En Rosario

León Ferrari: se exhibe en Fundación San Cristóbal su muestra Otra música

Hasta el 1º de diciembre puede visitarse en Italia 646 una muestra que expone la mirada sobre la búsqueda sonora, visual y espacial que el artista desarrolló a partir de la experimentación con el lenguaje musical.
10-10-2022 | 11:22

Foto:Gentileza.
10-10-2022 | 11:22
Lucía Dozo


En la Fundación San Cristóbal, ubicada en Italia 646, Rosario, y con la curaduría de Natalia Revale y Javier del Olmo se exhibe hasta el 1º de diciembre la muestra de León Ferrari (1920 - 2013) “Otra música”. Con entrada gratuita, permite conocer estas producciones que llegan por primera vez a Rosario y proponen una combinación de la obra gráfica del artista, sus esculturas sonoras inéditas y figuras de espuma de poliuretano creadas por Ferrari en la década del ’70 durante su exilio en San Pablo, Brasil. La muestra está organizada por la Fundación San Cristóbal con el acuerdo de la Fundación Augusto y León Ferrari - Arte y Acervo (FALFAA).

En Brasil, Ferrari produjo la serie de obras que él mismo denominó arte lúdico; algunas de ellas se expusieron en 1979 en el Museo de Arte de San Pablo. En ese período, el artista experimentó técnicas diversas como heliografía (procedimiento de duplicación de dibujos a través de la luz en un papel sensible), collages con Letraset (hojas con tipos de letra y otros elementos artísticos mediante el método de transferencia en seco), litografía, microficha, videotexto y arte correo o arte postal. Al utilizar diferentes materiales, el artista percibió vibraciones, texturas y atmósferas en sus objetos escultóricos que los convirtieron en instrumentos sonoros. Dice Ferrari: “Comencé a utilizar el péndulo invertido en una serie de esculturas formadas por varillas verticales de acero unidas a una base común, en su extremo inferior. Al agitarse con el viento o con la mano, se escuchaba un murmullo: pensé entonces en utilizar esas piezas como instrumentos musicales
que danzan su propia música”.

La muestra

Esta exhibición fue pensada inicialmente como un homenaje a Ferrari porque en 2020 se cumplió el centenario de su nacimiento, pero su concreción se pospuso por la emergencia sanitaria. Algunas piezas que integran la exhibición son inéditas y se encuentran dibujadas en los cuadernos que pertenecieron a Ferrari, quien dejó indicaciones para su realización. En ellos se incluyen bocetos y anotaciones de muchos de los instrumentos que hoy se presentan en “Otra música”. Desde el espacio se plantea que “en un diálogo constante entre el dibujo y la escultura, durante sus años de exilio, la línea de León Ferrari encuentra su eco en la música”. Sobre este intento de encontrar la voz de lo que no tiene palabra, el propio Ferrari se preguntaba: “¿Cuáles son las leyes que vinculan un dibujo con la música resultante o la música con las rayas y choques y cruces que ella requiere? ¿Qué tipo de estética visual originará determinada estética sonora?”.

Las creaciones del artista durante su exilio en Brasil, en un contexto político adverso, suponen “un estallido de libertad” ya que San Pablo constituyó “una trinchera experimental en donde el proceso creativo y el devenir de su producción y la vinculación con otros artistas lo llevarán a una diversidad de proyectos que luego seguirán gravitando a lo largo de su trayectoria artística”. Estos instrumentos sonoros se convirtieron en símbolos de la lucha por los derechos humanos. Al regresar a Argentina, junto a un artesano Ferrari reprodujo los instrumentos originales realizados en San Pablo, que devinieron monumentos para ser emplazados en el espacio público. “Otra música” se propone como una invitación al espectador para ser parte de esa experiencia, con una selección de obras y una presentación de instrumentos inéditos realizados a partir de apuntes del artista nunca materializados hasta hoy.

Esta muestra -junto a las exhibidas en otros museos y espacios culturales de la ciudad- podrá ser visitada además en horario nocturno el próximo viernes 28 de octubre en una nueva edición de la Noche de los Museos.

El artista
León Ferrari nace en Buenos Aires en 1920. En 1946 se casa con Alicia Barros Castro y durante ese año y el siguiente comienza a pintar y dibujar ocasionalmente, por ejemplo, los retratos de su esposa y algunos otros cuadros. Debido a cuestiones familiares, en 1952 viaja a Italia. En 1954 comienza a hacer esculturas de cerámica y en 1955 realiza su primera exhibición individual en Milán.

Ese mismo año regresa a su país natal y, en 1959 y 1960, realiza tallas en madera y estructuras de alambres, primero entrelazados y luego soldados. En 1962, durante su segundo viaje a Italia, realiza la primera escritura abstracta, serie que continuó a lo largo de los años y que elaboró en distintas variaciones. En el Premio Di Tella de 1965 presenta La civilización occidental y cristiana, un Cristo de santería crucificado sobre la maqueta de un bombardero norteamericano, pieza que fue rechazada. A partir de esa muestra se limita a hacer algunas obras políticas presentadas en exposiciones colectivas, como Homenaje a Vietnam, 1966; Tucumán arde, 1968, y Malvenido Rockefeller, 1969, entre otras. En 1966 compone el collage literario Palabras ajenas.

En 1976 recopila un grupo de noticias sobre la represión de la dictadura militar que publica con el título de Nosotros no sabíamos y se exilia en Brasil. En 1983 retoma el tema político-religioso con collages e ilustraciones de la Biblia. En 1985 expone en el MAM (Museo de Arte Moderno) de San Pablo y en 1987 presenta obras en Franklin Furnace y en Exit Gallery de Nueva York.

En 1991 se instala en Buenos Aires, donde continúa haciendo arte contra la represión del poder. En 1992 realiza obras con peces, ranas y axolotes. En 1994 repite la experiencia iniciada en el año 64 con Cuadro escrito: en lugar de esculturas e instalaciones expone su descripción. En 1996 ilustra el Nunca más, libro reeditado por el diario Página/12 en forma de fascículos. En 2000 expone una obra contra la tortura, en el ICI; la muestra, titulada Infiernos e idolatrías, origina diversas respuestas de grupos religiosos. En 2002 inicia Electronicartes, imágenes sobre la actualidad argentina e internacional que envía por correo electrónico. En 2004 se expone una retrospectiva de su obra en el Centro Cultural Recoleta que provoca reacciones y rechazos de sectores conservadores. En 2005 desarrolla la serie Atados con alambre, esculturas con huesos, varillas de madera y ramas sobre los que, en algunos casos, coloca espuma de poliuretano. Estas producciones dan lugar a las series de Poliuretanos y Músicos. En 2007 recibe el León de Oro en la 52º Bienal de Arte de Venecia. 

En 2009 el MoMA de Nueva York exhibe Alfabeto enfurecido muestra itinerante junto a la obra de Mira Schendel. Ese mismo año dona más de cien obras al Museo Macro de Rosario.

En 2008, junto a su familia, crea la Fundación Augusto y León Ferrari - Arte y Acervo para continuar con el legado de ambos artistas. Durante sus últimos años trabaja intensamente y realiza numerosas donaciones de obras a entidades públicas y sin fines de lucro. Fallece en Buenos Aires en 2013.



Temas: EN RESUMEN 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos