Historias

Gerónimo de Matteis, una joven promesa del handball

El uruguayense atraviesa un gran presente en el plantel superior de Boca Juniors que disputa la segunda categoría de la FeMeBal, y brilla en los seleccionados de la Federación Entrerriana de Handball. “Sueño con vivir del balonmano y jugar en la Selección Argentina”, expresó.
26-09-2022 | 18:00

+1

El entrerriano tuvo un gran desempeño en el Argentino de Selecciones Juniors y fue una de las figuras del equipo.


26-09-2022 | 18:00
Kevin Rivero
[email protected]

En los últimos años, el handball entrerriano ha dado grandes pasos de crecimiento con la implementación de nuevas competencias en la provincia, el desarrollo de diferentes categorías y la exportación de jóvenes talentos que se lucen en distintos equipos del país, como es el caso de Gerónimo de Matteis.

Nacido en la ciudad de Concepción del Uruguay hace 20 años y surgido en las divisiones formativas del Centro Provincial de Educación Física Nº3, es una de las piezas fundamentales del primer equipo de Boca Juniors que milita en la segunda división de la Federación Metropolitana de Balonmano (FeMeBal), y una de las figuras del seleccionado juvenil de la Federación Entrerriana de Handball (FEH), que tras una brillante actuación le permitió finalizar como uno de los máximos artilleros del Torneo Argentino de Selecciones Juniors, desarrollado semanas atrás en la ciudad de San Rafael, Mendoza.

En un lapso de tres años, el entrerriano pasó de competir en Entre Ríos a ser uno de los protagonistas principales del elenco boquense que logró el ascenso el año pasado y sueña con jugar la Liga de Honor Argentina. “Me pasaron muchas cosas en poco tiempo. En 2019 estaba aprendiendo a picar la pelota en el CPEF Nº3 tratando de tener un lugar en un plantel y tres años después estoy jugando en un buen nivel en Buenos Aires. Sinceramente, hasta estoy sorprendido de lo que me tocó pasar”, dijo el lateral izquierdo, que también se desempeña como extremo, en un diálogo telefónico que mantuvo con MIRADOR ENTRE RÍOS.

- ¿Qué recuerdas de esos primeros pasos? ¿Por qué decidiste jugar al handball?

-Comencé a jugar al handball cuando tenía 17 años en el CEF Nº 3 de Concepción del Uruguay cuando un amigo me invitó para ser parte del equipo que se preparaba para disputar un torneo regional. El grupo humano me integró rápidamente y sentí que era el deporte que debía seguir. Esas mismas personas me siguen brindando apoyo y me incentivan en el día a día con sus mensajes de aliento.

- ¿Cómo se produjo tu llegada a Boca Juniors?

-Se concretó tras una prueba de jugadores que realizó la institución en el año 2020 y, junto a otros compañeros, fui uno de los 14 jugadores seleccionados. Desde ese momento, mi vida cambió completamente. En una semana tuve que buscar un departamento para vivir, cambiar de facultad para continuar mi carrera universitaria de Hotelería y Turismo, y afronté un camino diferente lejos de mi familia, pero lindo porque lo estoy disfrutando al máximo.

- ¿Qué balance haces de este período vistiendo la camiseta del ‘Xeneize’?

-Muy positivo. Lograr el ascenso a la segunda división fue uno de los mejores momentos de mi corta carrera y de mi vida.

- ¿Qué sensaciones te quedaron tras disputar el Argentino de Selecciones Juniors?

-Muy buenas. Tal vez, no se nos dieron los resultados, pero a medida que transcurrían los partidos nos cruzábamos con selecciones que eran muy fuertes y tienen jugadores buenos. A esa experiencia no te la olvidas más y te sirve un montón para el futuro.

Pudimos competir en un gran nivel y eso nos deja tranquilos. Estamos muy contentos por el esfuerzo que hicimos contra todos y perdimos por muy pocos goles frente a adversarios fuertes en diferentes sentidos.

- ¿Cómo recibiste el reconocimiento de la Confederación Argentina por ser uno de los goleadores del torneo?

-Fue una sorpresa. Tenía una cuenta personal de cuántos goles iba convirtiendo en el torneo, pero nunca me esperé que tenga el renombre que tuvo cuando la Confederación Argentina de Handball me nombró como el segundo goleador del certamen. Ver mi nombre y mi foto en las redes sociales fue muy emocionante para mí y mi familia. Eso fue un orgullo, le puso un broche más al torneo y me dio fuerzas para seguir adelante.

- ¿Cómo te defines como jugador?

-Me defino como un jugador que nunca baja los brazos y le gusta tener pruebas o metas que pasar, y a eso lo aplico tanto en el deporte como en la vida. En el momento de entrar a la cancha, no me importa quién esté delante y voy a luchar para ser mejor que el rival.

En el juego me gusta la defensa. Le tomé el gustito al roce y me veo como un jugador aguerrido que se puede desenvolver en los momentos defensivos y de ataque.

- ¿En qué jugador te ves reflejado?

-En el futuro me quiero ver reflejado en un jugador que ya es emblema argentino como Sebastián Simonet y en otro que está en camino a ser un emblema en el futuro, como es el caso de Pedro Martínez. El deportista no se termina cuando concluye el partido y fuera de la cancha son un ejemplo a seguir. En el futuro me gustaría ser el 20 por ciento de ellos. Sin lugar a dudas, le viene bien al handball y al deporte en general tener personas así.

-Por último, ¿cuáles son tus objetivos para el futuro?

-Quiero jugar la Liga de Honor y es uno de los objetivos que quiero cumplir. Por otro lado, sueño con formar parte de la Selección Argentina y deseo jugar en Europa porque me gustaría conocer otros países y competir en ese nivel. Tengo ganas de dedicarme profesionalmente a este deporte.

Más datos


El uruguayense surgió de las categorías juveniles y se desempeñó mayormente en el CPEF Nº3 en el territorio entrerriano, pero también ofició como un jugador de refuerzo en Central Entrerriano (Gualeguaychú), Estudiantes (Concordia) y Paysandú (Uruguay).

En la actualidad, además de formar parte del combinado de mayores de Boca Juniors, es profesor de handball en un club bonaerense, estudia la carrera de Turismo y Hotelería, y tiene un pequeño emprendimiento de compra y venta.

Entre Ríos en el Argentino de Selecciones Juniors


El representativo masculino de la Federación Entrerriana de Handball, que tuvo el aporte de 33 goles de Gerónimo de Matteis, realizó un digno papel frente a rivales de gran jerarquía que compitieron en el certamen organizado por la Confederación Argentina de Handball y desarrollado en la ciudad de San Rafael, Mendoza.

El conjunto entrerriano fue de menor a mayor y logró una victoria en sus cinco presentaciones. En la primera ronda, siendo integrante del grupo “B”, cayó ante Mendoza (34-33), Neuquén (38-26) y Chaco (39-23); mientras que, en los encuentros correspondientes al posicionamiento final, no pudo con Bahía Blanca (27-22) y venció en el último partido a ASBAL (46-25).

Temas: ENTRE RIOS 
Mirador Provincial en


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos
En Portada / Santa Fe