Artes plásticas

Volver, volver. Una muestra sobre el desarraigo

 Maximiliano Tineo (Rosario, 1988) es un artista visual que vive en París. En esta oportunidad presenta la instalación sonora y 5 fotografías, titulada Volver, volver en la Galería eSTUDIO-G, la galería de arte contemporáneo que dirige Gabriela Galassi en Galería Dominicis (Catamarca 1427 locales 12-24) este sábado 24 a las 19:30 hs. Mirador Provincial dialogó con el artista sobre la muestra, su idea del arte y el desarraigo.

22-02-2024 | 19:20 |

Maximiliano Tineo es un artista visual que vive en París. En esta oportunidad presenta su muestra este sábado 24 en Rosario.
Foto:Foto: Gentileza.

 Maxi Tineo toma fotos que vibran cercanía construyendo tramas y relatos. A través de primeros planos nos presenta siempre algo que está latente por moverse. Su trabajo está ligado a la caducidad, la degradación, lo decadente en conjunción con problemáticas como la pertenencia, el territorio, el desarraigo y la nostalgia. Migrar es desposesión, y se requiere de mucha coraza y caparazón para resistirla. Sus imágenes son maneras de nombrar la añoranza y de preguntarse con qué se construye un hogar. En medio de la flotación, es difícil precisarlo. Pero a Maxi lo invade una pulsión de rayo en el cuerpo que hace gatillar el obturador. Escribió Diana Ferullo en el texto de sala de la muestra.


El Desarraigo es el desprendimiento forzado de un ser vivo del lugar al que pertenece, le prosigue un camino incierto y ajeno, en donde siempre será foráneo, no importa cuánto tiempo transcurra, este fenómeno deja huellas profundas en el paisaje y en la mirada. La mirada es política, o así lo cree Tineo quien en varios de sus libros ha hecho del abandono y el desarraigo su motus. La exploración de estructuras en ruinas o abandonadas, con el propósito de descubrir la belleza oculta, y el olvido a través del lente del fotografo, tiene sus orígenes en Japón, en las décadas del 60 o 70, donde la rápida industrialización y la guerra habían dejado muchos lugares en ruinas -como la Isla de Hashima-, y la identificación es tal que la palabra japonesa Haikyo, que literalmente significa ‘ruinas del castillo’, llegó a ser sinónimo de la exploración urbana. El método más común para documentar estas experiencias es la fotografía con pretensiones artísticas, agrupándose en el género denominado “abandonado”.


La muestra “Volver, volver” juega con el significado de la palabra; como si se tratase de un péndulo, haciendo referencia a dos puntos en el espacio, “Volver: llegar al lugar de donde se salió”, ¿pero se vuelve cuando se sale de dos lugares? ¿Se está todo el tiempo volviendo? Desde un punto de vista, volver es imposible, uno nunca vuelve ni por el mismo camino ni al mismo lugar, volver y llegar nunca son la misma cosa, dice Maxi Tineo; luego agrega: “Volver, volver”, en una suerte de capítulo de un trabajo más grande titulado “hearth” (del inglés antiguo, hogar: donde se habita pero también donde se hace fuego), un fotolibro que fue desarrollado durante 2022 y 2023 con Veronica Fieiras (Chaco Editorial, Riot Books) y que aporta una mirada personal sobre el acto de pertenencia, el desarraigo y el concepto de hogar.


-¿Cómo te contactaste con la gente de la Galería eSTUDIO-G para montar la muestra?


-Nos conocimos con Gaby Galassi hace ya algunos años, cuando había autoeditado el fanzine “Llegar al puerto y esperar que la ciudad despierte”, ella siempre me apoyo muchísimo, veníamos hablando de hacer una muestra en algún momento y se concretó al final para este 2024. Muy contento de la posibilidad de mostrar este trabajo en su galería y en Rosario.


-¿Las temáticas que abordas en la muestra son políticas, estéticas o sociales?


-Creo que sobre todo es aporta una mirada a una problemática social, hablando desde una óptica del acto de migrar, los tópicos de pertenencia, hogar y desarraigo le son propios a muchísimas personas que se encuentran en la situación de vivir en otra ciudad o país que no son el suyo/de origen por diferentes motivos; los que nos fuimos lo hicimos todos por razones diferentes, económicas, políticas, de conflicto, pero no hago una mirada sobre eso. Este trabajo aporta una mirada sobre las aristas del desarraigo.


En el texto de sala Diana Ferullo escribió: “Maxi acerca la cámara a tierra ante la despedida, pone los verbos en infinitivo para evitar transitarlos nuevamente en primera persona, mira arriba cuando no salen las palabras”. Luego escribe: “¿Dónde me asiento? Hay tres sillas imantadas, flotando en el río, corroídas por el moho, como el reflejo de la media sombra en la pelopincho. Se ven sus patas, las mismas que usa para sentarse en su hogar nuevo después de tanto recorrido. Aliviado al fin de encontrar un lugar, un santuario de personas cercanas que hablan veladas a través de él, practica un cuidado extremo por la intimidad, por la reserva, por lo vedado autoimpuesto. Nos comparte una oda a los tesoros cotidianos que la mayoría de nosotros pasamos por alto en nuestros recorridos”.


-¿Qué otros proyectos estás encarando para este 2024?


-Actualmente estoy buscando fondos y editorial para poder publicar y producir “hearth”, y desarrollando en paralelo, desde el año pasado, un proyecto histórico y documental titulado “The White King” (El Rey Blanco) que, partiendo de dos leyendas de la época de la llegada de los primeros españoles al cono-sud americano, propone un paralelismo entre la historia del Cerro rico del Potosí y el hoy titulado Triangulo del Litio, guiado por el fotógrafo belga Max Pinckers y la fotógrafa Egipcio-británica Laura El-Tantawy, en el cuadro del programa de fotografía documental contemporánea PhMuseum Criticae


Referentes


“Han ido cambiando mucho con el tiempo, pero puedo nombrar al Alberto García Alix de los ’80 por la forma en que retrataba ese universo pegajoso donde se movía, una cierta época de Eduardo Gil con la serie ‘Aporias’. Stephen Shore, William Eggleston y Martin Parr, los tres por sus retratos de lo banal. Y un poco más contemporáneo lo tengo a Juan Brenner, con sus retratos sociales en trabajos como ‘Tonatiuh’ o ‘The Ravin, the Virgin & the Spring’”.


Bio


Maximiliano Tineo (Rosario, Argentina, 1988) es un artista visual basado en París, Francia. Explora narrativas a través de la fotografía utilizando soportes físicos como fanzines y fotolibros de tirada corta; hasta la fecha, ha autoeditado cuatro títulos. También ha mostrado sus obras en exposiciones individuales/colectivas y colaboraciones en publicaciones internacionales, siendo las más recientes: “Dreams”, (presentación revista BALAM) Galeria Shmorevaz, París, 2022; “Siderale”, actualmente en impresión, Telefante Publishing, Italia, 2024.


En 2024 su proyecto “hearth” es seleccionado por la plataforma de difusión española Photo Art Books y forma parte de los finalistas del programa italiano Fotografía Europea + Skinner Books Book Award. Actualmente se encuentra desarrollando, con el acompañamiento de Max Pinckers y Laura El-Tantawy, un proyecto histórico y documental que propone un paralelismo entre dos leyendas de la época de la llegada de los primeros europeos a las costas del cono-sud americano y la actual situación en los yacimientos de litio en Sudamérica.


CULTURA
Más noticias sobre este tema
Temas: Arte Música Teatro Cultura Eventos Culturales Mirador Provincial 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Central Córdoba y Argentino de Rosario contaron victoria

Los equipos santafesinos en la Primera C ganaron sus compromisos con goleadas incluidas. Atlético de Rafaela cayó contra Defensores de Belgrano pero ya tiene nuevo DT, mientras que 9 de Julio y Unión de Sunchales también fueron derrotados.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos