del Club Huracán, Rodolfo Lobbosco, quien cedió las instalaciones del club y asistió en los requerimientos. El área de Tránsito Municipal colaboró cortando dos calles y procurando la seguridad del alumnado, evitando cualquier tipo de accidente.

“Las disciplinas deportivas que se presentaron fueron lanzamientos, saltos y carreras, juegos motores y circuitos, actividades orientadas, que tanto alumnos de la escuela Ovando y los jardineros de Unidad 35 se acerquen al movimiento olímpico, a través de actividades referidas a las competencias reales que se llevan a cabo”, señaló Valeria Kuster, profesora de Educación Física.
La profesora además agradeció a docentes, alumnos, equipo técnico, ordenanza y directivos de la Ovando, “por decir ‘sí' y caminar juntos con nuestros alumnos para lograr la educación integral que tanto añoramos, a las familias que acompañan siempre y se suman a cada propuesta. Gracias inmensas porque la inclusión no debe ser únicamente palabra, los hechos hablan por sí solos”.
Un trabajo minucioso de adaptación
Para lograr la finalidad del proyecto los docentes tuvieron que trabajar de forma integradora con las áreas infantiles y definiendo al deporte como eje formador, conocer lo que son los Juegos Olímpicos en su esencia para poder acercar a los niños al deporte y a los valores que lo sustentan como el juego limpio, el respeto, la solidaridad, la amistad y como propulsor de paz, entre tantos otros aspectos que se deben tener en cuenta para reforzar, conocer, aceptar las normas y reglas que rigen cada una de las disciplinas, sabiendo que se trabaja con pequeños y potenciales deportistas.

Con palabras simples trabajaron para sugerirles los hábitos saludables a través de la práctica de deportes tanto individuales como grupales. Además, los niños pudieron vivir la experiencia olímpica con la ceremonia de inauguración, la recorrida de la antorcha y lógicamente “competir”.

Para estas olimpíadas infantiles se realizó un programa que incluyó un trabajo de orden para cada uno de los alumnos, para poder así tener cierto nivel organizativo.

Llega la antorcha olímpica y la inauguración

La simpática celebración del traslado de la “antorcha olímpica” por las calles ubicadas en las inmediaciones del Club Huracán, permitieron llamar la atención de quienes circulaban y se sumaron al aplauso que acompañó ese momento vivido a pleno por los participantes y público de la comunidad educativa.

Como toda buena olimpíada, dio comienzo con una ceremonia inaugural que contó con la bandera olímpica, confeccionada para la ocasión, allí los chicos aprendieron que sobre el fondo blanco se compone de cinco aros de distintos colores: rojo, azul, amarillo, negro y verde que representa a cada uno de los continentes. Además de esta bandera los alumnos llevaron en su vestimenta los colores distintivos celeste, naranja y amarillo, según su “salita”.

Lanzamientos, saltos, carreras, juegos motores y circuitos

Los participantes se dividieron en grupos y el llamado color testigo de la indumentaria era el que diferenciaba a cada uno de los equipos, hubo instancias de semifinales y finales con salto en alto y en largo, incluso con lanzamiento de peso adecuado a los niños. En cuanto a los juegos motores, trabajaron en el mantenimiento de equilibrio, resistencia, fuerza, impulso y flexibilidad.

En el tramo final se procedió a “apagar” la llama olímpica y de inmediato se entregaron las medallas, que en este caso son todas de “oro”, para los auténticos campeones que han aprendido que en los antiguos Juegos Olímpicos se hacía entrega de una corona de olivo a los vencedores, que se transformó en la actualidad en medallas a los tres primeros.

Nacimiento a múltiples actividades

La Asociación Educativa Integral para Personas con Discapacidad” nació con un objetivo muy claro, hacer efectiva la integración y permitir la inserción laboral de las personas a las cuales se las capacita de acuerdo a sus capacidades y de manera que puedan valerse por sí mismos, logrando resultados muy importantes en el mundo laboral con la apertura de posibilidades en empresas, negocios que requieren sus servicios.

El 7 de agosto de 1997, se realizó el acta constitutivo de la Asociación Civil sin fines de lucro. Siendo conformada desde ese momento y hasta la actualidad por diferentes padres, amigos y personal de la institución, autoridades que se renuevan periódicamente.

Además de la extraordinaria dinámica de las tareas emprendidas, la comunidad educativa ha asumido un compromiso esencial de salir al encuentro de la sociedad y eso ha permitido que sea cotidiano ver a los alumnos en cualquier lugar de la ciudad acompañado por sus profesores, como auxiliares empujando las sillas de ruedas para que nadie se quede sin participar y ser protagonista de las distintas actividades que se programan.


 



miradorprovincial.com - Copyright 2020