Boxeo

"Me siento con mucha confianza para dar este paso"

El paranaense Franco Catena debutará como pugilista profesional este sábado 3 de diciembre, en el Club Sportivo Entre Ríos. El Yunque contó cómo se siente, sus expectativas para esta nueva etapa y analizó su estilo de pelea. Su rival será el bonaerense Franco González.
30-11-2022 | 8:36

Franco Catena ultimando su preparación con su entrenador Wenceslao Mansilla.
Foto:Víctor Ludi
30-11-2022 | 8:36
VÍCTOR LUDI
[email protected]


El paranaense Franco Catena se encuentra puliendo los últimos detalles de su preparación para una noche más que especial para él y su equipo. A los 28 años, El Yunque debutará como boxeador profesional el próximo sábado 3 de diciembre, en el Club Sportivo Entre Ríos. Su rival será el bonaerense Franco González, con quien se medirá a la distancia de cuatro rounds, en la categoría Crucero.


El pupilo de Wenceslao Mansilla dará este paso en el pugilismo tras siete años en el amateurismo, etapa en la que desarrolló alrededor de 22 peleas. Mirador Entre Ríos visitó al potente peleador, quien aseguró estar “muy contento, porque es algo que vengo buscando desde hace unos años y finalmente se me dio. Estoy con un poco de ansiedad, pero de la buena, quiero que llegue el día de la pelea. Por la pandemia, por el Argentino o por lo que fuere, se demoró un poco este paso. Hubiera querido que fuese mucho antes, pero creo que es el momento correcto. Así que estoy muy feliz”.


-¿Por qué decís que es el momento correcto?

-Si bien tenía ganas de ser profesional bastante tiempo antes, después de la pandemia Mansilla me avisó que iba a haber un torneo Argentino. Fui y, más allá de los resultados, me di cuenta que, cuando yo quería ser profesional, quizá me faltaba más experiencia. Estoy muy agradecido con él, que me supo aconsejar muy bien y me hizo dar cuenta de que, pese a mis ganas, todavía no era el momento. Me siento con mucha confianza para dar este paso.


-Tenés 22 peleas en siete años. Más allá de que las lesiones y la pandemia que te restaron mucho tiempo de competencia. ¿Te hubiera gustado llegar con más roce?

-Puede ser, pero siempre destaco que con tres peleas como amateur ya estaba participando de un Regional clasificatorio para un Argentino, torneo en el que participé tres veces. Es decir, quizá no tengo tanta cantidad de peleas, pero sí de mucha exigencia, contra rivales muy difíciles.


-Sufriste dos lesiones importantes en tu mano derecha. ¿Cómo estás de eso?
-Por suerte me siento bien. Me lesioné en dos peleas consecutivas, la primera en el Argentino. Me fracturé la mano derecha, me tuve que operar y realicé la rehabilitación correspondiente, pero aparentemente le faltaba un poco. Cuando volví a pelear, me volví a fracturar y tuve una lesión más compleja, ya que debieron ponerme una placa de titanio para contener el hueso. Ese problema me llevó a empezar a entrenar de zurdo. Hoy no tengo problemas en las manos, más allá de alguna que otra molestia que pueda sufrir ocasionalmente. Pero como estoy peleando más como zurdo, por lo general utilizo menos potencia en la mano derecha.


-Digamos que la desgracia de la lesión te hizo obtener una nueva herramienta…
-Totalmente, y es un recurso que muy bueno. Tengo la capacidad de poder cambiar de guardia de acuerdo a las circunstancias de la pelea. Después de la segunda lesión, tuve dudas y desconfianza de lo que pudiera suceder con mi mano, pero encontré la variante de pelear como zurdo.


-¿Con cuál perfil te sentís más cómodo?
-Es raro, pero considero que boxeo muy distinto de acuerdo al perfil que utilice. Me siento más fuerte parado con la guardia diestra, por lo que busco una pelea más frontal. En cambio, cuando me paro como zurdo, suelo trabajar más con la media y larga distancia. Es algo involuntario, no lo pienso como estrategia, sino que es cómo me siento más cómodo. Después de cinco años peleando de una forma, cuando tuve que pararme como zurdo fue como aprender nuevamente de cero.


-De acuerdo a eso que decís, por tus características físicas, quizá te sea conveniente pelear como zurdo. ¿Coincidís?

-Sin dudas. Es una cuestión que deberé ejecutar bien en esta pelea, porque sé que es un rival aguerrido. Va al frente y tira golpeas boleados, los cuales son muy peligrosos en una categoría en la que las manos se sienten. Será fundamental que sepa mantener la distancia, aprovechando mi altura y alcance de brazos.


-Mansilla suele gritarte desde el rincón que subas la guardia. ¿Confiás mucho en tus reflejos y movimientos de piernas para evitar golpes?
-Definitivamente es una falencia que no solía tener cuando boxeaba como diestro, que me mantenía con la guardia alta. Hay dos cuestiones: una, que considero que tengo buena resistencia a los golpes, pero sé que es muy peligroso y no debo confiarme porque me puede salir caro; y otra es que con las manos bajas siento muchísima más movilidad, tanto de cintura como de cabeza. Creo que es una cuestión netamente física. Como que me siento más relajado con los brazos abajo. Wency me viene insistiendo muchísimo con ese tema y no lo hago por desobediencia. Pero sé que con guantes más chicos y sin cabezal, una mano puede derrumbar todo. Tengo que tener mucho cuidado.


-¿Tenés pensado definitivamente instalarte en la categoría Crucero?

-Tengo pensado subir un poco de peso para deshidratar. Hoy en día tengo 90 kilos, justo en el límite de la categoría. No me veo bajando a Medipesado, porque soy flaco y bastante fibroso. Me costaría muchísimo bajar 10 kilos y creo que me podría debilitar muchísimo. Intenté llegar a la categoría 81 kilos de amateur y la pasé mal, a tal punto que no pude bajar más de 82 kilos. Ahora me siento cómodo y fuerte.


-¿Qué sabes de Franco Gonzáles, tu primer rival?
-Es un boxeador que viene de Pesado. Tres de las cuatro peleas que hizo, fueron en Pesado y la última ya bajó a Crucero. Es chico para Pesado, y calculo que eso lo llevó a tomar la decisión de bajar de categoría.

 
Temas: Entre Ríos  Deportes  Boxeo  Catena 
Mirador Provincial en


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos