27-07-2020 / Experiencia de superación

Rendirse, nunca fue una opción

La paranaense Morella Llanes, habló de su pasión por la gimnasia artística y las dificultades que atravesó en el transcurso de su carrera. Manifestó las claves que utilizó para vencer a las diferentes lesiones que se interpusieron y señaló que “el amor por la disciplina la impulsó a dejar atrás todos los obstáculos”.


“La gimnasia demanda fuerza y resistencia. Son las claves de la vida”, aseveró Llanes.
+1



Kevin Rivero

Una lucha imperecedera. De eso se trata en la vida… y en el deporte. Morena Llanes es una protagonista que entiende muy bien de estas cuestiones.

Desde su niñez, la paranaense fue una de las máximas promesas de la gimnasia artística de Entre Ríos, con una notable proyección hacia las competencias internacionales, que la llevó a integrar los distintos planteles de la Selección Argentina a nivel formativo, en el cual estuvo preseleccionada para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur y los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Pero, las lesiones aparecieron y fue una barrera que interrumpió la prolongación de su camino como la mayoría de las personas visualizaban.

Sin embargo, a sus 13 años, las molestias en la rodilla y la rotura de los ligamentos cruzados, dijeron presente y cortaron una gran cantidad de aspiraciones que rondaban en su mente. Fue un golpe duro. Fue un mazazo que no le dio otra alternativa que barajar y dar de nuevo.

“La primera vez que sufrí inconvenientes físicos, tenía varios torneos por delante y lo único que anhelaba era operarme, recuperarme y cumplir con todos los objetivos planteados, pero se me derrumbaron. Era muy chica físicamente, no me había desarrollado correctamente y no querían que transite por el quirófano porque podía tener complicaciones en el crecimiento. Sinceramente, sentí que se me vino el mundo abajo”, dijo la joven de 24 años en diálogo con MIRADOR ENTRE RÍOS.

Más allá que, constantemente estaba atormentada por los infortunios físicos que no permitían la marcha de su trayectoria a la par del empeño y el cariño que le dedicaba continuamente al deporte,nunca bajó los brazos. “Tuve que empezar la vida desde cero nuevamente, porque solamente conocía la cotidianidad de un gimnasta. No iba muy seguido a la escuela y pasaba gran parte del tiempo en el gimnasio, por lo tanto, todas mis amistades estaban en este lugar. Debí volver a buscar actividades que me entretengan y me saquen de la mala predisposición para hacer las cosas, porque lo único que quería era entrenar. Cuando me di cuenta que no encontraba nada que me llenara el corazón y me haga feliz como la gimnasia, decidí intentarlo una vez más. El regreso de cada lesión se me hacía muy difícil y no me encontraba al cien por ciento”, declaró Morella.

Asimismo, expresó cuáles fueron los métodos que implementó para saltar cada una de las adversidades: “A medida que crecí, entendí el proceso que lleva la recuperación. Transité por varias etapas: en primer lugar, me inundaba el positivismo y quería regresar lo antes posible; luego, entraba en una fase colmada de enojo y trataba de encontrar las razones del suceso; y, por último, volvía al gimnasio y era feliz. No obstante, era un proceso duro porque me dolían los músculos todos los días, pero siempre pude sobrellevarlo bien gracias a la ayuda de las personas que están detrás de mí en cualquier circunstancia”. En este sentido, agregó: “Cuando sufría, percataba a las personas que estaban a mi lado. Mi familia, mi novio y los kinesiólogos siempre me impulsaron a continuar”.

Es un ejemplo de lucha y constancia. A pesar de que su recorrido estuvo abordado por los percances y los papeles cambiaron en relación a lo deseado, jamás dejó de creer en sí misma y puede resultar un modelo para muchos deportistas que habitan su génesis deportiva. “Me encantaría inspirar a alguien para que siga adelante, tome revancha y no abandone algo que le guste por una lesión, porque tuvo un problema familiar o diferentes conflictos. El deporte te otorga valores y te brinda más de lo que te quita. Sin lugar a dudas, hay momentos que no son lindos y existen situaciones en cuales caes en un pozo depresivo, pero no debes quedarte con ello y salir a resurgir para florecer. Cuando concluye la situación negativa, es hermoso porque miras hacia atrás y te das cuenta de las barreras que eludiste. Si lo haces con amor y muchas ganas, la vida te devolverá lo mejor y puedo afirmarlo porque lo viví de esta manera”, concretó Llanes.

Actualidad y futuro

En la cotidianidad se encarga de disfrutar de la gimnasia, tanto practicándola como ejerciendo su faceta de docente en la disciplina, además de también destinar su tiempo a la facultad. En tanto, la entrerriana contó cómo lleva recorre la habitualidad en el marco de la pandemia: “En este último período estuve estudiando intensamente. En un lapso temporal muy acotado rendiré las últimas materias de kinesiología”. Es una era distinta que modificó la mirada y el desarrollo de las actividades en su mayoría y, para More, no fue la excepción. “Es una etapa de grandes aprendizajes porque la cuarentena conllevó adaptarme a un nuevo estilo de vida y tuve que redescubrirme en mi rol de profesora, sumado a las dificultades personales que pueden interceder constantemente. Brindo clases a través de la plataforma virtual ‘Zoom’, y me costó el primer tiempo porque no podía ver a mi familia, pero ahora que podemos compartir momentos estoy feliz y ansiosa por terminar mi carrera”, deslizó. Avizoraba un año cargado porque en su agenda se encontraba escrito el Panamericano de Clubes que se llevaría a cabo en Barranquilla, pero el coronavirus exigió la cancelación del mismo. En este contexto, añadió: “Tenía como objetivo participar del certamen. Se suspendió y desconozco como seguiré deportivamente pero estaré preparada para las oportunidades que surjan”.

Para concluir, detalló como avizora su futuro y sintetizó que el placer por la profesión no se negocia: “Voy a seguir alegrándome al estar en la pista y compartiré la gimnasia con mi círculo de confianza. Me gustaría aprender de otras culturas, deseo conocer otros países y profesionalizarme de la mejor manera posible. Quiero seguir redescubriéndome como persona con los objetivos que me propuse hace bastante tiempo”.


+ Noticias

Pleno verano, cuando aparecen las hormigas inextinguibles
Las hormigas, seres presentes en toda la Tierra, están en plena etapa de reproducción durante el verano. Por eso están más visibles tanto en Rosario como en el resto de la provincia. Hay 162 subespecies de estos insectos en todo el territorio santafesino. Desaconsejan el uso de insecticidas para combatirlas.

Pleno verano, cuando aparecen las hormigas inextinguibles


En Portada / Entre Ríos

Pedro Galimberti  ya no oculta sus pretensiones para la gobernación
Si bien aún falta más de un año para que se comience realmente a estar en tiempos de campaña, sabido es que las reuniones comienzan mucho tiempo antes. Lo cierto es que el intendente de Chajarí, Galimberti, quien cumple su segundo mandato consecutivo en este cargo, y hasta hace unos meses estuvo al frente del partido radical por la provincia.

Pedro Galimberti ya no oculta sus pretensiones para la gobernación

En Portada / Santa Fe

Caída de árboles y otros problemas tras la lluvia en Rosario
Los más de sesenta milímetros caídos en pocas horas del viernes, en Rosario y alrededores, más los vientos de diversa intensidad, trajeron como consecuencia inconvenientes repetidos en las tormentas "fuertes": árboles caídos, cables cortados, problemas para desagotar las aguas, los arroyos Ludueña y Saladillo llenos, entre otras.

Caída de árboles y otros problemas tras la lluvia en Rosario

Marcos Corach y Juan Pusineri ingresan al gabinete de Perotti
El propio gobernador aseguró que Corach reemplazará a Rubén Michlig en el Ministerio de Gestión Pública y Pusineri a Roberto Sukerman en Trabajo. Este último pasará a la cartera de Gobierno. Asumirán el lunes. En tanto, se espera tener a la mayor cantidad de gente vacunada contra el covid-19 para el inicio del otoño.

Marcos Corach y Juan Pusineri ingresan al gabinete de Perotti