Villaguay

Se presentó el libro del Bicentenario

Propone una síntesis histórica e institucional entre el 20 de noviembre de 1823 y el presente, poniendo especial énfasis en los últimos 40 años.

06-12-2023 | 21:02 |

+1

La portada del libro en homenaje al Bicentenario de la ciudad.


El Centro de Convenciones fue el ámbito elegido para la presentación de la obra, el martes 28 de noviembre. Surgido como iniciativa de la actual gestión municipal, fruto de la labor colectiva, el libro Bicentenario de Villaguay fue posible gracias a la tarea de muchas personas que con diversos aportes recopilaron y evocaron a través de reseñas informativas, relatos, referencias e imágenes el largo y fructífero camino de los 200 años de la ciudad. En el acto se entregaron ejemplares en forma gratuita a bibliotecas escolares y populares.

La obra se extiende a lo largo de más de 200 páginas donde abundan descripciones y narrativas que refieren al entorno geográfico y natural, el origen de la ciudad, hitos históricos, instituciones educativas, deportivas, civiles, paseos públicos, barrios, personalidades, las gestiones de la UCR y el PJ desde 1983 y una nómina completa de los intendentes de Villaguay, entre otros contenidos.

La intendenta de Villaguay, María Claudia Monjo –en el último acto público de su gestión– destacó la importancia del bicentenario de Villaguay y las numerosas actividades que hubo durante el año. Consideró que “la presentación del libro viene a cerrar este ciclo de eventos y conmemoraciones. Es un reconocimiento a nuestra historia a los que hicieron, hacemos y a los que harán este Villaguay que nos llena de orgullo”.

“Quienes puedan leerlo van a encontrar una versión histórica de aquellos que iniciaron la ciudad y una fuerte mirada sobre todo en estos últimos 40 años de democracia que no deben pasar desapercibidos y nos parecía que era necesario este libro que habla de nosotros, los villaguayenses”, agregó.

“Estoy feliz de esta presentación y reconozco el esfuerzo de los villaguayenses y de todos los que participaron aportando valiosos granitos de arena, a ellos mi reconocimiento y alguien que tuvo mucho que ver con esto, nuestro entrañable amigo Raúl Jaluf, quien ‘partió’ antes de este acontecimiento. Fue un gran colaborador y por eso vive en nuestro recuerdo y nuestros corazones”, remarcó.


PALABRAS IMPERECEDERAS


El periodista y escritor Nahuel Maciel dijo que “cuando una obra está concluida, además de la satisfacción por la tarea realizada, nos cabe un insostenible sentimiento de agradecimiento porque absolutamente nada de lo que hagamos lo hacemos solos. Somos familia, miembros de una comunidad, parte de una ciudad, de una provincia y un país, no somos seres aislados y cada cosa que hacemos es una herencia que hemos recibido y estamos dando”.

“Cuando me invitaron a trabajar sobre la recopilación, no tanto de historia en el sentido clásico, sino de reunir memorias y recuerdos, me configuré algo que expresa Claudia Monjo en el prólogo: ‘Villaguay es mi cuna, Villaguay es mi hogar’. Esas dos palabras no son más que el lugar donde hacemos nuestra pertenencia a la comunidad con todo lo que ello significa y eso es Villaguay, cuna y hogar, nuestra casa en común”, reiteró.

“La palabra escrita, al ser más imperecedera que la piedra, crea una huella más difícil de borrar y olvidar. Enseñan los guaraníes qué significa palabra y ese mismo sonido lo emplean para hablar de alma, por eso cuando se da la palabra esa persona da el alma y es lo más parecido a la memoria de nuestros abuelos. Ellos decían que un apretón de manos vale más que cualquier documento. Las culturas se expresan y Villaguay es todo eso. Cuando sus ojos se adueñen de las palabras de este libro sepan que no solamente hemos trabajado la palabra, sino también nuestras almas”. Finalmente destacó al poeta Miguel Federik de quien dijo: “hay que tener mucho arte para saber dialogar a distancia”.

Por su parte, la correctora editorial María Andrea Alvira, oriunda de Santa Fe, pero residente en Villaguay y trabajadora del diario El Pueblo, agradeció haber sido convocada para este trabajo y dijo admirar “el orgullo con el que llevan adelante todo esto y lo es para mí a la vez formar parte, porque soy mamá de una villaguayense que nació en el proceso de corrección, así que toda la tarea se resignificó. Este libro es una síntesis histórica y siempre van a quedar cosas, sin embargo, todo lo que está es emblemático, los clubes, las instituciones, las personalidades, los hechos y desde ese lugar mi trabajo fue de corrección sintáctica, ortográfica y tipográfica. Fue enriquecer el trabajo enorme de Nahuel, además algunos aspectos que hubo que corroborar y desde ahí que es un puntapié que nos dice que hay muchísimas cosas para contar, son atractivas y maravillosas”.


LA CULTURA DEL ENCUENTRO


Al momento de hacer uso de la palabra, el profesor Ricardo Moreira dijo que “fueron diez meses de trabajo, de búsquedas, charlas e investigación y por eso agradezco a Maylén Alzogaray y Nahuel Oviedo quienes fueron también parte fundamental de la obra”.

El docente reflexionó que “la historia es la ciencia del pasado, del presente y del porvenir; en cuanto al presente dijo que es difícil de analizar, porque es algo fugaz, es algo que pasó, por eso les dejo el trabajo de leer el libro para saber lo que pasó, pero el punto de llegada es interesante porque descubrí en un sentido nuevo lo que significa Villaguay como ciudad de encuentros. Es una frase que adquiere mucho sentido por la cultura nuestra, que como propone el Papa Francisco es la cultura de la solidaridad, del compartir, de la justicia social, aceptar la diversidad y esa es la cultura del encuentro que tenemos en nuestra ciudad”.

“Charlando con Nahuel Maciel, Maylén Alzogaray y Miguel Federik hemos coincidido en que considerando que Villaguay es nuestro hogar y eso significa que es el lugar donde podemos andar en chancletas, tomar la sopa, donde nos sentimos contenidos. Villaguay es eso para nosotros, y por todo lo que he vivenciado considero que este libro me deja una enorme esperanza en el porvenir”, concluyó.


MEMORIA


El reconocido y laureado escritor y poeta Dr. Miguel Federik expresó que “este libro es una manera de dejar testimonio de la memoria de nuestro tiempo. Este libro del bicentenario a pedido y sugerencia de la señora intendente no forma parte de la colección ‘Los Nuestros’, que veníamos editando, porque la decisión fue hacer un libro único y especial con varios autores”.

“Convocamos a Nahuel Maciel y Ricardo Moreira y otros colaboradores del Centro de Estudios Históricos Gaucho Rivero quienes fueron los elaboradores del núcleo central del libro que fue objeto de una revisión de allegados de algunos personajes e instituciones, tanto públicas como privadas, que han contribuido y contribuyen a los quehaceres y trabajos del crecimiento y desarrollo de nuestra ciudad”, agregó.

“Debemos agradecer la valiosa colaboración de Andrea Alvira, con quien trabajamos tres páginas juntos y pude darme cuenta de que esa tarea, sin dudas, ella podía hacer totalmente sola todo lo que faltaba y era averiguar en el archivo del diario El Pueblo, por eso agradecemos a su directora, María Josefina Surra, como también a los organismos municipales y distintas jurisdicciones porque aunque parezca fácil, muchas cosas que damos por naturales, por hechas y realizadas es necesario tener precisiones, datos, fechas y es un trabajo meticuloso. Su participación como correctora nos permitió darle también uniformidad de estilo tanto en diseño interior como en velocidad en la escritura de los párrafos para que sea agradable la lectura”, destacó.


OTRAS PROPUESTAS


“El propósito es haber sido y estar siendo partícipes y actores de algo que solo sucede cada 100 años, por eso este libro, homenaje, no forma parte de ninguna colección, es exclusivo y propio para estos años. En esa letra chica que tiene todo libro y que casi nadie lee, dice: Revisión general: María Claudia Monjo, con sus advertencias, anotadas a lápiz y hechas fuera de sus funciones diarias para que nadie olvide a nadie. Sabemos que lo hizo con la pasión y el esfuerzo que se tomó por esto que es inusual en este tipo de libros”, valoró también.

“Entre los libros que esperan quedó uno de Víctor Velázquez sobre Osvaldo Fornasari patrocinado por Raúl Jaluf y su ausencia se nos hizo a todos los que veníamos a colaborar un poco más dificultoso”, mencionó Federik, para anunciar finalmente que “está esperando otro libro, sugerencia e imaginación de la intendenta, sobre otra parte de la historia villaguayense que es el de las leyendas, nuestras hadas montieleras, aparecidas, poseídas y fantasmas. Será un libro dirigido, escrito y coordinado fundamentalmente por mujeres”, anticipó.


 
Temas: Entre Ríos  Bicentenario  Libro 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

A medio siglo del debut del "Matador" Kempes en Rosario Central

El viernes 22 de febrero de 1974 se produjo en Rosario Central el debut de un cordobés de 19 años que no sólo se convertiría en su máximo goleador histórico: Mario Alberto Kempes, de él se trata, además se constituiría en el héroe de la conquista argentina del Mundial 78 y en una de los delanteros de mayor suceso en el Valencia de España.


En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos