Sábado 17.08.2019 | 14:02 hs


31-07-2019 / Experiencia en China

“Era una oportunidad que no debía dejar pasar”

Enzo Affranchino decidió tomar las valijas y probar suerte en China. Pero a la suerte hay que ayudarla y el ex gerente deportivo de Belgrano de Paraná no solamente que se preparó para enseñar fútbol en el país asiático, sino que aprovechó la oportunidad que se le presentó y con pasión sigue adelante con el proyecto.

Enzo Affranchino es curuzuacuateño de nacimiento y paranaense por adopción. En marzo del 2018 el gigante asiático le abrió sus puertas y hacia allá partió. Su destino: Yinchuan, provincia de Ningxia. Su lugar de trabajo: Liu Panshan High School. Su tarea: desarrollar su pasión por el fútbol enseñando este deporte a más de 300 alumnos (la escuela cuenta con más de 6.000 estudiantes), dirigiendo el equipo escolar que participa en diversos torneos y capacitando a docentes chinos en la materia. Hoy se encuentra en Argentina por vacaciones y cuenta su experiencia.

-Cómo surgió esta propuesta.

-Durante mi trabajo como gerente deportivo del Club Belgrano de Paraná, tuve la oportunidad de conocer a Walter Soria, mi actual representante. En febrero del 2017 más o menos él me comenta que existía una posibilidad de trabajar en China y le dije inmediatamente que sí. Fue un camino de un año de trámites, formularios, viajes a la embajada China en Buenos Aires, de chequeos médicos para solicitar una visa de trabajo, de leer y releer el contrato, de aprender inglés. En ese interín nace mi hijo y cuando él tiene más o menos un mes y medio yo tengo la confirmación y los pasajes para viajar. Fue una decisión difícil, pero consensuada con la familia. China era una oportunidad que no podía dejar pasar por lo que significaba para mí profesionalmente. Hoy después de un año y medio trabajando allá te puedo decir que no me arrepiento de la decisión que tomé. Realmente soy muy feliz.

-¿Cómo es un día de tu vida allá?

-Yo vivo cerca de la escuela donde trabajo. Por contrato vivo en un departamento amplio y cómodo. Cuando tengo que dar clases me presento una hora antes en la escuela y preparo el campo de juego. Mi trabajo consiste en dar clases de educación física orientadas al fútbol. Tengo grupos mixtos de 45 y 55 alumnos por clase. También entreno al equipo masculino de fútbol para participar en torneos y competencias escolares y dicto capacitaciones a los docentes de educación física de la escuela o la región. Cuando no me toca dar clases, tengo a disposición una oficina en la escuela donde puedo planificar y continuar estudiando inglés y chino. Solo durante las clases me acompaña una traductora, el resto del día yo me manejo solo con el inglés y el chino. Vivo una vida activa, con amigos tanto chinos como “hispanoparlantes” como me gusta decirlo a mí, chicos que como yo también son directores técnicos.

-Directores técnicos que también trabajan en China.

-Sí, colegas españoles y un argentino.

-Gente que te hace más llevadera la estadía.

-Sí, los primeros 10 meses desde que llegué a China solo hablaba un poco de inglés y comencé a aprender palabras en chino, hablaba solo español con mi traductora, así que tuve que aprender a manejarme solo, a tratar de insetarme en una nueva cultura, a familiarizarme con sus costumbres. Me propuse aprender el idioma, conocer y conocerme a mí en este nuevo contexto. Para mí los primeros meses fueron realmente un gran desafío, no solo por el idioma sino por estar lejos de la familia. Los 2 profesores argentinos que se habían ido conmigo tuvieron que volverse por diversas circunstancias y prácticamente yo estaba solo. Hasta que conocí un grupo de cuatro colegas extranjeros, tres españoles y un argentino, con los cuales me hice muy amigo y comparto mucho el día a día. Con este grupo es más llevadera la estadia.

-Dijiste que no te arrepentías de la decisión que tomaste. Esto tiene que ver con la faceta profesional, económica, personal…

-Para tomar una decisión como esta que implicó dejar un hijo recién nacido, alejarme de mis seres queridos, de mi familia y amigos, te puedo decir que pensé en todas esas facetas de manera integral. Yo creo que desde que estoy allá crecí mucho no solo como profesional sino también como persona. Las cuestiones más básicas del ser humano y del profesional se agudizan. En lo estrictamente profesional podría repetir esta frase hecha pero no por eso menos valiosa para describir lo que quiero decir: que en China me vine a recibir de “entrenador de fútbol”. Más allá de la experiencia que tuve durante muchos años trabajando en diferentes áreas del ámbito del fútbol, en este país me ha pasado lo que muchas veces les pasa a los entrenadores acá en la Argentina pero a la inversa. Cuando comenzamos a trabajar en una institución no siempre contamos con todos los elementos y la infraestructura para trabajar de la mejor manera posible. Muchas veces nos ha tocado por ejemplo trabajar con muy pocos elementos y en espacios reducidos. Carecemos de materiales pero nos sobra recursos humanos y ahí es cuando aflora la creatividad. En China hay mucha infraestructura y recursos materiales y didácticos por su potencial económico, por su visión a la hora de encarar un proyecto masivo por lo que han hecho con respecto al fútbol, pero hay que trabajar mucho sobre eso que a nosotros por estos lados nos sobra. Y no hablo solamente de lo estrictamente técnico o específicamente del fútbol, hablo de algo mucho más profundo que sucede en nuestro país y en los países de Sudamérica que son las “formas de jugar” y de crecer “jugando de esa forma”, lo que nos permite que aunque tengamos muchos menos recursos materiales e infraestructura, podamos desarrollar un entrenamiento o una clase completamente extraordinaria.
Por eso, si hay algo por lo que tengo que sentirme completamente agradecido es de haber tenido, durante mi época de estudiante y durante todos los años que vengo trabajando en el ambiente del fútbol, profesores, entrenadores y personas del medio que me han enseñado tanto, y que hoy que me encuentro en el exterior y en una cultura completamente diferente, hacen que los valore muchísimo.

Cuando estudiaba la carrera de Educación Física en la UAP, en diferentes materias yo aprendí que la educación física es una actividad completamente integral. Luego en los años de haber trabajado con niños y hasta con equipos de primera división, ese cúmulo de experiencias hizo que en China yo despliegue un plan de trabajo integral, porque entendía que iba a desarrollar un trabajo que lograra un aprendizaje significativo. A partir de ahí me tocó poner toda la artillería creativa, recordar y aplicar todos los conceptos aprendidos en mi formación y mi experiencia. Hoy puedo decir que estoy preparado para continuar trabajando satisfactorimente en este país, dar un salto de calidad, tratando de seguir en esta dirección, cumpliendo los objetivos que nos hemos propuesto con el equipo para el cual trabajo.

-Cómo está conformado ese equipo de trabajo.

-Este equipo de trabajo conformado por el empresario chino Fernando Lin, radicado en Argentina hace muchos años, así como el representante Walter Soria, han pensado este proyecto con bases sólidas, estableciendo relaciones bilaterales y procurando a pasos lentos pero firmes, cumplir con ciertos objetivos, algunos inmediatos y de esta manera llegar en algún momento a desplegar el proyecto por completo en el gigante asiático.

Desde un principio nuestro proyecto deja bien claro q las intenciones son llevar nuestros conocimientos para el progreso del fútbol chino sin dejar de tener en cuenta el propósito de los chinos que es colocar a China en la élite del fútbol mundial. Este sería nuestro granito de arena.

-¿A vos te contrata la escuela o el gobierno?

-A mí me contrata el gobierno de la provincia de Ningxia, a través del proyecto nacional de fútbol lanzado por el presidente Xi Jinping.

-Tuviste oportunidad de viajar y conocer un poco más de China, además de Yinchuan.

-Sí, tuve la oportunidad de conocer algunas ciudades, no muchas pero si algunas. Cada viaje ha tenido distintos motivos. En alguna oportunidad viajé simplemente por turismo, como la ciudad de Xian, donde viví los festejos del día nacional de China, conmemorando la revolución maoísta. También tuve la oportunidad de asistir a la gran feria de Cantón, junto a un amigo, Mateo Martínez (Gerente de pelotas TORO), en la ciudad de Guanzhou. En este viaje fui invitado a conocer y recorrer las instalaciones de la empresa de indumentaria deportiva que me sponsorea en China que es KELME, que a su vez es una de las marcas que más fomenta el crecimiento del fútbol en este país. Por otro lado fui invitado por el coordinador del Club Banfield, Hugo Donato, a compartir y acompañar a la delegación juvenil en el torneo organizado por el Ever Grande Football Club. A su vez un profesor chino de dicho club me invitó a participar de una capacitación dictada en esos días por el club Arsenal de Inglaterra dirigida a directores técnicos de fútbol.

“No hay techo, el cielo es el límite”

-Hoy te encontrás en Argentina por vacaciones, ¿cuál es el plan a futuro en el país asiático?

-Si todo se sigue desarrollando de esta manera y no sucede nada que modifique los planes, me gustaría llevar a mi familia conmigo el año que viene. Profesionalmente la idea es tener un salto de calidad y seguir progresando, brindando lo mejor de mí y comprendiendo siempre que en esta profesión no hay techo, el cielo es el límite.


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

El entretenimiento también es una industria próspera
Los videojuegos, además de masivo entretenimiento para gamers, es una industria próspera que integra a programadores, diseñadores, artistas plásticos y de animación, dibujantes y músicos. En nuestra región, la Universidad Nacional del Litoral ofrece una tecnicatura que, cada vez, capta mayor cantidad de interesados.

El entretenimiento también es una industria próspera

Adaptarse, sin perder la esencia
Hacía casi dos décadas que Mario Kirlis no visitaba Paraná. Reconocido como referente de la música árabe en Sudamérica, llegó para presentarse en el Teatro 3 de Febrero invitado por la Escuela de danzas que dirige Marina Salomone. El compositor destacó el nivel de bailarinas y la música de este género en el país y aseguró que el recambio generacional está asegurado.

Adaptarse, sin perder la esencia

Lanzamiento múltiple
El balonmano gana terreno en el espacio deportivo de la costa occidental entrerriana. Clubes y altas casas de estudio son los espacios de práctica para chicos y jóvenes estudiantes de ambos sexos, que avanzan en conocimiento y roce competitivo. El Centro de Exalumnos de Don Bosco es la expresión más reciente de este fenómeno expansivo en la capital provincial.

Lanzamiento múltiple

En Portada / Santa Fe