Lunes 09.12.2019 | 06:54 hs


16-11-2019 / Entrerrianos en la historia

Celia Torrá: la violinista que rompió barreras

En una época plagada de prejuicios y preceptos sociales, la urugayense se abrió camino a base de talento. Además de destacarse en el país, la Primera Guerra Mundial la encontró en Europa donde se dedicó a tocar el violín a beneficio de las víctimas y heridos de guerra, trabajando junto a la Cruz Roja.

Mirador Entre Ríos
redaccion-er@miradorprovincial.com

En las primeras décadas del siglo XX había espacios de los cuales la mujer parecía estar excluida. Pero personalidades como la de Celia Torrá fueron claves para romper esas barreras.

La uruguayense fue una violinista de proyección mundial que le dio mucha importancia a la música en su función educativa, como recurso para ofrecer a la comunidad un modo de entendimiento.

Su vida y sus logros fueron extraordinarios teniendo en cuenta el tiempo en que vivió, una época plagada de prejuicios y preceptos sociales que ella supo sortear gracias a su talento y tenaz dedicación.

Crecimiento en Entre Ríos

Celia Torrá nació el 18 de septiembre de 1884 en Concepción del Uruguay. Perteneció a una familia de origen catalán, contando también entre sus miembros españoles, argentinos, uruguayos y paraguayos. De hecho, su padre, Joaquín B. Torrá, tesorero de la Municipalidad, era uruguayo, aunque sus antepasados pertenecían al principado de Cataluña.

Era nieta de Don José Ubach y Roca quien, asociado con el General Justo José de Urquiza, instaló una fábrica de paños en esa localidad entrerriana.

Desde niña fueron destacadas sus condiciones musicales ya que entonaba canciones con notoria expresividad cuando apenas tenía tres años. Sus padres eran amantes de la música y fue clave que naciera en un hogar capaz de advertir sus aptitudes y así encaminarla en su vocación, lo que motivó que le compraran un violín.

A fines del siglo XIX era casi imposible encontrar un profesor de violín en Concepción del Uruguay, entonces su padre por sus propios medios la inició en la ejecución de ese instrumento cuando apenas contaba con cuatro años.

Siendo aún muy joven y aspirando a los más altos ideales, Celia viajó a Paraná para continuar sus estudios permaneciendo en la capital de Entre Ríos un breve tiempo.

Buenos Aires y el salto a Europa

Su próximo destino fue Buenos Aires. Allí comenzó a estudiar piano con Alberto Williams y violín con América Montenegro y con el concertista Andrés Gaos.

En 1909 fue becada por la Comisión Nacional de Bellas Artes con el Gran Premio Europa radicandose en Bélgica, donde se perfeccionó con el afamado violinista César Thomson y con el prestigioso maestro húngaro Jenö Hubay.

Luego de superar los inconvenientes iniciales a causa de los prejuicios que motivaban su condición de mujer y su origen latinoamericano, logró afianzarse en sus estudios y en 1911 obtuvo el Gran Premio de Violín y con posterioridad el Premio Van Hall, que se confería al alumno más destacado.

Como a otros tantos artistas argentinos, la Primera Guerra Mundial la obligó a quedarse en Europa, estableciéndose en Lyon, Francia. En ese momento tan duro para la humanidad, inició una de las actividades que signaron su vida: la acción social y comunitaria. Se dedicó a tocar a beneficio de las víctimas y heridos de guerra, trabajando junto a la Cruz Roja.

Retorno a sus orígenes

En 1919, con 35 años, terminada la guerra y tras nueve años de ausencia, Celia regresó a su patria. Una vez en el país, visitó su ciudad natal y llevó a cabo un concierto de violín en la misa dominical en la Iglesia de la Inmaculada Concepción, promoviendo a partir del mismo la formación de una comisión para recaudar fondos para la compra de un órgano.

Este emprendimiento fue concretado personalmente por Celia Torrá ocho años más tarde, luego de brindar recitales en el barco a vapor que la llevaba de Concepción del Uruguay a Buenos Aires..

En ese mismo año, el Gobierno de Entre Ríos le otorgó una beca para realizar estudios en Europa, siendo Francia su destino.

Regresó en 1921 y comenzó por encargo del gobierno nacional una labor de difusión musical en el norte argentino. Nunca se cansó de profundizar, y continuó sus estudios de composición bajo la guía de Athos Palma en Buenos Aires.

Últimos años

Luego fue maestra de música por muchos años en el Jardín de Infantes “Mitre” de la ciudad de Buenos Aires. En 1952 se fundó bajo su conducción el coro mixto de la fábrica Philips integrado por obreros, el cual dirigió hasta 1962, año de su fallecimiento. Se trató del primer coro de obreros de Argentina.

Tras una larga lucha contra el cáncer, el 16 de diciembre de 1962 falleció a los 78 años. 

Compromiso social y consagración

En 1930 fundó la Asociación Coral Argentina (de la cual fue directora), organismo que en 1938 se fusionó con la Asociación Sinfónica Femenina, logrando dar más de 200 conciertos que la calificaron como una directora de orquesta de excepción.

Esto sirvió ante todo para encauzar profesionalmente a mujeres instrumentistas en una época en la que les era difícil acceder a las orquestas sinfónicas o de ópera. Celia Torrá desarrolló una labor pedagógica y de índole social que rindió frutos excelentes.

En 1934 compuso su Sonata para piano, demostrando no sólo su conocimiento de este instrumento —que fue el que más abordó en la segunda mitad de su vida—, sino dando al corpus musical argentino una de las mejores sonatas de su tipo.

En 1949 obtuvo su gran reconocimiento, siendo elegida para dirigir fragmentos de su propia Suite Incaica en el escenario del Teatro Colón, empuñando la batuta de una de las orquestas más prestigiosas de Argentina. Fue así la primera mujer que subió al podio en el gran teatro.


+ Noticias

La "Torre" Cáffaro, el mejor deportista 2019
Con 2,10 de altura y 24 años, el santafesino de Piamonte se quedó con el premio mayor. El pitcher Juan Adolfo Potolicchio fue Consagración y la nadadora Romina Imwinkelried, Revelación.

La "Torre" Cáffaro, el mejor deportista 2019

Hoy se conmemora el Día del Ciclista
Cada 5 de diciembre las bicicletas se ponen en primera plana y se le rinde homenaje a Remigio Saavedra, la eminencia del ciclismo argentino que, un día como hoy de 1981, repitió la hazaña que concretó 38 años antes: unir Mendoza con Buenos Aires sin dejar de pedalear.

Hoy se conmemora el Día del Ciclista

La Daia reconoció a El Litoral
En el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Buenos Aires, se realizó la 19ª edición de los Premios Daia, con el objetivo de renovar e incentivar el compromiso con la igualdad, la diversidad y la lucha contra toda forma de discriminación y prejuicio.

La Daia reconoció a El Litoral


En Portada / Entre Ríos

Construir desde el respeto por las capacidades de las mujeres
Una plataforma virtual creada por mujeres busca asesorar desde la formación interdisciplinar a emprendedoras. Trabajan desde una perspectiva de género transversal, desde la ética sustentable y con una filosofía de código abierto y software libre. Paola Romano, fundadora del proyecto, dialogó con MIRADOR ENTRE RÍOS y brindó precisiones sobre esta idea innovadora.

Construir desde el respeto por las capacidades de las mujeres

Con 13 años, Manuel Borgert se mide con los mejores pilotos de karting del mundo
El piloto de General Ramírez atraviesa por un gran presente en el karting nacional e internacional. A mediados de octubre compitió en Le Mans (Francia) y en Lonato (Italia), donde obtuvo meritorios resultados. El joven también participó en el Mundial Rotax en Portugal (2017) y en el Sudamericano en Brasil (2018). El domingo pasado se consagró como subcampeón Argentino Pre Junior 2019.

Con 13 años, Manuel Borgert se mide con los mejores pilotos de karting del mundo

Extender los brazos al otro para sentirse como en casa
En el hospital San Roque de Paraná funciona el voluntariado San Rita, un grupo integrado por mujeres mayores de 21 años que contienen a las mamás y a los niños que transitan por un momento de enfermedad. La misión, que requiere de un extendido curso preparatorio, tiene un agregado especial: al acompañamiento emocional le suman la ayuda material. Suministran elementos de fundamental necesidad, como pañales, juguetes y productos de higiene, que son obtenidos gracias a una cadena de voluntades permanentemente actualizada.

Extender los brazos al otro para sentirse como en casa

Tries, tackles y debate en Don Bosco
La subcomisión de rugby de la institución Salesiana organizó un encuentro femenino en el que tuvieron su estreno los equipos Juveniles y Mayores de la institución. Además, se realizó una charla denominada “Encuentro de capitanas”, en la que distintas representantes del deporte paranaense expusieron y compartieron experiencias.

Tries, tackles y debate en Don Bosco

Los vecinos levantan la voz contra el narcomenudeo
Vecinos del barrio norte de Gualeguaychú empezaron a juntar firmas para hacer visible su reclamo contra la venta de drogas. Aseguran que los “transas” endulzan a los jóvenes regalándoles zapatillas y que “todos los días cae uno nuevo”.

Los vecinos levantan la voz contra el narcomenudeo

En Portada / Santa Fe