Aquel huracán histórico

A dos años y un día de la caída de la santa cruz de El Trébol

Un viento huracanado la derribó y no fue una tragedia de milagro. Fue reconstruida por su gente y nuevamente está en lo alto de la iglesia de la ciudad.

17-01-2024 | 10:36 |

De milagro, no hubo heridos ni víctimas fatales ese día. Fue un 16 de enero, del año 2022, por la tarde, cuando grandes nubarrones desde el sur, invadieron la ciudad con ráfagas de viento de 120 kms la hora y una cortina de agua que duró unos 40 minutos.
Foto:Gentileza

Hace dos años y un día, una tormenta inédita hasta el momento, arrasó con toda la ciudad de El Trébol. Vientos huracanados y una cortina de agua, provocaron serios daños materiales y estructurales en la ciudad.

Fue quizás, la primera de una serie de tormentas que atentaron contra el ejido urbano trebolense desde entonces. Una especie de presagio sobre el fenómeno del "Niño".

De milagro, no hubo heridos ni víctimas fatales ese día. Fue un 16 de enero, del año 2022, por la tarde, cuando grandes nubarrones desde el sur, invadieron la ciudad con ráfagas de viento de 120 kms la hora y una cortina de agua que duró unos 40 minutos.

El Trébol sufrió voladuras de techos, rotura de viviendas, daños en los clubes, caía de torres y antenas y anegamientos por doquier.

Esa noche, la ruta 13, que circunda El Trébol, quedó intransitable, con la caída de unos 30 árboles frondosos, que se desparramaron en el corredor asfáltico.

Pero uno de los hechos más significantes y que quedaron en la memoria de todos los ciudadanos, fue la caída de la cruz de la iglesia, situada a 45 metros de altura en la torre de la Parroquia San Lorenzo Mártir. Esa reliquia, hecha de bronce, de 9 metros de alto, que se desplomó violentamente sobre la vereda arrancada por el huracán.

Adentro, en la iglesia, el Padre Claudio Bianculli estaba celebrando la santa misa ante unas cincuenta personas, a oscuras, ya que la luz se había cortado.

Por suerte o de milagro, nadie salió cuando se cortó el suministro eléctrico o cuando empezó la tormenta. Nadie huyó despavorido para proteger su vehículo y refugiarse en su casa. La caída de la cruz, hubiera ocasionado una tragedia, ya que la masa de bronce de 9 metros, impactó en el piso, justo ante la puerta del templo.

Nuevamente en su lugar

El Trébol estuvo 606 días sin esa cruz, que es muy representativa de sus vecinos. Forma parte, sin dudas, del "skyline" de la ciudad y es una pieza fundamental en la identidad de la localidad.

Finalmente, un día, el 14 de septiembre de 2023, la cruz, volvió a lo alto de la ciudad. Justo en el día de la exaltación de la santa cruz.

Como un ejemplo de resiliencia, la cruz que cayó, volvió a lo alto, más linda, más brillante, más imponente.

Fue reconstruida por vecinos, empresarios e industriales de la ciudad junto a voluntarios y personas anónimas que contribuyeron para hacerla realidad. Usaron materiales de la reliquia original y otros más modernos y resistentes como el acero inoxidable.

Con una gran grúa, se subió hasta la base y desde entonces, luce espléndida en lo alto, como cuando se puso por primera vez, en 1932, la cruz de El Trébol, es, sin dudas, un símbolo de resiliencia, un símbolo de esta ciudad.

 


Temas: El mirador 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

A medio siglo del debut del "Matador" Kempes en Rosario Central

El viernes 22 de febrero de 1974 se produjo en Rosario Central el debut de un cordobés de 19 años que no sólo se convertiría en su máximo goleador histórico: Mario Alberto Kempes, de él se trata, además se constituiría en el héroe de la conquista argentina del Mundial 78 y en una de los delanteros de mayor suceso en el Valencia de España.



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos