Santafesinos por el mundo

Bellone: un santafesino en Chipre

El futbolista surgido en Colón, actualmente en el Enosis Neon Paralimni, habló tanto de su actualidad en Europa, como de su trayectoria por el ascenso argentino y sus primeros pasos en su San Cristóbal natal.

Actualmente Mauro Bellone defiende la camiseta del Enosis Neon Paralimni en Chipre. Foto: Archivo.
+1



31-05-2021 | 18:05
Ignacio Pueyo deportes@miradorprovincial.com


12.300 kilómetros son lo que separan a la ciudad de San Cristóbal, en nuestro norte provincial, con la ciudad de Paralimni, en Famagusta, al sureste de la pequeña isla de Chipre. Casualmente, esta nación situada en el Mar Mediterráneo, muy cerca de las costas de Turquía y el Líbano, tiene casi la misma extensión que el departamento San Cristóbal, para darnos una idea de lo pequeño que es este país de la Unión Europea.

Allí recaló hace casi un año el futbolista Mauro Bellone, de 30 años. Luego de su último paso por la Primera B Nacional, llegó la tan ansiada oportunidad de emigrar, y el mediocampista no lo pensó dos veces.

- ¿Cómo surgió esta posibilidad para ir a Chipre? ¿Cómo fue tu temporada allá?
- La posibilidad acá se dio por medio de un amigo que ya había jugado en el exterior y varias veces había surgido la posibilidad con mi nombre, no en Chipre sino en Grecia. Ya en dos o tres mercados de pases había tenido la posibilidad de una oferta, y yo estaba con contrato en Quilmes que no me había dejado ir. Después me fui a San Martín de Tucumán, y una vez que pasó todo lo de la pandemia, que finalizamos los contratos en Tucumán, me surgió de vuelta la posibilidad de Chipre. Con la familia no lo dudamos, porque siempre estábamos esperando la posibilidad; uno siempre sueña con poder ir a Europa, y si bien para muchos, desde lo futbolístico, Chipre no es un país conocido, la verdad que se juega un buen fútbol.

- ¿Cómo es Chipre, su gente, sus lugares?
- La isla es una isla chiquita, no te quiero mentir, pero no sé si llega a los 2 millones de habitantes en total. Todas las ciudades están cerca, tengo ciudades a 30, 50 kilómetros. Recorres la isla entera con el auto en pocas horas, no necesitas mucho tiempo. Justamente el lugar donde estoy tiene las mejores playas. De las otras ciudades que están a 30 o 40 minutos, la mayoría de la gente viene para estas playas que son muy lindas, son un sueño. Nunca había vivido en un lugar así. Se disfruta un montón, si bien a uno lo que más le importa es seguir creciendo en la parte futbolística y que la familia esté bien. Para la familia también fue algo buenísimo, yo tengo un hijo de cinco años y tuvimos mucha libertad, nunca hubo inconvenientes. Sé que en Argentina hay mucha gente que la está pasando mal.

En ese sentido, Bellone destaca la importancia de la familia en todo esto, teniendo en cuenta que en pocos días nacerá su segundo hijo: “Ahora nos quedamos un mes más si bien se me terminó el contrato, porque estamos esperando familia, en dos semanas voy a tener a mi segundo hijo. La verdad que sabiendo la situación que estamos pasando en Argentina al estar en contacto todo el tiempo con la familia, fuimos privilegiados de poder estar acá. Uno trata de hacer valer todo eso, yendo siempre con todas las ganas a los entrenamientos y tratando de ponerle lo mejor a la profesión”, explicó el futbolista.

Sus inicios
El volante central nació profesionalmente en Colón de Santa Fe, pero sus inicios en este deporte se remontan al club Independiente de San Cristóbal, institución que milita en la Liga Regional Ceresina de Fútbol.

“Yo estaba en Independiente de San Cristóbal, lo tenía de técnico a José Luis Michea, que desde lo futbolístico fue un padre para mí. Colón había ido a hacer pruebas a la ciudad y me vieron a mí, junto a dos o tres compañeros más, y le preguntaron a José Luis Michea si nos llevaba a una prueba a Santa Fe, que ya era más formal, no solamente entre los que estábamos en la ciudad. Fui a la prueba y se dio todo muy rápido, hice algunas prácticas de fútbol y enseguida me dijeron que querían contar conmigo. Ahí hablamos con la familia y empecé en Colón a los 15 años, en séptima categoría” relató el jugador.

Cabe destacar la importancia de un hombre como Michea para el fútbol santafesino: el oriundo de la ciudad de San Justo fue un gran formador de futbolistas en esa ciudad, al tiempo que también dirigió Libertad de Sunchales, y trabajó en el fútbol profesional dirigiendo a San Telmo en Primera B, entre muchos otros lugares donde dejó su huella.

En esa categoría 1990 de Colón, Bellone compartió equipo con Facundo Sánchez, Facundo Curuchet, Santiago Soto, y otros compañeros que jugaron a nivel regional como Gonzalo Gaydou, Mauricio Molteni, Ariel Álvarez, Luciano Ballester. “Grandes amigos, porque fue una categoría tremenda y seguimos estando en contacto hasta el día de hoy” contó el jugador.

El camino del futbolista
Luego de su debut en Colón, allá por el 2009 durante el mes de mayo en un partido frente a Tigre, la vida lo fue llevando por diversos destinos futbolísticos.

- Hablanos de tu trayectoria en Argentina, ¿qué equipos recordás con más cariño y con qué etapas te quedas?
- Todos los clubes tienen sus cosas lindas porque conoces un montón de gente. Comparando ahora un poco las cosas, nosotros los argentinos tenemos algo que para mí no lo tiene nadie y es el carisma, el tratar de ayudar todo el tiempo al otro. Eso es diferente acá, la gente es de estar más sola, no es todo el tiempo el saludo, eso creo que nos diferencia un montón a nosotros los argentinos que somos más de preocuparnos por el otro. En Flandria estuve tres años, debe haber sido unos de los lugares donde más estuve, junto con Colón. Estuve todo ese tiempo también porque la pasé bien, me trataron muy bien, teníamos un grupo increíble. Después mi último paso por San Martín de Tucumán fue buenísimo desde lo futbolístico, la ciudad es hermosa. Cuando uno sube algo, la gente siempre te hace saber el cariño. Eso es porque uno por lo menos ha dejado una buena imagen, después en el fútbol te va mejor o peor, si bien en San Martín me fue bien, lo importante es siempre dejar una buena imagen, darlo todo y en el fútbol a veces te va mejor o peor. Pero es fútbol, es como en la vida: hay trabajos que te va mejor y en otros te va peor, lo importante es darlo todo.

Bellone también recuerda con cariño su paso por el cervecero, pese a no haber sido una de las mejores etapas del club: “Después en Quilmes también, estuve en un año complicado, donde peleamos el descenso. Un equipo grande peleando el descenso no es fácil. Tenés mucha gente que te sigue, un club grande, con historia, y nos pudimos salvar en la última fecha. Todo tiene sus cosas buenas” explicó.

Hoy la realidad lo encuentra lejos de su familia y de sus amigos, compartiendo tal vez más tiempo con su esposa y su hijo, a la espera de la llegada de un nuevo integrante de la familia.

Sin embargo, eso no quita que la cabeza esté en muchos lugares al mismo tiempo, y una vez finalizada la temporada, la pregunta no se hizo esperar: ¿Cuáles son los objetivos de Mauro Bellone en el corto plazo? “La verdad es que no sé bien qué es lo que va a pasar. Estoy pensando que en 10 días voy a tener familia y trato de tener la cabeza ahí porque realmente en los últimos años me di cuenta que las cosas pasan muy rápido, de un día para el otro. Cosas buenas y cosas malas. Entonces trato de ir disfrutando el día a día y no estar pensando tanto. Es difícil porque llegan estos momentos y uno dice ‘dónde voy a jugar, qué club conseguiré, en qué país. No te voy a mentir, uno piensa en eso, pero estoy tratando de cambiarlo porque antes me volvía loco. Voy a tratar de ir disfrutando el día a día. Estoy bien, estoy feliz acá, jugué muchísimos partidos. Tuve algunas molestias normales por las que me perdí cuatro o cinco partidos, pero en general jugué todo el resto, incluso terminé jugando el sábado el último partido. Es mi primera experiencia afuera y fue muy buena en general. Esperemos que venga lo mejor. El futuro está a la vuelta de la esquina, pero a veces es necesario parar la pelota y disfrutar”, contestó.

Nadie tiene la receta para el éxito, pero sin dudas que Mauro Bellone ya triunfó. El pibe de San Cristóbal, el que la peleó desde abajo, hoy está disfrutando de uno de sus mejores momentos a nivel personal, familiar y deportivo en el viejo continente. El fútbol santafesino celebra una vez más que uno de sus hijos haga grande al deporte de estas latitudes.

Trayectoria profesional

Debutó en Colón en 2009 y jugó allí hasta 2011, luego pasó por Chacarita, Instituto, Sportivo Belgrano, Deportivo Madryn, Flandria (con quien ascendió a la B Nacional en 2016), Quilmes, San Martín de Tucumán y Enosis Neon Paralimni de la Primera División de Chipre.


Mirador Provincial en


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

El legado de Manuel Belgrano en Rosario
La historia del prócer puede conocerse a través de diferentes documentos históricos que se encuentran en la ciudad. Desde el Instituto Belgraniano de Rosario sugieren un recorrido que incluye cartas, impresos y manuscritos.

El legado de Manuel Belgrano en Rosario

Acribillan a tiros a un hombre en la zona sur de Rosario
El nuevo asesinato, con tintes sicarios, ocurrió en la noche del viernes en el ingreso a un pasillo de Villa Manuelita. Ya son 10 los crímenes cometidos en lo que va de junio y 112 en el año en el departamento Rosario.

Acribillan a tiros a un hombre en la zona sur de Rosario

En Portada / Entre Ríos

La Paz intenta reflotar la estación de piscicultura
La ciudad del norte entrerriano cuenta desde hace varios años con una estación experimental de piscicultura que cría peces de río con el objetivo primario de satisfacer el mercado interno gastronómico, pero que por ahora está inactivo. Las autoridades locales buscan potenciar ese proyecto.

La Paz intenta reflotar la estación de piscicultura

Terribe KO de un entrerriano
El villaguayense Marcelo Cóceres se impuso en el segundo asalto sobre el mendocino Nelson Rosalez, y se quedó con el cinturón Fedebol Supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo, que estaba vacante. La pelea se desarrolló en la localidad bonaerense de Hurlingham.

Terribe KO de un entrerriano