Salud mental

Casa del Paraná: la primera Casa Club de habla hispana cumplió 15 años de historia

Con la inclusión social y laboral de personas con padecimientos psíquicos como horizonte de trabajo, la pionera Casa del Paraná celebra aniversario. Mirador Provincial dialogó con su directora Rita Larrañaga.
18-11-2022 | 16:30 |

+1

Foto: Gentileza.


Ariel Gustavo Pennisi


Corría el año 2007 cuando por primera vez en un país de habla hispana, importado desde New York, se instalaba el novedoso modelo de trabajo en salud mental Casa Club. Casa del Paraná nace en Rosario como Asociación Civil Sin Fines De Lucro y cumplió 15 años de historia con el mismo objetivo que la vio nacer: la inclusión social y laboral de personas con padecimientos psíquicos.

Con una capacidad aproximada para albergar 80 personas en trabajo simultáneo, la institución ubicada en Saavedra 1263 centra su funcionamiento en tres programas y el ideal de acompañar a las personas en la construcción de su propio proyecto de vida desde una mirada integral de la salud. Mirador Provincial se adentró en el funcionamiento de la institución y dialogó con su directora Rita Larrañaga.

Sobre el modelo de concepción de salud mental
-¿Cuál es la concepción de salud mental del modelo Casa Club?

-Si bien la asociación civil es anterior a la promulgación de la Ley Nacional de Salud Mental (N° 26657), desde sus orígenes se crea con una mirada muy respetuosa de las personas con padecimientos psíquicos, considerando que el diagnóstico de ninguna manera define a la totalidad de la persona, sino una parte de ella. De la mano de la Ley Provincial de 1991 (ley 10772/1991) y luego de la Ley Nacional de
Salud Mental promulgada en el año 2010, tiene el espíritu de ser absolutamente respetuosa de los derechos y de las capacidades de las personas con padecimientos psíquicos. Esto significa que Casa Club es un modelo comunitario, que si bien no desconoce la importancia del tratamiento médico, ese esquema en la soledad de los hogares es absolutamente insuficiente. Es decir, de alguna manera se contrapone al modelo médico hegemónico puro aunque no desconoce su importancia. Las personas que integran La Casa Club son consideradas miembros de la comunidad y no pacientes dado que aquí no se hace tratamiento médico, aunque hay que destacar que sí tenemos estrecha comunicación con todos los profesionales que atienden a las personas por fuera de ella.

-¿Cómo llega una persona a Casa Club?

-Por derivación de sus profesionales o el medio que sea. Lo importante es que la membrecía es voluntaria y voluntaria en varios aspectos. En primer lugar porque es decisión de esa persona con padecimientos psíquicos tomar la iniciativa de ser miembro de La Casa Club o no. En segundo lugar, porque es la persona la que decide como quiere usar el espacio en el mejor de los sentidos. Ella decide que es lo que quiere hacer de lunes a viernes en el marco de la jornada diaria que se le propone o en el marco de los otros programas que son: los programas sociales, programas artístico y programa de empleo.

-¿Cuál es la propuesta diaria?

-La propuesta diaria para la membrecía tiene que ver con participar de una jornada laboral. Es responsabilidad de los miembros y el personal gestionar o conducir la Casa Club. Los miembros participan del trabajo de recepción, atendiendo los teléfonos o recibiendo la gente que llega. Comunicación, trabajando en las redes sociales, el seguimiento de las membrecías, hacer un registro de la información. También el trabajo administrativo, el registro en planilla de todo esto que queda escrito en papel. Otra actividad importante es el trabajo de cocina, es decir, el estoqueo de mercadería, hacer las compras, manejar dinero y administrar los costos. Cocinar, limpieza y mantenimiento, los miembros diariamente eligen hacer el trabajo de manera voluntaria. Dentro de los derechos de la membrecía hay una norma que establece que el personal es suficiente como para poder incentivar e involucrar a los miembros en las jornadas laborales pero no demasiados como para imposibilitar de que sean los miembros quienes hagan el trabajo. Otra norma establece que el personal cumple funciones generales. Esto significa, que podemos estar involucrados en las jornadas laborales diarias, como en el programa de empleo, como en un programa social un día domingo o de pronto haciendo una nota y yendo a una reunión.

Programa de empleo
-¿Cuáles son los beneficios de participar de las jornadas laborales diarias?

-Las jornadas laborales diarias son voluntarias y un miembro lo que obtiene como beneficio es recuperar la autoestima, la confianza en sí mismo y en el mejor de los casos un proyecto de vida, porque a la par van restituyendo los lazos sociales y desarrollando un perfil laboral para que luego de una trayectoria por la Casa Club puedan participar del programa de empleo que se propone.

-¿Qué apoyos recibe la Casa Club para desarrollar el programa de empleo?

-La Casa Club en soledad no puede desarrollar los programas de empleos sino que debe triangular con empresas locales y los programas que ya existen del Ministerio de Trabajo tanto de la Nación como en la Provincia de Santa Fe y en algunos casos articulados también con la oficina de empleo de la Municipalidad de Rosario para poder darle el marco legal a esas experiencias laborales. Esas experiencias laborales empiezan como un entrenamiento laboral en estos programas. Esto significa que no se genera una relación de dependencia entre la persona
que hace la práctica y la empresa. En principio, los programas tienen una relación de seis meses, en algunos casos se puede extender un año más.

-¿Quién financia el beneficio económico que percibe la persona que realiza la actividad laboral?

-Estos programas están diseñados para personas con certificados de discapacidad (CUD). La persona percibe un incentivo económico, que no es un sueldo ya que no es una relación de dependencia. Teniendo en cuenta que muchos de ellos perciben una pensión mensual, depende el tamaño de la empresa quien pague el incentivo económico. Si es una empresa pequeña, el incentivo lo paga 100% el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe o de Nación. Si es una empresa mediana hay otro porcentaje y si la empresa es grande puede que sea al revés, que pague el mayor porcentaje del incentivo económico. Lo interesante es que no hay una relación de dependencia y eso también está bueno para las empresas que todavía tienen que derribar muchos prejuicios en relación a las personas con padecimientos psíquicos. Es una herramienta muy interesante para generar una primera experiencia y darse cuenta de que es posible. Nosotros hemos tenido ya cuatro casos de miembros que han pasado por estos programas de empleos transitorios y quedaron en planta permanente. Si no hubiera sido por estos programas, no hubiera sido posible, porque es muy difícil poner en planta permanente de la noche a la mañana a una persona con padecimientos psíquicos. Además los programas tienen muchos beneficios impositivos para las empresas.

-¿Qué apoyo otorga la Casa Club a la persona que asiste al programa empleo?

-El programa de empleo cierra el círculo de la jornada laboral diaria. El venir a trabajar diariamente cobra un doble sentido, porque más allá de que cuando vienen se sienten ocupados y útiles en un montón de cosas, aquello que pasan por el programa comienzan a entender el porqué de la rutina, la insistencia de la puntualidad, etcétera. Quienes pueden sostener el venir a la Casa Club con mayor regularidad son los que después están más aptos para sostener el programa de empleo con todas las exigencias que tiene el tener una experiencia laboral en una empresa. El miembro que participa tiene la posibilidad o el derecho de elegir un coordinador que lo acompañe en toda esa trayectoria. El coordinador cumple diversas funciones, desde el llamar por teléfono para que la persona no se quede dormida pero también ayudarlo para que se prepare para la entrevista de trabajo, ver los recorridos del trasporte, acompañarlo e incluso estar en el puesto de trabajo si lo necesita. El coordinador aprende a hacer la tarea igual que el miembro. El apoyo se ajusta de acuerdo a la necesidad. Además estamos en absoluta comunicación con la empresa y el equipo de recursos humanos para garantizar que sea una linda experiencia laboral para la persona.

No todo es trabajo
-Casa del Paraná ofrece un programa de arte, ¿en qué consiste?

-Inspirado en la Galería de Arte de Font House, que fue la primera Casa Club que se crea en el mundo en New York, se empezó a desarrollar los sábados a la mañana un programa artístico que es un espacio experimental de arte. No tiene modalidad de taller, tampoco de clase. No hay una profesora que sabe y enseña al resto sino que es un espacio compartido en el que hay dos personas que son Andrea Almada y Belén Travesaro que facilitan ese encuentro y Casa Club pone a disposición distintos materiales para que en cada encuentro surja una experiencia diferente. El arte como medio de expresión de un montón de emociones que tal vez los miembros no lo pueden hacer a través de la palabra. Este año el foco se puso mucho en lo artístico en términos de dibujo y pintura pero ha pasado que alguno mientras el resto dibuja se expresa por medio de la música. Como resultado, actualmente hay una muestra de la producción artística en el Pasaje Pan junto a producciones de otros artistas de la ciudad.

-¿Y el programa social en qué consiste?
-Un aspecto importante de La Casa Club tiene que ver con la restitución de los lazos sociales. Consideramos que los vínculos significativos además del trabajo consentido son el plafón necesario para posibilitar cualquier otra instancia, y en ese sentido se desarrollan programas sociales por fuera de la jornada laboral, es decir que hay algunos programas después de las cinco de la tarde que pueden ser en La Casa Club, en un bar, parque, etcétera. También los días domingos y feriados, esto significa que la casa está abierta de lunes a lunes, porque las personas que sufren un padecimiento psíquico no dejan de sufrir porque sea domingo o sábado a la tarde. Así que desde hace más de un año y medio abrimos de lunes a lunes.

Como bien señaló en la entrevista Rita Larrañaga el funcionamiento de la Casa Club no puede sostenerse en soledad, es por eso que además de los aportes solidarios de la comunidad, colabora con regularidad el Banco de Alimentos de Rosario, Rotary Club Rosario Plaza de la Bandera, la Organización Argentina de Mujeres Empresarias y el Jockey Club de Rosario entre otras instituciones afines, como La Casa del Sol Naciente.



Temas: Actualidad En Resumen 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Qué opciones tiene Santa Fe para las vacaciones de inverno

La Provincia presentó su oferta en Buenos Aires. Gastronomía, paseos náuticos, cultura, deportes y recreación son algunas de las bondades santafesinas de cara al receso invernal.La Provincia presentó su oferta en Buenos Aires. Gastronomía, paseos náuticos, cultura, deportes y recreación son algunas de las bondades santafesinas de cara al receso invernal.

Ovinos pesados, una propuesta para agrandar el negocio en zona núcleo

Durante una jornada internacional, realizada en Venado Tuerto, funcionarios y referentes de la producción acordaron la conformación de una Mesa Ovina para abordar problemáticas comunes, entre las que se destaca la necesidad de producir ovinos pesados que puedan comercializarse por cortes. Esto permitiría ofrecer el producto todo el año, ampliar el consumo y proveer una carne alternativa a la bovina en el mercado interno.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos
Patronato suma a Maximiliano Rueda

El paranaense de 26 años tendría un acuerdo de palabra con el Rojinegro, aunque debería rescindir su vínculo con Atlanta, donde está a préstamo desde Cobresal de Chile, dueño de su ficha. Este jueves podría confirmarse el arribo del segundo refuerzo de Diego Pozo.

Mercado de pases Patronato suma a Maximiliano Rueda