Entrevista

Federico Córdoba: "En Italia pude volver a vivir el fútbol"

En marzo del año pasado, el paranaense y Fiorella, su pareja, se fueron del país en búsqueda de nuevas oportunidades. Mientras trabajaban, a la Flaca le surgió la posibilidad de sumarse a ACD Pro Dronero, de la quinta división, y su buen desempeño lo llevó al US Arborea 1933, que marcha puntero en la cuarta categoría. “No me he propuesto más metas que disfrutar de esto que me está tocando”, contó el ex Atlético Paraná.
17-01-2023 | 21:59

“Mi idea es escalar en lo deportivo y en lo económico”, reconoció el paranaense Federico Córdoba, jugador del US Arborea 1933.
Foto:Roberto Fotografista Seriale
17-01-2023 | 21:59
Preocupado por la difícil situación económica que viene atravesando Argentina durante los últimos años y un poco decepcionado por la realidad de los futbolistas del ascenso, a quienes muchas veces se les hace cuesta arriba, el paranaense Federico Córdoba, junto con Fiorella, su pareja, decidieron irse del país. Vendieron sus pertenencias y, en marzo del año pasado, viajaron hacia Italia, donde se establecieron en la ciudad de Dronero, provincia de Cúneo. Allí iniciaron los trámites para obtener la ciudadanía y, mientras tanto, pudieron conseguir distintos trabajos que le permitían sobrellevar el día a día.

A las pocas semanas de llegar, el ex Atlético Paraná conoció a Thiago Cappomagio, futbolista argentino que integraba la plantilla del ACD Pro Dronero, equipo de la localidad que participa de la quinta categoría. A través de Cappomagio pudo contactarse con Antonio Caridi, el técnico del equipo, a quien le pidió permiso para poder entrenarse con ellos para mantenerse en ritmo.

El DT le dio el visto bueno y, mientras se disputaba el campeonato, la Flaca se sumó a las prácticas. En ese tiempo le salió el trámite de la ciudadanía italiana y, para el siguiente campeonato, fue fichado por el club. Su desempeño fue bueno, a tal punto que a finales de noviembre el US Arborea 1933, que se desempeña en la cuarta categoría, decidió incorporarlo y en diciembre se instaló en la ciudad de la Isla de Cerdeña.

MIRADOR ENTRE RIOS se comunicó con Córdoba, quien contó qué fue lo que lo llevó a tomar la decisión de emigrar, cómo fueron sus primeros meses en Italia y cuál es su actualidad en el fútbol tano.

“Llegamos a Italia los primeros días de marzo. Con mi esposa decidimos venir a hacer la ciudadanía, ya que en Argentina los turnos demoran bastante y acá fue mucho más rápido. Estábamos un poco cansados de los problemas que vivimos en Argentina, donde lamentablemente no se puede proyectar a futuro, y decidimos vender lo que teníamos y venirnos a probar suerte. Fue difícil conseguir dónde alquilar, ya que si no te conocen no quieren alquilarte. Conocimos una chica argentina que nos consiguió una casa, pero quedaba en la montaña, a nueve kilómetros de Dronero. Eran 18 kilómetros entre ida y vuelta todos los días, que los hacíamos caminando la primera semana y, luego, en bicicleta. Mientras esperábamos que salga la ciudadanía, pudimos trabajar y así no comernos todos nuestros ahorros. Por suerte hay mucho laburo, se gana y se vive bien. Estábamos en la provincia de Cúneo, al norte del país. A las dos semanas de llegar, conocí a un argentino, Cappomagio, que jugaba en Pro Dronero, en la quinta división. A través de él le pregunté al técnico si podía entrenarme con el equipo para no quedarme parado. Obviamente que no podía jugar, ya que no contaba con la ciudadanía y el campeonato estaba empezado, pero me servía entrenar y mostrarme. Le gustó como jugaba y, una vez que obtuve la ciudadanía, pude hacer un contrato con ese club. En noviembre me llamaron desde Arborea, porque necesitaban un volante central, y nos vinimos a la Isla de Cerdeña, al sur. Me convenía desde lo deportivo, lo económico y porque tenía todas las comodidades. Llegamos el 8 de diciembre. Estoy jugando la cuarta categoría, vamos punteros y seguimos en la Copa Italia también. Llevo 9 meses y ya nos acomodamos económicamente y con el idioma. Siempre tuve la idea de jugar, pero primero quería hacerme la ciudadanía. Confiaba en que me iba a salir una posibilidad, aunque fue más rápido de lo que esperaba”, resumió lo que vivió este tiempo.

Un nivel parejo


Al referirse a cómo es el fútbol italiano, contó que “hay muchos más equipos, ya que son ocho categorías. El nivel es como el de un Federal A, y es muy parejo. Se intenta jugar mucho más, ya que las canchas por lo general son mejores. Hay muchas canchas de césped sintético, por lo que, si bien son más rápidas, están parejas. En Argentina es más físico, se mete más. Obviamente que, si no corres, sea en Argentina o en Italia, te sacan diferencias. También hay más respeto hacia el árbitro y me sorprendió que, después de los partidos, se hace como un tercer tiempo, en el que el equipo local atiende al visitante, sin importar si el partido estuvo caliente o no”.

En Atlético Paraná, donde estuvo 22 años.


Al ser consultado sobre los objetivos que se propuso, el paranaense reconoció que: “No me he propuesto más metas que disfrutar de esto que me está tocando. En Italia pude volver a vivir el fútbol, estoy en un lugar soñado, con unas playas tremendas. Vamos punteros y disputamos la Copa Italia. Buscamos el primer ascenso en la historia del club y es la primera vez que se refuerzan con extranjeros. Espero que se pueda cumplir eso y luego veré qué ocurre, pero por ahora disfruto del momento”.

No obstante, aclaró que “mi idea es escalar en lo deportivo y en lo económico. Quiero tener la posibilidad de hacerme mi casa y trato de ahorrar lo más que se puede, ya que el cambio me favorece porque, lamentablemente, nuestra se ha devaluado mucho”.

Un poco de todo


Desde Italia, Córdoba, como hombre del fútbol paranaense, dio su opinión sobre el descenso de Paraná y Patronato, y la consagración del Rojinegro en la Copa Argentina.

“Es una pena que Paraná no haya podido mantener la categoría, ya que costó mucho volver al Federal A -sostuvo-. Cuando empezó a participar del último Regional Amateur que ascendió, yo estaba disputando los cuartos de final de Paraná Campaña con Unión de Crespo, a quienes les había dado mi palabra, por lo que no me sumé al plantel que terminó ascendiendo. Soy hincha de Paraná, a los cinco años empecé a jugar ahí y estuve 22 años en el club. Siempre que puedo lo voy a ver y me dolió el descenso”.

Mirando la vereda de enfrente, reconoció que “es una lástima para la ciudad que Patronato no siga en primera. Pero me puso contento que haya salido campeón. Fue una sorpresa muy grande y, como hincha de River, me gustó que le haya ganado a Boca. Años atrás era inimaginable que eso hubiera ocurrido, pero pasó y fue histórico”.

Además, contó cómo vivió la consagración de la Selección Argentina en la Copa del Mundo de Qatar 2022: “En Italia no le dieron mucha importancia por no haber participado. Pasaban los partidos por la tv y no mucho más. La final con Francia justo nos tocó jugar una hora antes del inicio. El primer tiempo no pude verlo y, cuando terminamos, me puse a verlo por el celular. A la vuelta me quedé sin señal y tuve que escucharlo por radio. Los penales los pude ver, ya que nos frenamos al lado de la ruta, que estaba todo oscuro, y los vimos por un celular. Son cosas que pasan, porque era el partido que todos esperamos y lo vi como pude”.
 
Temas: Entre Ríos Deportes 
Mirador Provincial en


+ Noticias


En Portada / Santa Fe
Un año sin Angélica Gorodischer: la abuela Sherlock Holmes creadora de mundos

Este domingo se cumple un año de la partida de la creadora de universos fantásticos desde la Casta luna electrónica hasta La perfecta casada, Las bufonas y Coro. La unicidad de sus relatos donde se siente la voz de sus personajes llenos de valentía, ironías y humor, llevó su popularidad hacia lo más alto, siendo hasta ahora una de los autores rosarinos más traducidos a otros idiomas.

Cultura Un año sin Angélica Gorodischer: la abuela Sherlock Holmes creadora de mundos

En Portada / Entre Ríos