ASPO con el agresor

El 8M tras un año de recrudecimiento de la violencia en los hogares

La fiscalía recibió entre 30 y 40 denuncias por día durante el encierro, y desde Ampliando Derechos (que trabaja en dos barrios) fueron cuatro o cinco mujeres por semana, cuando años anteriores eran la mitad.
07-03-2021 | 20:27

Foto:Archivo.
07-03-2021 | 20:27
Hagar Blau Makaroff
[email protected]


Un año atrás fue el decreto presidencial del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, y el país se replegó hacia los hogares. Esto implicó que miles de mujeres de todas las edades se encontraran en una convivencia de 24 horas con agresores en los barrios de Rosario, sin trabajo y sin escuelas, mientras cerraron las atenciones al público de Atención a la víctima en violencia doméstica de Tribunales, los Centros de Acceso a la Justicia y los Centros Territoriales de Denuncia.

Previsoras a esta situación delicada, las referentes en el trabajo diario de acompañamiento a las víctimas, entendieron que lejos de replegarse como todas las instituciones, debían sostener, reforzar y reconfigurar su trabajo, que más que antes fue considerado esencial.

Las oficinas de Teléfono Verde sumaron a su atención un servicio de mensajería por Whatsapp y un servicio de tramitación de denuncias, y la presencialidad en casos críticos. Mientras en la Fiscalía de Género se fortalecieron las comunicaciones internas y en red con el Municipio, el Ministerio de Seguridad y los centros de salud. El rol de las organizaciones feministas de los barrios fue la clave en la cercanía, y fueron los ojos más cercanos a esta realidad que se recrudeció.

¿Por qué se dice que recrudeció? Los números así lo mostraron: La fiscalía recibió entre 30 y 40 denuncias por día durante el encierro, y desde Ampliando Derechos (que trabaja en dos barrios) fueron cuatro o cinco mujeres por semana, cuando años anteriores eran la mitad. Aumentaron un 70 por ciento las llamadas al Teléfono Verde (de 4500 en 2019 a 7600), y hubo otra igual cantidad de consultas por la nueva mensajería de Whatsapp del Contacto Violeta, que llegó para quedarse.

Este lunes se realiza la movilización y paro de las mujeres en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y entre los reclamos del colectivo feminista se destaca que se apruebe la ley Ni una menos para que se bajen las tasas de violencia machista, que se igualen los salarios en los puestos laborales, y se mejoren las condiciones de trabajo irregulares, entre otras consignas igual de importantes como la capacitación en perspectiva de género con la Ley Micaela en todos los poderes del Estado, sobre todo la Justicia, tras el determinante caso de Úrsula Bahillo por haber realizado 18 denuncias y resultar muerta a manos de su ex pareja.

En este artículo, Mirador Provincial dialogó con cinco de las referentes que trabajan en torno a la violencia de género para saber sobre cómo se vivió el año del encierro del ASPO en hogares que padecen la violencia, y los mencionados anteriormente fueron algunos de los temas que se abordaron.

Todas las entrevistadas coincidieron en que sigue siendo importante la necesidad de congeniar una mayor articulación entre sí, y hubo tres de ellas que destacaron la necesidad de aplicar la figura del acompañante en los procesos que viven las víctimas, antes y también después de denunciar. Y en algunos casos se recordó la necesidad de capacitar a efectivos policiales que atienden a las víctimas en las comisarías, ya que sigue siendo el lugar por excelencia al que las víctimas siguen acudiendo en los barrios de la ciudad.

Las entrevistadas son, Giacometto desde el trabajo social en los barrios Emaus y Qom de Sorrento, Mercedes Pagnutti desde su seguimiento del mapa de femicidios, Mariana Alonso desde los dispositivos de atención municipal, Mariana Caminotti desde el trabajo de la Secretaría de Género de la ciudad, y la fiscal de Género del MPA Rosario, Luciana Vallarella.

El mapa de femicidios

El país adeuda un registro oficial de femicidios, algo que se intentó muchas veces, pero faltan los registros oficiales de cada provincia. El registro que lleva adelante Mercedes Pagnutti, desde el equipo jurídico feminista de la concejala Norma López, indica que en pandemia murieron 25 santafesinas, de 41 durante todo el año en el territorio provincial. En Rosario fueron 15, o 19 si se piensa en el Departamento, once de éstos en contexto de criminalidad. En el país fueron 302 las muertas a manos de un agresor por contexto de género según este registro, y en consecuencia, 252 niños y niñas quedaron huérfanos. Treinta y dos son niños de Santa Fe.

Mercedes Pagnutti recordó que en el inicio de la pandemia, en abril y mayo se dieron cinco o seis femicidios resonantes seguidos en el país. "En ese momento había una movida anti cuarentena en muchos medios, y se culpaba a la cuarentena por los femicidios en la convivencia. Entonces yo hice la comparación con 2018 y 2019 y no hubo más casos". Y en sus números eso se observa: en el periodo de cuarentena desde el 20 de Marzo al 31 de diciembre hubo 228 femicidios en Argentina (25 de Santa Fe). En el mismo período de tiempo pero en 2019, hubo 241 femicidios (27 de Santa Fe), y en 2018 hubo 242 en Argentina (27 de Santa Fe).

En las estadísticas y comparativas, Pagnutti pudo ver que "los casos eran más de relación de parejas y dentro del hogar que años anteriores, algo sí atribuible al encierro. Pero no hubo más cantidad de femicidios", aclaró. Su relevamiento es basado en datos periodísticos: "Relevo entre 20 y 25 medios digitalmente por día, los diarios más reconocidos en cada provincia.

El componente de la droga en la violencia
Se pudo conocer de la mano de Nora Giacometto en el territorio que varios de los femicidios del año pasado en Rosario fueron relacionados al narcotráfico, y que hubo todo tipo de situaciones: necesidad de abandonar ellas el hogar, adultos mayores con problemas de convivencia graves, niños abusados, mujeres muy jóvenes asesinadas en medio de dudosas balaceras.

"En esta ciudad La gran mayoría de los femicidios que se dan son relacionados al narcotráfico y por eso los jueces tienen miedo a investigar, y quedan absueltos. En los barrios muchos policías son los que manejan las drogas, y ellos son los que recolectan las pruebas de los hechos. Las causas después las deberían investigar organismos no relacionados con la policía", aseguró.

La fiscal de Género del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, Luciana Vallarella, coincidió en el diagnóstico, ya que para ella "que la situación de las mujeres es cada día más difícil de abordar, y eso es por las balaceras y las drogas, hay vínculos con agresores con problemas de consumo también".

Más recursos para bajar los casos
Vallarella relató en torno a las políticas que "si bien hay subsidios para víctimas y hay instancias de acompañamiento, no hay una política pensada para ese acompañamiento de la mujer víctima de género, lo cual muchas veces genera obstáculos en su decisión de terminar esa relación dañina". Recordó que "los centros de alojamiento funcionan pero son temporarios y no se piensa a dónde irá esa mujer con sus hijos después, por lo que estos recursos son insuficientes".

Además de causas de violencia de género también trabajan tentativas de femicidio y casos de violencia con niños menores. En su área hay cuatro fiscales, que durante la pandemia y hasta hoy reciben un total de entre 30 y 40 denuncias diarias. "Es un gran número, sería bueno ser más fiscales de género porque nos superan las cantidades de causas. Si antes de una denuncia, hubiera el acompañamiento suficiente en lo económico, y en lo emocional, quizás se evita que se llegue a una denuncia y habría menos causas", especuló.

Para la fiscal, los centros de salud y hospitales son una fuente de información valiosa porque tienen la relación con las dinámicas familiares. "A veces van lesionadas y cuentan lo sucedido, y queda en las historias clínicas. Cuando advierten algo de gravedad nos avisan si necesitan nuestra intervención urgente con esa familia".

Vallarella reflexionó sobre esto que "se entiende la dificultad de denunciar al padre de tus hijos, es un proceso que lleva mucho tiempo. Sabemos que la denuncia no es por un primer hecho sino haber puesto un límite donde necesitaba pedir ayuda. La dependencia económica y la vivienda hacen que no sea fácil irse de ahí, ya que muchas veces viven en terrenos de sus suegros y pueden ser hostigadas".

Si sos víctima de violencia de género podés comunicarte con el Teléfono Verde 0800 444 0420, todos los días del año, durante las 24 hs. Si no podés hablar, escribí al 3415781509. En caso de emergencias, llamá al 911.

Ley Micaela en todos lados


La secretaria de Género Mariana Caminotti explicó sobre la importancia de incorporar la perspectiva de género en todos los estamentos del Estado: "Nunca sabemos por dónde puede ingresar alguien en situación de violencia, y por eso debemos tener estas alertas para detectar a tiempo. El programa de formación en género Ley Micaela es fundamental para la detección, y ayuda a entender qué tipo de mujeres existen, si son cis, trans, originarias, lesbianas, así como la perspectiva de nuevas masculinidades, que se perciba la forma hegemónica de masculinidad y problematizar la violencia que esta ejerce".

La fiscal Vallarella aseguró que "se está capacitando en perspectiva de género a la policía", y eso va a frenar en el futuro estas situaciones por un manejo previo al acercarse ellas a las comisarías.

Ampliando Derechos se asienta en barrio Qom de Sorrento, y en Emaus, donde también se acercan vecinos de Stella Maris, La Bombacha, La Antenita, Cristalería, 27 de septiembre. Y lo que Nora Giacometto observa tras muchos años de patear los barrios es que si bien hay campaña en los distritos, y los servicios municipales, eso no funciona para las mujeres más humildes: "Culturalmente nos enseñaron que podíamos ir a la comisaria para pedir ayuda, y eso en el barrio sigue, por más que se hayan creado Centros de Denuncia, porque para ir a ellos te tenés que trasladar". Entonces para ella, resulta clave "capacitar a dos o tres policías en turno de cada comisaría".

Giacometto recordó que hace una semana el papá de Micaela -la joven asesinada en Gualeguay por la que se creó la ley de capacitaciones- criticó que los jueces dijeron que se auto capacitaban. "En la provincia de Santa Fe pasa lo mismo, les falta capacitación y eso se ve en los abreviados y las absoluciones".

Teléfono Verde y Contacto Violeta

"Toda situación de violencia es plausible de ser detenida a tiempo", asegura la directora de la Atención a la Víctima municipal Mariana Alonso, quien coordina un equipo de 60 personas en la atención en urgencia, intervenciones, acompañamiento y asesoramiento del Teléfono Verde. Equipo que nunca cesó en pandemia con la escucha activa en las vulnerabilidades conexas a la violencia de género, como la vulnerabilidad social, económica, de salud o habitacional.

"En la fase 1 del aislamiento total teníamos una idea cabal que los servicios no se retiraban con el decreto nacional de reclusión, sino incluso íbamos a tener mayor presencialidad, y fue un trabajo considerado de esencialidad ante el confinamiento de tantas familias", recordó, y agregó que aquellos días fueron "de una articulación constante con el Ministerio de Seguridad y la GUM en traslados de mujeres con protección".

En pandemia entre marzo y diciembre incrementó un 70 por ciento el nivel de llamadas: en 2019 se registraron 4500 llamados, y en los mismos meses fueron 7.600. "Aparte del Teléfono Verde que recibía llamadas, se entendió que muchas mujeres viven con los agresores y no podían pedir ayuda".

Entonces se diseñó el Contacto Violeta para que no tengan que llamar, y sólo escriban al número de Whatsapp (341 5781509). En marzo fueron 36 mensajes, y en sept tuvimos un pico de 616 mujeres. Vimos cómo se apropiaron de ese servicio. "Ahora en 2021 este servicio supera en los números al propio Teléfono Verde. Esto significa que es un servicio necesario y significativo", subrayó.

Si sos víctima de violencia de género podés comunicarte con el Teléfono Verde 0800 444 0420, todos los días del año, durante las 24 hs. Si no podés hablar, escribí al 3415781509. En caso de emergencias, llamá al 911.



Temas: EDICION IMPRESA 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Unión empató con Banfield en el debut

Fue más que el "Taladro", hizo el gasto del partido y terminó con un jugador de más en el final, pero repitió el viejo vicio de no ser contundente. Mereció ganar. Pero los goles no se merecen, se hacen. Tan viejo como el fútbol mismo. Roldán fue figura.

El galvense Tobías Reyes se quedó con el título mosca sudamericano

En una histórica velada transmitida por TyC Sports para todo el país desde la ciudad de Gálvez el sábado, el crédito local Tobías Pitbull Reyes le ganó por KO técnico en el séptimo round al colombiano Edinson Martínez, de gran pelea igualmente, y llegó a una decena de triunfos al hilo y cuatro cinturones obtenidos, en menos de dos años de carrera.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos