En Rosario

Un shopping y un barrio privado denunciados por presunta contaminación del arroyo Ludueña

El agua podrida, contaminada, nauseabunda y peligrosa para la salud viene siendo motivo de reclamo no sólo de ciudadanos y ambientalistas, sino también de concejales rosarinos. La Provincia tomó cartas en el asunto y la Justicia también.

24-02-2022 | 8:44
Ignacio Pellizzón [email protected]


Desde hace años que los vecinos de Empalme Graneros en Rosario vienen padeciendo la contaminación del arroyo Ludueña. No solo ellos, también los que conviven con el cauce fluvial a la altura del puente de calle Mendoza y todas las personas que tienen sus hogares bordeándolo. El agua podrida, contaminada, nauseabunda y peligrosa para la salud viene siendo motivo de reclamo no sólo de ciudadanos y ambientalistas, sino también de concejales que le piden intervención inmediata a la Municipalidad como al gobierno de la provincia de Santa Fe. Y finalmente, sucedió.

El barrio privado Rosario Golf Club y el shopping Fisherton Plaza, cercano al Aeropuerto Internacional Islas Malvinas, fueron denunciados por el concejal peronista, Lisandro Cavatorta, por presunta contaminación del arroyo Ludueña.

Fue el edil macrista, Carlos Cardozo, quien comenzó a vehiculizar la queja histórica de los vecinos que afirmaban que hace diez años se podían meter en el agua y ahora no pueden pasar ni a dos metros del olor tóxico que emana.

Lo que todos creían finalmente se comprobó. La empresa Aguas Santafesinas (Assa) tomó muestras del arroyo, en el marco de un estudio de impacto ambiental, y detectó que se estaban arrojando efluentes cloacales sin realizar el tratamiento. Esto derivó en que la Provincia intime al barrio privado y al shopping para que regularicen su situación.

A su vez, Cardozo confirmó a Mirador Provincial que también "se involucró la Justicia por parte de la Fiscalía Civil, que interviene en cuestiones ambientales y que tomó una posición fuerte con este tema", con el que se viene insistiendo desde hace tiempo.

Resulta que el Ludueña no es un arroyo cualquiera. Se trata de un cauce fluvial que nace como red de avenamiento, de 800 kilómetros cuadrados de campos de Rosario y de localidades aledañas. Este arroyo desemboca en el río Paraná a la altura del barrio Arroyito. Es decir, es un flujo de agua que atraviesa toda la ciudad y con la que conviven a escasos metros miles de vecinos y vecinas.

Cavatorta dijo a Mirador Provincial que también "hay muchos vivos" que "van con sus camionetas" y "aprovechaban para tirar su basura en el arroyo". Por eso, "es necesario sanear la zona e incorporar contenedores de residuos" para que no haya más excusas.

"Hablé con la secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad para que también tome cartas en el asunto y dijeron que estaban a disposición y que se iban a involucrar para evitar que este tipo de hechos se repitan", agregó.

La gota que rebalsó el vaso de la indignación y motivó todo este accionar, fue lo que denunció un vecino del barrio San Eduardo que indicó que había unos "caños clandestinos que provienen del shopping del Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR)" junto con una "conexión que le hicieron en Aldea Tenis, que para decirlo claramente 'tira toda la mierda al arroyo'".

Sin pelos en la lengua y harto de no ser escuchado, apuntó: "He hablado con concejales, funcionarios de medioambiente y nunca pasa nada. El Municipio le echa la culpa a la Provincia; Provincia a la Nación; la Nación a Hidráulica y los de Hidráulica a "Magoya". Lo concreto es que nadie hace nada: el agua está blanca y con olor a podrido".

Ante ese escenario, Cardozo elevó un pedido de informes al municipio para que se proceda de manera "urgente" a la implementación de las medidas necesarias para la limpieza del curso del arroyo y se instalen en los barrios linderos a la barranca del mismo, los dispositivos para evitar la descarga de residuos desde espacios públicos costeros al arroyo.

En base a los relevamientos realizados por Cardozo, las zonas más afectadas por la contaminación del Ludueña son: las calles Juan B Justo, José Ingenieros y Génova, por la falta de contendedores y volquetes adecuados para el servicio de residuos de varios barrios como Stella Maris y La Bombacha, también la parte del arroyo que está ubicada entre el Bosque de los Constituyentes y el Autódromo Municipal.

"Lo que hay que hacer"
Para evitar que esta situación se repita en Rosario, Cavatorta expresó que esta acción, con la que comienzan, es la primera que se va a ejecutar en "muchos basurales" clandestinos que existe y que "vamos a limpiar"; y siguió: "Falta mucho por hacer, pero se empieza por el principio".

Tanto Cardozo como el edil peronista coinciden en que hace falta que el municipio se comprometa e intervenga los basurales clandestinos con nuevos espacios públicos limpios.

Entre muchas obras, el recién electo concejal destacó que hace falta que se incorpore en estos barrios "alumbrado, mobiliario urbano y, sobre todo, contenedores". Entiende que esto es algo que se debe replicar en los 14 basurales ilegales que existen en la ciudad de Rosario.

La comunidad que vive en los alrededores del arroyo tienen historia de lucha. Por ejemplo, lograron que el Estado realice las obras necesarias para que no se produzcan más desbordes desde el año 1986, por la construcción de la Presa Retardadora de Crecientes en el año 1995 y los aliviadores (el segundo también en ese año y el tercero recientemente). Es por eso que pelean para la conservación y el mantenimiento, tanto aguas arriba como aguas abajo de los aliviadores, del arroyo Ludueña, por una cuestión de salubridad y medio ambiente general.


Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Patronato hizo historia, eliminó a River y llegó a semifinales
El Rojinegro pisó fuerte en La Rioja y por los 4tos de final de Copa Argentina, dejó afuera al conjunto de Marcelo Gallardo y jugará, por primera vez, semifinales. Marcelo Estigarribia y Jonathan Herrera los goles en los 90, Facundo Altamirano el héroe en los penales. El 19 de octubre jugará semifinales.

Patronato hizo historia, eliminó a River y llegó a semifinales