Sistema del siglo pasado

Rosario extiende su deuda histórica sobre el tratamiento de los líquidos cloacales que se vuelcan al río Paraná

A la sequía pronunciada de la cuenca, se le agregan las aguas servidas de más de un millón y medio de habitantes, sin tratamiento alguno. Pese a contar con varios proyectos de construcción de plantas, ninguno se efectivizó hasta ahora.
23-10-2022 | 11:31

Foto:Archivo/Marcelo Manera.
23-10-2022 | 11:31
Ignacio Pellizzón


Es difícil de creer, pero sucede. Mientras en Rosario se avanza con la digitalización del pago de impuestos para disminuir el consumo de papel y colaborar con el medio ambiente, al mismo tiempo se tiran al río Paraná los desechos cloacales de las viviendas de la misma forma en que se hacía a principios del siglo XX.

Al no contar con una planta de tratamiento de efluentes, se arrojan al agua "casi 400 millones de litros de desechos todos los días", según el movimiento socioambiental XR.

A la sequía histórica del Paraná, que desde hace tres años mantiene a la mitad su caudal, se le agregan las aguas servidas de más de un millón y medio de habitantes, sin tratamiento alguno. Es prácticamente un mil por ciento más de personas que las que habitaban la zona hace 100 años, cuando comenzaron a funcionar los desagües cloacales.

Si bien en Rosario todavía hay un 15% de vecinos y vecinas que no cuentan con un sistema de cloacas, el 85% -que sí tiene- está tirando la cadena hacia el río. La falta de una planta depuradora de efluentes no solo es una promesa incumplida de los distintos gobiernos desde hace más de 20 años, sino también un golpe más al medio ambiente.

Humedales arrasados por el fuego, animales que escapan de las islas por las llamas y pierden sus hábitats naturales, el humo de los incendios que contamina el aire que se respira en Rosario y localidades vecinas, el aumento de la basura no reciclada y la falta de una planta que trate los efluentes están haciendo de la ciudad un verdadero inodoro, en el que todo huele mal.

"No va más"
En julio del año pasado la secretaría de Ambiente de Entre Ríos, Daniela García, sostuvo que la situación de la bajante del Paraná los ponía en una "situación de emergencia" por el escaso caudal de agua y que "se vería muy comprometida" la capacidad del río para "diluir los efluentes cloacales que se vuelcan sin tratamiento".

Estas declaraciones que no dejan de asombrar en tiempos de desarrollo de Inteligencia Artificial (IA) podría ser la de alguna funcionaria santafesina. Es que "se tiran al río hasta 400 millones de litros por día; hay que pensar que los inodoros salen directamente al río, un río que actualmente está en la mitad de su caudal por la bajante histórica", advirtió a Mirador Provincial la integrante del movimiento socioambiental XR de Rosario, Magalí Gómez.

La activista señaló que es una "verdadera locura" y que "no va más" lo que está pasando, porque esta es "una práctica que comenzó hace mucho tiempo, pero que se sostenga es descabellado por la densidad poblacional que hay hoy en día".

"Si bien sabemos que el agua que consumimos atraviesa un tratamiento por la empresa (Aguas Santafesinas), no obstante, detectamos la contaminación cuando aparecen virus de gastroenteritis y los propios médicos recomiendan directamente que no se tome el agua de la canilla".

La integrante XR puntualizó que "hace 20 años que los gobiernos vienen prometiendo que van a realizar esta obra y no avanzan". Si bien están los proyectos presentados para obras en el Emisario 9 (a la altura de avenida Francia donde se ubica el monumento con forma de barquito de papel) y Emisario Sur (ubicado en acceso sur y Gutiérrez) "aún no hay novedades y seguimos esperando".

En agosto del año pasado el Concejo sesionó y presentó una iniciativa para que Aguas de Santafesinas diera una respuesta sobre el avance de estas iniciativas en un plazo no mayor a los 30 días "y no hubo respuesta". "Sabemos que es algo costoso, pero hablamos de la calidad del agua que tomamos", afirmó Gómez.

Y cerró: "Se está avanzando en la provincia de Santa Fe con el acueducto para llevar agua a Córdoba, que implica una inversión millonaria que se consigue gracias a una gira por el mundo en busca de financiamiento, pero nunca en busca de recursos para desarrollar la planta depuradora que necesitamos con urgencia".

Un sistema del siglo pasado
El propio gerente de comunicación de Aguas Santafesinas, Guillermo Lanfranco, admitió que el sistema actual en Rosario "es propio de un paradigma de principios del siglo pasado" cuando se hicieron los primeros desagües, pero "no interfiere con el proceso de potabilización del agua".

Pese a que se estén volcando millones de litros de aguas servidas, el vocero de la compañía confirmó que "no hay riesgo de tomar el agua", por dos motivos: el primero es que el Paraná tiene una "gran capacidad de diluir los líquidos pasando prácticamente inadvertidos" y, el segundo, es que "las tomas de captación de agua están por encima de donde se vierten los mismos".

Hay que tener en cuenta que normalmente el río tiene 14 mil metros cúbicos por segundo de caudal -ahora con la bajante se ubica en torno a 10 mil-, es decir, que cada vez que uno parpadea pasan entre 10 y 14 millones de litros de agua.

Lanfranco sabe que "no tenemos el sistema ideal", sobre todo sabiendo que hay un principio ambiental que indica que "todo lo que vos tomás del medio ambiente, lo tenés que devolver en iguales condiciones", por lo tanto, "nosotros deberíamos hacer lo mismo en este tema".

Desde la firma indicaron a este medio que se está trabajando en proyectos de planta de tratamiento: una para el conglomerado norte de Rosario y otra en el emisario sur. Son iniciativas que están en distintas instancias.

"A partir de esta gestión, comenzaron a moverse con otro ritmo y están en la etapa de factibilidad. El objetivo en esta instancia es lograr que se acceda al financiamiento para estas obras, porque se trata de sumas multimillonarias", explicó Lanfranco.

Las iniciativas de las plantas fueron realizadas y presentadas por la empresa Aguas Santafesinas, aunque la firma no posee de los recursos para la inversión. Por eso, es la Provincia o la Nación la que debe hacerse cargo. En la escala de estas obras que son tan costosas, por lo general, se busca financiamiento internacional.

Por primera vez en 130 años

En el 2019 el gobierno de Santa Fe presentó el proyecto ejecutivo para construir una planta depuradora de líquidos cloacales para las ciudades de San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, Ricardone y Puerto General San Martín.

También se anunció que se preveía tender las redes cloacales para servir a los vecinos de los barrios Morando, 2 de Abril, Rivadavia. Bouchard, Villa Felisa y José Hernández, ubicados en el sur de la ciudad de San Lorenzo.

En su presentación se destacaba que "gracias a esta iniciativa de la Provincia, por primera vez en 130 años de servicios de agua potable y saneamiento en la región, se cuenta con un proyecto de ingeniería detallado para la depuración de los líquidos cloacales antes de volcarlos al río Paraná".

De este modo afirmaban que se avanzaría en políticas de preservación del medio ambiente y que se iba a contar con una herramienta concreta para gestionar las fuentes de financiamiento necesarias destinadas a la construcción de una obra en gran escala como la que se proyectaba.

La iniciativa se denomina "Planta Depuradora Cloacal Aglomerado Gran Rosario Norte" y se estimaba que sería necesaria una inversión aproximada de 850 millones de pesos -a cifras de hoy habría que agregarle varios ceros a esa cifra-.

Y adelantaba que el sistema permitiría tratar los líquidos de una población estimada de 60 mil vecinos en la primera etapa, con proyección de funcionamiento a 40 años (160 mil vecinos). Pero, por ahora, no hay novedades y pareciera que el mal olor en Rosario y la región continuará.



Temas: EL MIRADOR 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Argentina tiene que mejorar desde la cabeza hasta los pies
Scaloni está, con el torneo en marcha, en la búsqueda del equipo. Se le cayeron piezas clave, sobre todo en el mediocampo. Messi abrió el camino a la victoria ante México, demostrando lo que vale. Hasta ese momento, navegábamos en un mar de dudas.


Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos
"Me siento con mucha confianza para dar este paso"
El paranaense Franco Catena debutará como pugilista profesional este sábado 3 de diciembre, en el Club Sportivo Entre Ríos. El Yunque contó cómo se siente, sus expectativas para esta nueva etapa y analizó su estilo de pelea. Su rival será el bonaerense Franco González.

Boxeo "Me siento con mucha confianza para dar este paso"

Victoria recibe al cine de ufología
Se realizará entre el 9 y el 11 de diciembre el segundo Festival Internacional de Cine de Ufología y Fenómenos Paranormales, en Victoria. El encuentro está organizado por la producción del canal estadounidense History Channel y las directoras del Museo Ovni de la ciudad, Silvia y Andrea Pérez Simondini, serán las anfitrionas del evento.

Segundo festival Victoria recibe al cine de ufología