Rosario

La visibilidad de un pasaje

La convocatoria de un concurso fotográfico se convirtió en la excusa ideal para mostrar la arquitectura Art Decó del Pasaje Amelong del Barrio del Abasto de Rosario. Arte e historia de un lugar que conecta con Juan Manuel de Rosas, Camila O’Gorman y Ladislao Gutiérrez.

14-03-2023 | 8:10 |

Foto:Gentileza.

Si bien AdbA (Art Decó Buenos Aires) es una asociación civil sin fines de lucro oriunda de la ciudad de Buenos Aires, lanzó este año entre el 10 de enero y el 10 de marzo el 1º concurso de fotografías Adba Art Decó Barrial 2023, cuyo objetivo más allá de las premiaciones pertinentes es revelar el patrimonio Art Decó de comunas de Buenos Aires en conjunto a la ciudad de Rosario.

Adriana Piastrellini, presidenta de la asociación, presentó en el Colegio de Arquitectura y Urbanismo Districto 2 Rosario a Ana María Ferrini como delegada de AdbA en la ciudad. Ferrini si bien no es arquitecta, es por muchos conocida por su gran labor en defensa del patrimonio histórico de la ciudad. Conocedora como pocos de las historias y patrimonios barriales, cuenta como mérito en su haber ser la fundadora de la agrupación Basta de demoliciones.

Gentileza.


En el marco del concurso, en una actividad colectiva que se llevó a cabo el pasado sábado 25 de febrero, juntó material fotográfico del corredor arquitectónico del pasaje Amelong del Barrio del Abasto, un gran exponente del Art Decó de Rosario y zona elegida para representar a la ciudad. Mirador Provincial dialogó con la delegada.

-¿Cómo nace tu vínculo con AdbA?

-Yo me contacto con la arquitecta Adriana Piatreslini y la gente de AdbA porque hace como diez años se presenta un concurso de fotos y en ese momento no tenían material de Rosario. Yo saqué una foto de una mujercita en la puerta del Palacio Minetti que es el segundo edificio Art Decó de Sudamérica. Una mujercita en la puerta diseñada por el arquitecto Manuel Ocampo. La envíe sin grandes expectativas. Gané una distinción número cien y me invitaron al acto en Buenos Aires. Allí entablo contacto con Adriana que siempre me propuso ser delegada en Rosario. Este año se vuelve a presentar este concurso con comuna de Buenos Aires y de Rosario. Ella me elije para que sea la delegada y me presenta en el Colegio de Arquitectos. Yo propongo ir subiendo en la agrupación Basta de demoliciones todas las fotos de Art Decó y Racionalista que sería la abstracción mayor de Art Decó. Distintos fotógrafos rosarinos comenzaron a mandar sus fotos. Presentamos material de un recorrido importante por el Pasaje Amelog que está en el Barrio del Abasto que es puramente Art Decó y Racionalista.


-Tu compromiso por el patrimonio de la ciudad te llevó a crear el grupo Basta de demoliciones.

-Sí. Fue hace doce años que cree el grupo. Uno dice basta pero es muy difícil, por la propiedad privada, pero por lo menos tratamos de hacer visible lo invisible. Tratamos que la gente conozca y sepa el patrimonio que tiene. Ser delegada de AdbA me pone muy contenta, porque es un reconocimiento que viene de afuera y que la ciudad nunca otorgó.

-Elegiste las fachadas del Pasaje Amelong del Barrio del Abasto para representar a Rosario en el concurso. ¿Peligra el patrimonio del barrio?
-Sí, claro que peligra el patrimonio arquitectónico del Barrio del Abasto, ya que son pocas las viviendas y edificios considerados valor patrimonial en la zona. Si bien hay una ordenanza que frena las demoliciones salvajes desde el año 1984 y hay una cierta catalogación en inventario/preservación, hay que decir que lamentablemente no siempre se cumplen. El patrimonio es una construcción cultural como tantas otras. El patrimonio está en peligro porque se demuele e incluso se ven chapas en propiedades en buen estado que no están en inventariado. Se pueden buscar alternativas, la revalorización de un edificio también genera trabajo.

“Hacer visible lo invisible” es un lema que Ana María Ferrini toma del feminismo de los años 70. Un lema que a ella la atraviesa desde su militancia ya que es miembro del Centro de Estudios Histórico sobre Mujeres creado en la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Considera que la fotografiá es una forma de resistencia al llamado progreso que se presenta como devastador de la memoria y la cultura, “uno va atrapando el pasado que se nos va”.

Ferrini es una fiel defensora de las costumbre y la memoria colectiva gestada en los barrios, como lo refleja por medio de la agrupación Basta de demoliciones, “en los barrios también hay patrimonio, no solo en el centro. Pareciera que los barrios no existen, por ejemplo en Arroyito hay otro corredor Art Decó racionalista que es la calle Iberlucea, que termina en el pasaje Thompson con las casas barco que desembocan en el río, en el club Náutico. Pareciera que el progreso es tirar abajo las casas y crear edificios”. El actual progreso inmobiliario para Ana María Ferrini está poniendo barreras al río Paraná, convirtiéndolo en un privilegio para pocos y transformando a Rosario en una ciudad horno.

El Abasto rosarino
El pasado 25 de febrero Ana María Ferrini ofreció un recorrido por el pasaje Amelong, tradicional cortada del Barrio del Abasto, barrio que la vio crecer. El pasaje no solo está cargado de historia sino que es un corredor arquitectónico Art Decó. La belleza de su arquitectura y la impronta de su historia le otorga al sitio barrial el cóctel necesario para justa participación en el concurso. Un buen motivo para visibilizarse y salir del anonimato de la invisibilidad.

En boca de Ferrini, el Barrio del Abasto tiene en particular su arbolado de plátanos, aunque en la actualidad muchos han sido suplantados por árboles de Tilos y de otros tipos. También posee como rasgo identitario que su centro históricamente estuvo compuesto por casas que se conocen como de estilo chorizo, es decir “la casa con el zaguán, la puerta cancel, el vestíbulo, la mampara de colores, el íntimo patio, la terraza, los altillos. Paralelo a eso la sucesión en tándem de la sala del piano, dormitorio de los padres, de los hijos, y la dependencia de servicios al rededor del patio”.

A pesar de que muchas de estas estructuras fueron demolidas, algunas se conservan con sus frentes Art Decó. Siguiendo con la descripción barrial realizada por Ferrini, “el centro del barrio es donde hoy está la Plaza Libertad, ahí estaba el Mercado del Abasto que luego fue trasladado. En su orígenes era una zona de quintas. Hoy se encuentran edificaciones de todo tipo”.

De Rosas a la actualidad, Art Decó y un pasaje con historia

Sobre la historia del pasaje, Ana María Ferrini relata: “el pasaje Amelong fue una quinta, la quinta de Juan Enrique Amelong (1814-1906), vendedor de pianos, que residía en Palermo (Buenos Aires) hasta la caída de Juan Manuel Rosas (1793-1877). Si bien no era rosista, fue quién le vendió su primer piano a Manuelita Rosas (1817-1898). Además fue quién le dio clases de piano a ella y a las señoritas de sociedad. Se casa con una argentina de apellido Sarabia y tiene una numerosa familia con la que forma un conjunto musical”. La historia dice que Amelong fue primer cónsul de Alemania en Buenos Aires y al caer Rosas se viene a vivir a Rosario.

Ana María Ferrini nos agrega un dato de color a la historia: “Camila O’Gorman y Ladislao Gutiérrez no se intercambian cartas secretas en una librería, sino que la intercambian en el negocio de pianos de Amelog en Buenos Aires” (en referencia a la clásica historia de amor que conocimos popularmente por medio de la película Camila de María Luisa Bemberg).

Instalado en Rosario, siendo uno de los primeros alemanes que llega, “tiene donde hoy está en la bajada grande, en La Casa del Artista Plástico, su fabrica de piano. Él vive en lo que hoy es bulevar Oroño al 700 y su quinta de descanso estaba en el Barrio del Abasto, en la manzana ubicada en las calles Sarmiento, Ocampo, San Martín y Viamonte, por eso en la manzana se encuentra el pasaje con su nombre”.

El pasaje es un corredor racionalista, todas las fachadas tienen un Art Decó y unas cuatro o cinco casas racionalistas. Casas construidas entre la década del 30 y el 40, entre el año 38 y 43 más precisamente. “Casas barcos que parecen trasatlánticos con ojos de buey y barandas redondeadas son casas racionalistas. Las que tienen fachadas con figuras de animales y vegetales geometrizados son Art Decó. Es un corredor porque construcciones similares recorren más de treinta metros”.

Bio

Ana María Ferrini es rosarina de toda la vida. Licenciada y profesora en Letras. Magíster en género poder y sociedad. Miembro del centro de estudios histórico sobre mujeres creado en la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Miembro fundadora del grupo Basta de demoliciones de Rosario.

 

 


CULTURA
Más noticias sobre este tema
Temas: Cultura Rosario Actualidad 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Feroz gresca en Maciel

Cerca de las 4 un grupo de jóvenes quería entrar a un boliche y no los dejó la seguridad privada aduciendo el sobrepaso de horario. Esto generó una reacción, pelea y la intervención de la policía. Pero no todo terminó ahí.

Obras necesarias para potenciar el norte santafesino

El gobernador Maximiliano Pullaro entregó aportes para la ejecución de proyectos de infraestructura urbana en Pozo Borrado, Tostado, Esteban Rams, Juan de Garay, Gregoria Perez de Denis, Margarita y Llambi Campbell por más de 177 millones de pesos.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos
Fin de semana a puro teatro en Paraná

La Asociación Civil Teatro del Bardo continúa celebrando sus 25 años de existencia. Por eso, durante este fin de semana realizarán dos funciones teatrales en su sala, ubicada en Av. Almafuerte 104 bis, de la capital provincial. Las localidades son limitadas.

Celebración Fin de semana a puro teatro en Paraná