Chajarí

Casi 40 años rentando películas: "El video club es cultura"

Susana Llane y Mario Van Aken llevaron adelante durante casi cuatro décadas un video club en Chajarí. Supieron adaptarse a los cambios y mantener la esencia en lo que era necesario.

24-03-2023 | 16:24 |

Con más de 12 mil títulos y más de 10 mil socios, después de 36 años Mario Van Aken cerró su video club.

Con los cambios de costumbres y consumo, algunos comercios comienzan a bajar en su número o incluso a desaparecer. Sucedió con los ciber café, las telecabinas, las salas de videojuegos, y también los video clubes.

En Chajarí, uno de los locales que formaba parte del paisaje era el Video Club Centro, que desde el 29 de septiembre de 1986 se encontraba ubicado en calle San Martín al 1288. Mario Van Aken y su esposa Susana Llane son sinónimo de cine en Chajarí. Eran quienes atendían, asesoraban, recomendaban, y se encargaban de cobrar a los socios que llegaban a su local buscando el plan para pasar la noche o ver la última película ganadora del Oscar.

Para tener un panorama de lo que significó en su momento este comercio, contaron que “en temporada alta se llegaba a alquilar unos 700 títulos por fin de semana”, lo que provocaba que los socios tengan que acercarse temprano “para no perder los mejores títulos”. Otra de las particularidades de la época eran las películas preferidas por algunos adolescentes, el cine XXX, o para adultos. Como ocurría en la mayoría de estos locales, estas películas tenían un lugar apartado, “las películas XXX siempre estaban fuera del alcance de menores” aclara Mario Van Aken.

En diálogo con MIRADOR ENTRE RIOS Mario hace referencia al tiempo comercial vivido y sacándole dramatismo a la situación remarca que “ni es oro todo lo que reluce, ni todo tiempo pasado fue mejor: tendemos a romantizar los tiempos del videoclub y demonizar los del streamings”. Para ellos “el videoclub era una reserva espiritual para el ocio y el vicio”.

En sus tiempos, la elección de las películas era algo familiar, que involucraba a todos. “Si no traías tus hijos al videoclub, pensarían que las películas son inmateriales. Y esto es cultura”, afirma Van Aken. Es que en sus anaqueles se podía encontrar gran variedad de posibilidades, “ahí estaba todo, las últimas novedades del cine comercial, los clásicos eternos, la deliciosa basura de la serie B y, por supuesto, toneladas de porno”.

Clásicos

Aunque ahora mirar una película es algo que se puede hacer desde el celular, muchos siguen la vieja escuela y quieren ir al video club a ver las opciones y elegir el título que se llevarán a su casa. “Para mucha gente, el videoclub es como el disco de vinilo”, asegura Van Aken. Durante estos años 36 años Video Club Centro llegó a tener más de diez mil socios. Como en todo club, era necesario hacerse socio para poder alquilar las películas y así se garantizaba la devolución.

Con el paso del tiempo, el video club pasó de alquilar películas en VHS, a hacerlo en DVD. En cuanto a las ventajas de este formato señalaron que “presenta una resolución de imagen superior, permite incorporar la selección de escenas y de sonido, la introducción de subtítulos, etc.”. A su vez, con este formato ya no era necesario rebobinar las películas. “Siempre fue un problema el rebobinado del VHS; mucha gente ignoraba el rebobinado rápido”, recuerda el entrevistado.


 
Temas: Entre Ríos 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias

Un bodrio en el sur: flojo empate de Colón

El 0 a 0 del elenco santafesino ante Deportivo Madryn definió lo muy poco que entregaron. Apenas una jugada de gol para cada uno, muchos pelotazos, casi nada de juego y un empate que los dos buscaron.

Presentan el libro "Voces de Rosario"

 El periodista y escritor Edgardo Pérez Castillo publicó su primer libro, Voces de Rosario que fue editado por la Editorial Homo Sapiens y será presentado el martes 11 de junio en la librería Homo Sapiens, Rosario.


En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos