Mundial de Qatar

Y el fútbol….contó un cuento

Argentina campeón del Mundo por tercera vez. En Qatar sufrió como en 1978 y 1986. Pero pudo levantar el trofeo más esperado y querido. El pueblo unido, acompañó y le dio confianza al proceso que terminó con la alegría de todos.
18-12-2022 | 20:18

18-12-2022 | 20:18

En 1978 Rensenbrick pega un tiro en el palo y Argentina se salva de perder la final ante Holanda. Sufrimos. Luego en el suplementario metimos 2 y salimos campeones.


En 1986 ganábamos bien, pero Alemania lo empata. Y en una corrida fantástica Burruchaga, entrerriano él, pone el tercero. Y salimos campeones. Con Diego. Maradó. Sufrimos.


Hace unas horas ganábamos bien, apareció la furia de Mbappé y casi perdemos todo. Pero los penales pusieron justicia. Campeones. Y sufrimos.


Y así como sufrimos, festejamos. Explotamos en una plaza, cantamos y exteriorizamos.


En 1978 tenía 7 años, vivía en el pueblo de Castellanos y la final la vi en la casa de la Tía Flora, yendo y viniendo a la mía para ver que hacía la vieja. Ya era un futbolerito de ley.


En el 86 lo vi con mi amigo Gabriel, en Rafaela. Terminamos festejando arriba de un camión cargado de piedras, bajo la lluvia y dando la vuelta por el boulevard Santa Fe. El boulevard de los recuerdos lindos y al que volví a pasar ayer para tener una foto de cábala. Porque, en cierta medida, también soy cabulero.


En el 2022 lo vi solo, y llorando arrodillado. Sentado en el mismo sillón donde vi la eliminación del 2018 ante el mismo rival. Desafié todo, porque todo indicaba que nos iba a ir bien hoy. Porque veía y leía algunas coincidencias dadas del último Mundial ganado a este. Y yo también tenía la carta marcada a favor. Hace dos años publicaba en face, una foto de un mural de Diego pintado en una pared de un barrio de Paraná y que lo recuerda como yo: para siempre.


Yo quería ser campeón del Mundo. Desde el puesto de argentino, hincha y persona que utiliza las letras como medio de vida. Pero ya estaban disculpados. Porque me hicieron feliz en todo el viaje, en todo el torneo. Unieron al país, está dicho. Mostraron que con actitud se pueden cumplir sueños, está dicho. Lo que no estaba escrito era lo que íbamos a sentir en este partido ante Francia.


Buen primer tiempo con explosión ofensiva, quedo en el segundo hasta que Messi y algunas variantes tácticas empardaron la situación. Y el equipo no se cayó a pesar que por momentos la pasó mal. Bailó en su propio tambaleo. En su propio laberinto. Entre sus miedos, pero sin perder el horizonte del objetivo de ser los mejores en Qatar.


Caminó con hidalguía a pesar de lo sinuoso que se había tornado el camino. Messi puso el tercero. Luego vino el empate y el Dibu que nos salvó a todos con una tapada fenomenal. Me acordé de Rensenbrinck, el holandés.


Y luego los penales. Somos buenos pateando. Y Martínez gigante atajando. La fórmula cerró perfecta. Campeones.
Mis pasos en esta vida definitivamente son de fútbol. Y mis votos se renuevan cada cuatro años con el Mundial. Pero este quedará en la historia. Lógico porque Messi levantó la Copa. Pero este mes fue inolvidable. El mejor de mi vida. Así es. Así lo siento. En un mes sufrí con este equipo, en ese mes viajé con mis hijos, en ese mes volví a las canchas locales donde está la primera expresión del fútbol de potrero. En este mes reivindicamos a los pibes de Malvinas. Duele decir pibes. Fueron a la guerra con solamente 18 años. Pero el fútbol los recordó como nadie. En este mes lloré de emoción y sentí ganas de salir a hacer tantas cosas por la vida. Una motivación particular.


En este mes miré miles de veces los videos que hablan de Diego, Leo y los pibes de Malvinas. En este mes me abracé a la almohada buscando conciliar el sueño, pero allá lejos en la noche estrellada me encontraba con los muchachos que me hicieron ilusionar. Y pasé del sueño a la realidad.


Honestamente, los voy a extrañar. Por suerte estarán los videos que, a cualquier hora, en cualquier momento y en cualquier lugar, me hará volver por esos pasos bien vividos.


El fútbol es un hermoso capítulo de mi vida. Y traigo estas palabras prestadas: “A las puertas del cielo llegaron cinco viajeras. ¿Quiénes son ustedes?, le preguntó el maestro de la eternidad. Somos la religión, dijo la primera. La juventud, la segunda. La comprensión, la tercera. La inteligencia, dijo la siguiente. La sabiduría dijo la última. Identifíquense, ordenó. Entonces, la religión se arrodilló y oró. La juventud se rió y cantó. La comprensión se sentó y escuchó. La inteligencia analizó y opinó. Y la sabiduría. La sabiduría contó un cuento”. Y este fue de fútbol. De los lindos, con lágrimas y final feliz.








 
Temas: Entre Ríos  Deportes  Mundial  Campeones  
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Fuerte inversión provincial en infraestructura escolar

Ya se llevan invertidos 19.500 millones de pesos en infraestructura escolar, en lo que va de la gestión de Omar Perotti. El gobernador rescató las políticas a favor de garantizar que cada vez más alumnos estén en las escuelas aprendiendo.

Cuáles son las obras que lleva a cabo Nación para reforzar el rol estratégico en la provincia

Renovación de vías, ampliación y modernización de la infraestructura ferroviaria, restauración de servicios de trenes que habían sido suspendidos, nuevas bases operativas de seguridad vial, mejoras en los puertos y actualización de instrumentos de seguridad aeroportuaria, son algunas de las principales políticas del Ministerio de Transporte de Nación en Santa Fe, que cuenta con 23 obras en 14 localidades de la provincia.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
La automedicación pos pandemia: el narco de los medicamentos
Mirador Provincial realizó un trabajo de campo, entre diciembre de 2022 y la primera quincena de enero de 2023, que devela la existencia de un mercado negro de medicamentos en la que intervienen laboratorios, droguerías, visitadores y el propio Estado -ya no solo con su falta de control sino con la provisión de drogas que se filtran del sistema- y culminan en kioscos, despensas, sitios de comercialización online, redes sociales y hasta en ferias populares urbanas como “puntos de venta”.

Investigación La automedicación pos pandemia: el narco de los medicamentos

En Portada / Entre Ríos